martes, 2 de julio de 2013

Desmarcándose de las tendencias (aunque sean esencias)


La conferencia (un pequeño simposio) sobre liturgia y actualidad recién celebrada en Roma parece (esa es mi impresión) uno de esos actos prenotados en la agenda que quedó alterada con la desgraciada renuncia de Benedicto XVI y la inesperada elección del Papa Francisco. Se nota que el tema de la liturgia tradicional ha sido expuesto falto del entusiasmo positivo que hubiera tenido bajo el Papa Ratzinger, el ilusionado promotor de la reforma de la reforma y otras iniciativas que han pasado (?) sin pena ni gloria, y que bajo PP Franciscus parece como si se hubieran convertido en temas embarazosos que se soslayan o se reformulan en otra clave. Como en este simposio, verbigracia.

Las conferencias se tuvieron en las aulas/salones de la Universitá della Santa Croce, la universidad romana del Opus Dei. El ponente principal ha sido Mons. Dominique Rey, obispo de Frèjus-Toulon, el más destacado entre los obispos franceses por sus simpatías tradicionalistas, en liturgia precisamente. Insisto en que sólo es una observación personal mía, pero parece como si Mons. Rey se hubiera desmarcado un punto de su querencia tradicional, dados los nuevos vientos francisquistas. Incluso la insistencia de entender los actos celebrados como un 'homenaje a Benedicto XV' definían un ambiente de discreta despedida y transición al archivo de la historia reciente.

Si no hay buen simposio sin polémica y/o antagonista (presente o ausente), en la Santa Croce el debate ha gravitado, en parte, sobre la FSSPX-SSPX, no en mención/citación/confrontación explícita, sino - yo diría - en forma de elipsis. El Opus Dei actual (sus círculos más conscientes) pudiera estar sufriendo una especie de síndrome de crisis de identidad al ver reflejado parte de su pasado en la sustancia y la forma de la FSSPX-SSPX, a la vez que manifiesta una anómala repulsión por todo aquello de la FSSPX-SSPX que le recuerda su propia identidad pasada, añorada y odiada a la vez. Pretendiendo conjurar fantasmas acusadores y anular cargos de conciencia, se esfuerza en re-definirse en parámetros juanpablistas, cerrando las puertas del pasado y abriéndose compulsivamente al porvenir aggiornato, casi alardeando de un temerario, ubícuo y pluriforme vanguardismo.

Una muestra de este incómodo y mal asimilado pasado-presente, sin ir más lejos, sería la reticente y maledicente crítica que una conspicua miembra del Opus Dei expuso ante los asistentes. Se llama Tracey Rowland, una formidable virago australiana de inquietante estampa andrógina, quasi de pesadilla del género, admiren su foto:



Esta - como decía - imponente mega-woman dijo cosas tan interesantes de analizar en diván psicoanalista y/o sofá de salita de dirección espiritual como estas:

"...(ella) invitó al mundo más cercano a la liturgia tradicional a hacer un poco de autocrítica '(...) resistir el espíritu de la modernidad a veces lleva a excesos, como el de vestir a sus mujeres e hijos como 'huérfanos de una granja Amish' (...) la misa tridentina, liberalizada por el Papa Ratzinger, es vista como expresión de una parte político-teológica dentro de la Iglesia, como aversión al Concilio Vaticano II (...) su atractivo entre los católicos normales y corrientes será limitado. Y esto incluso en un clima, como el de la post-modernidad, donde la mayor parte de los jóvenes miran con curiosidad e interés la tradición, como si fueran teso-ros del desván de la abuela, sin hostilidad ideológica."

Y, sin embargo, las palabras de la masculiniforme miembra Tracey Rowland supuran hostilidad, muy ideológica, de la peor, de la del estilo del mortífero y devastador 'fuego amigo', como esta otra andanada:

"...La sensación es que no se quiere reabrir un periodo de guerras culturales en el seno de la Iglesia, como las que caracterizaron los pasados decenios y, en parte, también el pontificado del Papa alemán, con la lefebvriana Fraternidad de San Pío X."

