miércoles, 13 de enero de 2010

Los optimates piden eutanasia ¡¡YA!!

De entre los fantasmones del sistema bien agarrados a la teta y que no han dejado su nutrición desde que tienen uso de razón (aunque la razón les ha ido cambiando y mudando y transformando y degenerando con el uso, sin solución de continuidad desde que echaron los dientes), de entre esos les tengo profunda antipatía a los gurús de aurea mediocritas que nunca han dejado ni su confortable butacón ni sus maneras sugerentes-dirigentes. Son, a su manera, como el decadente estragado Petronio, arbiter elegantiarum de la corte de Nerón, que dictaba “buen gusto” y “moralidad” entre escenita y escenita de Satiricón.

Pues estos que digo son poco menos lo mismo, pero a su estilo y para el estilo de la post-modernidad. Resulta que, llegados a un grado de cómoda saturación vital, piden la eutanasia graciosa para todos (aunque no sé si ellos tendrían la suficiente determinación fatal para abrirse las venas en una tina tibia, como los romanos (que, por cierto, me parece que se hacían templar el agua de la tina por sus esclavos y hasta tenían esclava que les sirviera el cuchillo corta-venas en salvilla de bronce pulido (seguro que los modernos eutanasistas “ad-do-ran” y añoran el detalle)).

El caso es que uno de estos (ya he dicho que para mí especialmente antipático por viscerales razones), el “oráculo” catalano-hindú (un híbrido tan sospechoso como un sari de seda india con barretina, pantumaca y butifarra), el Salvador Paniker, pide a gritos “¡¡Eutanasia Ya!!".

Viene a decir el “filosofo” indo-catalán que todo esto es cuestión/proceso de madurez que no se quiere reconocer. Y a mí me parece que confunde “madurez” con “putrefacción”, lo mismo que tantos de su jaez que han ido pasando del brote verde en capullo al marrón podrido en estiércol, moralmente, en sentido ético-moral, quiero decir. Y dice también que si no sale adelante es porque Zp “teme” a la Iglesia (risum teneatis). En fin.

Yo no sé por qué los entusiastas eutanasistas no se eutanasian ellos mismos y dejan a los demás con sus muertes personales según Dios se las mande, a cada cual la suya y no otra, sin interventores ajenos ni puntilleros institucionales (aunque pudiera ser una salida para los puntilleros de las cuadrillas toreras, ahora que quieren quitar los toros, y que podrían encontrar lucrativo oficio de “puntilleros-eutanasiadores” y así no aumentar el número de los parados; no hay mal que por bien no venga).

Volviendo al peticionario, téngase en cuenta que estos sujetos van en delantera, un par de cuerpos, como los caballos de carrera en el Derby. Han tenido excelente educación, medios, contactos, relaciones y oportunidades; tuvieron y mantienen todo esto a la par que una buenísima información que les facilita pronosticar sin apenas fallos. Ven más y mejor porque están mejor colocados y en posición más alta. Cuando piden, cuando influyen, saben lo que están haciendo y qué podrán conseguir.

Como han estado en el candelero desde que arribaron y se han mantenido en esa zona neutro-descomprometida-omni-relacionada, han alternado con todos y de todos han sido bienquistos, todos les han recibido y con todos han ido y venido, siendo todos regalados con su “aristocrática” no amistad, pero sí camaradería, muy estimada. De todos los que han podido y pueden, de los que ostentan/detentan el poder en cada momento, me refiero, no sólo políticos, sino entes-pudientes de toda especie y naturaleza (búsquese un apunte biográfico sumario del susodicho y de otros como él y se me entenderá mejor que si lo dijera, porque son cosas mejor para sugerir que para detallar, si me explico).

Del otro Pániker, el hermano que fue cura y que no sé si es cura ni en qué sincretismos anda, no sé noticia reciente. A lo peor también está postulando eutanasias paganizantes con karma y curry allá por el Oriente color azafrán. No sé. Pero cuando el Pániker que vive y mora aquí pide eutanasia, es que la eutanasia viene.


