miércoles, 13 de julio de 2011

JMJ's (muestrario de élite)


El 'juniorismo' como tendencia de la iglesia postconciliar es algo más que una característica circunstancial. Romano Amerio dedica un capítulo de su magistral (imprescindible, insustituíble) Iota Unum a reflexionar sobre el fenómeno (cfr. ibid. cap. 8º La Iglesia y la juventud). Si el maestro R. Amerio hubiera alcanzado a conocer el fenómeno de las jmjs, imagino que habría incluído algún comentario a propósito.

Empatizar con los jóvenes no supone ni asumir sus impresiones y juicios ni erigir la inestable bisoñez de la juventud en criterio suficiente. Una adecuada valoración de la juventud y sus referencias no puede concluir en la exaltación de la juventud por la juventud, un fenómeno este que suele estar presente en la intención de muchas iniciativas pastorales, con las consiguientes expresiones. Esta, por ejemplo:



El youtube parece ser creación de un muy bien determinado grupo eclesial, con el propósito de dar a conocer por boca de la gente joven la doctrina de la Iglesia. La sorpresa, tratándose de jóvenes vinculados a esos grupos religiosos, es encontrar en su exposición afirmaciones como esta:

-"...La Iglesia no prohíbe nada, no te puede prohibir nada; te pueden prohibir - ¡yo qué sé! - el ayuntamiento, o la policía, que te pueden poner una multa por hacer algo mal, pero la Iglesia en sí no tiene poder para prohibirte nada, es decir, te propone una serie de páutas para que puedas vivir más correctamente y si las quieres seguir las sigues y si no, no."

Sic. Es el segundo chico que habla, el de la camiseta granate y negra. Se supone que está hablando del tema 'iglesia y sexo', y dice eso que no sé qué querrá decir, ni si él mismo lo sabe. Pero lo dice: La Iglesia no puede prohibir nada, y lo que 'propone' lo puedes seguir o no, según te parezca.

A lo mejor es un despistado que se les ha colado inadvertidamente en el youtube, o será un nuevo modelo de contradicción para impactar, con 'gancho' y tal, ¿no?

Los demás que salen me dan la impresión de que se está pitorreando del personal, con una guasa medio contenida medio ironizada, con la sonrisita y su acento híper-pijo. No sé a quiénes pensarán captar, pero imagino muy bien a cuántos van a irritar.

Se han aprendido la letrilla, la lanzan con estilo marchoso y se quedan tan guay-simpáticos, encantados, enrollados y todo eso. Pero el mundo, las cosas de las que hablan (que son moral, que son vida, que son dolor) no son temas para exponer con media sonrisa.

Me pregunto si ellos mismos se hacen cargo de lo que están diciendo, si entienden y en qué grado.

Pero se les ha puesto cátedra, son chicos guay que nos explican la doctrina. Doctrina en torno a la moral sexual y sus apéndices, más que nada, sobre todo. Al final sus intereses son los mismos que los de los demás, con la variación pijo-católico. Y poco más.

¿Son falsos? Son poco creíbles. Poco auténticos, como dirían ellos, diría yo.

Si aspiran a ser 'modelos', vamos listos.

Aquí se explican, ellos mismos, sobre esto mismo:




Pienso (pienso yo) que lo ponen peor. Parece que se han montado su película, y van de héroes desafiantes, el batallón católico jmj, los cuarenta incomprendidos mil veces rebatidos nunca vencidos.

Por cierto que la locutora de la tv navarrica tampoco tiene desperdicio, tal para cuales.

Pregunta la locutriz:

-"¿Te consideras un bicho raro?

Contesta el guay-católico (gangoseando, a sonrisa parada, con la dentadura superior medio proyectada estáticamente ad extra):

-"Puesss la 'rdá 's que'n cierto sentid' sí, porq' dig' on 'deo sss'per ssimpl' a mí m'ncant (... la verdad es que sí, que en cierto sentido sí, porque un vídeo super simple, a mí me encanta hacer vídeos...etc. etc. etc. ... 'tú eres el de los vídeos'...)".