En cierto sentido, se trataría de una declaración de principios, una de esas sentencias of the record que se dicen y circulan por círculos, tertulias, convivencias de formación, retiros y charlas. Etc.

Conque ya lo sabemos: Es una 'guerra cultural que no se quiere reabrir', algo de los años del 'Papa alemán', cosas de 'lefrebvianos', esa gente con la que los socios de la rotunda Tracey Rowland no tienen nada que ver, ni quieren.

Porque el estilo tradicional, la antigua liturgia, esa que restauró y declaró no-abolida el 'Papa alemán', los ritos tridentinos, el look católico-romano-tradicional, no tienen nada que ver, ni en el pasado ni en el presente, con la vida y obra a la que la Tracey Rowland se consagró, cincuenta años atrás. Quede claro y no quepan dudas.


El pequeño simposio se anunció como

TRIBUTO A BENEDICTO XVI,  ANIMADOR DE LA REFORMA LITÚRGICA
JORNADAS SOBRE  «LA RECUPERACIÓN DEL SENTIDO  DE LO SAGRADO Y DEL MISTERIO»

En Vatican Insider sacaron una breve reseña.

Y Rome Reports también publicó un YouTube apto para todos los públicos (no sale la monstrua Tracey)

Por si lo quieren ver/leer.

La cosa no parece haber dado más de sí. Salvo servir de coartada a Mons. Dominique Rey para desmarcarse de peligrosas e impolíticamente correctas filias litúrgicas. Y servir a la híper-woman Rowland, de las antípodas, para declarar urbi et orbi que ella tampoco (y los suyos, menos).

Un éxito, resumiendo.

Aplausos (y un ¡bravo! a la Cocodrilo Dundee)


n.b, La foto de San Josemaría celebrando la Misa que hoy 'incomoda', la pongo venerando y desagraviando. También rogando por la conversión de los desafectos.


+T.

35 comentarios:

La antigualla blindada dijo...


http://www.youtube.com/watch?v=7Xu5ydmw_Pg

AQUI ESTA EN VIVO Y EN DIRECTO, SU ESTAMPA ES DE TEMER...

Anónimo dijo...

Pues era lo esperable: la Obra siempre con el poder, todo por el poder y sin remordimientos de conciencia.

Pedro

Anónimo dijo...

hace muchos meses en un post suyo ya expresaba el timo de la reforma de la reforma, un engañabobos que, cual mina de profundidad, ha tocado (y creo que hundido) las "filas tradicionalistas", jugada maestra de benedicto xvi.

el siguiente paso, como colofon al aniversario vaticanosegundista, el mutuo enriquecimiento... basicamente el nuevo hibrido que dejara el vetus ordo en el cajon del olvido y enriqiecera al novus ordo... para que este siga igual.

tiempo al tiempo...

santi

Terzio dijo...

Horreur! Es como un troll de "The Hobbit" con peluca y gafas afflelou.

Verdaderamente traumática.

'

Gregorio dijo...

Precisamente anteayer asistí en un templo de una ciudad española a la bendición de dos nuevas imágenes -el Beato Juan Pablo y San Josemaría- y a la subsiguiente Misa de Acción de Gracias. Estuvieron presentes el Ordinario del lugar y el Prelado del Opus Dei, monseñor Echeverría. El templo, muy espacioso, estaba abarrotado de gente: Miembros del Opus en su mayoría, y feligreses de la parroquia y curiosos varios. Salí triste de la ceremonia: Hubo aplausos atronadores al Prelado cuando éste entró en el templo, ni en un campo de fútbol se ovaciona de forma tan energúmena. Algún conato en la homilía que pronunció Don Javier, y varias series de aplausos también estruendosos para el Ordinario del lugar durante unas largas palabras que dijo éste antes del final de la Misa. Y más ovaciones al retirarse el clero a la sacristía. El Santísimo Sacramento presente en el Sagrario, por supuesto. Pensé: Esta gente va camino de no distinguir una iglesia de una plaza de toros o de un teatro, ni una Santa Misa de un festival de colegio. En otro tipo de fieles me extrañaría menos, pero la gente del Opus... Qué decepción. Imagino que es el fenómeno de la mimetización con el paisaje, la inmersión en la corriente dominante. Lo que apunta usted, Don Terzio, en el artículo.

