miércoles, 12 de diciembre de 2012

Equivocolitúrgias con bi-adoración (?)

 
La ocasión no se prestaba, en principio, a equívoco: Una vigilia de oración en la noche-madrugada de la Inmaculada, en la Catedral, con el Santísimo expuesto, un acto de oración y adoración, una vela ante el Señor manifiesto en la custodia. Y los sacristanes sacaron para la ocasión la mejor custodia, una de oro y pedrería, la que se utiliza para las solemnidades con octava y Seises, Inmaculada Concepción y Corpus Christi. Hasta aquí, todo bien, solemne ambientación para un acto solemne.

Pero existe la gente que piensa que juventud y solemnidad no casan bien, un prejuicio aprendido, inculcado y practicado luego, cada vez que solemnidad y juventud se encuentran. La interferencia se salva con un adorno juvenil, un estrambote junior, una huella 'teenager', que será más o menos estridente, pegotera y/u hortera según el grado de idem del ocurrente de turno. El ocurrente suele estar fuera de la órbita teen por exceso de años cumplidos, pero parece ser una constante contrastable que cuanto más maduro, más petardo (ad casum).

Esta vez, salvo alguna copleta made in Taizé y algún detallito más, el aditamento juventud-católica-de marcha no fue troppo estridente. La estridencia vino aportada desde un nivel mayor y más alto. Confieso que no sé de quién sería la desconcertante idea, pero imagino la intención (y la fe) extraviada de algún pseudo-liturgista malformado y deformante.

Resumiendo y concretando, para evitar excursus, perpetraron esto:

- El Santísimo quedó expuesto en la custodia, sobre el altar, entre seis candelabros altos de plata y otros seis cirios tamaño codal con la calcomanía del logo-año de la fe

- En el mismo eje, en un plano un poco más bajo, más cerca de los fieles, otro altar más pequeño, también con seis cirios encendidos, y en su centro un atril con un libro abierto (no sé si Biblia, si Evangeliario, o si Leccionario)

La excusa - colijo - podría haber sido la de la misma vigilia, que incluía un pequeño aditamento temático: "...La Vigilia (...) consistirá en una oración en torno a la Palabra de Dios, Lectio Divina, concretamente del relato de la Anunciación con una exposición del Santísimo...", como explica el anuncio oficial de la misma. El resultado fue - como todo el mundo en general pudo ver - una superposición de presencias (?) expuestas (?) y adorables (?), el Sacramento en el altar, y el libro (biblia, evangeliario o leccionario) en su altarcito, un poco más abajo pero en el mismo eje, de modo que la vista iba de uno al otro, del libro expuesto a la Custodia con el Señor en manifiesto.

¿Lecturas, interpretaciones, explicaciones? Ustedes entenderán - si me entienden - que las argumentaciones en torno a cómos y porqués podrían ser varias, variopintas y con variantes, todas tan estrambóticas como el mismo hecho en sí, tan raro y poco visto. No diré que heterodoxo, porque asistían al acto y presidían dos prelados, a quienes no se les puede achacar nada semejante.

Este - entiendo - sería el último detalle (entre los más llamativos): Que todo eso ocurrió bajo la presidencia de dos prelados, que no sé qué pensarían cuando se encontraron con esa bi-exposición, esa adoración (?) dual.

Nosotros, los católicos, nunca hemos adorado libros. Tampoco reconocemos en ningún texto sagrado una presencia real, sólo apreciamos y veneramos una presencia virtual, que se podría explicar comentando que Cristo está latiente en la página escrita, miniada o impresa de un evangeliario de la misma y relativa manera que San Pablo se esconde tras la tinta y la escritura, impresión o pintura de un ejemplar de una de sus epístolas. Si me explico. Pues así.

La extravagancia que desataron las iniciativas y experimentos post-conciliares han degenerado en aberraciones como esos extraños sagrarios neocatecumenales-kikos, con doble compartimento: una taca para el Sacramento y otra taca para la Biblia (de Jerusalén, editorial DDB).

Lo que no me imaginaba, lo que no esperaba ver, lo que nunca podría delirar en mis delirios, es que en la Catedral Metropolitana de Sevilla se celebrara una exposición conjunta del Santísimo y un libro.

