sábado, 15 de enero de 2011

Deprisa, deprisa...

Finalmente tendremos un beato súbito. Comparando con lo que costaba sacar adelante una causa de beatificación-canonización cuando las causas de los Santos se llevaban con más rigor, después de todo cinco años no son nada, tratándose de lo que se trata.

Pero entiendo que lo que se trata es algo muy grave, porque beatificar/canonizar no es cuestión baladí. Aunque la ligereza con la que se reformó el procedimiento canónico por voluntad del nuevo próximo beato súbito haya rebajado tan notablemente las graves consideraciones que todo proceso de canonización debe (debería) tener.

Por ejemplo, si el antiguo promotor fidei, esa figura temible conocida popularmente como "abogado del diablo", hubiera estado vigente, el proceso del beato súbito no hubiera durado ni un mes. O no se hubiera incoado, siquiera. Ahora que ya no hay abogados del diablo, se sabe (se prueba) que las causas de beatificación-canonización progresan adecuadamente, sin obstáculos casi. Si interviene el entusiasmo, como en este caso, la garantía de concluir el proceso en breve es una más que probabilidad.

¿Y los milagros etc.? Milagros etc. tienen otras causas, muy bien estudiados y contrastados. Pero son causas paradas, en stop, una situación que se dice, en términos canónicos, dilata sine die. Si no de derecho, sí de hecho. Por ejemplo, y sir más lejos, la causa del venerable Pio XII, detenida por el complejo/tráuma judío y la prudente consideración de que no es oportuna su conclusión. El resultado es ese estado quasi de letargo, latente, en que se ralentizan algunas causas hasta que les llega el momento oportuno. Como fue el caso del beato Pio IX, emparejado en la beatificación con Juan XXIII, para hacer pasar al uno por el otro, dada la antipatía que en algunos sectores políticos de Italia se le tenía al Papa antagonista (víctima) del Risorgimento.

Es decir, que se escoje a quien se quiere y se prefiere una causa y no otra, pretiriendo a unos y promoviendo a otros. Todo sin faltar al orden canónico, sin prevaricar canónicamente, con toda justicia y rectitud. Sí. Pero seleccionando y ordenando las precedencias, urgiendo unas causas y dejando a su ritmo natural/sobrenatural otras. Qué duda cabe que, en este sentido, la causa del beato súbito ha sido una causa, más que urgente, urgida.

¿Y por qué esta urgencia? Yo creo que por evitar complicaciones ulteriores que la impedirían o - por lo menos - la demorarían considerablemente. Más de una vez he comentado que a Juan Pablo IIº o lo canonizan pronto, o no se canonizará. Se trata de una de esas figuras cuya impresión se modera considerablemente en cuanto se aleja uno del personaje y sus fuertes impresiones. Quiero decir, entre otras cosas, que es distinta la estampa del Papa animoso y entusiasta, desafiante y optimista, tenaz y sacrificado, al otro perfil de Juan Pablo IIº y su pontificado que se ha ido descubriendo desde el año 2005 hasta el presente. No refiero hechos porque ni me resulta agradable citarlos, ni lo juzgo necesario, suponiendo que el que lea esto sabrá a qué me puedo estar refiriendo. Correr un tupido velo es, muchas veces, una necesidad piadosa, que, sin embargo, no supone suspender el juicio crítico sobre las cosas y sus protagonistas.



Absolutamente, sostengo que cinco años son insuficientes para ponderar un pontificado tan extenso y prolífico en acontecimentos y hechos como el de Juan Pablo II. Tanto más si se trata de emitir un juicio definitivo y terminante sobre el mismo, ya que eso es, en cierta manera, lo que supone beatificarle. Si con la persona van también sus hechos, me parece patente que ciertos actos del Papa Wojtyla son bastante cuestionables. Y algunos, como la aberración de Asís 1986, insostenibles.

Recuerdo un libro titulado "La fabricación de los santos" de un tal Kenneth Woodward, del año 1990, más o menos; un periodista católico americano que escribió un reportaje divulgativo sobre el tema de las canonizaciones, bastante crítico, con algunas tesis poco católicas. Pero recogía interesantes testimonios de algunos de los más famosos y activos postuladores de causas de santos de aquellos años, ya en plena época de las poli-beatificaciones y canonizaciones juanpablistas. En uno de los capítulos en que se tocaba el particular de las canonizaciones de los Papas, el famoso padre Gumpel (uno de los postuladores de la Compañía de Jesús que, entre otras, defiende la causa de Pio XII) dice expresamente que - "...no deberíamos dar la impresión de que el papa (quiere decir todos los papas) es necesariamente un candidato a la santidad". A continuación, el periodista escritor comentaba lo dificil que va a ser librarse de esa impresión, hoy tan generalizada entre los católicos, dado el frenesí de gloria (dice él) que la presencia del Papa (sobre todo en sus viajes y encuentros multitudinarios) suscita entre los fieles.

