martes, 26 de abril de 2011

El Papa predica y responde



Me inquietan - ya lo he comentado a propósito de otros actos - las nuevas formas de comunicación usadas por el Papa Benedicto, esas que han ido surgiendo en el transcurso de su pontificado, en estos últimos años: Breves respuestas a las preguntas de los periodistas (preservativos y sida en África, 1ª entrega); comentarios en el libro-entrevista Luz del Mundo (preservativos y sida en África, 2ª entrega); las dos partes del Jesús de Nazareth (extraño e injustificado libro publicado por el teólogo Joseph Ratzinger siendo Papa Benedicto XVI, sin discernimiento claro de autor/doctrina); y ahora, el pasado Viernes Santo, esa novedad del consultorio televisivo del Papa.

El resultado - doy sólo mi opinión - es bastante pobre: Preguntas escogidas según ciertos estereotipos, con personajes y circunstancias correspondientes, y respuestas de parecido orden. Insuficientes, a mi entender. Todas. Algunas, incluso, un tanto decepcionantes. Y hasta imprecisas, me parece (la referida al Descensus ad Inferos, por ejemplo).

Comprendo que el marco escogido y las exigencias de la emisión marcaban unos estrechos límites; incluso aprecio que algunas de las cuestiones planteadas hubieran precisado una comunicación más empática, menos 'estática' (el Papa sentado ante su escritorio con una cámara fija tomando un frio y distante plano). Por eso mismo no comprendo la exposición de Benedicto XVI a un acto como ese, absolutamente prescindible e innecesario.

¿Por qué entonces esa emisión? ¿Qué interés la ha promovido? ¿Por qué se ha aceptado? El aspecto cansado, pesado, del Papa al hablar no daba sensación de especial interés personal, al contrario. Repito que son mis impresiones.

Otras (impresiones) han sido las que han publicado los medios. De los medios desafectos no digo nada porque no consumo basura anti-católica. Pero me refiero a un medio de gusto y uso de nuestros católicos oficiales, un programa emitido en Intereconomía; una de esas presentadoras-reporteras infra-dotadas que suelen aparecer en los susodichos espacios televisivos, se refirió al programa entrevista del Papa con estos dos titulares:

- el líder espiritual de millones de católicos (o cristianos, no recuerdo exactamente)

- da respuestas a las inquietudes de los ciudadanos

Que en el estúpido y desinformado concepto de la sub-periodista el Papa sea 'el líder de millones de católicos' es preocupante; que se diga así, igualmente. Pero preocupa más (me preocupa a mí más, quiero decir) que el Papa se exponga a ser considerado eso mismo, un líder de millones de seguidores, en tanto en cuanto adopta la forma de dirigirse a los fieles tal y como lo hacen los líderes (los 'otros líderes', ya sean religiosos, políticos, deportivos, o de lo que sea) con sus adeptos.

Item más: Resulta precupante (me resulta preocupante a mí) que (si Dios no lo remedia) se vuelva a repetir el próximo Octubre en Asís la escena lamentable, confundente e inquietante de ver al Papa entre 'otros líderes religiosos mundiales', como si el Papa fuera uno más, uno entre iguales, otro entre los otros. Y que sea el Papa quien se preste a semejante escena, tan ofensiva y lesiva para su dignidad. Una dignidad única y sin igual, la más alta y santa que existe en el mundo, por encima de todas las que el mundo conoce.

¿Que por ser tan única y alta no se puede manchar ni deteriorar? Lo discuto: Los últimos decenios prueban que desde el mismo Papado parece que se ha promovido (con más o menos intención) un movimiento minimalista tendente a cierta 'nivelación' (¿homologación?) del ministerio y la diginidad papales. El caso en particular de Juan Pablo II rayó el esperpento; con la gravedad añadida de imbuir en muchos (¡muchos!) el errado concepto de que un Papa era y debía ser y comportarse así.

Lamentable (que en latín se dice 'Lamentabili' (sic)).