Témome que la cosa pase a mayores y que el ocurrente fautor de la aberrante/extravagante co-exposición/liturgia dual proponga sacar este año para el Corpus, en la procesión, una segunda custodia con la Biblia de Arias Montano, un poner.

Como es el Año de la Fe, así nos nuevangelizamos, más confusos que ayer y menos equívocos que mañana.

n.b. No he podido encontrar on line ninguna fotografía del acto. Se grabó en directo y fue emitido en diferido la tarde del 8 de Diciembre por MariaVisión. Agradecería si alguien aportara documento visual.


Tu autem, Dómine, miserere


+T.

11 comentarios:

Santi dijo...

¿De qué se extraña usted?
¿No ha visitado Parroquias Kikizadas?

Es usted un antiguo, no-neoevangelizador... y no sé qué más.

¡Qué disgusto!

Teresa dijo...

La moda de la pseudo-adoración de la Biblia también se ha impuesto en mi parroquia de Madrid que se ha visto colonizada por los Kikos desde la vuelta del verano. Yo ya he desistido de hablar con el párroco, lo primero porque me puede decir que me meta en mis asuntos y no tengo ninguna necesidad, aunque mis asuntos, pienso yo, en lo tocante a la Fe Católica, debieran ser también los suyos, pero ya le hice notar cuando empezó la moda que no veía la necesidad de la doble adoración, como usted bien dice, estando el Señor presente en la Custodia.
No le cuento la catequésis que me soltó porque a los cinco minutos de su perorata ya había desconectado y me despedí educadamente.

MIGUEL25 dijo...

Yo creo que esta entrada es repetitiva de las anteriores donde se tratan estas aberraciones.

Reitero mis comentarios anteriores e insisto:

Esto no es ni más ni menos que una aplicación del nefasto concilio Vaticano Segundo, pues literalmente y claramente equipara la veneración de la Palabra de Dios, con la veneración eucarística y llega a afirmar que el Pan de vida lo recibimos tanto de una cosa como de la otra.

Otra cosa es que luego hay que andar con "hermeneuticas" "interpretaciones"..malabarismos, filigranas y gaitas para corregir esta salvajada.

Los masones y modernistas que dominaron el concilio e infiltrados en la Iglesia al servicio de Satanás, no son tontos,
los cambios lo van haciendo poco a poco, para que los católicos nos vayamos acostumbrando y luego cuando queramos reaccionar sea ya muy tarde.

No nos llamemos a engaños, el objetivo final del modernismo es este:

LA SUPRESION DE SANTO SACRIFICIO, el Sacrifico perpetuo, y la introducción de un culto protestante, y lo queramos o no, está claramente profetizado:

San Mateo, 24, 15-18
15 Cuando vean en el Lugar santo la Abominación de la desolación, de la que habló el profeta Daniel –el que lea esto, entiéndalo bien–

16 los que estén en Judea, que se refugien en las montañas;

17 el que esté en la azotea de su casa, no baje a buscar sus cosas;

18 y el que esté en el campo, que no vuelva a buscar su manto.

Daniel, 8,9-14
9 De uno de ellos salió otro cuerno pequeño, que se agrandó mucho hacia el sur, hacia el oriente y hacia la Hermosura.

10 Se agrandó hasta el Ejército del cielo, hizo caer por tierra a una parte de este Ejército y de las estrellas, y las pisoteó.

11 Se agrandó hasta llegar al Jefe del Ejército y le suprimió el sacrificio perpetuo; el lugar de su Santuario fue avasallado,

12 lo mismo que su Ejército. Sobre el sacrificio perpetuo fue instalada la iniquidad, y se echó por tierra la verdad. El tuvo éxito en todo lo que emprendió.

13 Entonces oí a un Santo que hablaba, y otro Santo dijo al que hablaba: «¿Hasta cuándo se verá el sacrificio perpetuo suprimido, la iniquidad desoladora instalada, el Lugar santo y el Ejército pisoteados?».

14 El respondió: «Hasta que pasen dos mil trescientas tardes y mañanas: entonces el Lugar santo será reivindicado».


La reivindicación del Lugar santo, corresponde en primer lugar a la Fraternidad Sacerdotal San Pio X, pues quedaron libres del nefasto Concilio Vaticano II, y en sus iglesias y capillas no caben estas aberraciones.