Qué duda cabe que el caso de Juan Pablo II y su súbita beatificación es un patente caso de esto último.

Por supuesto, quede constancia de la obediente obsequiosidad con la que el que esto escribe acogerá/acatará al beato súbito (y al santo, si llega). Pero conste también que a los Santos en particular se les tiene devoción libre y concreta, sin obligación de encenderles velas a disgusto. Así que, supongo, al beato súbito le profesaré devoción global, sumaria, en el totum de la Communio Sanctorum.

Y Dios proveerá.


p.s. Por cierto, aquí dejo una breve impresión del tal Kenneth Woodward sobre el santo súbito original, en Abril del 2005.


+T.

32 comentarios:

Jordi Morrós dijo...

Mis mas sinceras felicitaciones por el post.

Encuentro a faltar que dentro de la Iglesia Católica no se pueda reflexionar sobre temas como éste sin caer en inmediatas polarizaciones (y muy a menudo en groseras descalificaciones). A este respecto por ejemplo sólo hay que darse una vuelta por algún blog del portal "Religión Digital" que trata el mismo tema.

Como fiel católico no voy a discutir (fundamentalmente porque no soy nadie para hacerlo) nunca sobre ninguna declaración de beatitud o de santidad, aunque tal y como dice el blogger también tengo mi particular dosis de devoción libre en el numeroso y variado "ranking" hagiográfico con el que nos obsequia nuestra Santa Madre Iglesia.

También he encontrado muy interesante el link propuesto al final, y mi pequeña dosis de "enfant terrible" hoy la voy a saciar copiando una frase del tal Kenneth Woodward.

"The placards, they noticed, were uniformly produced, indicating that the demonstration had been organized ahead of time and was not spontaneous." (se refiere a los carteles previos y durante el funeral de Juan Pablo II que llevaban escrito el célebre "Santo subito").

Y no entiendo que no se pueda hacer el comentario anterior y al mismo tiempo no tener ningún interés por cuestionar la santidad de un Papa en concreto.

Roberto Hope dijo...

Evidentemente con esta precipitación no se busca canonizar a Juan Pablo II sino su ecumenismo/modernismo. No sabemos cómo puede identificársele como autor del milagro, suponiendo que lo haya habido, si no se sometíó su vida y su desempeño de tan alto cargo al escrutinio de un abogado del diablo o al menos al juicio del tiempo y de la historia, como fueron sometidas la vida obras de la mayoría de los demás santos. Me parece que un abogado del diablo en este caso tendría a su disposición un enorme arsenal de evidencia contraria que presentar. Por otro lado me pregunto si no se tendría a él mismo en mente cuando suprimió esta prudente práctica en aras del modernismo y el ecumenismo

Anónimo dijo...

Don Terzio ¿es usted sacerdote?
en el blog cruzamante dice R.P. Terzio.

Pablo Pomar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedro María Fal-C. dijo...

Hecho en falta que no haya incluido en este comentario la etiqueta "juanpablismo".

saludos

Martin Ellingham dijo...

Don Terzio:

Me parece que le han borrado de religionSINMUCHAlibertad...

He subido unos artículos de Mons. Brunero Gherardini sobre la posible falibilidad de las canonizaciones:

http://www.scribd.com/doc/47015746/GHERARDINI-CANONIZZAZIONEEDINFALLIBILITA

Quede claro: sería temerario si yo afirmase que tal o cual sujeto ha sido canonizado con error.

Saludos.

Mendrugo dijo...

En esto de los santos súbitos, un proceso más largo y crítico posiblemente hubiera acabado también en canonización, pero hubiera permitido una comprensión cabal de la figura del santo y de su valor ejemplar. Discernir los tametsi quod y los propter quod. No es lo mismo canonizar al Papa de Asís que al de la «Dóminus Iesus»: es más bien lo contrario, aunque sea el mismo Papa.

Terzio dijo...

Yes, Martin Ellingham.
No se admiten discrepantes que pongan en entredicho lo correctamente católico. Como el director (un tal Alex Rosal) come del invento (como el dire de Infocatólica) se debe a la voz de su amo (que yo no sé bien quién será, aunque lo sospecho). Lo paradójico es que fue él mismo en persona, hace justo un año, quien me buscó y me invitó a abrir blog en Religión en Libertad (curioso nombre para el invento, como ves).

Peinando canas, en el 2011, en el primer tramo del Tertio Millenio (adveniente o ineunte, como Uds. gusten), no se pueden imaginar Uds. la valoración/respeto que me merece el catolicismo-correcto, sea quien sea el corrector-dictador.

