domingo, 30 de junio de 2013

Francisco pro-sinodal


A estas alturas, tres meses y poco más, nos seguimos preguntando lo mismo que cuando salió desmucetado al balcón ¿querrá/ha querido/está queriendo/quiso/quiere ser Papa? Papa-Papa, con todas sus consecuencias (y presecuencias)?

El delicuescente espíritu vaticanosecundista difundió por toda la Iglesia un virus anti-papal que plagó por doquier todos los rincones católicos; hasta los maspapistasquelpapa se volvieron antipapistas con excusa y coartada antimontinista. En aquel estallido petardista del final de los '60 y el bombazo perpetuo de los '70, la más rancia nobiltá romana, los conspicuos Neri romani - príncipi, marchesi, conti - se estremecieron al mirarse en los espejos del cabinetto del Palazzo Doria-Pamphili y ver que el azogue apulgarado que flanquean al imponentísimo Inocencio X velazqueño les devolvía una estampa mai vista: Desde el 65, como un retrato contra-natura, el rostro de la nobleza pontificia iba marcándose con resentidos trazos, huellas, arañazos, heridas y cicatrices antipapistas; fascinante argumento para Oscar Wilde. Más fascinante si se considera que quien infligía las heridas y descomponía la nobiltá de los Neri era el mismísimo Paulus PP VI, Montini. Paradojas, esquizofrenias o, en lenguaje aggiornato, semplici segni dei tempi, signos, signos de los tiempos.

Continuando con la versión simpático-minimalista de sí mismo, Papa Franciscus parece interpretar un nuevo capítulo de la caída del pontificado romano en clave acelerada de primus inter pares, tutti insieme. Si bien la palabra mágica es sinodal/sinodalidad, a nadie con un mínimo de perspicacia eclesiológica se le escapa el sentido mini-papista (sic) del concepto.

Para ilustrar ecuménicamente el pormenor, recuerdo que cuando el Zar quiso someter al Patriarcado de Moscú debilitó a la Jerarquía suprimiendo al poderoso y carismático Patriarca. Desde principios del XVIII, Pedro el Grande impidió la elección de un nuevo Patriarca, hasta que en 1721 fue sustituido por un sínodo, el Santo Sínodo que asumió el gobierno de la Iglesia Rusa y terminó siendo un dócil órgano más, sometido al absolutismo de los zares Romanov. Paradójicamente, hasta la caída de Nicolás II, en plena revolución bolchevique, no pudo elegirse un nuevo Patriarca Metropolitano.

Las palabras de PP Franciscus en la Basílica de San Pedro, en la Misa de la solemnidad de los SS. Apóstoles Pedro y Pablo, han sido estas:

"Dobbiamo sviluppare il sinodo dei vescovi in armonia con il primato, andare in questa della sinodalità, crescere nella sinodalità in armonia con il primato..."// Debemos desarrollar el Sínodo de los Obispos en armonía con el Primado, caminar en la sinodalidad, crecer en la sinodalidad en armonía con el Primado

A más 'sinodalidad' menos Papado, menos Primado Universal, menos Pontificado Universal, menos Papa. Esa es la regla.

Y esa parece ser la intención de PP Franciscus. Una mala intención si supone debilitar la tradición y lo definido como dogma de fe en el Concilio Vaticano Iº por el predecesor de Francisco, el Btº Pio IX.

Es evidente en la Historia de la Iglesia el valor del Papado como fuente y eje de unidad, gobierno y doctrina. También es evidente la evolución de la institución sinodal en las iglesias ortodoxas y orientales, marcando tendencias más bien disgregantes, poco efectivas en el gobierno, débiles a la hora de regir, generando bastantes veces la tentación de la autocefalia.

Presentar la sinodalidad como una alternativa de gobierno, es atentar contra la sustancia del Primado Romano.

Que sea el Papa quien lo proponga, es un signo más de la descomposición del catolicismo.

Si son sólo franciscadas de sermón ocasional, pase. Si es voluntad deliberada, el Señor nos libre de las consecuencias.

Oremus! (sed nolumus pro sínodo deprecare)


+T.


11 comentarios:

Miles Dei dijo...

Ayer ponía esta cita de un manual de eclesiología de uno de los mejores teólogos Ortodoxos, John Ziziouslas:

"La Iglesia católico-romana en los últimos años despues del concilio Vaticano II, bajo el influjo de la teología ortodoxa, ha revalorizado su posición sobre la Iglesia universal y ha introducido el significado de la universalidad de la Iglesia en relación con la Iglesia local. A la eclesiología de la universalidad se añade la de la Iglesia local. Por tanto, el concilio Vaticano II provoca grandes problemas a los mismos católicos romanos, como observan sus mismos eclesiólogos. El concilio Vaticano II contiene dos eclesiologías incompatibles entre sí."