Junto a este desacierto televisivo y sus implicaciones, reseño unas tremendas palabras, en este caso de especial valor, por su gravedad. Son un fragmento de la homilía del Santo Padre en la Misa Crismal, la mañana del pasado Jueves Santo:

¿Somos verdaderamente el santuario de Dios en el mundo y para el mundo? ¿Abrimos a los hombres el acceso a Dios o, por el contrario, se lo escondemos? Nosotros –el Pueblo de Dios– ¿acaso no nos hemos convertido en un pueblo de incredulidad y de lejanía de Dios? ¿No es verdad que el Occidente, que los países centrales del cristianismo están cansados de su fe y, aburridos de su propia historia y cultura, ya no quieren conocer la fe en Jesucristo? Tenemos motivos para gritar en esta hora a Dios: “No permitas que nos convirtamos en no-pueblo. Haz que te reconozcamos de nuevo. Sí, nos has ungido con tu amor, has infundido tu Espíritu Santo sobre nosotros. Haz que la fuerza de tu Espíritu se haga nuevamente eficaz en nosotros, para que demos testimonio de tu mensaje con alegría.

Las preguntas-interrogantes con que empieza el párrafo son desazonantes (si no son retórica, si no son recurso oratorio); y lo que sigue es grave, muy grave. Dicho por el Papa, más. Cuando lo leí recordé con cierto estremecimiento aquella famosa alusión de Pablo VI al humo de Satanás que se colaba por las grietas de la Iglesia.

El fragmento de la homilía está inserto en una pieza mayor, que le resta peso en tanto se matiza (y hasta da como la impresión de que se contradijera) con lo que se dice antes y después. Pero ahí quedó, como un claroscuro suficientemente llamativo como para no reparar en él. Un treno de Benedicto XVI, propiamente, diría yo (aquí el texto completo).

Un tópico que suele correr por los salones, actos, reuniones y ocasiones eclesiásticas de toda clase, es la especie que considera que sufrimos una inflación de textos, comunicados, alocuciones, pastorales, encíclicas etc. como no se ha sufrido nunca en los XX siglos de historia de la Iglesia. Para más inri, no sólo nos invaden los textos propios sino los ajenos, porque gracias al internete te llegan via mail los escritos de los antes remotos y ahora cercanos sitios y personas. Y con el Papa pasa quasi lo mismo, en su propia proporción, siempre de primerísima y excepcional magnitud.

Al susodicho tópico se responde con el correspondiente lugar común de que sería preciso un ayuno-abstinencia de textos (comunicados, pastorales, encíclicas...etc.). Una sugerencia hoy por hoy impracticable. Pero serían saludablemente higiénicas ciertas contenciones, justamente necesarias y realizables.

Una homilía de Misa Crismal es un elemento necesario; el programa de consultorio televisivo no. Lo de Asís, muchísimo menos (con el plus nocivo añadido de inducir confusiones e indiferentismos). No sé si me explico.

Lo que no me explico es cómo se puede predicar un párrafo como el de la Misa Crismal y compatibilizarlo con lo de Asís. Y otras cosas por el estilo.

+T.

20 comentarios:

AMDG dijo...

Sembrar la confusión y el desasosiego en los espíritus es lo primero que hay que hacer para manipularlos y perderlos.

Esto se parece cada vez más al Fin de los Tiempos.

Que Dios nos coja confesaos, como decía el pueblo antes de que se agitaran las aguas.

Hyeronimus dijo...

Me decepcionó bastante el programa de la RAI en cuestión. Si lo vi, fue porque estaba en casa de unos familiares que quisieron verlo. Me decepcionó el programa, me decepcionaron (aunque no sorprendieron) las flojas respuestas de Su Santidad, me desagradó ver que el Padre Santo se rebaje a estos espectáculos mediáticos (aunque su intención sin duda fue la mejor) y me pareció terrible la traducción simultánea hecha por una intérprete que no sé dónde o cómo habrá aprendido español, con el original italiano oyéndose en el fondo para mayor confusión. Che peccato!

Hyeronimus dijo...

