martes, 14 de abril de 2009

14 de Abril, glorioso aniversario (y el único digno)

Un memorable 14 de Abril del año del Señor de 1759 entregaba su alma a Dios el maestro Georg Friedrich Haendel. Cada uno da gloria a Dios como puede, sabe o quiere. Pero algunos Le dan gloria con algo más, merced esta que se prodiga en el mundo del arte...si glorifica a Dios y Le sirve. En el caso de la música, este don gracioso es absolutamente universal, porque no es un edifcio en un sitio o una pintura o una escultura que están en determinado lugar. La música, por gracia de Dios, se puede interpretar y oir en cualquier sitio y por cualquier hombre animado por la gracia, ya sea para tocarla o para oirla.

Coral Thine be the Glory, del oratorio Judas Macabeo





Si Händel fue uno de estos tocados por la gracia de Dios, no me cabe duda que amar su música es otra gracia igualmente divina.

Zadock the Priest, The English Concert dir. Simon Preston




Quizá, por las circunstancias de su pequeña historia, ha sido el músico que más y mejor sirvió nunca a la monarquía (una monarquía, of course). Pero estoy persuadido de que la inspiración es religiosa, que piensa en The King y no en one king, me parece evidente considerando los reyes que fueron sus mecenas.

De El Mesias, vaya este yotube, con una aria cantada por el insuperable Alfred Deller:




Lo admirable es que Haendel concibe esa música dulcísima para el texto de Isaías 53, 3 ss.

"Despreciado, desechado por los hombres,
abrumado de dolores y habituado al sufrimiento,
como alguien ante quien se aparta el rostro,
tan despreciado, que lo tuvimos por nada."

Es todo un ejercicio de piedad reinterpretar el Cántico 4º del Siervo con esta música de fondo. En Haendel se intuye una experiencia cristiana entendida desde la piedad personal y reinterpertada en su música con una luz casi sobrenatural.

Se cuenta como anécdota que al sufrir el ataque de apopeljía que terminaría con su vida, expresó el deseo de morir el Viernes Santo. Murió el Sábado Santo, un 14 de Abril hace hoy 250 gloriosos años, con su música glorificando a Dios y tan oída y famosa como nunca pudiera imaginar el maestro.

Y sus óperas, que no sé qué yotube poner y mejor caigo en el tópico bello que en el raro excéntrico, porque el aria del Rinaldo nunca falla (y el Philippe Jaroussky, con todo su aire afectado, la canta muy bien, la verdad):




Pero la Cecilia Bartoli también la canta deliciosamente, con la letra del Trionfo del tempo e dil disinganno "Lascia la spina cogli la rosa":




¿El francés o la italiana? Yo diría que el francés, tiene un trémolo precioso, y más voz que la Bartoli (que tiene más "técnica", quizá). Bueno, está bien el proscenio del teatro de Vincenza para cantar a Haendel y cerrar este articulillo de efemérides tan memorable.

Otra no hay, el 14 de Abril.

¡Viva Haendel!

*** Las instituciones criminales, abyectas, anticristianas y ateas no tienen efemerides, salvo la del recordatorio de los ominosos.

¡Viva Haendel! (otra vez)

&.

5 comentarios:

El_capullo dijo...

Gloriosa memoria, desde luego la de Haendel. Entre los dos últimos youtubes, me quedo con el del sopranista. La Bartoli la veo más como Rosina o Cenicienta, su repertorio.

El_capullo dijo...

A propósito de Haendel. Pasado mañana, la prima de la Agripina en el San Carlos de Lisboa, con réplicas en otros cinco días de este mes de abril. Quien pueda ir que vaya y disfrute (las localidades en este teatro son posiblemente las más caras de Europa).

Anónimo dijo...

Hay una pieza en el cd de opera prohibita, creo que también de Haendel, "Desserratevi, o porte d´Averno" del Oratorio per la Resurrezione di Nostro Signor Gesù Cristo. Muy apropiado para este tiempo de la octava, si encuentra el enlace en youtube, yo no lo he hallado, cuélguelo, es espectacular.

Saludos


Juvenal

anco marcio dijo...

¿Que vamos a descubrir de Häendel? Sencillamente sublime; pero quiero comentar el otro aniversario. Nos están contando un cuento; aquello no fue como hoy se nos presenta. Allí fueron los asesinatos políticos, la negación del Estado de Derecho. Se dió un golpe de Estado a la República (¿burguesa?)por los mismos que ahora defienden aquel régimen y que atacan a cuantos hablamos claramente sobre su infausta memoria. Mixtifican la Historia. Por sus frutos los conoceréis: ¿Laicidad? No, ataques al Papa. ¿Libertad de elección? No, aborto a la carta. ¿Valor para atacar a los islamistas y su burricie? No hay ni lo habrá; no es progresista.

DIEGO MALLÉN dijo...

¡Ah! ya me extrañaba que el bueno de Terzio pudiese alborozarse con el aniversario de la fecha fatídica que desembocó en la guerra fraticida.

Fecha de gloriosa memoria por GFH: "cada valle será elevado y cada montaña reducida".

¡Gracias por recordarnos tan magna fecha!