Mendrugo: Esa falta de integridad católica (la merma de Asís no se compensa con la Dominus Jesus (que es obra del entonces Card. Ratzinger, por cierto)), esos defectos, son los que hacen tan discutible esa promoción a los altares: Siempre se podrá elegir entre las facetas contradictorias (dificilmente conciliables) del fenómeno Wojtyla. Esta causa de beatificación/canonización exige tiempo y distancia para ver y entender en pèrspectiva suficiente al encausado. Al final habrá un santo más, súbito y con llamativa precipitación.

'

Mendrugo dijo...

¿Le han echado de ReL, también? ¡Vergüenza para ellos! Así se retratan.

No es por este artículo sino por el de Rouco.

Pablo dijo...

Lo malo sería que en casa de Caifás le quisieran a usted, don Terzio. Y ya sabe:

Arriba el corazón y leña a discreción.

Antonio Rivero dijo...

Señor Terzio, esto se me va de las manos para mi poca capacidad de ser crítico con la Iglesia. ¿Si las canonizaciones surgen de la inerrancia, como algunas podría discutirse, si al fin y al cabo todas son legítimas?

Un Saludo.

Ixtoc dijo...

Páter W+, vengo al besamanos y a darle mi apoyo. A usted no lo quieren turbocanonizar, por seguro. La cobardía que sienten desde prelados hasta curas de aldea es muy manifiesta. Se les acaba el biznes. Se imagina si tuvieran que dar testimonio, con su martirio de su fidelidad a NS Jesucristo? Judas y más Judas. Yo a usted le seguiré a donde vaya, porque el tiempo se acorta. Y rezaremos por usted que sufre persecución, como millones de cristianos. Dios que le bendiga y a dar caña, en el nombre sea de Dios y de María Santísima!! + JMJ +

Ixtoc dijo...

Pasé a saludarle y a decirle que su post está dando la vuelta al mundo. Mis parabienes, páter W+

brigante dijo...

Según se comenta en la red, Alex Rosal es legionario.

Don Terzio, está usted batiendo todos los récords de incorrección política, afortunadamente.

Josefina dijo...

Exactamente lo que me incomoda es el aparente (o no) por qué de la beatificación. Pareciera que para dejar contentos a los "abiertos, alegres, simpáticos" catoliquitos modernos, más que para resaltar aspectos verdaderamente serios e importantes de la persona y el papado de JPII. Es una verdadera pena.
Y por supuesto Roma locuta, causa finita. Aunque uno tenga sus preferencias en el santoral, que gracias a Dios es enorme y para todos los gustos.

Ricardo de Argentina dijo...

Gracias al dato proporcionado por Martín Ellingham he conocido este blog suyo, del cual espero que no lo echen...

A mí también me ha sorprendido la celeridad de esta beatificaión, aunque entiendo que ésta tiene un rango de certeza muy inferior al de una canonización.

Otro zarandeo dijo...

Ecce Satanas expetivit vos, ut cribraret sicut triticum. Pero tú tranqui: Ella ruega pro te, ut non deficiat fides tua.

Non deficiat!

azahar dijo...

Cuando en lugares "políticamente correctos" prescinden del "discrepante" es un honor para éste, quiere decir que lo está haciendo muy bien.

En cuanto al tema en cuestión, me he preguntado más de una vez si no se está traspasando la línea de la idolatría, por parte de muchos.

Gallardo dijo...

Infocatólica y Religion en Libertad son prototipos de lo políticamente correcto, incompatible con la defensa de principios católicos en la sociedad. Y en congruencia con esta corrección política, no permiten que se les lleve la contraria esgrimiendo argumentos basados en la Teología Católica. ¿Tendrá esto algo que ver con la gran apostasía apocalíptica? porque el asunto es ciertamente grave.

Martin Ellingham dijo...

Don Terzio:

Sugiero mire lo siguiente:

http://caminante-wanderer.blogspot.com/2011/01/infalibilidad-y-canonizaciones.html

Saludos.

Primo de Alex Rosal dijo...

Ya veo que ud. reprocha a mi primo que eche a los discrepantes: exactamente igual que hace ud. por aquí ¡Bien por Alex! ¡Discrepantes a la calle !


El comentario es para ud. , no lo publique.

Cordialiter
-

Terzio dijo...

Con una notable diferencia:

Tu primo me buscó, me llamó, me ofreció el blog, me garantizó (de palabra) que no habría problema, ningún problema...y ya ves, al final.

Conque no ha "suspendido" relaciones con un discrepante, sino con alguien a quien se invitó con toda clase de seguridades y sin ninguna condición previa.