Anónimo dijo...

"...su atractivo entre los católicos normales y corrientes será limitado. Y esto incluso en un clima, como el de la post-modernidad, donde la mayor parte de los jóvenes miran con curiosidad e interés la tradición, como si fueran teso-ros del desván de la abuela, sin hostilidad ideológica."

Tengo 27 y puedo asegurar que los miro con mucho mas que curiosidad, a veces me pregunto ¿cómo puedo tener nostalgia de algo que no he vivido?, siento que estamos perdiendo mucho mas que simples fórmulas, cosas accesorias que es cómo ellos lo ven y no dudan en despreciar para ir en tono con el mundo, ignorando que el Reino de Dios no es de este mundo, estamos perdiendo la esencia, lo que siempre ha sido y se ha atersorado y defendido contra persecuciones de todo tipo. Siento mucha tristeza...

Piedad

Anónimo dijo...

creo que el problema se llama catolicos liberales ¿o no ?....

cefas

Miles Dei dijo...

Ahí les queda para mayor dolor suyo la profecía del fundador: "No tireis los misales porque volverán a usarse"

Eso y el ocultamiento de las campanadas bastan para callar el discurso aggiornado de cualquiera de ellos hoy día.

Miles Dei dijo...

Por otro aldo sobre la foto siempre se discute que ritual está siguiendo San José María. ¿Como queda claro que es la Misa Tradicional y no el Novus Ordo a la manera en que se celebraba en los centros tras la reforma?

Ἰουστινιανός dijo...

A Miles:
Tengo entendido que S. José María obtuvo un indulto para celebrar la Misa de siempre hasta su muerte (pero desconozco los detalles).

Por otra parte, se podría decir que a la obra le ocurre lo que al resto de grupos neocone respecto a lo que ello llaman "filolefebvrismo": no soportan a nadie a su derecha, a nadie que haya mantenido con coherencia los postulados tradicionales de los que ellos se presentan como valedores.

Kyrie eleison

Miles Dei dijo...

Yo a la foto le echo finales de los 60. Y me da que ronda la fecha de la proclamación del nuevo misal por Pablo VI (1969). Faltan detalles de la Misa Tradicional, como las sacras. En el misal de Juan XXIII (1962) la sacra central era todavía bligatoria (Ad Crucis pedem ponatur Tabella Secretarum appellata.)

Hay algo entre el cáliz y el sagrario, pero no parece una sacra, aunque pudiera serlo con un reflejo en el cristal, pero dado que faltan las sacras laterales esta Misa es como mínimo posterior a 1962 y realizada según el Misal de Juan XXIII. Bien pudiera ser la nueva Misa dicha con toda la piedad y usos de la antigua tal como estilaban en los centros de la Obra.

Julián dijo...

Miles: por el misal a dos columnas.

Anónimo dijo...

¿Cual será la real intención del Vaticano con la liturgia tradicional?
Las declaraciones de la "testosteronica" son lamentables, pero en la Obra son liberales con apariencia de conservadores.
Pero no todo parece perdido, aqui dejo el enlace a una entrevista al Cardenal Ranjith

http://youtu.be/blxAe1ygqTo
Felicitaciones por el Blog.
Pelayo

Anónimo dijo...

Por cierto, tiene gracia que alguien del Opus Dei hable de "vestir a sus mujeres e hijos como 'huérfanos de una granja Amish'" Los numerarios del Opus Dei no suelen vestir precisamente a la última moda.

Genjo dijo...

Justiniano:
creo que los grupos de este tipo recurren a la adhesión a este Concilio como coartada para legitimarse ante los jerarcas. Se ha escrito de esto ya por este u otros lugares.
Por otra parte no es que no soporten a nadie a su derecha, más bien los necesitan. Les sirven para que se aquilate su carácter centrista.