Y digo yo: ¿no habrá sido una trampa mediática para rebajar al Papa al nivel de un político o algo por el estilo, dejando cada vez más en ridículo la autoridad y magisterio del sucesor de Pedro?

Anónimo dijo...

Parece que a Jesús se le acercaban los ciudadanos y le preguntaban cosas, a las que eventualmente respondía. Pero posiblemente no estaba investido de una dignidad tan alta como Benedicto...

Terzio dijo...

Anónimo, confundes dignidad con esencia y ministerio vicario con potestad plena. Aunque, para que caigas del burro, repasa los Evangelios y verás que Él respondía no a todos, ni se exponía ante cualquier auditorio, ni aceptaba ir a todos sitios.

'

Antonius dijo...

Lo que no me explico es cómo se puede predicar un párrafo como el de la Misa Crismal y compatibilizarlo con lo de Asís.

A mi me da la impresión de que la explicación se puede hallar tirando del hilo del relativismo y quién sabe, a lo mejor se puede acabar en el obillo del Kahal.

Y es que no me negarán que no ha estado precioso lo de el no-beso de Viernes Santo, ¿verdad? Todavía no hallo respuesta ni explicación. Precisamente el padre Ángel David sugiere que esa podría haber sido una de las preguntas a B16 en aquel acto circense-televisivo.

Sobre lo de Asís no se como se puede contra-argumentar este documental sobre El espíritu de Asís. Cuando los despoticamente equidistantes neocones y tibios iraburitas no dicen nada es porque debe ser difícil la refutación.

A mi me parece que cada vez está mas claro (¡cuidado que muerde!) que aquí está pasando algo...

Antonius dijo...

Se me olvidaba: lo del pueblo de Dios también me ha resultado de lo mas simpático. Ustedes me entenderán.

Esperanza dijo...

Pues tengo la sensación de que vendrán más programas de consultorio televisivo, al menos, al menos eso se deducía de lo que comentaban los periodistas de la Inter (en modo triunfante). Si fuera un slogan se resumiría en: "entrevistas del Papa en televisión, nuevo método de evangelización". Como algo que se inicia, y que tenemos que ir asumiendo,vaya.

Hermenegildo dijo...

Terzio: ¿no cree Vd. que, al hablar del descenso de Cristo a los infiernos, el Papa debería haber aludido al seno de Abrahán?

Ciertamente, algunas respuestas del Papa, como ésta, resultaron un poco flojas, lo cual es incomprensible en un teólogo tan profundo y, a la vez, fácil de entender como Joseph Ratzinger.

Terzio dijo...

Antonius, lo del beso al Crucifijo es una torpeza de los ceremonieros y los sampietrini, que le ponen a un venerable de ochentitantos años una peana troncocónica y una cruz quasi de diseño con un Cristo con los pies por encima de la cabeza del Papa. Deberían procurar una colocación más accesible para un anciano. Incluso sería deseable que en esas ocasiones que exigen ceremonias más complejas y menos habituales, el Papa presidiera en el trono y encomendara a un Cardenal la celebración de los Oficios. Si te fijas, los movimientos y el ritmo corporal del Papa son los de un anciano, a veces con notable impresión de fatiga.

Hermenegildo, esa contestación sobre el Descensus es de las más extrañas de la serie; incluso parece raro que se haya escogido como una de las preguntas presentadas. Tal y como aparece en el texto que he leído, resulta poco clara.

'

Conde de Monforte dijo...

La verdad,ni he visto ni creo que vea el programa de la RAI;creo que ver al Papa en plan "tengo una pregunta para ud.",como si de Rajoy/ZP se tratara,me daría mucha pena.
Por cierto,"a Jesús se le acercaban los ciudadanos";frase antológica...

Longinus dijo...