En segundo lugar, a los obispos, sacerdotes y fieles, que siguiendo el Sensus Fidelium, estamos dando la voz de alarma, para resistir y mantener el Santo Sacrificio y prepararnos para cuando tengamos que asistir a una verdadera Misa en clandestinidad.





Anónimo dijo...

"A la Eucaristía se le da cada vez menos importancia" (Garabandal, 18 de junio de 1965)

P. Albrit dijo...

Don Terzio... ¿Y de María+Visión, qué? ¿Quién lo lleva, qué doctrina albergan...?

Hasta hace cosa de un año la señal llegaba hasta la Mancha manchega, con encandile del frente de juventudes de la parroquia.
No me terminaba de convencer, pero la verdad es que tenía cierto gancho...

Terzio dijo...

MaríaVisión es un proyecto con muy buena intención y resultados muy desiguales, unos buenos, otros discutibles y otros suprimibles.

Se mantienen con donativos y suscripciones, no aceptan publicidad comercial y tienen en contra a los obispos. Al carecer de una economía sólida, se apañan con colaboraciones altruístas y un voluntariado variopinto. Su programación abarca un espacio bastante interesante, muy válido para evangelizar desde los medios y mantener una presencia católica las 24h del día en la tv.

Por otra parte, el catolicismo abigarrado que aparece en sus programas es, ni más ni menos, que el catolicismo real post-conciliar, con todos sus bondades, desconciertos y desaciertos.

Resumiendo, una tv católica manifiestamente mejorable, pero suficientemente apreciable para merecer apoyo y simpatía.

Mi esperanza es que mejore contenidos y exposiciones, programas y presentaciones, y pueda convertirse en un buen medio de información y formación (algo que, en parte, ya cumple).

'

Pioquinto dijo...

Páter, los kikos están contaminando todos los ámbitos de la Iglesia y como les hacen su lavado de cerebro, los pobres incautos se creen que sólo hay A. K. y D. K ., antes de Kiko y despúes de Kiko y que no hubo nada desde Constantino hasta el Vaticano II, que fué el que engendró el movimiento Neocatecumenal, de la mano del nefando y nefasto monseñor Annibale Bugnini.

Tienen un elefante blanco en Israel, el Domus Galilea, edificio cargado de símbolos judaicos, con una Torah en lugar prominente. Hoy tienen la Biblia en el altar, mañana tendrán la Torah, porque en esencia son judaizantes. Un saludo, páter Terzio.

Miles Dei dijo...

Con la respuesta al dubia sobre la DV en la mano se puede hacer una denuncia del evento al obispo. Claro que habiendo ocurrido este hecho en la Sede Catedralicia pues más que denuncia es corrección fraterna.

Y mientras en el Culto Divino... (continua la novela sobre los últimos tiempos de la Iglesia)




Isaac García Expósito dijo...

Miles, el problema es que el hecho se perpetró en las narices del Arzobispo. Y si epíscopo, quiere decir vigilante, ¿quién vigila al vigilante?

O sea.

Miles Dei dijo...

Pues eso, una corrección fraterna al obispo y si no hace caso, como será lo más seguro, pues una denuncia al Culto Divino...

Entonces la novela sigue, como digo. Pues ya saben quien es la última marioneta de los Kikos ante la Santa Sede y lo que intentó con la liturgia kikiana, cheques de Mendoza aparte.

Un tapón al que no le duele ser descorchado por Kiko. Consciente de que Arinzé les hizo la guerra, el les hace el amor y como buena profesional del amor, cobra por ello.

Santi dijo...

relato de hace 15 min en una farmacia:
- has puesto el buey y la mula?
- si, total ya no sabemos que es verdad y que inventado... asi que da igual.

perdone este off the record pero cuando otro comentarista me echaba en cara que sostenia que destruia la fe de los pequeños, que era un escandalo por destruir donde no podia construir nada... ahi esta. el tiempo pone a cada uno en su sitio.
ya solo falta que se descubra el final del cuento chino de la reforma de la reforma y la hermeneutica de la continuidad, por facebook o como quiera... que asi mola mazo