sábado, 23 de marzo de 2013

A propósito de Caifás

 
Ayer, Viernes de Pasión, según el Misal tradicional y hoy, Sábado de la Vª Semana de Cuaresma, según el novus ordo, se ha leído como Evangelio de la Misa el impresionante texto de Jn 11, 45-57, con la profecía de Caifás:

" 45..Muchos de los judíos que habían venido a casa de María, viendo lo que había hecho, creyeron en él.
46. Pero algunos de ellos fueron donde los fariseos y les contaron lo que había hecho Jesús.
47. Entonces los sumos sacerdotes y los fariseos convocaron consejo y decían: «¿Qué hacemos? Porque este hombre realiza muchas señales.
48. Si le dejamos que siga así, todos creerán en él y vendrán los romanos y destruirán nuestro Lugar Santo y nuestra nación.»
49. Pero uno de ellos, Caifás, que era el Sumo Sacerdote de aquel año, les dijo: «Vosotros no sabéis nada,
50. ni caéis en la cuenta que os conviene que muera uno solo por el pueblo y no perezca toda la nación.»
51. Esto no lo dijo por su propia cuenta, sino que, como era Sumo Sacerdote aquel año, profetizó que Jesús iba a morir por la nación
52. - y no sólo por la nación, sino también para reunir en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos.
53. Desde este día, decidieron darle muerte.
54. Por eso Jesús no andaba ya en público entre los judíos, sino que se retiró de allí a la región cercana al desierto, a una ciudada llamada Efraím, y allí residía con sus discípulos.
55. Estaba cerca la Pascua de los judíos, y muchos del país habían subido a Jerusalén, antes de la Pascua para purificarse.
56. Buscaban a Jesús y se decían unos a otros estando en el Templo: «¿Qué os parece? ¿Que no vendrá a la fiesta?»
57. Los sumos sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes de que, si alguno sabía dónde estaba, lo notificara para detenerle."
 
La profecía pronunciada por Caifás vv. 49 y 50 es en sí un enunciado cristológico, explicado y explayado en la addenda del Evangelista, los vv. 51 y 52.
 
Destaco que: 
 
1- es una profecía 'inconsciente' proferida en sentido condenatorio con un implícito sentido cristológico que se le oculta en su valor y significado a quien la pronuncia, pero reconocida a posteriori por el Evangelista como un verdadero oráculo sagrado que definía de forma muy perfecta el sentido y el valor de la condena, pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo
 
2- su autor, Caifás, profetiza por una gracia aneja/vinculada al ministerio sagrado de Sumo Sacerdote, independientemente de su santidad personal, ni tampoco dependiente de su legitimidad sacerdotal en cuanto no pertenecía a la línea sacerdotal legítima de Sadoq, extinguida con Onías II el 175 a. C.
 
3- el oficio de Sumo Sacerdote y su gracia sacerdotal y profética no sufren merma por la coyuntura circunstancial de verse sometido a la designación de la autoridad pagana de Roma, siendo el representante de la autoridad imperial quien, de hecho, elegía y nombraba en aquel momento al Sumo Sacerdote
 
4- la eventualidad de la desiganción, no a perpetuidad sino sujeta al plazo temporal marcado arbitrariamente por la autoridad romana, tampoco es óbice para el mantenimiento y la manifestación del carisma profetíco del Sumo Sacerdote
 
5- el ejercicio profético confirmado por el pronunciamiente de ese oráculo cristológico, prueba y corrobora la legitimidad del Sumo Sacerdocio de Caifás, el último Sumo Sacerdote de la Antigua Alianza***, que consuma su alto y singular ministerio sagrado pronunciando esta profecía, todo ello atestiguado, grave y solemnemente, por el mismísimo Evangelista, que resalta en el texto evangélico el extraordinario valor de las palabras proféticas del Sumo Sacerdote Caifás
 
Esto que expongo, que serviría de esbozo de una interesantísima tesis (no sé si alguien lo habrá discurrido,´puesto que lo presento aquí como ocurrencia personal mía, de quien esto escribe) tiene - entiendo yo - un corolario, por extrapolación, aplicado al ministerio papal, si me explico y me entienden Uds. Tampoco quiero extenderme más, el blog no es el medio adecuado para elaborar tesis, ni para defenderlas más allá de un intuitivo enunciado, sin detalles, sin citas ni notas.
 
Pero, en todo caso, tomen nota y discurran los sedicentes 'sedevacantistas'. Y, si son razonablemente lógicos, entenderán que sus supuestos estarían contradichos por este grave y emocionante Evangelio.
 
