miércoles, 4 de agosto de 2010

Israel se encanalla otra vez

El otro día, el Domingo pasado, me alarmé con la noticia de que el estado de Israel pactaba con Palestina y Jordania un arreglo sobre preservación de la Ciudad Vieja. Mantengo la opinión/la impresión de que una noticia que airea un acto de buena voluntad de Israel precede, más o menos inmediatamente, a una canallada israelí. Primero perfuman el ambiente, y seguidamente lanzan la bomba fétida.

La noticia sobre el pacto conservacionista para Jerusalén, aparecía así en ABC.

En El País aparecía también la noticia, pero se aclaraba que era papel sobre papel mojado, porque ya existía un documento parecido sobre lo mismo. Si se re-edita, será porque no se ha cumplido. Y si no se ha cumplido, será por culpa, por acción y/o por omisión de Israel. De Israel, únicamente, porque ni Palestina ni Jordania tienen nada que ver con los atentados contra la conservación del patrimonio histórico intramuros de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde mandan, desde 1967, exclusivamente los israelíes. Con todo el énfasis que cabe poner en el adverbio: Exclusivamente Israel, excluyendo a todos los demás.

Israel, el hoy por hoy cada vez más injustificable estado de Israel, ha sido el responsable único de la destrucción de la antigua Jerusalén. No me refiero (excavaciones peligrosas/caprichosas/provocativas a parte) a que el estado israelí haya bombardeado ningún monumento notorio (y no digo que le falten ganas), sino a la destrucción de la imagen de la Ciudad.

Una ciudad histórica tiene una imagen que se debe conservar. Si tras el recinto amurallado de Ávila levantaran una urbe de torres de hormigón, edificios de cristal y aluminio, barrios y calles modernas, etc. etc. etc. la imagen de la Ávila de los Caballeros quedaría tan desgraciada que no volvería a ser la misma que ha llegado bien conservada hasta el siglo XXI. La imagen, el perfil paisajístico de una ciudad histórico-monumental, también es patrimonio y también se debe estimar y preservar (sobre lo mismo, aquí).

En Jerusalén, el perfil de la Ciudad Santa que se contemplaba en bellísima e incomparable panorámica desde el Monte de los Olivos (también desde el Monte Scopus) ha quedado aberrantemente alterado por las edificaciones de la "nueva Jerusalén". Cuando el estado de Israel firma un papel comprometiéndose a preservar, es tan poco creíble como dejan patentes esas indecentes arquitecturas del moderno Israel, que son un atentado contra la Ciudad que dicen que van a preservar. Y no se trata de una ciudad cualquiera.

Tengo y mantengo la impresión de que el Israel sionista odia a Jerusalén, a su imagen, su perfil: Porque es cristiano y musulmán. Lo que le da un sello visual inconfundible a Jerusalén son, sobre todo, sus bellas y bien conservadas murallas otomanas (s. XVI) y la cúpula dorada de Omar (s. VII); y después los campanarios y cúpulas plomizas de la Basílica del Santo Sepulcro y demás iglesias cristianas. Netamente judío, sólo quedan en Jerusalén los restos reconocibles de algunas edificaciones del tiempo de Herodes, y el Muro de las Lamentaciones. Y nada más. Excepto lo que se empeñan en sacar de debajo de las piedras los arqueólogos israelíes, que son más piedras, muchas más piedras, sólo capaces de ser entendidas/leídas por los arqueólgos que las exhuman.

¿Existe un plan para hundir la Jerusalén cristiana y musulmana a base de excavar por debajo de lo que se ve?. Eso es lo que dicen los musulmanes de Al-Quds, que se estremecen cada vez que se enteran de que los israelíes han empezado otra nueva excavación, otro túnel más por debajo de las mezquitas. Aunque juzgo cada día más disparatado la existencia de ese estado de Israel, me parece un disparate paranóico suponer que los israelíes quieran demoler las mezquitas para levantar el tercer (o el 4º) Templo. Aunque conste que de boca israelí he oído, más de una vez, la especie, con triple escándalo estremecido por mi parte: Por criminal, por atentar contra el arte y la historia, y por blasfemo.

De ese "pacto" a tres bandas pro-Jerusalén, lo interesante, más que nada, es que el estado de Israel se haya avenido a firmar algo con Palestina y Jordania como iguales interesados e implicados en la suerte de la Ciudad Vieja, con todo lo que esto supone. Pero un papelorio diplomático firmado en Brasilia, dadas las circunstancias del trío firmante, vale poco más o menos que el papel, la tinta, el sello y las firmas de los rubricantes.

Y volviendo al principio, después de la buena noticia diplomática de Brasilia, se lanzó la bomba guerrera:

Tropas israelíes y libanesas se enfrentaron ayer en un incidente fronterizo que puede tener graves consecuencias.