Hasta ellos se dan cuenta de que el agua del primado no se puede mezclar con el aceite de la sinodalidad ortodoxa. Para los Ortodoxos la Iglesia no puede tener jamás una estructura universal. Y como son coherentes, de ahí no se bajan y distinguen perfectamente las incoherencias del católico que juega a ser ortodoxo y católico a la vez.

En eso sí que tenemos que aprender de ellos.

Miles Dei dijo...

El que no entienda las eclesiologías contradictorias del Concilio que se lea la famosa nota previa-apéndice a la Lumen Gentium y se pregunte el porqué de su razón de ser.

Terzio dijo...

La nota previa fue providencial, pues es, ni más ni menos, que la corrección del Concilio durante el mismo concilio por un acto magisterial del Papa, que se imponía al Concilio y dictaba la recta doctrina sobre los textos elaborados por los pp. conciliares.

Este acto - en esas circunstancias - es suficiente para desvalorizar y calibrar las insuficiencias y deficiencias gel Vaticano II.

'

Ludovicus dijo...

Igual no se confundan, los argentinos sabemos que todo eso de la sinodalidad con Bergoglio es ilusión. No comparte el poder ni jugando a las cartas. Eso sí, a la larga genera confusión y ulterior decepción, como es de estilo en él.

MIGUEL25 dijo...

8- El debilitamiento de la fe en la divinidad de Nuestro Señor favorece una disolución de la unidad de la autoridad en la Iglesia, introduciendo un espíritu colegial, igualitario y democrático (cf. Lumen Gentium). Cristo ya no es la cabeza de la cual todo proviene, en particular el ejercicio de la autoridad. El Romano Pontífice, que ya no ejerce de hecho la plenitud de su autoridad, así como los obispos, que – contrariamente a las enseñanzas del Vaticano I – creen poder compartir colegialmente de manera habitual la plenitud del poder supremo, se colocan en lo sucesivo, con los sacerdotes, a la escucha y en pos del “pueblo de Dios”, nuevo soberano. Es la destrucción de la autoridad y en consecuencia la ruina de las instituciones cristianas: familias, seminarios, institutos religiosos.

(19 de julio de 2012
Declaración del Capítulo General de la FSSPX (Fuente: DICI))


Creo que es bastante elocuente esto, simplemente quiero subrayar, que efectivamente la Iglesia Católica, fue fundada por Cristo, como una MONARQUIA, pues Cristo ha venido al mundo para REINAR.

Cristo es la cabeza y el Papa es su vicario, representante o virrey.

Sólo a Pedro y a sus legítimos sucesores Cristo dio las llaves del reino de los cielos, y el PASTOREO UNIVERSAL DE LA IGLESIA.

Llegados aquí es lógico, lo que dice el Papa Francisco, como es el Papa que vive el nefasto Concilio Vaticano II, pues és lógico que venga a decir, que la monarquía de la Iglesia sigua la evolución que siguieron las monarquías del mundo, es decir pasar de una monarquía absoluta a una monarquía sinodal-colegial-parlamentaria.

Lo cual es erróneo y falso

es decir:

Debemos desarrollar el Sínodo de los Obispos en armonía con el Primado, caminar en la sinodalidad, crecer en la sinodalidad en armonía con el Primado

nunca puede haber armonía entre la colegialidad-sinodalidad y el Primado de Pedro, ni el concilio ni el sínodo, pueden ser los órganos máximos de la jurisdición de la Iglesia, ni siquiera compartir el ministerio Petrino.

La coligialidad-domocratización, que nace del nefasto Concilio Vaticano II, debilita la autoridad del Papa, establece conflictos y divisiones de autoridad, arruina la Iglesia jerárquica, el poder disciplinario y posibilita que se desarrollen impunemente todo tipo de herejías, impidiendo en esencia el REINADO SOCIAL DE CRISTO.



Anónimo dijo...

¿En qué quedamos, entonces? ¿Hay sinodalidad, o Bergoglio es un Borgia de tomo y lomo? ¿Y qué significa exactamente esto: " Para los Ortodoxos la Iglesia no puede tener jamás una estructura universal"?

Lucas.

Martin Ellingham dijo...

- Abuelita, abuelita, ¡qué ojos ecuménicos tienes!

- Son para verte mejor- dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.

- Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más sinodales tienes!

- Son para oírte mejor- siguió diciendo el lobo.

- Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!

- Son para...¡comerte mejoooor!...

