domingo, 24 de abril de 2011

Sicut cervus desiderat...




Así mi alma te busca a Tí, Dios mio.
Tiene sed de Dios, del Dios vivo...

De Tí, Cristo del sepulcro,
Fuente de Vida, Jesús,
con cinco llagas de gracia
abiertas en cinco veneros
de misericordia y luz:

Tu corazón, tus manos,
tus pies,
manantiales de dulce consuelo
y poder.

Con ansias te busca mi alma
sedienta, Señor, de Tí.

Porque vives, porque han visto
tus pasos en el jardín,
y estando sacrificado
tu Cuerpo resucitado
en comunión viene a mí.

Con ansias mi alma quiere
amarte tan sólo a Tí.

Con ansias de Pascua teme
mi alma quedar sin Tí.

Como un ciervo temeroso
mi corazón tembloroso
sediento va en pos de Tí.

+T.

5 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Amén.

¡¡¡Felicidades!!!

Beatrix dijo...

¿DE QUIEN ES ESTA PRECIOSA POESÍA?

Coronel Kurtz dijo...

Gracias Páter. Éste es uno de mis salmos preferidos.

Anónimo dijo...

¡¡¡Feliz Pascua de Resurrección a +T y a los visitantes de su blog!!!

Esperanza dijo...

¡Feliz Pascua Terzio!. Y por mi, siga con las poesías.
¡y Feliz Pascua para todos, anónimos incluidos!