La única impresión buena que saco de la noticia es que las prisas de esta “eutanasia súbito” pudiera ser otro síntoma de que el nefasto Zp que nunca debió aparecer va a desaparecer pronto, tiene los dias contados, y los que esperaban que cumpliera su mortífero programa temen que se vaya antes y no termine su faena exterminadora, dejando la eutanasia sin “marco legal", y por eso respiga la burra y rebuzna muerte por la boca de ese guru brahmán-catalán.

Yo sé que lo que digo son cosas que digo yo. Pero lo digo, con un margen de error relativamente apreciable. Y no es que yo sea adivino chamán de túnica amarilla y mantra, que yo visto de negro nigérrimo integral - conste - y no me tengo por profeta ni tengo que ver con bolas de cristal.

p.s. De la intencionalidad del ABC y el propósito de la noticia, les dejo a ustedes que conjeturen solos, para que practiquen el noble arte de la intuición.


&.

9 comentarios:

San Isidoro dijo...

¿Este señor pertenecía a la Obra?

Terzio dijo...

Es que tú eres muy joven y no estabas en este mundo etc.

'

Jorge dijo...

No he leído todavía esta mañana el ABC, D. Terzio pero si se ha prestado ha publicar un artículo que aboga por la eutanasia, no tendré otro remedio que cancelar la suscripción que se mantiene en mi casa desde hace más de 50 años.

José Luis Martínez Hens dijo...

¿Y de Haití qué pensamos?

Con cosas cómo éstas yo pierdo la fe.

Le espero en mi blog para darme alguna ayuda por qué no sólo se derrumban edificios...y siempre los pobres.

Será porque son hijos de Dios, por lo que no se deben quejar ya que siempre les queda la otra vida ¿no?

Terzio dijo...

No es de hoy, es de ayer. Y no es que tome partido explícitamente, sino que da la sensación de que simpatiza con la aberración, por cómo da la noticia, por los artículos que cita, por traer a colación al infausto Paniker, por todos esos detallitos.

Cuando una cosa es mala y se reconoce su maldad se denuncia y combate, no se le concede tribuna (o media tribuna).

'

Jorge dijo...

Repasaré el de ayer, entonces porque he estado de maniobras y llegué anoche pero estoy de acuerdo en que esas degeneraciones se combaten.

Lo de Haití no es culpa de Dios, es culpa de los hombres que en uso del libre albedrío mantenemos estructuras sociales injustas pero como es natural, creer en que al final el Señor hará justicia es algo en lo que creo . En el juicio final Dios premiará y castigará, de eso no tengo ninguna duda. Mientras tanto, recemos por esas pobres gentes.

Natalio Ruiz dijo...

Muy bueno Terzio!

Los dos Paniker fueron de la obra? Sólo sabía del Raimon.... personaje enigmático si los hay... Y le digo que es una persona que siempre recuerdo, me intriga profundamente.

El otro, el de la cita y la eutanasia, no me intriga ni me interesa.

Respetos.
Natalio

Anónimo dijo...

El de la Obra era su hermano Raimon
(http://es.wikipedia.org/wiki/Raimon_Panikkar)

En cuanto a Haití, en abril de 2003, el que fuera sacerdote salesiano Jean-Bertrand Aristide reconoció el vudú como religión oficial.
(http://www.haiti-reference.com/religion/vodou/vodou-decret.htm)
Incluso el telepredicador Pat Robertson dice que el terremoto en Haití se debe a un pacto con diablo...

anco marcio dijo...

A quien teme ZP no es a la Iglesia, es a Obama. Hasta va a asistir a un "desayuno de oración" en Washington.

Por no morir ahorcado
el mayor ladrón de España
se vistió de colorado.

Hablo del duque de Lerma, naturalmente.