viernes, 1 de abril de 2011

Dia de la Victoria (¡que no se olvide!)

Ahora que casi todos se olvidan y falsean y ocultan (y se ocultan), recordar es un deber de honor, de gratitud, de verdad. También de esperanza.

Hay memorias que honran.

Y que no olviden los merecidamente vencidos que fueron derrotados por los mejores.

Que se extinga la memoria de los malos derrotados y perdure más allá de las estrellas el recuerdo de los buenos que lucharon y vencieron por Dios y por España.



¡¡¡¡Viva!!!!

19 comentarios:

Aquilifer dijo...

Que así sea

ELIAS dijo...

¡Arriba España! ¡Isabel y Fernando el espíritu impera, moriremos besando la sagrada bandera!

Jordi Morrós dijo...

¿Pero realmente hubo alguien que puede decirse que ganó algo con semejante barbarie como fue la guerra incivil de 1936-39?

Yo quizá soy un romántico y un ingenuo y todavía creo que allí se perdió mucho por parte de todos, y quizás este post (repetido por cierto en este blog durante estos últimos años) puede ser un buen ejemplo de mi punto de vista.

Terzio dijo...

Es testimonial-romántico-inconformista, Morrós.

Con ánimo histórico-incordiante, of course.

Y folklórico-nostálgico, también.

'

Cardenal Cisneros dijo...

Si gano Cristo Rey.

Le recomiendo leer el Caso de España y la Cuaresma de España del Cardenal Primado de Toledo Don Isidro Gomá.


Viva Cristo Rey y Viva España

obrerocatólico dijo...

Sí, Morrós, sí. Hubo alguien que ganó con aquella guerra: Cristo Rey y España. Ganaron lo que era su destrucción seguro. Por eso yo hoy puedo ser católico y español, y lo que es mejor puedo serlo con orgullo. Con el orgullo del sacrificio de los que me precedieron. ¡¡¡ARRIBA ESPAÑA!!!

azahar dijo...

Efectivamente, Terzio, ¡que no se olvide!

Que no nos olvidemos que hubo valientes que levantaron de las cenizas a España.

Para ellos los honores.

¡Arriba España!

Esperanza dijo...

"Para que tu crecieras sobre una patria hermosa, tus hermanos mayores cayeron cara al sol".

Conde de Monforte dijo...

Me gusta especialmente la segunda foto.
Un saludo,D.Terzio.

Hermenegildo dijo...

¿La primera foto es de 1939? ¿Ya había fotos o está coloreada?

Hermenegildo dijo...

Terzio, por cierto, ¿cómo puede Vd. conmemorar la victoria de Franco y, a la vez, defender la actual Monarquía liberal, como ha hecho en otras ocasiones? Yo no lo veo compatible.

Terzio dijo...

La foto me parece que es en color, original.

La contradicción la verás tú, Hermenegildo, yo no. Franco salvó y conservó todo lo que España hubiera perdido si la canalla republicano-marxista se hubiera perpetuado; recogió una España atrasada, decimonónica, y dejó un pais apto par integrarse en la Europa moderna.
Respecto a la Monarquía como régimen, defiendo y profeso un monarquismo fundamental, no entro en matices si liberal, si parlamentaria, si representativa, si legitimista...etc. Son circunstanciales que afectan, sin duda, a la institución monárquica hic et nunc, pero estimo, sobre todo, su existencia, su mantenimiento y su perdurabilidad futura. Espero todas las mejorías posibles, pero no renuncio por los defectos reales-actuales (que reconozco).

En este sentido, Franco fue el garante de la Monarquía Española durante y después de su régimen: Por voluntad de Franco, España se definió y continuó siendo Reino, y a la muerte del Generalísimo fue proclamado un Rey de España.

Pocos estadistas contemporáneos pueden presentar un 'cursus' tan digno y tan logrado. Quizá por eso es tan odiado por los malos, los mediocres y los enanos (políticos).

'

Genjo dijo...

Jordi: ¿Guerra incivil? Así la hemos oído llamar a los que defienden la democracia del Frente Popular y tratan de incivil el alzamiento militar. Así la llaman también los que consideran inciviles a los dos bandos. Pero si se conoce qué fue la II República y lo que, entretanto, estaba pasando en Rusia, no se puede permanecer neutral. En términos generales, esta “hermosa equidistancia” sólo pueden sostenerla el cobarde y el mártir. El primero porque rechaza el riesgo que implica el compromiso en tamaña circunstancia, y no se atreve adentrarse en las luchas que libran los hombres. El segundo porque sólo es inspirado por el amor de Dios, que lo pone más allá y por encima de las contiendas humanas (sin que por ello deje de tener un juicio certero sobre lo que se juega en ellas). Con todo mi aprecio, por lo que te conozco de estos foros

Genjo dijo...