Miles Dei dijo...

¿La edición latina del Misal de Pablo VI no era a dos columnas?

Entonces es el de Juan XXIII (1962) y lo del centro debe ser la sacra.

Julián dijo...

Esa la misa de 1965, probablemente. Insisto en el misal a dos columnas.

Esperanza dijo...

Qué calladita estuvo la Rowland los años de pontificado del 'papa alemán', no fuera a perjudicar a la Obra.. Y ahora habla con condescendencia de "...los jóvenes miran con curiosidad e interés la tradición, como si fueran teso-ros del desván de la abuela"
En una cosa acierta: es un tesoro. La llamada Misa Tridentina es un tesoro de la Iglesia.(obvio, no van a serlo algunas misas progre-folklórico-pachangueras con las que nos han "inculturado" en la modernidad a un par de generaciones).
Pero no es "tesoro de la abuela" porque quien asiste/participa en la Misa de siempre, quien contempla la Belleza eterna, permanece joven: "introibo ad altare Dei, ad Deum qui laetificat iuventutem meam"

Eulalio Fiestas dijo...

Miles: claramente lo que hay entre el cáliz y el sagrario es una "sacra" central.
Las Rubricae generales Missalis (copio de una edición del Misal Romano de 1920), en el capítulo XX (De praeparatione Altaris, et Ornamentorum eius) especificaba que "Ad Crucis pedem ponatur Tabella Secretarum apellata": la sacra, en singular. Y no se mencionaban otras sacras.
Por eso, el P. Gregorio Martínez de Antoñana, en su Manual de Liturgia Sagrada (10ª ed, Coculsa, Madrid 1957)podía escribir: 352. Sacras.- Por precepto de la Rúbrica debe haber una en medio del altar al pie de la Cruz, y en fuerza de la costumbre, para mayor comodidad, se ponen otras dos a ambos lados de aquél (p. 361s).
Curiosamente será Rubricarum Instructus de 1960, n. 527 quien señale: Super Altare... Ponantur insuper sic dictae "tabellae secretarum", sed pro tempore Missae tantum.
Eulalio

Eulalio Fiestas dijo...

Miles: tu cita sobre las sacras está equivocada. Y, efectivamente, lo que hay entre el cáliz y el sagrario es una "sacra" central.
Eulalio

Yavembar dijo...

La verdad es que leer esta entrada me ha producido una cierta tristeza, ya que yo me formé en el Opus Dei y con ellos aprendí a apreciar la liturgia, a entender que es algo más que un conjunto de convenciones o costumbres. También el ejemplo de mis padres (ambos de la Obra) ha sido siempre una muestra de coherencia y de Fe. Ahora me pregunto si la Obra a la que ellos pertenecen, sigue existiendo como cuando "pitaron" o si se la están aguando.

Sólo tengo 28 años y no he estado nunca en una celebración de una misa tridentina (sólo he estado en algunas misas celebradas en latín, auqnue tuve el privilegio de asistir a la vigilia Pascual en 2008, con BXVI), pero no puedo evitar sentir que algo me ha sido arrebatado cada vez que voy a misa a mi parroquia. Una misa donde apenas se percibe lo sacro y en la que la gente no ve el Misterio.

Y, aunque sé que la Gracia es la responsable de las conversiones, me pregunto si todo ese aluvión de conversos que hubo en Inglaterra (a los que tengo tanto aprecio) se habrían convertido a una Iglesia y a una liturgia tan aguada y ansiosa por caer bien al Mundo.

Terzio dijo...

También mantengo esa reflexión, recurrentemente: Cuando Newmam, o Manning, o Faber; cuando San Juan de Ávila, o San Juan de la Cruz, o Stª Teresa de Jesús, o San Fcº de Sales, o San Alfonso Ligorio...etc. reflexionan o enseñan sobre la Misa, es la Misa antigua la que es objeto de su reflexión y contemplación.