Yo confieso que nunca leo los best-sellers, pues odio el marketing literario y aborrezco los programas de entrevistas. Y así cuido mi salud mental.
Los responsables de esa desastrada entrevista, deberían ser despedidos ipso facto, pues por lo que he leído estuvo infumable.
En cuanto al libro del papa Benedicto XVI, supuestamente tiene nueva hermenéutica del evangelio de San Mateo. No me gustan las modas. El sucesor de Benedicto XVI puede volver a cambiar de hermenéutica y me atengo mejor a las fuentes originales, como enseñaban los catecismos. Los aggiornamentos no son más que agua de borrajas.
Pero si la nueva evangelización usa este formato, pasará lo que con la posconciliar: la gente se seguirá yendo a las sectas protestantes. Sólo en Méjico hay 50,000 pastores alemanes, er, digo, pastores protestantes registrados. Se ve que es buen negocio, porque ya la narcomafia les va a cobrar una cuota por protección, de acuerdo al número de sillas que tengan en sus "templos". Saludos, páter.
PD. Lo del beso que no se le dió al crucifijo, que cada quien responda de lo suyo, porque ya van tres años seguidos de lo mismo, no importa que el Cristo esté arriba o abajo. Sea por Dios.

Antonius dijo...

Pater, ¿tan torpes son que ya van tres años seguidos con el asunto? No se, usted sabe que hay cosas que me cuesta creer (no lo niego, digo que me cuesta creerlo), como que se pueda llegar a ser tan torpe y desorganizado en estos detalles durante un año y otro y otro, y es que encima hablamos de Roma con toda su pompa y su protocolo, no de la parroquia de la esquina. No me cuadra. No me cuadra.

Por otra parte a mi me da la impresión de que B16, a pesar de su venerable ancianidad sí que se le ve con la suficiente soltura como para al menos besar la Cruz. Es mi impresión.

Un abrazo.

Mendrugo dijo...

Recuerdo un post (creo que el bloguero era Vd.) que decía: «con Navarro-Valls comunicábamos mejor». Muy cierto. Pero no debemos aspirar a «comunicar bien». No en el sentido intransitivo que dan al verbo comunicar los «profesionales de la comunicación». Ellos dicen también que «el medio es el mensaje», y así es en su ámbito. Sobre todo en la televisión. La tele es un monstruo que lo convierte todo y a todos en personajes y productos de televisión, de márketing. Así que cuanto peor se haga, mejor. Que no lo vea nadie. Ad multos annos, P. Lombardi.

Antonius dijo...

Me lo acaban de decir y lo acabo de comprobar: en el vídeo de 2009 el crucifijo está tan bajo que la explicación que da Terzio no aplicaría de ninguna manera.

Me temo que con ancianidad o sin ella, con crucifijo alto o bajo, con base ancha o estrecha, la misma causa de no besar la Cruz que haya en el 2009 debe aplicar también en 2010 y 2011. En cualquier caso bastaría con preguntarnos por qué no besa la Cruz en 2009.

Además están los 6 cardenales que no besan la Cruz este año. Yo no lo he visto pero para el que sí la pregunta es si también hay motivos de logística y ancianidad juntos. Raro.

No se, esto está mas que extraño y lo peor es que no son "incidentes" aislados, es que es un barullo después de otro.

P. Mateo dijo...

P.Mateo

Soy un gran admirador del Santo Padre pero solo dos cosas me desconciertan la súbita beatificación de JPII, digo súbita porque hay cosas que no estan claras, dejó una Iglesia en Crisis, una Europa descristianizada, una imagen de super estrella pero nada más y algunos se atreven a llamarlo "magno", por favor, magno si estubiera la situación contraria a lo que expreso. lo más preocupante es que hay cardenales en la curia vaticana que quieren seguir el ritmo de JPII y lo quieren imponer a Benedicto XVI, se le nota en la cara su desacuerdo (ejemp.la "entrevista")pero que hacer orar, orar, orar.