Memorable. Antológico.

Y esta será - ya lo está siendo - la élite de la JMJ. Hay grupos que si no van de crème de la crème no van, se desmarcan, con ellos que no cuenten porque ellos si van dan la nota, inventan el lema, inventan la pancarta, inventan la cancioncilla, el hurra y el viva y el aplauso más aplaudido. Ellos son así. Si hace falta, con copyright, para que no se confundan unos ni les confundan otros.

Pues muy bien. Por mí como si se toman después del youtube un agua de azahar doble, para relajarse. Muy monos, muy monas.

Como coda, les contaré que tengo el barrunto de que las jmjs causan una especie de colapso en el crecimiento psico-moral-espiritual de los más afectados por el síndrome. El cuadro sintomático se prolonga hasta la siguiente jmj (en Rio de Janeiro, o en Sao Paulo, o en Copacabana, o en Ipanema, o por ahí me han dicho que será - D. m. - la próxima) y van arrastrando sus juventudes cada vez más cumplidas y caducadas con retrasos mentales (con perdón) acumulables.

Pero todo valga para mantener joven a nuestra Iglesia. Aunque juvenil sea un adjetivo tan difícil y problemático de encajar con eternal, eterno y eternidad.

+T.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Semper Fidelis dixit:
Todo esto me ha parecido muy ñoño, desangelado, sin fuelle. Es sólo la excitación del momento. No hay sacerdotes, parece que las ovejas se las pueden arreglar solas, sin pastor. Y así vemos opiniones tan desaforadas como que la Iglesia no puede prohibir nada, como que todo se vale. Y lo ponen como modelo. Una catéquesis fofa. Y sí, a mí me parecen bichos raros.

Quién estará detrás de todo esto?

Ah, y la foto del Santo Padre que se ha quitado el solideo y se ha puesto una gorra roja de las JMJ me pareció de antología. Creo que la ví en rel en lib.

Un abrazo, páter.

YORCH dijo...

Esto es común a nuestro decadente Occidente: la Juventud se valora como un tesoro o lo más importante, para los chinos, sin embargo, y por contraste, la vejez es considerada la plenitud de la vida, mientras que la juventud es sólo el paso de preparación pra llegar al cúlmen de la existencia, cuando se llega a la vejez se tendrá la sabiduría, el éxito y el desarrollo de todas las facultades. En Occidente, y hasta la Iglesia considera ahora que la juventud es lo máximo, cuando la labor debería ser EDUCAR a los jóvenes para que llegando a la madurez y a la vejez, sean personas de bien y no se les trate como el centro del mundo... además es irónico, la Jornada de la Juventud en un país europeo en el que cada vez hay menos jóvenes, a menos de que sean inmigrantes musulmanes y africanos...

Anónimo dijo...

Hay algo que une transversalmente a estos chicos, el brillantísimo fulgor de sus dientes. ¡Madre mía, que dentaduras!. Ni que fueran la Pantoja arengando a su don Julian: “Dientes, dientes, tú enseña dientes, cariño”.


@ Torrijitas

Rafael dijo...

Como casi siempre, me parece muy cierto y acertado lo que Vd. dice. Cuando yo aprendía catequesis de niño (tengo 54, señores) pues se nos enseñaba que había cosas que estaban prohibidas porque son pecado, y que su incumplimiento podía acarrear un castigo, como suele ocurrir cuando se hace algo prohibido, porque Dios es infinitamente misericordioso pero también es infinitamente justo.... me parece que estas cosas le sonarían a algo extraño a los niñitos y jovencitos de hoy, pero me temo que lo extraño es la “religión” que se les enseña hoy. La consecuencia es esa blandenguería super-guay tan extendida entre la edulcorada, almibarada, manipulada y manipulable juventud que padecemos hoy. Y lo más grave seguramente sean los no tan jóvenes responsables de lo que debería ser una catequesis seria para cualquier católico.... en fin, quiero decir que menos mal que todavía tenemos un D. Terzio, porque el día que todos los obispos y curas sean como Rouco e Iraburu... no quiero hacer suposiciones, que no quiero decir barbaridades ahora.