Comprendo que se trata de su oficio, su modus vivendi, y que con el pan de cada día no se juega, que se debe a sus superiores (sean jefes, sean patronos directos, o sponsores indirectos) Eso lo entiendo.

El des-compromiso no. Eso no lo comprendo porque no es de recibo.

Además sin dar siquiera las gracias (que tampoco las pido, ni las necesito; total si decir 'gracias', en estos casos, es como decir 'viento').

Como ves, como te decía, hay diferencias, primo de Alex.

p.s. Se me olvidaba: Please de no aparecer más, primo (de Alex).

'

Madri leño dijo...

Páter, únicamente, mandarle un mensaje de ánimo, aunque sé que por su fortaleza interior no lo necesita, espero que le agrade. Seguiré leyéndole donde tenga a bien escribir. Si considera oportuno, que espero que sí, seguir ensañándonos.
Como católico auténtico en formación permanente me encanta leerle.
Respecto a los pseudos, o como decimos en el grupo en el que me formo, los cristianos aguados. Recordar que Dios no se queda con nada de nadie y que a todos devuelve ciento por uno. Ya hayan hecho bien o mal. Todo les será reintegrado y amplificado en función de lo que dieron.
Muchas gracias. Madri leño.

Madri leño dijo...

Páter, únicamente mandarle un mensaje de ánimo. Aunque por su fortaleza interior no lo necesita, espero que le agrade.
Si los pseudos o cristianos aguados no comprenden qué significa ser católico de verdad y lo que es el humor inteligente, es mejor que sigan en su triste cuadrícula de lo "correctamente pautado" hasta su inevitable autoextinción.
Dios no se queda con nada de nadie. Y a todos revierte el ciento por uno. Según siembren, recogerán.
Solamente pedirle, si usted tiene a bien, que nos siga enseñando.

Muchas gracias y siempre adelante.

JHS. Madri leño

genjo dijo...

Estimado D. Terzio: deseo manifestarle mi apoyo, mi admiración y mi afecto por su trabajo en el blog.

Esperanza dijo...

Vuelvo a estar recuperada para esto de la Internet y me entero de que le han echado los de ReL. Me parece lamentable, porque Vd. siempre ha escrito sus post dentro de la ortodoxia católica.
Animo D. Terzio, y no se le ocurra cerrar este blog, que yo descubrí cuando le echaron de Infocat.
El tema del post de hoy me recordó lo que me decía mi padre: que desde que suprimieron la figura del abogado del diablo las canonizaciones en la Iglesia ya no son lo que eran.

Anónimo dijo...

Quitaron al Abogado del Diablo porque ya no había diablo. Pero desde entonces los santos ya no son santos ni son ná.

Peor para los de ReL, si le echan. Lo único potable era usted y Morillo.

Pero me gustaba lo de los comentarios editados. Los cañazos en el lomo que repartía.

Anónimo dijo...

FANATICOS, UNICAMENTE ACEPTAN DEL PAPA LOS QUE LES GUSTA.

Anónimo dijo...

¿beato quien prohibió la Verdadera Santa Misa?
http://www.fisheaters.com/massvideo.html

Anónimo dijo...

En relación a los cambios nuevos y a las decisiones imprudentes que resultaron después del Vaticano II, Dietrich von Hildebrand, a quien el Papa Pío XII alabó como el “Doctor de la Iglesia del Siglo XX”, nos instruye diciendo:

En el caso de la autoridad práctica, distinta a la teórica, que se refiere, claro está, a las ordenanzas del Papa, no se ha prometido la protección del Espíritu Santo de la misma manera. Las Ordenanzas pueden ser desafortunadas, mal concebidas y hasta desastrosas, y han habido muchas así durante la historia de la Iglesia. Aquí no cabe Roma locuta, causa finita. Los fieles no están obligados a considerar que todas las ordenanzas son buenas y deseables. Las pueden lamentar y orar para que sean retornadas; ciertamente, pueden trabajar, con todo el respeto que se merece el Papa, por la eliminación de las mismas

Anónimo dijo...

Vaticano II (Parte 3) – La revolución satánica gana momentum en el Concilio
http://www.nuestrasenoradelasrosas.org/noticias1/VaticanoII-3.htm



Vaticano II (Parte 1) – Infiltración en la Iglesia
http://www.nuestrasenoradelasrosas.org/noticias1/VaticanoII-1.htm

Dietrich von Hildebrand: Debería rechazarse la Comunión en la mano
http://www.nuestrasenoradelasrosas.org/noticias1/Hildebrand.htm

Anónimo dijo...

http://pagina-catolica.blogspot.com/2008/07/complot-contra-la-iglesia.html