P. Eduardo Guzmán dijo...

Sobre lo del encuentro de Asís, yo tenía mis reservas, y estaba deseando de que saliera la convocatoria oficial, porque como este Papa no da puntada sin hilo... y así ha sido. Lo leí hace poco en un Osservatore, y lo más llamativo es que, se juntan, si, pero no para rezar juntos. Cada uno reza personalmente, y luego, juntos, hay un comunicado o manifiesto. Es verdad que no deja de ser ambigüo, pero ante una efeméride (que era mejor no recordarla) que se va a recordar, ya se corrige un punto.
De todos modos, yo estoy en que a Asís, llevan al Papa más que ir él...

DerechosDeDios dijo...

Señores, Señores!

Perdon por el tono tan imperativo utilizado, pero, me parece duro de creer que, habiendo plantedo correctamente el asunto, NO DAN LA RESPUESTA LOGICA!
cLARAMENTE eununcian los sintomas, los describen con toda precision, los notan, los anotan, los palpan...

-INCONGRUENCIA: Se queja de unas cosas (una europa descristianizada), Y LUEGO, va a 'rezar' con los herejes y los idolatras (es decir: todos somos lo mismo, en la PRACTICA)
-INCAPACIDAD: 'Me parece que no va, LO LLEVAN'... luego entonces, es un DEPENDIENTE MENTAL que no DECIDE por si, sino que requiere bules para nadar.
-INCAPAZ DE BESAR LA CRUZ (o sea: Adorar al Redentor como a Dios)
-TRANSIGENTE (es decir: puede 'transigir' en lo que esta mal hecho... en lugar de sostener lo correcto y verdadero, con la finalidad de no SENTAR PRECEDENTES ERRONEOS)

Y Nuestro Señor Dios Jesucristo dio la FORMULA PERFECTA PARA PODER DISCERNIR LO BUENO DE LO MALO. Lo correcto de lo incorrecto, lo falso de lo verdadero.

"POR SUS FRUTOS, LO CONOCEREIS"

Pues, un arbol bueno, da frutos buenos, UN ARBOL VACILANTE, INCAPZA, INCONGRUENTE, dara frutos iguales.


Bula "Cum ex apostolatus officio" de PAULO IV (Año 1559)

SOBRE AUTORIDADES HERÉTICAS

EXORDIO- El Papa tiene el deber de impedir el magisterio del error.

Dado que por nuestro oficio apostólico, divinamente confiado a Nos aunque sin mérito alguno de nuestra parte, Nos compete un cuidado sin límite del rebaño del Señor; y que por consecuencia, a manera del Pastor que vela, en beneficio de la fiel custodia de su grey y de su saludable conducción, estamos obligados a una asidua vigilancia y a procurar con particular atención que sean excluidos del rebaño de Cristo aquellos que en estos tiempos, ya sea por el predominio de sus pecados o por confiar con excesiva licencia en su propia capacidad, se levantan contra la disciplina de la verdadera Fe de un modo realmente perverso, y trastornan con recursos malévolos y totalmente inadecuados la inteligencia de las Sagradas Escrituras, con el propósito de escindir la unidad de la Iglesia Católica y la túnica inconsútil del Señor, y para que no prosigan con la enseñanza del error, los que desprecian ser discípulos de la Verdad.

I. Más alto está el desviado de la Fe. más grave es el peligro.

http://derechosdedios.info/b2evolution/index.php?title=bula-cum-ex-apostolatus-officio-de-paulo-1559&more=1&c=1&tb=1&pb=1

Longinus dijo...

Pues sí, querido padre Guzmán, lo podrán llevar al hombre en andas y a chicotazos, pero para eso están los mártires, para dar testimonio del Qui est véritas? Es mejor ir a Asís por su propio pie y violar el primerísimo Primer Mandamiento? Y retozar juntos, pero no revueltos? Y sacar cruces, imágenes, crucifijos de Asís, todo lo que huela a catolcismo, incluído yo, que huelo a incienso?
Pues me salgo siguiendo la Santa Cruz, qué caray, a dónde va ella, que NO VAYA YO?
Nos han dejado de tarea rezar DOCE millones de Rosarios por la Santa Iglesia, por el resto del año. Ante la impotencia terrenal, el Santo Rosario no puede fallar. GRacias , páter Terzio.