El nuevo golpe de Israel sobre el Líbano tiene todo el sello del típico acto consumado provocado por Israel: El casus belli, en esta ocasión, ha sido un árbol (vean el vídeo)

Pero las motivaciones bélicas de Israel, aunque parezcan tan absurdamente fútiles como la tala de un árbol en una frontera alambrada, son más profundas, retadoramente perversas. Quiero decir que el arbolillo de marras es el pretexto que esconde la otra razón, la verdadera. Que yo creo que es esta:

Siria y Arabia Saudí promueven la paz en el Líbano

Es la reciente visita al Líbano del rey Abdulá de Arabia y del presidente Bashar al-Assad de Siria el motivo verdadero del incidente bélico provocado por Israel en la frontera con el martirizado Líbano. Lo del arbolito y tal, cortina de humo. Y lo de la firma con palestinos y jordanos sobre la preservación de la Ciudad Vieja de Jerusalén, azúcar sobre la hiel. Son las cosas de Israel, la sonrisita del diplomático que enmascara la boca de la fiera.

Mientras, pase lo que pase con lo del incidente en la frontera del Líbano (¡el Señor nos libre y libre al martirizado Líbano!), la historia cotidiana y corriente sigue en Palestina-Israel. Ayer también, en una de esas escenas que se te cruzan en la tele de repente, pusieron un vídeo que después no he podido encontrar, porque tenía intención de ponerlo. Era una escena patética:

Una patrulla de ocho o diez soldados israelíes, con casco y metralletas, deteniendo en su casa a un infeliz cisjordano, acusado de haber robado agua de un canal para regar su huerto; detuvieron también a su padre, un viejo con canas y arrugas. Pero la escena la protagonizaba un chiquillo de tres o cuatro años, llorando agarrado a las perneras de los pantalones de los militares, preguntando con su lenguaje infantil que por qué se llevaban a su padre, que no le mataran, que no se llevaran a su abuelo, que era bueno, que no le mataran. Todo eso sin dejar de llorar, yendo de un soldado a otro. Pocas veces he visto una escena así, tan crudamente conmovedora.

Buscando el vídeo (que no encontré), me topé con esta otra noticia, casi del mismo tenor, pero multiplicado:

Fuerzas israelíes arrasan un poblado beduíno en el Negev

Ambas escenas, la del chiquillo llorando por su padre y la de la aldea arrasada, son la realidad cruenta que se esconde tras el telón israelí.

Simpatizar con ese estado encanallado es hacerse cómplice de sus crímenes.

Callar, lo mismo.

...¿O acaso no es eso lo que ellos, cuando fueron víctimas, decían de sus verdugos???


p.s. Recuerdo - no me olvido - que hace cuatro años, Julio-Agosto del 2006, cuando la criminal segunda guerra contra el Líbano, un valentón de boca recalentada se daba fuelle y arreaba tizonazos de foro (¿logia?) HazteOir aplaudiendo engallado las perversas acciones criminales de Israel contra los desgraciados libaneses. El miserable se enardecía pisoteando la razón de las víctimas y coronando las vergüenzas de los verdugos. Seguro que ahora estará disfrutando lo mismo, o incluso esperando que el incidente del arbolito acabe con más sangre, con más víctimas inocentes, de esas que se cobra Israel con la tasa habitual que pesa y venga los agravios con regla de tres de Lamek.


+T.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

qué puta mierda te habrán hecho los judíos, pendejo antisemita de mierda, pero espérate nomás imbécil que estás en tierra robada de los musulmanes, que España es Al Andalus y alqaeda va a reconquistar los territorios ocupados, a ver pendejo si "reconoces" que tu ralea ha destruido la imagen de al andalus con sus iglesias de mierda.

AL QAEDA REIVINDICA AL ANDALUS, justifica el secuestro porque ESPAÑA GOBIERNA EN UNA TIERRA DE MUSULMANES

y

HAMAS APUNTA A ESPAÑA

"Los esfuerzos del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a comienzos del pasado año por retirar a Hamas de la lista de grupos terroristas de la Unión Europea han hecho poco por alterar la agenda de Hamas. No sólo es Palestina lo que se pide liberar a los niños de la Margen Occidental y Gaza; AHORA SE LES PIDE QUE LIBEREN SEVILLA. La revista infantil de Hamas, Al Fateh, en un número reciente (el 66), habla a los niños de la ciudad llamada ASBILIA (SEVILLA) Y LES LLAMA A LIBERARLA DE LOS INFIELES, ASI COMO EL PAIS ENTERO, Y REINSTAURAR EL MANDATO MUSULMAN"

qué dices de eso pendejo de mierda!? Tus pobrecitos moromierdas de Gaza son tan pobres y están tan oprimidos que ya piensan en reconquistar España.

