jueves, 9 de octubre de 2008

Pius PP XII. In memoriam

En mi casa, desde antes que yo naciera, hay fotos y estampas y medallas de Pio XII. Su imagen es tan familiar para nosotros como la de uno de nuestros abuelos o viejos parientes. Siempre venerado, admirado y querido. Mi madre le tenía especial aprecio a un pequeño busto policromado, representándole con la muceta ribeteada de armiño, las gafas doradas y el solideo blanco. Está desgastado, como esos objetos que se limpian y tocan con cariño, siempre en el mismo sitio. Sigue estando donde lo tenía puesto mi madre.



Mi madre nunca se enteró de la polémica levantada en contra suya por sus enemigos, los de siempre. Tampoco supo de la ingratitud de algunos, del resentimiento de los que se revolvieron mordiendo en su rabia la mano benedicente del gran Pacelli. Para ella, como para tantos, Pio XII estaba tan alto que el fango de los miserables de turno nunca le tocó. Su impóluta sotana blanca sólo tuvo la huella de la sangre de su pueblo, cuando acudió el primero a consolar a los romanos desolados por el bombardeo de San Lorenzo Extramuros.

Mientras vivió nadie se atrevió a levantarle calumnia; quizá porque la magnanimidad imponente de su persona impedía que en torno suyo se movieran indignidades ni vilezas, aunque fueran sutiles. Pero después de su muerte se envalentonaron los canallas, los que antes no hubieran resistido un segundo su penetrante mirada, su palabra clara, tan limpia. Y fue uno de los que tendría que haber callado por vergüenza oprobiosa, pero los infames tienen la memoria corta para los crímenes propios, y se inventan fantasmas contra los hombres de buena voluntad.

Los Papas testigos de las guerras modernas han sufrido ser víctimas de los guerreros antes, durante y después. Los que querían matar y mataban y mataron, acusarían a los Pontífices de estar del lado de uno u otro, según fueran uno u otro los que acusaran, señalando con manos tintas en sangre. Acusaron a Pio X, acusaron a Benedicto XV, también acusaron finalmente a Pio XII.

A favor y en descargo rotundo de Pio XII testan muchos. El principal, quizá, es el más desconocido porque sus viejos "hermanos" silenciaron su conversión al catolicismo, y ni siquiera muchos de ellos saben que el Gran Rabino de Roma Dtr. Israel A. Zolli se convirtió al catolicismo, y se bautizó por expresa voluntad con el nombre de Eugenio Pio, como el hombre santo que le sirvió de testimonio para pasar del viejo Israel a la Iglesia de Cristo.

Hoy, en la Misa celebrada en el L aniversario de la muerte de Pio XII, su sucesor Benedicto XVI ha trazado la semblaza de su reconocible grandeza y santidad.
Ayer, un rabino de Haifa (testigo y hasta puede que animador de la tortura del pueblo palestino por "su" estado de Israel) se atrevió en Roma (donde estaba invitado por el Papa para intervenir como ponente en el Sínodo sobre la Sagrada Escritura) a injuriar la inmarcesible figura de Pio XII (el que movió a un gran rabino de Israel a pasar de las sombras a la luz). La paradoja casi repetida de la tremenda sentencia "...Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; pero, como decís: "Vemos" vuestro pecado permanece." Jn 9, 41.
.
A Pius XII se le podría haber llamado "magno", como a algunos de sus predecesores, porque estuvo a la altura de los más grandes que ocuparon la Sede de Pedro. Hoy (como tantos días) muchos hemos rezado por su beatificación: Ad maiorem Dei gloriam Virginique Assumptae, ut sit !!!!

+T.

14 comentarios:

nouatus dijo...

Me temo que, además de este rabino judío impertinente, habría que incluir a muchos otros en la lista de "canallas" que profanaron y profanan la memoria del Pastor Angelicus, el santo Papa Pacelli, y lo que es más doloroso, a muchos eclesiásticos que escalaron puestos en la curia a su sombra y luego, no sé si fomentaron, pero al menos no movieron un dedo para evitar estas difamaciones inicuas. Lo que ahora tímidamente trata de evitar Ratzinger se gestó ya en los oscuros tiempos de Montini. Que Dios en su infinita misericordia los perdone. De aquellos polvos ...
Por cierto, en la última frase, mejor "VirginiSque".

Tumbaíto dijo...

¿Se da cuenta en qué situación tan precaria colocaría a sus tesis "para las causas de los Santos", si en un juicio hubiese dicho esto del rabino: "testigo y hasta puede que animador de la tortura del pueblo palestino por "su" estado de Israel"?