Por lo menos a mí, cada año, cuando lo rezo en la Stª Misa, me emociona.
 
Laudetur Iesus Christus!
 
(alabanza que - ¡quién me lo iba a decir¡ - echo mucho de menos, por cierto)

*** El sacerdocio y el culto de la Antigua Alianza terminan absolutamente en el mismo instante en que Cristo ejerce y consuma su Sacerdocio, Eterno y Universal, en el Calvario. Al expirar en la Cruz, se rompe el velo del Templo. Aunque hubo otros sumos sacerdotes después de Caifás mismo, hasta la destrucción del Templo por los romanos, en el año 70, ni eran ya sacerdotes de la alianza ni el culto sacrificial ofrecido post-Pascha Christi tenía valor alguno.
 
+T.

22 comentarios:

Anónimo dijo...


http://catolicos-alerta.com.ar/bergoglio/alianza.html

La aliznza secreta para que gane Bergoglio se armó en Santa María la Mayor

Católico (uno más) dijo...

Si se refiere a lo que creo, yo también lo pensé, algo así como quien llega tarde a una cena, y dice que llegó a los postres.
También pensé otra ... no intuición sino, un ¨mira tú¨, que sería anejo a lo anterior, pero de entrada básicamente lo sospeché más como mera casualidad. Después dudé, y se lo mandé por mail a un católico mucho más formado y "de siempre" que regentea una página católica, a ver si le parecía que tenía entidad la cuestión como para postearlo yo (peo antes quería ver si "daba" para hacerlo), le pareció interesante dado que estamos en una situación indédita, pero que no creía que hubiera sido estudiado teológicamente, y me dijo que si quería lo publicaba a ver si alguien que supiera más podía arrojar luz sobre el tema. Pero me pareció más prudente dejarlo ahí (sobre la base de que sospecho que es tal vez una coincidencia nomás, si bien muy potente si uno se ceba en ella, y no me aportaba a lo que tenía que hacer que era rezar, más que curiosear, y poner algunos paños fríos a una "sorpresa" que como argentino y de Buenos Aires no me esperaba ni me resultó agradable). Esta última cuestión es atinente, acá algo diré, y si de parecidos se trata entre dos épocas tan distantes, a que Anás y Caifás fueran Sumos Sacerdotes, si bien Caifás estaba en funciones.
Que también sería/es vinculable -y esto es lo que me movió a consultar con el susodicho sabio católico- con ... algo que declara la doctrina católica, y está escrito (lo puede censurar, o todo el comentario: CIC 677).
(Y como dice Ud. "si me explico/qué...")

Yo sigo rezando, me estoy desenganchando del estupor. Pienso que en el malo (no en el peor -¿peor?-) de los casos, como vivo en Buenos Aires, tal vez ya tengo anticuerpos.

Oremos pro Pontifice nostro y pro invicem (bien el Papa al aludir a ello, si bien en lenguaje llano)

Saludos

Anónimo dijo...

Pensé en eso cuando el nuevo Papa apareció por primera vez y dijo que habían ido a buscarlo al "fin del mundo".

Pensé, ojalá no esté profetizando inconscientemente.

Aunque no sé cuál es la traducción exacta, tal vez "confines de la tierra" es más exacto que "fin del mundo"

Saludos

Ex Luterano

Miles Dei dijo...

Es obvio y está bien explicado por el Evangelio y los Santos Padres. Lo que no es de recibo es lo que uno me decía ayer, que el acto de planear la muerte de Cristo y entregarlo para que lo mataran es un acto sacerdotal de este sacerdote del AT que además es meritorio y justificó al sacerdote que lo oficiaba y a todos los presentes. Como si desde la instauración de la Nueva Alianza la noche de la última cena no hubiera ya un nuevo sacerdocio en el que Cristo, María coadyuvante, fuera el único sacerdote durante su Pasión.

Caifás, sin embargo, era corrupto. Había comprado el sumo sacerdocio y además era falso profeta, como bien explica algún Padre, lo que no quita que por el cargo sagrado que desempeñara pudiera profetizar sin saberlo. Aplicado al Papa ocurre en cada papado. Se hacen profecías aún sin saberlo. La más famosa de estos tiempos la de Pablo VI aludiendo al demonio infiltrado en la Iglesia. Profecía que hasta los más reacios a su figura aceptan como tal.


Pioquinto dijo...

Hay una fiebre de papolatría y otra fiebre de sedevacantismo, estimado páter. Ha puesto el dedo en la llaga y me ha puesto a pensar a mí.