Y estúpido puto de mierda, el soldado que mataron los moromierdas estaba detras de una cerca que queda a 100 metros de la frontera con libano, entérate mejor en vez de repetir la mierda de los medios viciados en contra de israel, después de Israel sigue España en la lista de conquistas de los moromierdas, andate con ojo pendejo!

brigante dijo...

Muy simpática e ilustrativa la respuesta del judío.

Por cierto, en ReL hay un blog (Wiederholen) que no tiene nada que envidiar al Der Stürmer.

Anónimo dijo...

¡Caramba, don Terzio! ¡Qué extraño comentarista tiene su blog!

No es bueno desear el mal de alguien; es malo, muy malo, malísimo. Y peor es desear el mal de todos los "alguien". Los enemigos del alma son tres: mundo, DEMONIO y carne.

Jesús nos enseñó la fórmula perfecta de oración vocal: el Padre nuestro: no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del MAL. Amén.

Terzio dijo...

Sí. El anónimo "pendejo" responde al tipo imbecilóide que se traga el anzuelo cebado con el chip del moro-terrorista y el judío-héroe de la humanidad. Una caricatura para el consumo de cretinos como el tal. Muy común el tipo, por desgracia.

Con el mantenimiento del embargo de Gaza y el asalto criminal al barco turco, lo de la frontera del Líbano es un desplante más, una pose desafiante y estudiada.

Lo que no sé es cuánto durará todo esto, porque me parece que la descomposición interna del estado de Israel es sintomática. ¿Soportarán 50 años más? No lo sé.

Pero las cosas, tal y como se han gestionado hasta ahora, han sido un cadena de despropósitos. Y las víctimas - no se olvide - de Israel somos todos: Los palestinos (primeramente) y el resto del mundo (después).

'

YORCH dijo...

A mi siempre me ha parecido Usted de lo más objetivo al plantear que ni los Judíos ni el Islam son nuestros amigos ni nuestros aliados de los occidentales, sino que ambos tienen sus propios intereses ajenos y hasta contrarios a los de nuestra civilización, de la cual siempre han buscado y hasta logrado sacar provecho, ha hablado claramente del fascismo, militarismo y fanatismo del Estado de Israel como del maquiavelismo y beliscismo de los grupos radicales islámicos y la verdad, siempre admiro su objetividad y claridad al llamar a lo negro negro y a lo blanco blanco, hace falta más analistas como usted.

Manuel dijo...

"Israel, el hoy por hoy cada vez más injustificable estado de Israel"

¿Porqué es injustificable el Estado de Israel?

Tiene usted todo el derecho del mundo a criticar una política, pero... ¿un estado?, ¿la existencia de Israel?

Tiene todo el derecho a criticar la actitud del estado Israelita ante la conservación de la Jerusalen histórica pero... ¿no tienen derecho a gobernar en exclusiva una ciudad de su pais?

¿No cree usted que cierto odio antisemita surge en parte de una forma, en mi opinión equivocada, de entender la fe cristiana en general y católica en particular?

Por último, ¿no le parece que sus comentarios contra el Gobierno de Israel pecan de antisemitas?

Eborense dijo...

"¿Existe un plan para hundir la Jerusalén cristiana y musulmana a base de excavar por debajo de lo que se ve?. Eso es lo que dicen los musulmanes de Al-Quds, que se estremecen cada vez que se enteran de que los israelíes han empezado otra nueva excavación, otro túnel más por debajo de las mezquitas."

Nada nuevo: En los "Protocolos de los Sabios de Sión" ya se decía algo así.

desde luego, la propaganda antisemita, cuando se crea, no se destruye, sólo se transforma.

Terzio dijo...

Esa "propaganda", Eborense, queda reñida con la realidad y la tozudez de los hechos. Jerusalén, al día de hoy, es un conflicto explosivo gestinado por Israel y sufrido por todos los jerosolimitanos no-israelíes, a saber: palestinos y cristianos.

Y lo mismo respecto a las demás partes usurpadas, ocupadas y no liberadas de Palestina que Israel mantiene como piezas de su injustificable y encanallado juego "diplomático" gracias a la tácita connivencia del "occidente democrático".

'

Terzio dijo...

Jerusalén, Manuel, no es una "exclusividad" de Israel. Después de su destrucción (siglos Iº-IIº) Jerusalén ha sido ciudad cristiana primero y musulmana después. La "vuelta" y los "derechos" de Israel, tan "artificiales" como discutibles, no pueden absolutizar reduccionista y parcialmente la historia, ni revertirla sólo en beneficio de las injustificables tesis sionistas.

Por lo demás, al día de hoy, "antisemitismo" se ha convertido en un tópico tabú habilmente dirigido contra todo el que razona críticamente contra las injusticias y crímenes del estado sionista de Israel.

Si no ves ni entiendes estas cosas, será mejor que te examines la vis crítica y, si puedes, te la re-formules.

'