sábado, 15 de octubre de 2011

Nueva evangelización adveniente


Ya asoma la proa de la nave. Y de mascarón, como una encantadora sirena, la inquieta Sor Berzosa, que va a intervenir delante de un selecto foro neo-evangelizador, alternando en la tribuna de oradores con personalidades de la talla de Vittorio Messori.

Messori lleva años siendo fiel a unos conceptos que iba dejando muy claros en cada una de sus obras, como aquellos que apuntaban en el best-seller Rapporto sulla fede (Informe sobre la fe, 1984-85) con la entrevista al entonces Cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. El tiempo, estos últimos años, han ido moderando pero también confirmado las líneas que se esbozaban en ese interesante reportaje-entrevista, un ensayo sobre la situación y las perspectivas de la Iglesia Católica de mediados de los '80. Si Messori teoriza sobre la nueva evangelización, merece atención, no habla un cualquiera.

Pero sor Berzosa no, no es una Messori sólida en juicios y perspectivas. Una chica que empieza clarisa y funda conventos de clarisas y atrae vocaciones de clarisas que en una temporada termina trasvestida de azul vaquero con pañoleta y ya no es clarisa sino - por su reverenda voluntad - fundadora de las iesucommunistas, esa sor ex-clarisa no parece tener solidez para ser cimiento de nada. A ver si cuaja lo suyo, y luego se verá.

Si se trata de poner a una mujer en el atril (la cuota femenina exigida por la corrección política) para ambientar el preludio de la Nueva Evangelización, que inviten al atril a un calcuta, una de las Misioneras de la Caridad de Madre Teresa. Me parece indiscutible la solidez de una calcuta frente a la veletera sor Berzosa y su recién fundada congregación (o lo que sea).

Las cosas no aparecen cuando oficialmente se les reconoce. Un buque no empieza a existir cuando le dan el botellazo 'bautismal' con champán. Lo mismo, si la nueva evangelización es algo, debe de estar existiendo hace ya algún tiempo. ¿O no son las Misioneras de la Caridad de Madre Teresa de Calcuta efectiva y reconocible 'nueva evangelización'?

Y la FSSPX, tan firme y pujante, tan sólida y desafiante, ¿no es ya una patente y contundente 'nueva evangelización'? Y los Franciscanos de la Inmaculada, ¿no son ya, desde hace años, agentes de esa nueva evangelización.

Incluso podrían entenderse fundaciones tan activas como el Opus Dei, las Comunidades Neocatecumenales, los Focolari, Comunión y Liberación, Comunidad Sant'Egidio, como partes ya implicadas en una nueva evangelización. Con todos los matices que se quiera, pero reconociendo lo que han hecho hasta ahora y si eso no es/no ha sido 'nueva evangelizacion'.

Por cierto que recalco algo que no puede ser fruto de un casual: Opus Dei y Neocatecumanales, las dos iniciativas más señaladas de ese grupo de instituciones neo-evangelizantes, se gestaron, fundaron y empezaron en España, y desde España se expandieron por todo el mundo. Subrayo que no puede ser casualidad. Como tampoco esa versatilidad de las fundaciones italianas.

La cuestión al valorar estas instituciones, todas las que llevo mentadas, es discernir si son aptas para una verdadera 'nueva evangelización', puesto que se supone que la nueva evangelización no puede ser una diferente evangelización ni una evangelización distinta, salvo en detalles accidentales, puesto que la evangelización tiene que ser fiel al mismo credo, la misma doctrina, la misma moral que se predicó, por ejemplo, cuando San Patricio evangelizaba a los antiguos irlandeses o San Bonifacio evangelizaba a los frisones y los germanos, o Fray Junípero Serra evangelizaba a los indios californianos. Si es nueva evangelización tiene que ser la misma evangelización. No caben salvedades que insistan en la novedad y flaqueen en la evangelización, propiamente.

Si me preguntaran, yo diría que la nueva evangelización tendría que empezar por barrer la nefasta pseudo-evangelización post-conciliar, que yo representaría, globalmente, en el gran fracaso de los proyectos de las órdenes y congregaciones religiosas, que - salvando contadas excepciones - han sido parte muy principal/causante del declive y la crisis del catolicismo. Así, entiendo que la aparición de nuevas congregaciones religiosas (y en este sentido comprendería si la intervención de sor Berzosa quisiera simbolizar la esperanza de las nuevas fundaciones religiosas) es una necesidad urgente; la renovación de las antiguas, decrépitas y degeneradas, no sé si ya es posible, tan arruinadas y descompuestas como están. Para estas periclitadas comunidades religiosas, la nueva evangelización debe ser una radical y profunda re-catolización. O que perezcan definitivamente y sean reemplazadas por nuevas fundaciones católicas.



El lema del escudo arzobispal de Mons. Rino Fisichella, el gerente de esta empresa de la Nueva Evangelización, es un mote bien escogido: 'Viam Veritatis Elegi'. Pero el Semper Idem del stemma del Cardenal Ottaviani podría valer mucho mejor para acompañar este proyecto de evangelizar nuevamente. Y si no sirviera como lema ilustrador, mala señal.

Endeble señal es, para mí, ver asomar la pañoleta vaquera de sor Berzosa.

¿No tienen bandera insignia más consistente? ¿O es que el valor es lo nuevo por la gracia de la novedad?


+T.

11 comentarios:

Pioquinto dijo...