Jordi: ¿Guerra incivil? Así la hemos oído llamar a los que defienden la democracia del Frente Popular y tratan de incivil el alzamiento militar. Así la llaman también los que consideran inciviles a los dos bandos. Pero si se conoce qué fue la II República y lo que, entretanto, estaba pasando en Rusia, no se puede permanecer neutral. En términos generales, esta “hermosa equidistancia” sólo pueden sostenerla el cobarde y el mártir. El primero porque rechaza el riesgo que implica el compromiso en tamaña circunstancia, y no se atreve adentrarse en las luchas que libran los hombres. El segundo porque sólo es inspirado por el amor de Dios, que lo pone más allá y por encima de las contiendas humanas (sin que por ello deje de tener un juicio certero sobre lo que se juega en ellas). Con todo mi aprecio, por lo que te conozco de estos foros

Madri leño dijo...

Tanta lucha, entrega, generosidad y sangre de mártires derramada para ver a España convertida en un erial pseudoprogre y claramente anticatólico. Si aquellos valientes levantaran cabeza nos escupirían a la cara.
Páter, me ha sorprendido su devoción monárquica, ya que en mi opinión el modelo a imitar es el de la propia Iglesia a la hora de elegir Papa. Los supuestamente mejor preparados y más aptos eligen al mejor de entre ellos, es cierto que con el necesario concurso del Espíritu Santo, gracias a Dios.
Gracia y un saludo.

Antonius dijo...

Se ha hablado de monarquía y en mi opinión esta ha demostrado ser un desastre, y me refiero a la monarquía borbónica y en especial la contemporanea y la actual.

¿No quedará ningún aspirante al trono de la línea Trastámara? Los Austrias digamos que con sus glorias y sus penas no lo hicieron mal del todo (Felipe IV trajo el final), pero... ¿los borbones... ? (Salvo algún episodio mas bien aislado).

Ya no se que pensar de la monarquía, pues también fracasó el experimento Saboya. ¿Que hacemos, pues, con esta monarquía borbónica? Personalmente opino que mandarla al basurero de una vez por todas, y de lo que hubiera que poner en cambio es asunto de otro debate aunque por supuesto sería un estado confesional católico.

De todas formas opino que es España misma la que ya está en el basurero de la historia, así que creo que lo mejor que puedo hacer es rezar por que Dios nos de fuerzas ante lo que está por venir.

Y aunque sea mas bien la expresión de un deseo de resurrección:

¡¡ARRIBA ESPAÑA CATÓLICA!!

¡¡VIVA CRISTO REY!!

Jordi Morrós dijo...

Nunca me hubiera imaginado que mi comentario levantara ciertas respuestas en mi opinión tan exaltadas.

Yo insisto en que soy un romántico y un ingenuo, pero de todo lo que mi familia vivió (y en mi caso también asesinados incluidos) he sacado la conclusión que expuse en mi anterior comentario.

Para Genjo.

Yo nací en 1957 y por lo tanto del Frente Popular no he vivido ninguna cosa. Pero te puedo asegurar que aquí en Cataluña no soy el único que a la guerra de 1936-39 le llama guerra incivil, y en mi caso lo he oído decir a más de uno cuyos familiares eran católicos, y algunos de ellos cayeron fusilados por el bando de los perdedores de la guerra. Por lo tanto, como te puedes imaginar, por allí en medio no todos tienen un recuerdo demasiado agradable del Frente Popular.

Antonius dijo...

Puedo entender el término "guerra incivil" como una expresión de rechazo a la guerra, que es horrorosa y mas todavía si es entre "hermanos".

Pero creo que esa expresion es injusta e inapropiada por lo menos en el caso que tratamos, pues no olvidemos que el combatiente nacional, finalmente ganador gracias a Dios, lo veía como una verdadera Cruzada de liberación (nacional y religiosa, que en el caso de la difunta España es lo mismo) y creo es justo y objetivo verlo precisamente de esa manera.

Yo lo que lamento es que al final del franquismo salieran las cosas como salieron, y volver a analizar las causas sería asunto de otro debate mas. Pero por mas que lo pensemos y nos lamentemos lo cierto es que los caminos del Señor son inescrutables. Y no hay mas.

Dia de la Victoria dijo...

Ganaron los que se sublevaron contra la tiranía criminal. Es decir, había un bando que tenía razón (nacional) y otro bando criminal que pretendía imponer el estalinismo (rojo). Como consecuencia lógica, uno de los bandos aplicó el asesinato, la tortura, la persecución indiscriminada con mucha mayor fruición que el otro. Adivinen. Los que tenían razón ganaron, como consecuencia de los cual España se libró del estalinismo y la Iglesia Católica pudo disfrutar de una libertad y unos privilegios como jamás los ha tenido. Otro 1 de abril de 1.939 hacía falta, pero con mayores garantías de éxito. Hombre, y si no hubiera que pegar muchos tiros, mejor.