viernes, 21 de noviembre de 2014

Niña María


Iba la Niña María,
preciosa, al Templo de Dios,
era su Presentación
al Señor, que le pedía
ofrecer su corazón
virgen en consagración
con todo su ser y vida.

Lleva el corazón intacto,
va trasminando pureza,
su paso reluce tanto
que cuando al Templo subía
la escalinata brillaba
como con chispas de estrellas.

Con sus manos de doncella
levantadas ante el ara
su sacrificio sencillo
fue dar a Dios su alma intacta,
sellada, impóluta, limpia,
integérrima, sin mácula,
llena de divina gracia.

Desde que fue concebida
fue el altar privilegiado
donde Dios se recreaba
y en la humildad de la Niña
su gloria excelsa irradiaba
luces de nueva alianza.

Bendita Niña María
que tanto agradaste a Dios,
más que ninguna
entre todas sus criaturas,
a nosotros que gemimos
entre culpas y entre penas,
danos, Bella entre las bellas,
el perfume de una rosa,
el destello de una estrella,
la blancura de azucena,
danos algo de tí
que nos pueda hacer subir
la escalinata celeste
con paso firme de amor
y presentarnos a Dios
al fin y entrar en su gloria.

Te lo rogamos, María,
te suplicamos, Bendita,
concédenoslo, Niña
Virgen de Presentación,
dulzura del alma mía.


Ex Voto

+T.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias don Terzio. ¿Podría por favor identificar la imagen de la Virgen Niña que ilustra este post y, en su caso, si es una imagen accesible al público y dónde? Es una maravilla.

AMDG1

Terzio dijo...

Es la Niña de la Santa Ana con la Virgen Niña, de José Montes de Oca (ca. 1700), en la Colegiata del Divino Salvador de Sevilla.

Más fotos:

1

2

3

'

Gregorio dijo...

Gracias, Don Terzio, por ofrecernos su poema para rezarle a Santa María en esta fiesta.

hein dijo...

Dichosa la Niña, Santo Sagrario andante, al entrar en el templo también acepto ser parte del vía crucis del Verbo Humanado.
El verdadero sí de la Santísima, no fue cuando la visito el Arcángel, sino más bien cuando ella se entrego en cuerpecito y alma a vivir en el templo, entonces, venció a satanás, porque la humanidad de la niña se sometió a la obediencia y en potencial madre nuestra.
Bendita sea la Santísima Virgen María y Que le bendiga a Usted Don Terzio por publicar tan lindo poema.
Bendito sea Jesús y María.
Un fraternal saludo desde El Salvador.

Tarsicio dijo...

Una belleza los versos y también las imágenes de la Virgen Niña y Santa Ana. Así se honra a la Santísima Virgen.

Quisiera saber algo más sobre la consagración al Templo y la vida que hacían allí aquellas vírgenes devotas, pero intuyo que sería parecida a la de las monjas de la Nueva Alianza, quizá también con una oración litúrgica basada en el Salterio: parecida al Oficio Divino. ¿Ando acertado?

Terzio dijo...

La tradición piadosa de la consagración y educación de la Virgen en el Templo procede del apócrifo Protoevangelio de Santiago, cap. VII y VIII.

Puedes leerlo en este enlace Protoevangelio de Santiago

'

Tarsicio dijo...

Gracias, D. Terzio. Qué delicia de lectura.

Y ¡vaya! parece que había alguna clase de danza sagrada. Je, como se enteren los progres bailones se van a poner inaguantables.

Anónimo dijo...

María es Virgen,no tanto por ausencia de hombre, sino por Presencia de Dios en Ella (Paul Hitz, teólogo)

Terzio dijo...

No sé quien ese tal Hiltz, pero la cita apesta a herejía desde lejos. Ha sido habitual entre los modernistas atentar un lenguaje que elude el dogma palabreando una nueva formulación que obvia el hecho en sí suplantando los conceptos tradicionales y sustituyéndolos por otros. El hecho de la virginidad en la Madre del Señor es algo físico, corporal, material; por eso es sobrenatural, en cuanto ocurre realmente en una naturaleza, en su cuerpo de doncella-virgen/madre-virgen/mujer-virgen (ante partum, in partu, post partum). En esa realidad, el varón está ausente, absoluta y realmente, sólo es referencial/social en la figura esponsal/paternal del Patriarca José. La acción de Dios incluye esta exclusión del varón, tal y como ha sido creída y mantenida en la fe de la Iglesia ab origine: No hubo acción de varón, en absoluto, ni antes, ni después.

Insisto: No me gusta esa cita y la juzgo altamente sospechosa; no se puede jugar con las palabras cuando se trata del Credo, del Dogma (tampoco sé quien ese P.Hiltz, aunque lo marcaré como poco fiable).

'

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.