lunes, 18 de mayo de 2009

Sevilla en Mayo


Entre la Feria y el Rocío, Sevilla es más Sevilla que nunca. Y así hasta el Corpus. Mayo en Sevilla es algo muy especial, y para los sevillanos, only. Con el derecho de admisión reservado, que esto es muy sevillano y, bien mirado, Sevilla tiene reservado el derecho de admisión siempre y para todo. Aunque no lo parezca.

Las tardes de Mayo salen por toda Sevilla Cruces de Mayo, hasta con ensayos de costaleros sub-15, que es una edad buenísima para costalear, y las Cruces de Mayo han ganado mucho con el Movimiento Costalero. Aunque - y es obligado decirlo - la perfección formal de una Cruz de Mayo es la imperfección costalera. Porque el sumum de la gracia es una Cruz de Mayo con mono-costalero y trabajadera única, un capataz delante con "mi arma" en la boca, su tambor detrás (y si es de lata el detalle raya el clasicismo más neto) y el de la alcancía (que ahora con los centimitos de €' han afinado mucho el soniquete).
.

Los fines de Semana, Sábado y Domingo, son palabras mayores, de Gloria. Ayer mismo fue de Pregón, y el Corazón de Jesús con medio Nervión atrás fue a la Catedral, para el pregón. Y esta tarde iba de vuelta, a su Nervión. Y ayer una de las Pastoras, y esta tarde la Alegría de San Bartolomé, que tiene que ver.
.
La Virgen de la Alegría sale por su barrio de San Bartolomé que es la judería más auténtica. Cuando va por las calles de alrededor de la Parroquia, el paso coge la calle entera, y desde los balcones, si quisieran, le podrían dar besos al Niño. Y la Virgen muy gustosa, que para eso sale, para darle un paseito de tarde de Mayo a su Niño. Y lucirlo.

Como ya hace temperatura, aunque refresque un poquito de noche, es un regalo darse un paseo y ver la jacarandas floridas con sus copas poniendo volantes de lila y morado por toda Sevilla. Tuvo un gusto especial el que plantó las jacarandas.

Pero se han perdido las Cruces de Mayo, las de las casas, las de los patios, las familiares. Se han perdido como se han perdido tantas cosas que eran "de familia". Y mira que eran cosas baratas de hacer y con mucho disfrute. Pero si ya no hay ni casas ni patios, se entiende que no hayan Cruces de patio y en casa. Yo no sé si volverán, pero me despierta nostalgias del Mayo que fue ver estampas como la del youtube este, con Gracia de Triana cantando el pasodoble de Font de Anta.





.
#

5 comentarios:

Amadeus dijo...

La verdad es que llevas toda la santa razón Tercio, hemos perdido o estamos perdiendo nuestras señas de identidad en pro de una "futura sociedad" quien sabe, dentro de unos años podremos ver en los pocos patios que quedan en nuestra Sevilla (que todavía los podemos encontrar en la Triana más profunda), presentaciones "power point" con música tecno o hip hop, versionando a las clásicas, y todo eso porque somos muy muy modernos en esta nuestra sociedad.
Ahora estoy trabajando en Córdoba capital y daba gusto pasear por las calles del centro, entre las cruces, que también han perdido lo religioso para ser solo fervoroso y festivo, y los patios, que eso si que no se ha perdido sino que va en auge gracias al afán del ser humano por fijarse en el vecino y ser mejor que él.
En fín que como en otras tantas cosas, nos estamos dejando llevar cada vez más por el futuro dejando de lado cada vez más nuestro pasado, y eso es mala señal.

Anónimo dijo...

Buenos días Terzio:

Cata:

Pues como le dije el otro día en mi ciudad a unos 800 km de la suya seguimos paseando, eso sí con nuestra sobriedad castellana, las Cruces de Mayo, idem que Semana Santa.
Pero una, que cree fervorosamente en Una Grande y Libre, este finde se va a la feria de la manzanilla a Sanlucar. ¿Será que conservamos los derechos en la zona desde nuestro Guzman?

airfoil dijo...

Y hablando de tradiciones, se conserva todavia en Sevilla la costumbre de prestar de casa en casa , enclaustrada en una vitrina portable, de alguna talla a escala de un Cristo, Santo o Santa y propiedad de la parroquia, y donde se hace una donacion/peticion ?.

Me supongo que dependera de cada parroquia.

anco marcio dijo...

Llega un momento en la vida cuando el tiempo nos alcanza. Lo dice Cernuda en Ocnos. Y cernudiana, primaveral, de un azul celeste luminoso es la entrada de hoy sobre Cruces de mayo.
Felicidades Terzio. Así se escribe.

bate dijo...

Don Terzio, me quito el sombrero ante usted. Mi padre organizaba una Cruz de Mayo en San Juan de Aznalfarache, y cuando el pobre murió, se la llevo consigo, eso y la cabalgata de Reyes Magos.

No hay nada más hermoso que un niño aprendiendo los secretos de la Cruz mientras sueña con ser mayor para llevar a la madre del que dio la vida por nosotros.