No sé qué hubieran dicho de la Misa n.o. y de los abusos que parece ser la forma más extendida y habitual de celebrarla.

Muy triste, pero muy real.

'

Anónimo dijo...

A mi lo que me sorprendre -ya no tanto- es la virulencia mediática y los palos casi a diario que se lleva la Fraternidad de San Pío X. Yo, como feligrés de la FSSPX, alucino en colores de la continua paliza mediática a la que se nos somete por parte de LF de Infocatólica (quien nos llama chusma cismática y nos amenaza con ponernos el bozal) o de la Cigoña. ¿Qué diantres hay detrás de todo esto? Los feligreses de la FFSPX solo pretendemos ser católicos y nada más que católicos. Ni más ni menos.

D.R.J.

Anónimo dijo...

Páter:

En el pie de esta misma foto que aparece en el enlace copiado al final, se puede leer:

"Celebrando Misa en Roma, en el año 1969."

http://todoescriva.wordpress.com/material-y-recursos/

Saludos,
Fortu

Miles Dei dijo...

Mi cita de las sacras es la del misal de 1962 donde claramente he dicho que ya sólo se permitía una.

"En el misal de Juan XXIII (1962) la sacra central era todavía obligatoria (Ad Crucis pedem ponatur Tabella Secretarum appellata.)"

Luego le promulgación de esta ley no recogía en 1962 la costumbre de las otras dos sacras, que ya no era costumbre-ley (tal como recogía el rubricarum de 1960) y por tanto no obligatoria.

Por eso digo que tal foto es posterior a 1962, pero además concuerda con el aspecto de los personajes que hay en ella. Es más discutida esta foto, pues a no ser que sea el momento de la comunión no se permitían dos sacerdores revestidos con estolas y sobrepelliz junto al oficiante. Pero en fin, es sólo un detallito comparado con la inmensidad de la virago, que demuestra la versatilidad camaleónica del Opus Dei al gusto y tendencia del pontificado reinante.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice a GENJO: Tiene Vd razón. Necesitan alguien a su derecha porque si no le tuvieran ellos, que son en realidad unos oportunistas, podrían pasar por ser la Extrema derecha. Y eso nunca.
Otra cosa es que se lo agradezcan a quienes les prestan este servicio. La actitud en el Opus con respecto a los tradicionalistas es de un inmenso desdén. Y lo poco de que ha servido en España el Motu proprio es en buena medida responsabilidad del Opus.
Y, finalmente, aclaro que estas desviaciones en el interior de la "Obra" son más bien responsabilidad de sus dirigentes. En las bases encuentras de todo incluida mucha gente buenísima.

Martin Ellingham dijo...

En alguna de las biografías oficiales -creo que en la de Vázquez de Prada- se cuenta que Del Portillo le consiguió un indulto a Escrivá para seguir celebrando con el misal del 62.
Y me consta que en los centros del se guardaron los misales desde el 69, siguiendo expresa indicación de Escrivá, aunque algunos no lo saben o se hacen los desentendidos.
En todo de acuerdo con el comentario de PEDRO HISPANO. El complejo de integrismo vergonzante parte de los dirigentes. A tal punto llega que no se da publicidad a un vídeo en el que en pleno post-concilio Escrivá le dice a un laico en una tertulia pública "rezar por ellos (los cristianos acatólicos) sí; rezar con ellos, no".
Saludos.

Joaquín dijo...

Lo de Infocatólica es patológico. Publican un artículo insultante contra la FSSPX, y advierten en los comentarios que no se permitirá ni uno a favor. Es decir, sólo se permiten insultos. Lo que están consiguiendo, no sé si en su torpeza se darán cuenta, es que que muchos sintamos mayores simpatías por la FSSPX de las que teníamos antes de estos enconados ataques.

Don de lágrimas dijo...

No se dice en ninguna biografía oficial, pero sí. El indulto lo solicitó D. Álvaro del Portillo a mons. Bugnini, quien lo concedió de buen grado para celebrarla privadamente. En público siempre celebraba Novus Ordo, aunque el público fuera un solo laico, socio de la Obra.

