jueves, 20 de noviembre de 2014

Pena por unos y alarma por otro

 
Lo de Granada es una pena. Como otras veces, la bomba pestilente le estalla al Obispo que se ve inerme para afrontar la arremetida de los predispuestos a arremeter. Lo que menos importa ad extra es el caso real, el trauma en sí con su víctima, ¡ay!; lo que interesan son las salpicaduras corrosivas anejas y consecuentes. Lo peor son las cornadas de propios, no las de extraños. Los de RD (que hacía ya unos cuantos años que lampaban por un pederastazo a la española) se han lucido y se están luciendo, con hambre atrasada de carroña de esta especie.

Pero entre todo lo que corre por el arroyo (sucio) de las noticias, lo que más me alarma es el rumor de que Castillo estuvo en Roma y fue recibido.

¿Así está Roma?

Los tiempos con sus circunstancias son tales, que el asombro nos acompaña como una sombra y respiramos perplejidad cada día.

Don Manuel Machado definía a Granada, con tanta sentida hermosura, "...Agua oculta que llora", que es una honda y andaluza manera de decir las cosas que duelen con vena de gracia y de pena.

Lo de Granada es una pena.

...Pero a mí lo que más inquietud me clava es el rumor que corre, el de Castillo.



&.

7 comentarios:

Anotacionesdemanuelmorillo dijo...

Lo de Granada no es "un pederastazo a la española" sino una "mariconería". La víctima no era una niña de dos años sino un varón adolescente postpuber

Alonso S. dijo...

¿Quién es Castillo?

A mi de este asunto, a parte de la siniestra trama de abusadores, lo que más me escandaliza es el trato que se está dando a un Arzobispo que sí cumplió con lo que tenía que hacer. Y lo peor es que ha esas dudas parecen haberse provocado desde Roma -supongamos que involuntariamente- con el anuncio de las famosas llamadas, dando a entender que el prelado no había hecho nada previamente. Es para echarse a temblar.

khispano atlántico dijo...

veremos si el tal victima no es victimario de la conspirario de la mafiada RD hereje, apostata, demoniada, ...todos los calificativos se quedan cortos... PARA DEFINIR AL OSETE DORADO patrocinador oficial trepa-bergogliano.

Simplicissimus dijo...

Un varón adolescente postpúber que escribe una carta dirigida a "Sua Santitá" donde al parece le manda su número de teléfono móvil. Y "Sua Santitá" no sólo recibe la carta y la lee sino que además llama al varón a-p y éste contesta ¡mientras conducía! Todo esto y más se puede leer en El Mundo, El País y otros así que dicen que lo dice RD, donde por cierto comentan que el arzobispo es ultra o simpatiza con los ultras (no dicen ultra qué, sólo ultras que quieren hacer una misa de desagravio)y que calló el asunto y recomendó al joven varón resignación y Rosarios. No como el padre Jorge, que se pusó ipso facto al tléfono y juzgó rapidísimamente a los curas depravados. Osea, que van a por el arzobispo.

Pedro M. dijo...

Morillo, siempre se ha llamado pederastas a los sodomitas que yacían con jóvenes de 13 años y aun de 17. Y en la práctica pederasta siempre ha sido sinónimo de maricón. Hay que leer más. Y sobre todo hay que dejar de justificar a los pederastas.

Ultra perplejo dijo...

¿El Arzobispo es ultra? ¿Ultrasur?

A mi lo que me preocupa es que el Santo Padre, perdón, Obispo de Roma, parece ultra-sí-mismo. Ultra Autorreferencial. Está navajeando a todo el que se le cruza. A Mons. Martínez lo ha dejado aplastado ante el mundo cuando sí había hecho lo que debía contra los abusadores.

Menuda criba narcisista se esta llevando a cabo en toda la Iglesia desde el Vaticano.

Eso sí, cada vez más Obispos alzan la voz. recomiendo la entrevista al arzobispo emérito de Chicago. No se amilana al hablar de la conducta papal. Es demoledor.

Anónimo dijo...

Así es don Terzio; así las juega Bergoglio. Mire lo que le pasó al Obispo de Ciudad del Este, don Rogelio Livieres.
A cuidarse pues.
J.