Tiene razón en el articulete, páter. La "nueva evangelización" es ad-intra, según parece, con los nuevos "carismas" que se van dando, porque un musulmán se me ríe en las barbas si trato de convertirlo, porque con aquello de Asís, todas las religiones "llevan a Dios" y los protestantes arguyen que en ellos también obra el espíritu, siendo que la religión cristiana subsiste en la Iglesia Católica. El msr. Fisichella me parece un cartucho quemado, que apuesta todo a los kikos, carismáticos y demás novedades. Para que una re-evangelización funcione, tendrían que hacer lo que hace la FSSP X, catecismo para niños, jóvenes y adultos. Sermones con substancia, hablar del infierno y de la salvación del alma, promover el rosario y las devociones y predicar que es pecado mortal no asistir a la celebración de la Santa Misa. Además dan lecturas para llevar a casa, y nada de política, ecología o concelebraciones. Y podremos recuperar el Lex credendi, lex orandi. Saludos.

Miles Dei dijo...

Una de dos: o estos eclesiásticos son auténticos ciegos que guían a otros ciegos o estamos ante auténticos sinverguenzas que se montan un chiringuito sobre la misma obra de destrucción de la fe a la que llevan asistiendo impávidos medio siglo.

De las palabras de la Escritura, desde los avisos de Cristo a la carta a la Iglesia de Laodicéa creo que más bien estamos ante el primer caso, lo que no quita que se pueda dar particularmente el segundo. Y en todos los casos supondremos la mejor de las intenciones, que faltaría más que lo que pretendieran es terminar de aniquilar lo poco que queda.

En cuanto a lo de la monja es algo muy católico eso de que surjan mujeres (que sean Judiths o Jezabeles es otro cantar)y se asomen a la palestra del poder. Además es tradición hispana que sea una monja bien colocada. Nada nuevo bajo el sol en esto, por mucho que lo llamen nueva evangelización.

Hermenegildo dijo...

Yo preferiría el término "reevangelización" al de "nueva evangelización".

Jordi Morrós dijo...

Interesante la reflexión.

Vivimos en la época del marketing y de los grandes números, y ahí la fundación de sor Verónica Berzosa puede jugar de entrada sus cartas ya que ha sabido colocar su producto con un buen marketing y de momento los números cuantitativos le juegan a favor.

Y por cierto gracias por la referencia de que el lema "Semper idem" era del cardenal Alfredo Ottaviani, del que por cierto desconocía que había sido colaborador del arzobispo Marcel Lefebvre durante las sesiones del Concilio Vaticano II.

Tulkas dijo...

La Nueva Evangelización viene haciendo falta desde los años sesenta, que es cuando aconteció la apostasía de Europa. ¡Un poquito tarde la diagnosticó el beato Woytyla!

De lo que Juan Pablo II se hizo eco es del vacío de las Iglesias, notable en los años 90 porque las generaciones de fieles habían ido envejeciendo y muriendo. Pero la discontinuidad generacional viene de antes, la apostasía aconteció en los 60 y 70, básicamente, producto de muchas causas. Pero entonces, y por poco tiempo, el número todavía ocultaba la realidad, al menos en Europa. El número quizá siga ocultado la realidad en otras partes del mundo.

Los neomovimientos primaverales vinieron entonces, precisamnete entonces, a sustituir a la fe familiar, a la Iglesia doméstica ya inexistente. Y con todos los matices que se quiera, cumplieron su cometido. Con matices!!!

Miles Dei dijo...

Pioquinto, parte se reirá en tus barbas, parte simplemente no te atenderá, parte oirá y no perseverará y parte dará buen fruto. Da igual que sean musulmanes que sadomasoquistas. Siempre que se les anuncie la buena nueva de Cristo, será así, porque la eficacia no depende de nosotros, por mucho que se piense pelagianamente lo contrario. En este aspecto y para muchos, la nueva evangelización es la nueva herejía siempre viva del pelagianismo.

Jordi Morrós dijo...

Ya que el post de hoy va de nueva evangelización y hoy se celebra la memoria de Santa Teresa de Ávila, ahí va mi propuesta de evangelización (de verdad, tiene que ser nueva?).

http://www.mavocation.org/vocation/temoignage/83-carmel-de-la-paix.html

En el fondo soy muy clásico y qué alternativa mejor que la vida monástica para presentar el mensaje perenne del Evangelio.

Este carmelo de la Paix ya hace años que lo visité en una de mis estancias en la Borgoña francesa.

Anónimo dijo...

Libertad religiosa y nueva evangelización dice un anuncio dentro del primer link.. si es evidente que la supuesta nueva evangelización no existe,fuegos de artificio...o meteorismo gastronómico...

Anónimo dijo...

Adversus Haereses, dijo:

La "nueva evangelización" no es sino la liquidación de lo que queda de cosa "tradicional" para suplantarlo por la "nuevaiglesia", cuya máxima expresión ha sido el beato súbito...

Relean con atención la homilía de BXVI en esa ceremonia, más las palabras de Bertone durante la vigilia que la precedió.

Anónimo dijo...

AD.HAERESES POR profilaxis mental no me mande leer las homilías de BXVI..pretendo conservar la salud.

Pioquinto dijo...

Cómo ya dijo dom W+, ya tenían su hoja de ruta, ya la tenían en los restiradores por algún tiempo y la turbocanonización sirve para legitimar todos los actos del beato JP II, incluído el carnaval-sambódromo de Asís IV.

Hoy fué el pistoletazo de salida, donde la sor Berzosa, líder de las monjas vaqueras se abalanzó a abrazar a sus santidad, rompiendo todos los protocolos habidos y por haber. Las conversaciones con la FSSPX no tienen buen talante tampoco, se dice que el preambulo doctrinal fué el catecismo de JP 2, con todo y ecumenismo delirante. No creo que vayan a firmar.

Y del misal de Juan XXIII de 1962, ya planean "reformarlo" también. Sabrá Dios qué le quitarán o que le añadirán. Bueno, ya sabemos que la lucha sigue, ininterrumpidamente hasta que el Señor quiera. Y a su mayor Gloria. Un saludo, páter Terzio.