Pepe dijo...

Uf. Las formas producen vergüenza ajena (esas sonrisitas, ese vocabulario) pero el contenido da miedo. Estos vídeos, ¿se han supervisado? Digo, porque se supoone que los chicos están exponiendo la doctrina de la iglesia, no sus opiniones personales. Lo del aborto me ha dejado a cuadros porque tenía entendido que la iglesia está en contra del aborto en cuanto que atentado contra la vida humana, no porque sea o deje de ser un problema para la mujer. Estos pijillos, flaco favor hacen a la Iglesia.

Madri leño dijo...

Con su permiso voy a discrepar, de la línea general argumentativa.

1) Las opiniones de estos muchachos, son representativas de su formación y/o intención no pueden ser tomadas como doctrina formal de la Iglesia.

2)Nos hemos quejado por activa y por pasiva de que la JMJ. reúne a millones de jóvenes como borreguitos y resulta que cuando unos cuantos tienen iniciativa propia y un buen par (por afrontar temas polémicos), nos dedicamos a despellejarlos.

3) Cierto es que estos jóvenes parecen y seguramente sean chupiguays de familias con buena posición social, pero señores, la realidad es que en los barrios obreros, con el cerebro lavado y los bolsillos comprados por los sociatas, es complicado encontrar jóvenes que se declaren católicos (Como muestra la "parroquia" de S. Carlos Borromeo en Entrevías, Madrid).

4) ¿Sonrisas y sonrisas profidén?
Para hacer un vídeo nadie con dos dedos de frente utiliza a caras de vinagre y Srtas. Rottenmeier con los dientes cariados, cierto es que el nota de los pendientitos se los podía haber quitado para la filmación, pensarán que lo moderno es un valor por sí mismo y no saben que lo importante es antiguo bueno o moderno bueno.

5) Coincido con los comentarios que afirman que estos jóvenes han tocado los temas polémicos de una manera superficial, (para mí con un enfoque humano), no doctrinal. Pero creo que esa era su intención, pues explicar la doctrina de la Iglesia sobre estos temas en un vídeo es echar lo sagrado a los perros y las perlas a los cerdos. Aparte de que en el estado de animalidad que se encuentra a día de hoy el común de nuestra sociedad sería como intentar explicar a un chino que sólo hable chino lógica con caracteres españoles.

Pido disculpas por la extensión del comentario, a mí no me hace gracia la JMJ. pero tampoco disparar contra todo el que se mueve.

JHS.

Anónimo dijo...

Nadie hace un vídeo con señoritas rottenmeyer. Pero de la señorita rottenmeyer al pijo imberbe-onanista-yastinbiberiano, hay intermedios posibles.
En mi tierra estos especímenes se denominan "medio-hombres". Un modo de hablar que resulta casi andrógino. Unas pintas de nene de discoteca pija que no ha salido de su "círculo" de amistades elitistas en su vida.
Y a ver. ¿No sería más lógico,que un seglar a la hora de hablar de moral sexual, lo hiciese el que sabe lo que es tener hijos y esposa? Pues no; lo comentan estos niñatos con pinta de rollo pseudo-sentimental de fin de semana.
Les haría falta soltar un par de tacos mientras se fuman un cigarro y tragan una copa de soberano.

Estas cosas fomentan el trotskysmo.

Fr. Juan de Santo Tomás

Madri leño dijo...

Ya, pero el hecho es que son ellos los autores. Si usted sabe hacer un vídeo que fomente el catolicismo en lugar del troskysmo, opino que como católico está obligado a hacerlo.

Coronel Kurtz dijo...

Viendo esos videos y leyendo las necesarias traducciones, se me hacen una mezcla entre "Amo a Laura" y el Día del Orgullo Friki.

Antonius dijo...

