jueves, 15 de marzo de 2007

Diabólico

La semana me ha traído dos noticias tristes, perversas. La primera la supe el mismo Domingo, en mi Parroquia; al terminar la Misa, un militar jubilado, con casi noventa años, me pidió un aparte y me contó, bajito, sorbiendo lágrimas, lo del álbum del fotógrafo extremeño. Le temblaba la cabeza de viejo, de vergüenza, de indignación, de pena...y por cristiano. Yo estuve a punto de llorar con él, porque sentí lo mismo, en una de esas simpatías tan sobrenaturales que, los que creemos, sabemos que existen.

Los que creemos sabemos que existe el mal, y que actúa. La polémica sobre la enferma granadina conectada al respirador, con la campaña eutanasista aparejada al caso, y el fin del episodio con el resultado de una enferma desesperada y animada a la muerte, es una sutilísima actuación del mal; esta es la otra noticia que me ha teñido de tristeza la semana.

En los dos casos, el poder se ha aliado con el mal; dos administraciones del estado han intervenido subvencionando y patrocinando una muerte y una impiedad. En las dos perversas acciones estaba implicada la fe, y se han dañado y violentado cosas sagradas con la cobertura y la complicidad de los gobernantes.

Que el poder del mundo y el mal están muy cerca, también lo sabemos los que creemos en el verdadero Poder; pero no por eso dejamos de sufrir las cornadas del malo, ni somos insensibles al dolor que causan. También nos deja en suspenso saber que todo entra en el decurso de la Providencia, y al fin se aguanta porque se tiene Fe, y se compadece al que no la tiene, pero con la herida escociendo.

La abuela de un amigo, cuando éramos chicos, nos recordaba con voz misteriosa que - "...antes de la Bula de la Santa Cruzada, andaban los demonios sueltos por el mundo!..", y a nostros nos hacía gracia y nos daba miedo, a la vez. Y en casa, nos contaban que abuela Antonia les reñía a mi madre y a mi tia cuando se miraban al espejo de noche - "...porque detrás estaba el demonio, tentando las almas...". Esa frase, nos la decían a nosotros, cuando nos descubrían tramando algo malo: - "...como el demonio, tentando a las almas...", y también daba miedo, porque nos lo imaginábamos.

Estar en el papel de ese oscuro enemigo, sólo espanta al que cree; el que no cree, tantas veces hasta fantasea y se crece con ese pensamiento. Si se llega a consumar, se termina siendo títere del diablo y medio o aliado de su maldad.

El Señor, en el Evangelio, lo dice muy claro: "...Pero si alguien escandaliza a uno de estos pequeños que creen en mí, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de molino y lo hundieran en el fondo del mar..." Mt 18,6.

Y eso es lo que han hecho los socialistas de la Junta de Andalucía con la enferma desconectada del respirador, y con los otros que como ella están pasando por la desesperante prueba del dolor; y también con tantos inocentes, gente de sencilla fe y buena voluntad, que sufrirán y se verán turbados con las perversas fotografías del infame patrocinado por los socialistas de la Junta de Extremadura.
En tres años, el laicismo anticristiano ha salido de las logias secretas y señorea en las poltronas del poder, haciéndole el trabajo al diablo. De todos los "logros" del patético personaje que ensombrece a España desde la Moncloa, este es uno de los más patentes.
.
Cuando Europa creía firme y recto, era frecuente poner figuras del demonio en las portadas de las Iglesias; también es un tema abundantísimo en la imaginería que decora los coros de Catedrales y Monasterios. Era una admonición: Hasta en lo más sagrado, aparece el tentador con su engaño y su cizaña.
.
Esta semana ha tentado en la almohada de una paciente, en la mente de un artista y en los despachos de unos políticos. La mujer enferma ha sido acosada hasta la desesperación; al fotógrafo, le ha inspirado una perversa impiedad; los del partido gobernante, han sido confirmados como sus efectivos aliados y propagandistas.

A mí también me tienta; me tienta al odio. Y yo le pido al Dios que ama la inocencia que me dé alma de niño, o de viejo; de esos que lloran y temen y callan y rezan y piden...Se lo estoy pidiendo ahora, y que no me deje caer en la tentación.


#



2 comentarios:

Agus dijo...

Al lorito con lo de Echevarría que no parece eutanasia. No entremos al juego que le interesa a los proeutanasia.