Su articulete de hoy tiene mucho mérito intrínseco, porque a tono con la Semana Santa y lo que está ocurriendo, parece que vivimos tiempos apocalípticos, o por lo menos , surreales.

Al ex-luterano le digo que le admiro, por seguir teniendo la verdadera fé católica en estos tiempos tan confusos.

Señor, te pedimos, aumenta nuestra fé. Saludos, dom Terzio.

Católico (uno más) dijo...

Ufff...!, ahora veo que por ahí hubo algo peor, dicho en forma de chiste, de humorada, a los Cardenales del Cónclave tras ser electo, según dicen, pero creo que es ¨oficial¨.
Eso sí que no lo había pensado en tales términos de profecía.
Pero casa más con lo que usted refiere, puesto que las palabras de Caifás, no fueron dichas ante el pueblo.

Pero, espero (dígame alguito...) que en las cuestiones de Dios y de la Gracia, haya lugar también para decir algo gracioso, con gracia, que no deba ceñirse a la literalidad de lo expresado.

Saludos

Terzio dijo...

El quid está en la gracia de Dios y su buen humor, que encuentra motivos para sonreir donde reconoce la huella de Dios.

'

Católico (uno más) dijo...

Gracias, por el alguito, Pater.
Y, si no es abuso: "El quid está en la gracia de Dios y su buen humor, que encuentra motivos para sonreir donde reconoce la huella de Dios",
Lo que puse en negrita (no parece referido a Dios, sino sería "donde reconoce su propia huella" -raro concepto, entiendo-)
¿lo refirió a quien expresó la humorada, a quien hizo, con palabras, esa G/gracia? (casaría y concordaría con lo dicho desde el balcón (¡y encima se llama logia! Ah, no, doble g, de Gracia).

Si me lo dice, lo escucho, si me lo escribe, lo leo.

Santas Pascuas Advenientes

AMDG dijo...



p. 201: “Pero eso significa que la cruz respondía a una «necesidad» divina y que Caifás, con su decisión, fue en último análisis el ejecutor de la voluntad de Dios, aun cuando su motivación personal fuera impura y no respondiera a la voluntad de Dios, sino a sus propias miras egoístas.

Juan ha expresado muy claramente esta extraña combinación entre la ejecución de la voluntad de Dios y la ceguera egoísta de Caifás. En medio de la perplejidad de los miembros del Sanedrín sobre lo que convenía hacer ante el peligro que suponía el movimiento creado en torno a Jesús, fue él quien pronunció las palabras decisivas: «No comprendéis que os conviene que uno muera por el pueblo, y que no perezca la nación entera» (11,50). Juan califica explícitamente dicha afirmación como de «inspiración profética», que Caifás habría proferido en virtud del carisma vinculado a su cargo de sumo sacerdote, y no por sí mismo.”.

Mi reacción al leer eso fue: Pues nada, que lo nombren San Caifás, y que le den el título de corredentor. A lo mejor creen que les van a ablandar el corazón de esta manera. Pa-té-ti-co. ¿No es más razonable hablar de inspiración satánica que de profética?

No me convence.

Anónimo dijo...

Apreciado Pioquinto:
La fiebre de papolatría y la de sedevacantismo son las dos caras de lo mismo.
Se es sedevacantista por que se es papólatra; cuando el Papa reinante no parece demasiado santo, sólo queda el remedio, excurso o lo que quiera del sedevacantismo para no dejar de ser papólatra.
O sea que el mal de este tiempo es siempre el mismo: idolatría.
Felicitaciones don Terzio; como siempre, sus pláticas un acierto.
L. b-C.

Anónimo dijo...

Creo que la palabra que más cerca está de definir esta situación es la que mencionó Pío V
Surrealismo.

Gallardo dijo...

"el Papa Francisco hizo casi el milagro de convertir, de la noche a la mañana, a la corporación mediática más poderosa y anticatólica de Argentina y a la señora más violenta de Hispanoamérica,Hebe de Bonafini, en dos ferras y firmes ultradefensoras del Pontificado, al igual que usted. "Es hermoso ver bajar de la montaña los pies del mensajero de la Paz". Que lindo es haber podido ser testigos directos del súbito y sincero cambio de corazón entre tantos enemigos históricos de la Iglesia, Padre. ¡Viva el Papa Francisco !"
-----------
JMI.-¡Viva!

Pensamiento neocón en toda su crudeza. Tomado del blog del padre Iraburu.

Anónimo dijo...