Páter, está usted equivocado, España es hoy mas católica que hace 50 y hasta 500 años, y estos muchachitos y muchachitas no hacen mas que ser una fiel representación de esa vitalidad católica ultra-modernista. Lo dice Olegario.

Olegario González: «España es hoy más católica que hace 50 años»

Ironías aparte, creo que lo verdaderamente grave es que esta juventud no está en la fe, no se que narices creen o les han enseñado, creo que mas bien son protestantes pero con la caché que da el hacerse llamar orgullosamente "católico". Ese es el verdadero drama, drama que se agrava cuando comprendemos que en realidad esta juventud es víctima de defectuosas, malas o envenenadas enseñanzas. Y eso que el CV2 fue exclusivamente pastoral: pues he ahí los frutos.

Por otra parte ni por todo el oro del mundo volvería yo ni a mi adolescencia ni a mi juventud. Al árbol le cuesta mucho hacerse grande, fuerte y sabio y ese para mí es lo bueno, y no la endeblez y fragilidad de una ramuja mal plantada. El culto desenfrenado que se rinde hoy a la juventud me parece peor que enfermizo.

En fin, pues he ahí la gloria del acné.

Y por cierto, gracias páter por comentar el asunto de la "abominación desoladora", lo que busco es aprender, solo eso.

Saludos.

Embajador en el Infierno dijo...

Madr Leño- Solo una pequeña acotación a tu punto 3. Eso que dices no es cierto. No es que uno sea un experto en catolicismo de barrios obreros, pero algo conozco. Y lo que conozco es que lo que hay de catolicismo sano es mil veces más sano que lo que supuestamente se conoce como catolicismo sano en cualquier barrio pijo. Los cuales tampoco es que estén a rebosar de catolicismo (con alguna excepción, muy pero que muy concentrada).

Pondré un ejemplo. Durante años los carlistas de la zona norte de la ciudad de Madrid intentamos que nos celebraran la Misa de Mártires de la Tradición en alguna parroquia de barrio pijo. No pedíamos nada extravagante, simplemente que en el memento de difuntos se mencionara a los Mártires de la Tradición. No hubo forma. Tal como digo: no hubo forma.

Finalmente, a sugerencia de un correligionario del Barrio del Pilar (que no es precisamente el centro de la pijería madrileña) lo intentamos allí. A la primera salió el asunto. Pero salió más allá de nuestras expectativas más fogosas. El cura habló de los Mártires de la Tradición al empezar la Misa, en la homilía, en el memento de difuntos y al finalizar la Misa. El sr. cura párroco sabía del carlismo lo que nosotros le habíamos explicado antes de la Misa. Era una Misa de diario. Llevamos ya 3 años en una parroquia "obrera".

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Por supuesto que esos jóvenes son más victimas que culpables de las deficiencias que demuestran.
A mi lo que más me preocupa de todo esto es ver la cantidad de medios de todo tipo que es capaz de reunir Rouco para emplearlos en lo que no pasa de ser un castillo de fuegos artificiales. Y que podría emplear -y no lo hace porque no le da la gana- en recuperar el catecismo y la catequesis en España (con un buen catecismo como era el nacional de antes de V 2), organizar tandas de Ejercicios para jóvenes en las casas que tenemos para eso y muchas más cosas que desde luego son muchos más necesarias que la JMJ

Madri leño dijo...

Embajador en el Infierno, lleva usted razón. Solamente decirle que olé por su trabajo y olé por el Sr. cura que celebró la santa Misa en cuestión.

El católico auténtico, lo es, independientemente de su entorno; aunque en un entorno hostil es mucho más difícil.

Yo tampoco soy experto en el reparto de católicos por barrios, pero de la geografía y fauna de Madrid sí conozco bastante. Reconozco, porque es así, que el barrio del Pilar está considerado como barrio obrero, pero entre los barrios de la zona norte y los de la zona sur hay diferencias flagrantes. Yo viví en la zona sur con mis padres.
Móstoles, Leganés, Alcorcón, Villaverde, Vallecas, Entrevías, etc. En estos barrios se respira ambiente anticatólico sociata progresaurio. Es a ésto a lo que me refería aunque no fui claro al explicarlo.