Antonius dijo...

Veo que es de uso común la opinión según la cual al pobre Papa le obligan a hacer cosas en contra de su voluntad. Yo tengo grandes reservas sobre ese punto de vista y se puede hablar largo y tendido.

¿Acaso el Papa no es Papa? ¿Acaso no tiene potestad de gobierno (aunque recordemos lo recientemente tratado de la renuncia a la tiara de Montini)? ¿O solo es un títere? ¿Que está pasando? Si le obligan a hacer cosas en contra de su voluntad, ¿por qué cede? ¿No es preferible hacer una denuncia pública a toda la Iglesia para pedir su auxilio y para que la Iglesia sea consciente de la situación? ¿No es preferible incluso el martirio? ¿Con que cosa tan grave estaría siendo amenazado que no diría ni media? ¿Cuando empezó este "secuestro" papal? Y así podríamos seguir preguntando.

Pienso que es posible que quizás este Papa hace cosas que no le gustan pero no en contra de su voluntad. Se dice que, por ejemplo, a B16 no le gustan los espectáculos de masas como las JMJ y similares logros del juanpablismo, pero creo que a pesar de ello entiende que esa es solamente una posición personal suya y que tales eventos son buenos para la Iglesia y por ello se presta a ello como una obligación. Eso es normal en cualquier persona con un mínimo sentido de la responsabilidad, cuantas veces todos tenemos que hacer cosas que nos desagradan pero entendemos que el deber y la responsabilidad están por encima de gustos y preferencias personales.

Pero el asunto no es ese. Yo lo enfoco de otra manera. Este Papa, como los previos, es plenamente vaticanosegundista, personalmente lo tengo bastante claro. Una vez se comprenda esto lo demás son divagaciones inútiles. Muchos creen que tenemos un Papa "tradicionalista" y creo que eso es un error, por eso buscamos salvavidas a los que aferrarnos, como que el Papa hace cosas en contra de su voluntad. Eso es perder el tiempo y las fuerzas, en mi humilde opinión. Lo que tenemos es un Papa vaticanosegundista pero tremendamente astuto e inteligente, y esa es una mezcla es peligrosa. Creo que en cuanto a astucia, conocimiento e inteligencia B16 le da como veinte vueltas a JP2 (cuyas "virtudes" creo que no eran las de B16).

Sobre Asís les vuelvo a invitar a ver el vídeo que antes he mencionado. A mi ya se me había olvidado la destrucción de la Iglesia de Asís por el terremoto del 97. ¿Casualidad? Curiosete, como mínimo.

A mi me parece que un Papa renovador y tradicionalista no solamente habría mandado a la basura ese otro ingenio juanpablista del panteón de Asís sino que además lo habría condenado, como al propio CV2. En este asunto de la Santa Tradición versus latrocinio del CV2 o se está o no se está, porque no se puede servir a dos señores y el que no recoge con Jesús desparrama, si si, no no. Así de claro. Personalmente tengo claro por lo que veo que B16 no es de la Santa Tradición Católica sino que es a las claras vaticanosegundista, y el agua y el aceite no se mezclan. Lo siento mucho, pero tengamos cuidado con ir poniéndonos escusas e impedimentos de todo tipo para intentar evitar la dramática situación de tener que enfrentarnos con las verdades cara a cara, y tragarlas, masticarlas, rumiarlas y asimilarlas.

Yo creo que en este tiempo de merecer que el Altísimo nos concede en este mundo el alma debe buscar un proceso continuo de conversión. Personalmente estoy aprendiendo que el desierto es requisito previo obligatorio a la conversión y personalmente estoy aprendiendo que la verdad es un desierto durísimo, con temperaturas extremas, con soledades espantosas, con asperezas desgarradoras, con sufrimientos insoportables. Sigan el camino de la conversión internándose en el desierto de las verdades, y prepárense a sufrir mucho. Digo esto por si puede servirle a alguien.

Y perdón páter por haber abusado de su hospitalidad para escribir cosas con tanto atrevimiento.