¿No hay un dogma que dice que diga quién lo diga si es Verdad viene del ES?
Por supuesto que de ahí a canonizar a caifás no, aunque hoy en dia, parecería que para algunos hay que hacer mal para que Dios saque bien.

MIGUEL25 dijo...


El cardenal Roger Mahony, arzobispo emérito de Los Angeles (California), escribió en su blog en la fecha de 17 de marzo 2013

"Cuando por fin entré en la Capilla Sixtina, 12 de marzo 2013, dudé entre dos o tres candidatos. Sin embargo, cuando se distribuyó la primera votación y, cuando llegó el momento de registrar un nombre, algo de gran alcance - y extraño - me pasó. Me tomé mi pluma y comencé a escribir.

Pero mi mano se vio impulsada por un poder espiritual indescriptible que [por alguna fuerza espiritual Mayor]. 'el nombre en la papeleta se escribía solo. No me había decidido en mi elección para un solo nombre, pero ha sido hecho por mí.
Yo escribí, y entonces empecé a temblar. Aquí es donde me di cuenta de que el Espíritu Santo estaba trabajando plenamente en la Iglesia de Jesucristo, y que mi función no era la de "elegir" al nuevo sucesor de Pedro, sino "de escribir" su nombre - un nombre que me fue dado a mí."


Algunas precisiones:

El cardenal Mahony, tiene un historial muy negro, que no detallo, su blog en la red no me he molestado en averiguar pues no se nada de inglés.

La fuente es:

http://apparitionsmariales.org/

bueno, si es verdad que el cardenal Mahony escribió este testimonio, la consecuencias son muy claras:

1º La validez del cónclave y la intervención milagrosa del Espíritu Santo.

2º ¿Cómo es posible, que un cónclave donde serán mayoría los cardenales masones y modernistas sin embargo sale elegido no el que ellos desean sino el que el Espíritu Santo quiere? ¿y cómo es posible que el elegido Papa Francisco con serios antecedentes de heterodoxia, ahora sea el Papa que necesitamos?

Porque la elección divina IMPRIME LA GRACIA DE ESTADO.

Tenemos esto reflejado en la Escritura:

Números:,23,8-12,19-20

8 ¿Cómo maldeciré a quien Dios no ha maldecido? ¿Cómo execraré a quien Dios no ha execrado?

9 Cuando lo miro desde la cima de las montañas y lo contemplo desde las colinas, veo un pueblo que vive aparte y no se cuenta entre las naciones.

10 ¿Quién puede contar el polvo de Jacob, o numerar la polvareda de Israel? ¡Que yo muera la muerte de los justos, y que mi fin sea como el suyo!».

11 Balac dijo a Balaam: «¿Qué me has hecho? Yo te traje para que maldijeras a mis enemigos, y tú los has bendecido».

12 «Yo sólo puedo repetir fielmente lo que el Señor pone en mi boca», respondió Balaam.

19 Dios no es un hombre, para mentir; ni es un mortal, para desdecirse: ¿Acaso él dice y no hace, promete una cosa y no cumple?

20 Yo recibí la misión de bendecir: él ha bendecido y no lo puedo contradecir.


este es el vivísimo retrato de la vivencia del cardenal Mahony, y respecto a la elección del Papa Francisco, un modernista de tomo y lomo la historia sería esta:

Hechos, 9,1-6

1 Saulo, que todavía respiraba amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se presentó al Sumo Sacerdote

2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de traer encadenados a Jerusalén a los seguidores del Camino del Señor que encontrara, hombres o mujeres.

3 Y mientras iba caminando, al acercarse a Damasco, una luz que venía del cielo lo envolvió de improviso con su resplandor.

4 Y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?».

5 El preguntó: «¿Quién eres tú Señor?». «Yo soy Jesús, a quien tú persigues, le respondió la voz.

6 Ahora levántate, y entra en la ciudad: allí te dirán qué debes hacer».

San Mateo, 9,9,13
9 Al irse de allí, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: «Sígueme». El se levantó y lo siguió.





Anónimo dijo...

Que susto Gallardo, en un primer momento pensé que tenía usted fiebre, ya casi le iba a recetar un buen antibiótico...

Anónimo dijo...

¿y usted cree en el cuento de Mahony Miguel?
¿acaso Mahony sufrió de escritura automática como Vassula Ryden?
No creo que esa sea la forma en que actúa el ES.
El ES obra a través de mociones interiores pero en voz muy bajita por lo que hay que tener mucho silencio para advertirlo.

Anónimo dijo...

"poder espiritual indescriptible"... no necesariamente significa que tenga que ser el ES.