Anónimo dijo...

D. Terzio,
C&P con su anuencia:

"L'informato Accattoli si sofferma anche sull'altra "leggenda", quella di un Escrivà de Balaguer 'allergico' al nuovo rito. E la conferma, pienamente questa volta. Ecco quanto scrive (in un commento al post citato):


Dice Giuseppe Corigliano - portavoce dell’Opus - che non vi sono fonti scritte sull’argomento, ma c’è un filmato di una “conversazione” del fondatore dell’Opus che ne parla durante un viaggio in America Latina compiuto nel 1974 (un anno prima della morte). Escrivà in quella “parlata” scherza su Alvarlo Del Portillo, che è al suo fianco e dice che don Alvado conosce tante gente, per esempio anche l’arcivescovo Annibale Bugnini (cioè il principale artefice della riforma liturgica). Tra scherzo e serietà riferisce che un giorno Del Portillo incontrando Bugnini gli accenna al fatto che egli - Escrivà - non ama celebrare con il nuovo messale: “non per contestazione del nuovo ma per affetto al vecchio”. L’arcivescovo lo interrompe esclamando: “Non è problema, gli dica di celebrare pure con il vecchio, gli do io la dispensa”. Conclusione: da quel giorno, in privato Escrivà userà sempre il vecchio messale, mentre in pubblico si atterrà al nuovo.

Il caso Escrivà è più appropriato del caso Padre Pio per chi voglia segnalare che anziani e santi sacerdoti trovarono qualche difficoltà a passare al nuovo messale che arrivò alla fine della loro vita. E’ più appropriato per due motivi: perchè a differenza di Padre Pio - che morendo nel 1968 conobbe solo cambiamenti marginali e ad experimentum della liturgia eucaristica - Escrivà ebbe a che fare con il nuovo messale (che arriva nel 1969-70) e per un poco l’usò, fino alla dispensa; perché la sua richiesta della dispensa non aveva la motivazione della vista, cui fece appello Padre Pio. Ma va precisato - credo sia decisivo per intendere l’atteggiamento dei due santi - che sia l’uno sia l’altro si attennero alle nuove norme nelle celebrazioni pubbliche. Nel caso di Escrivà va poi aggiunto che volle applicata in pienezza la riforma nell’Opus."


http://blog.messainlatino.it/2009/03/padre-pio-e-escriva-de-balaguer.html


Saludos,
Fortu

Anónimo dijo...

Páter:

Abusando de su generosidad, otra versión sobre el tema en lingua "franca":


"SAINT JOSEMARIA ET LA NOUVELLE MESSE

A plusieurs reprises déjà, j'ai évoqué, ici, la question de la célébration du Nouvel Ordo Missae par saint Josemaria Escriva de Balaguer. Un témoignage circonstancié existe, celui de Mgr Javier Echevarria, Prélat de l'Opus Dei. Membre de l'Opus Dei depuis 1948, il a été le secrétaire particulier de saint Josemaria Escriva à partir de 1952 et il est resté aux côtés du fondateur de l'Opus Dei jusqu'à la mort de celui-ci, en 1975. Dans un ouvrage de souvenirs sur le fondateur, Memoria del Beato Josemaria Escriva (Leonardo international, 2001), il se souvient "de l'effort que lui a coûté le changement [d'ordo]". "Mais il ne voulait accepter aucune exception ; chaque jour il me demandait de le corriger toutes les fois qu'il se trompait dans le respect des nouvelles rubriques il était décidé à manifester son amour pour la liturgie à travers le nouveau rite."

Il refusa qu'on sollicita pour lui le privilège, concédé aux prêtres âgés, de conserver l'ancien Ordo : "par esprit d'obéissance envers les normes ecclésiastiques, il interdit qu'on en fasse pour lui la demande."