Es una pena en cualquier caso ese sentido "indigno" de la vida. Pero cuidado no anatemicemos.

Expertos en la materia y moralmente absolutamente de fiar me han asegurado que es éticamente aceptable la decisión de Inmaculada. La pena es que la haya tomado por la soledad y el no querer depender de otros.

Terzio dijo...

Esto que sigue, lo escribí hace poco, en un foro de inet, a propósito de lo de la enferma de Granada:

---------------------------
>> El pasado Viernes 2 de Marzo , en ABC-Sevilla publicaba una doble página sobre este caso este caso; en uno de los recuadros aparecía la opinión de un "docto" sobre la materia, el catedrático de Filosofía del Derecho Andrés Ollero, de la Universidad de Granada. Si no me equivoco, el prof. Ollero es miembro del Opus Dei, ha sido senador por el PP en varias legislaturas, tiene reconocido prestigio como estudioso de temas ético-morales-legales, y hasta ha participado como experto en foros, encuentros, congresos etc. auspiciados por la Santa Sede.

En la noticia que refiero (no puedo poner el link porque el archivo on line de ABC está sólo disponible para usuarios de pago), Ollero dice que le desagrada que se extrapole a la controversia de la eutanasia (dándole otra vez más publicidad y notoriedad social) un caso que es sólo de "consentimiento informado", es decir, del derecho que asiste a cada paciente de interrumpir un tratamiento iniciado del que se le ha informado de las previsibles o posibles consecuencias si se le suspende dicho tratamiento.

Se trataría, pués, recalca el catedrático, de "una renuncia al tratamiento médico, no un caso de eutanasia" , aunque a la vez alerta del interés de los eutanasistas para "capitalizar este caso".

El dilema debe considerar la distinción moral entre medios ordinarios y extraordinarios; una máquina para mantener la respiración puede ser considerada dentro de esos medios extraordinarios, a los que no hay obligación moral a recurrir y de los que se podrían prescindir llegado a cierto punto de irreversibilidad del tratamiento/mejoría del enfermo.

Claro que el mismo concepto de "medios extraordinarios" es bastante relativo; quiero decir que, por ejemplo, una simple inyección hipodérmica sería un "medio estraordinario" en el siglo XV, pero hoy es absoluta e indiscutiblemente un recurso común y ordinario en cualquier terapia. En el siglo XXI ¿un respirador es un "medio ordinario" o un "medio extraordinario"?

Como se ve, la problemática moral a resolver no es de solución tan simple ni tan fácil.

Lo peor es la inclusión del caso como otra oportunidad para la argumentación de los partidarios de la eutanasia. Como tienen a los medios y al Gobierno a su favor, sacarán provecho y publicidad del episodio, evidentemente.

Por otra parte, se está obligando a la Iglesia a quedar en evidencia sea cual sea la postura que los Obispos decidan:

- Si aceptan como moral la desconexión, dirán y publicarán que la Iglesia acepta la eutanasia, confundiendo a la gente con la noticia que aparecerá manipulada y tergiversada en los medios.

- Si no aceptan y declaran inmoral y contra el 5º mandamiento la desconexión, acusarán a la Iglesia de causar dolor, sufrimiento y atormentar cuerpos y conciencias etc. (y ya no digo si, caso de morir, se le negaran exequias cristianas).

Este es el caso, que no es el primero ni será el último.

Digo más: Con el degenerado que padecemos al frente del gobierno y la logia de su infame gabinete, se buscarán y alentarán nuevos casos, y no se parará hasta conseguir esa legislación eutanasista tan apetecida por la piara del psoe y cía.

Si no lo hacen al final de esta legislatura, para prepararse las generales, en cuanto vuelvan (que dada la indigencia política de líderes, ideas y valores del pp pueden volver), la sacarán adelante (y el pp, si volviese, la dejaría estar como dejó lo del aborto).

Y eso, más o menos, es lo que tenemos. <<

---------------------------
Ahora, que en paz descanse...y a rezar para que el caso no se aproveche, como se ha venido haciendo, para la campaña eutanasista; milagro será que, velis nolis, no nos la cuelen antes que acabe la legislatura.En el texto del recién referuncunizado Estatuz, cabe sin retoques, porque lo han previsto ex-profeso (con la aquiesciencia del pperío, of course).

.-