Anónimo dijo...

Deuteronomio 13,1-4. Las profecias y los sueÑos de los falsos profetas se cumplen para probar la fidelidad del pueblo de Dios.

MIGUEL25 dijo...

Iba a responder al anónimo, pero dije en un anterior comentario de otra entrada que no lo iba a hacer,

si no se indentifican con un "alias" o un "nick", es tiempo perdido.

Anónimos pululan aquí a montón..y no se sabe quien es quien..

Anónimo dijo...

¿Y no es mejor que en vez de decir ES se diga Espíritu Santo??, vamos que yo sepa escribir en un blog te sale de gratis (como dice mi madre), y poner solo las iniciales es muy de jmjotero super-progre y moderno católico (además de que suena a pija hiper-hormonada menstruática). Saludos, y recordad que son malos los prejuicios y que hay que confiar en el ESPÍRITU SANTO, que no hay mal que por bien no venga.

No, si al final esto va a ser lo mejor que nos pase...

MIGUEL25 dijo...

Bueno, decía en un aporte más arriba, que no iba a entrar en debates con ningún anónimo.

Pero lo que sí puedo hacer es hablar de modo general para quien se de por aludido:

OSADIA DE DECIRLE AL ESPÍRITU SANTO, COMO SE DEBE DE MANIFESTAR,
y como tiene que actuar.

Esto simplemente es una herejía, el Espíritu Santo, se manifiesta COMO QUIERE, A QUIEN QUIERE Y DONDE QUIERE y de modo ESPECIAL, MILAGROSO Y EXTRAORDINARIO EN UN CONCLAVE, VÁLIDO Y LEGÍTIMO.

Condición "sin la cual no", de santidad, negando que el Espíritu Santo se manifieste a PECADORES Y MASONES, y en concreto al cardenal Mahony, (uno de la misma cuerda)
negando además la acción TRANSFORMADORA DE LA GRACIA y además las GRACIAS MINISTERIALES Y/O CARISMÁTICAS RECIBIDAS.

Otra herejía, de JANSENISTAS Y DONATISTAS.

Al final sale malparada LA INDEFECTIBILIDAD DE LA IGLESIA, como Don y Sacramento, cayendo esos mismos, en el PELAGIANISMO o SEMIPELAGIANISMO, que pretenden combatir.

Per Me Reges Regnant dijo...

Interesante tesis la suya, comparar la acción de Dios en el Sumo Sacerdote del Antiguo Testamento, independientemente de su legitimidad,con esa misma acción en el Sumo Sacerdote del Nuevo Testamento, el Papa.

Para los que acusan a los sedevacantistas, indistintamente, de papólatras, les diré que demuestran no conocer aquello de lo que pontifican.

Los católicos no dicen que un Pontífice aparentemente legítimo no lo sea, o deje de serlo por no ser santo, sino por ser un hereje público.En el caso de los pontífices conciliares desde Juan XXIII, por haber caído en herejía antes de su elección, por lo que, por derecho divino, eran inelegibles para el Papado.

Y es que los criterios de legitimidad eran diferentes en los SS del Antiguo Testamento, y en los del Nuevo. Tal vez en el Antiguo, pudieran dispensarse del requisito de descendencia de familia sacerdotal, pero desde luego, los SS del Nuevo Testamento, los Papas,en el momento de su elección, deben ser obligatoriamente católicos en su fuero tanto externo como interno, so pena de ilegitimidad total.
El SS del Antiguo no gozaba de infalibilidad personal, sino que por ser SS designado, tenía derecho a llevar sobre su pecho el Racional, que era el que le confería infalibilidad por el tiempo de su oficio, independientemente de sus disposiciones particulares.

Los Doctores del Templo, cuando se sentaban en la Cátedra de Moisés, también eran infalibles, aunque luego dieran en los errores de los fariseos, en su fuero privado, y persiguieran a Cristo.

No así el Papa, cuya infalibilidad no depende de ninguna otra circunstancia, sino de su legitimidad de origen, aunque fuera el ser más pecador y el gobernante más inepto sobre la faz de la tierra.

papólatras son otros, que a pesar de ver las innúmeras herejías caracterizadas salir de la boca de los ocupantes del Solio petrino, se niegan a hacer aquello a lo que todos los doctores, y la Iglesia misma les obligan, a saber, reconocer que por herejía pública, es imposible que tenga el Pontificado, y que por herejía antecedente a su elección, perfectamente comprobable en Bergoglio, es imposible que recibiera el Pontificado.