Gracias por la correccíón y por su blog. Que Dios le Bendiga.

JHS.

Anónimo dijo...

Semper Fidelis dixit:
Hay que ser realistas: ésto es lo mejor que puede desplegar el novusordo establisment, bajo el mando del cardenal Rouco. No hay más. Un vacío doctrinal tremendo y el echar a los jóvenes por delante como carne de cañón habla volúmenes de como anda el patio. Y para ésto piensan entregar el Valle de los Caídos en bandeja de plata?

Dónde están los sacerdotes jóvenes, que deberían estar haciendo los videos, con aportaciones de obispos, arzobispos y cardenales?

No es mas que un despliegue de fuegos artificiales, como alguien acotó. Despúes del estallido, se irán a sus casas quizá menos católicos de lo que llegaron, dejando atrás un mar de basura, botellas, bachichas y no pocos condones. Estamos perdiendo el Oremus.

Anónimo dijo...

Juventud super- guay chupi - chupi llena de buenas intenciones ( ¿¿Opus detrás de esto??), seminarios y conventos vacíos. Así de simple. Esta juventud no da más de sí.

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada la crítica de Don Terzio, pero observo un pequeño error de enfoque. Esos jóvenes de los vídeos no hacen sino repetir las consignas bobas que les inculcan sus mayores, es decir, los de la generación de Rouco y compañía (o quizá un poquito posterior). No salen en los vídeos sosteniendo teorías novedosas y, por otra otra parte, es evidente que esos vídeos están más que preparados desde arriba. Ahí se dice lo que la cúpula quiere que se diga.

Por tanto, estimo que buena parte de la culpa recae sobre los mentores de estos jóvenes.

Anónimo dijo...

Pues a mí me gusta mucho lo de que una violación a una chica joven es un marrón. San Escrivá no lo hubiera dicho mejor.

David dijo...

Personalmente no conozco a estos chavales como para hablar tan a las claras como se ha hablado por aquí (me refiero a lo personal de cada uno de ellos, no de lo que dicen).

Estuve en un grupo "católico" juvenil, y una de las cosas que decían, más o menos, es que Dios nos había dado la libertad. Yo les contestaba que sí, que eres libre para salvarte o condenarte. Igualmente, pueden ir por ahí los tiros de que la Iglesia no obliga. Pueden estar confundidos en ello. Lo que sí haría falta es hablarles y que dejar claras las cosas.

Si alguien se anima, se podrían hacer videos respuestas referente a lo doctrinal de estos videos y subirlos al Youtube como respuesta (parece que es un lío, pero se puede establecer directamente en Youtube que un video sea respuesta de otro).

En Cristo y María.

D. Miguel Ángel López Roldán dijo...

En el minuto 11,06 el imbécil de turno dice "La Iglesia no son los señores que van a Misa". ¡No te fastidia! Pues si no es esa mi Iglesia, que me borren.

¡Oremos!

Hermenegildo dijo...

Comparto todas las críticas vertidas aquí contra el vídeo de marras, pero a Fray Juan de Santo Tomás quisiera decirle que a un joven le resulta más cercano el testimonio de otro joven que el de un señor de cincuenta años. Y generalmente, los veinteañeros de hoy no suelen tener esposa/marido e hijos.

Tulkas dijo...

Estoy con David: no han hecho más que leer el guión. No sé si simplemente el guión que se les ha adoctrinado o el guión que se les ha hecho responder ex profeso para la entrevista.

La generación de Rouco, caduca antes y caduca ahora, es la culpable de estas tonterías.

¿Qué a a ser de la diócesis de Madrid tras el evento JMJ?

Pues lo que está siendo: muchas parroquias de barrio, limpias de kikos y de otros avatares del catolicismo, que caminan, caminan, caminan en Él y hacia Él.