Casi que está en la naturaleza de Bergoglio...

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Mi tocayo Pedro, llamado el grande, no sólo eliminó la figura del Patriarca sustituyéndola por el Sínodo sino que incluso instaló en el Sínodo un representante imperial, laico.
El sujeto en cuestión era un gran criminal que mató a su hijo, entre otras cosas. Y promovió obras públicas en las que los obreros trabajaban en condiciones espantosas.

Anónimo dijo...

Papamanía: la Catedral será sede de rock y fe
Se quitarán las filas de bancos en el interior de la Catedral Metropolitana. Apenas un par de metros delante del púlpito donde Jorge Bergoglio celebraba misa como arzobispo porteño, se montará un escenario con pantallas y equipo de sonido. El interior del principal templo católico de la Argentina, el mismo donde también descansan los restos del General José de San Martín, libertador de América, se convertirá mañana en la sede de una jornada para festejar al papa argentino que incluirá la presentación de bandas de pop cristiano encabezadas por el grupo del famoso cura rockero "Padre César y sus pecadores", junto con los músicos de Alejandro Lerner.
Con una imagen tamaño natural del papa Francisco, una placa recordatoria de su paso por Buenos Aires y la próxima inauguración del museo "Jorge Bergoglio" en la Catedral Metropolitana, la arquidiócesis de Buenos Aires clausurará el sábado una semana de oración por el pontífice argentino. El rector de la Catedral de Buenos Aires, el padre Alejandro Russo, explicó que la semana de actividades concluirá con la celebración del Día del Papa, solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo. Con el lema "Buenos Aires con el Papa reza por la Iglesia y con la Iglesia reza por el Papa", las actividades incluirán la instalación de una imagen tamaño natural de Francisco, realizada por el escultor Fernando Pugliese, que será exhibida desde el sábado en el templo mayor de la Argentina.

Ayer al mediodía se colocó en el interior de la iglesia una placa recordatoria, con referencias históricas a la vida de Bergoglio, al cumplirse ese día el 21 aniversario de su consagración episcopal, que recibió en la Catedral de manos de Antonio Quarracino. Según adelantó Russo, para el domingo 7 se julio está prevista la inauguración del museo dedicado a la figura de Bergoglio, con objetos personales y litúrgicos que utilizó durante los 15 años de su ministerio pastoral en la Ciudad.
El museo llevará el nombre de "Cardenal Jorge M. Bergoglio" y estará ubicado en el interior de la Catedral situada frente a la Plaza de Mayo, en unos salones dispuestos a la izquierda de la nave central del principal templo católico de la Argentina.
Tras la elección de Bergoglio como Papa el pasado 13 de marzo, la Catedral porteña se convirtió en un punto ineludible de visita de numerosos fieles y turistas que buscan conocer el lugar donde residió y predicó Francisco en los últimos años.
Entre otras de las actividades previstas para esta semana, el viernes la Acción Católica realizará "gestos misioneros" en la Plaza de Mayo, e invitará a rezar por el papa argentino.
El sábado a las 18, el obispo auxiliar de Buenos Aires, Eduardo García, presidirá la misa por el Día del Pontífice, mientras que el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, recibirá ese mismo día en el Vaticano el palio -el ornamento que usan el Papa y los arzobispos metropolitanos- de manos de Francisco.
Fuente:
http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=695083

Rigoberto Ortiz dijo...

Don Terzio:

La realidad es que las preguntas que usted plantea, subsisten. Si Bergoglio en 2006 “cede” sus votos en favor de Raztinger ¿porqué 8 años sí acepta ser elegido como papa? Hace unos días, Francisco rechaza una invitación a un concierto, y de inmediato, los medios resaltan que no es un papa “renacentista”. Pregunto ¿qué tiene qué ver una cosa con la otra? ¿Acaso un músico no tiene derecho a rendir un homenaje al Romano Pontífice y el significado de tal institución a través de una interpretación artística? ¿Acaso Juan Pablo II fue “renacentista” al recibir a Karajan luego de interpretar la Misa Coronación de Mozart en una Solemnidad de San Pedro y San Pablo? Agrego otras dudas: ¿A quién califica Francisco como pelagianos? Recuérdese la tan desafortunada homilía del Jueves Santo, esa donde pide curas de “periferia” no anticuarios, ni “pelagianos,” ni aficionados a los “trapos”… Pero tras todo esto, mi principal duda es esta: ¿qué pensaron los cardenales que eligieron a Bergoglio como papa?

Un abrazo

Rigoberto

Anónimo dijo...

¿los cardenales que eligieron a bergoglio? jajajajaja buena pregunta esos ni siquiera piensan...