Un jour, don Alvaro del Portillo, qui devait succéder ensuite à Mgr Escriva à la tête de l'Opus Dei, se trouvait à parler de la nouvelle messe avec Mgr Bugnini. La situation du fondateur de l'Opus Dei fut évoquée. Le maître d'œuvre de la réforme liturgique, bien que son interlocuteur n'en sollicita pas l'autorisation, accorda à Mgr Escriva de "célébrer comme avant". Mgr Escriva "en fut très content", "mais à partir de ce moment il voulut qu'à sa messe assiste seulement celui qui la servait, et personne d'autre".

Si le fondateur de l'Opus Dei est donc revenu à la messe traditionnelle, à une date qui reste à déterminer, et ne l'a plus abandonnée, le N.O.M. a été de règle dans toutes les maisons de la prélature."

http://www.aletheia.free.fr/-/2002/aletheia35.htm

Saludos,
Fortu

Miles Dei dijo...

Para redondear el tema se anuncia hoy la inminente beatificacion de Don Alvaro del Portillo tras confirmarse un milagro.

Roma no paga a traidores, pero a sus socii los paga bien.

P. Albrit dijo...

Pero lo que dice la Rowland (con peluca, la pobre) es verdad. Junto a la cita poned un video de los Heraldos o de cualquier otro grupo ultra neocon... huérfanos de una granja amish! Sin gracia ninguna, ni alegría de vivir la fe en la verdad.

Lo de ser minoritaria la Misa de siempre, pues también, ¿o cuando la masa eligió acertadamente? Pan y circo (con perdón) también la la Misa)

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Hace un par de dias mandé un comentario, que debió perderse por mi impericia informática e iba orientado a completar el de JOAQUIN: lo de LF no sólo es patológico, es GROTESCO arremeter contra los lefes y tradicionalistas en general usando como proyectil ¡el Concilio de Trento! En Tradicion digital le contestan eficazmente: "El macaneo de Infocatólica"

Rigoberto Ortiz dijo...

Querido P. Terzio:

Le comparto mi preocupación ante esta incertidumbre presente. La beatificación de Monseñor Álvaro del Portillo nos debiera hacer ilusión a los miembros del Opus Dei, pero sobre todo, hacernos reflexionar. Monseñor del Portillo siempre fue descrito como un hombre fiel, un sucesor de San Josemaría Escrivá, leal, prudente, delicado y eficaz. Ante la infortunada intervención de la señorita Tracey Rowland –quien además tiene una publicación de título Ratzinger's Faith: Theology of Pope Benedict XVI- sólo puedo quedar aterrado. Consuela saber que en la Obra hay teólogos serios y profesionales como el Padre Pedro Rodríguez, y que alguna vez contamos con los tristemente desaparecidos D. Mariano Artigas y D. Gonzalo Redondo. Pero Don Pedro ya es mayor, como lo es el Padre Saranyana y no, no se ve quien tome la estafeta (no me parece que D. Pablo Blanco de el ancho). Desde luego, la señorita de las antípodas no es lo que se necesita, menos si San Josemaría sugirió conservar los misales de 1962, esos mismos que siguen guardados tras 2007.

Pero más preocupante es mirar al Romano Pontífice, perdón, al humilde Obispo de Roma, echarse una perorata junto a un “altar-barco de vela” y una “férula-remo” encendiendo los ánimos, como si de mitin de Carme Chacón se tratase. Peor aún, ha seguido con lo de los pepinillos avinagrados y las solteronas por monjas. Padre Terzio, dígame qué hacer. San Josemaría escribió: “La fidelidad al Romano Pontífice implica una obligación clara y determinada: la de conocer el pensamiento del Papa, manifestado en Encíclicas o en otros documentos, haciendo cuanto esté de nuestra parte para que todos los católicos atiendan al magisterio del Padre Santo, y acomoden a esas enseñanzas su actuación en la vida.” ¿Qué magisterio sigo? ¿el de las homilías de Santa Marta? ¿El de una encíclica inconclusa de Benedicto XVI y retocada por quién sabe quién? Como católico ¿qué debo hacer? Hoy, más que nunca, soy un católico perplejo…

Fraternalmente,

Rigoberto