viernes, 28 de junio de 2019

¡ Ven, Corazón, y vence !


De Dios estable e inagotable fuente
manso y humilde, paciente, herido
que amando hasta el extremo ha padecido
haciendo entre tierra y Cielo paz y puente.

Refugio y bendición del penitente,
fuerza y sanación de todo herido
del paso vacilante del perdido
norte feliz y sol siempre en oriente.

Si vencidos nos ves, Tú reina y vence
lo que en nuestra batalla no pudimos:
¡Que venga ya tu Reino, que comience

al fin a ser real lo que pedimos
y en tu Corazón se una y entrence
la Vid eterna con nuestros racimos!


+T.

4 comentarios:

A.S.G dijo...

Amen.

A.S.G dijo...

Amen

Joaco dijo...

Me parece bella y certera, su rogativa

Manuel dijo...

"Si vencidos nos ves, Tú reina y vence
lo que en nuestra batalla no pudimos."

Siempre débiles, siempre vencidos, siempre perdiendo, pero manteniendo la esperanza.
Esperanza contra toda esperanza.

Saludos Terzio.