No se merecen que les pongan en esos aprietos, ¿verdad?

el_capullo dijo...

Lo de "la mentira tiene las patas cortas" no se cumle en este caso. Toda la propaganda sionista se ha encargado de difundir y asentar esta tremenda injuria.
Recuerdo que hasta en el Museo de la Liberación de Roma (Vía Tasso), un museo de fuerte carga propagandística pro-partisana y pro-judía, se recogen varios testimonios de la época sobre la irreprochable actitud de Pío XII en defensa de la paz y de los romanos, incluídos los del gueto.

Terzio dijo...

Ad 1m: Montini, siendo obispo de Milán, fue de los primeros en denunciar la infamia del teatrero aquel; precisamente por haber sido uno de los personajes más próximos a Pio XII, durante los años que fue uno de sus secretarios para los asuntos de Secretaría de Estado. Aunque es cierto que Pio XII contaba con bastantes "adversarios" en la Curia que (sólo después de su muerte) le desairaron (venganzas de enanos).

Ad 2m: Intencionadamente he dicho eso del rabino de Haifa. En Haifa tienen cañones (y armammento nuclear, posiblemente) apuntando al Líbano, a Siria y a todo el Medio Oriente. ¿Es el rabino responable de ello? ¿tendrá que clamar todos los dias y atarse a un cañón como protesta? ¿deberá publicar todos los dias y cada noche un manifiesto defendiendo la dignidad violada del Pueblo Palestino para ser creíble en su actitud benevolente para los desposeídos de patria, tierra y fronteras (si fuera claramente esta su postura, of course)? Pues eso, más o menos, es lo que le piden, con la historia a la espalda, a Pio XII, cuya sóla mención en el "dossier de los acusados" es una infamia que tacha y baldona al que la intente. Si es un "rabino", más; si está invitado por el Papa y en Roma, la afrenta encanallada es doble, porque hiere al pasado y al presente. No sé si me explico.

Ad 3m: Como se aprecia apenas se tenga un poco de sentido crítico, la memoria de los protagonistas inmediatos es muy distinta de la de los que vinieron después, empeñados en vindicar a costa de acusar a todos y por todo. Un actitud que desacredita gran parte de las acciones emprendidas por la causa.

'

Tumbaíto dijo...

"En Haifa tienen cañones (y armammento nuclear, posiblemente) apuntando al Líbano, a Siria y a todo el Medio Oriente".

¿Sí? Me tranquiliza saber eso; gracias (no todo iban a ser malas noticias).

Terzio dijo...

A Noatus (que se me olvidó): Es dativo, no genitivo; aunque gracias por la corrección.

A mi bi-comentador T: Me alegra haber podido alegrarte la mañana. Aunque la perspectiva de un "holocausto" nuclear me inquiete y no me levante el buen humor, precisamente. Los herederos de las víctimas adelantan cada día más en el curriculum de victimarios, algo verdaderamente trágico y fatídico.

'

Tumbaíto dijo...

¿Adelanta? ¡Huy! ¡Qué va! ¡Para eso hacen falta millones de víctimas!

Ya sé que para ser un buen europeo (o sea, un nazi que ha salido indemne) se debe creer que lo que hace un judío por el mero hecho de hacerlo un judío es diez mil veces peor que si lo hiciera cualquier otro ser humano de la faz de la tierra. Pero como en esto del genocidio los cristianos alemanes eran muy eficientes, conque aún ganan.

Terzio dijo...

Es un error (y casi siempre no exento de culpa) juzgar al pasado (que es pretérito consumado) y obviar el presente (que sí es potencialmente "gestionable").

La culpa se multiplica si al pasado inevitable se le invoca en desfavor del presente solucionable (todavía).

¿Un perpetuo Tribunal de Nüremberg captando atenciones del mundo mientras se institucionalizan injusticias y hasta racismo desde el estado que dice representar a las víctimas de ayer pero las causa hoy mismo desafiando todo derecho y abusando de toda justicia?

Pues eso, más o menos.

p.s. Pongo en conocimento de mi amable, muy apreciado y siempre bien considerado comentador que la atenta muestra de su rica aptitud comentarística me ha dejado suficientemente satisfecho, si me explico.

'

Tumbaíto dijo...

¡Qué suerte tiene de que le pinte a la t la rayita tan abajo!

Terzio dijo...

Rasgo y circunstancia que aprecio en todo su valor, sir T.

Cordiáliter!

p.s. Espero no tener que recurrir al exitoso recurso israelí para merecer sus siempre bienvenidos comentarios, sir T.

'

nouatus dijo...

Disculpa la contumacia, pero es genitivo, no dativo (observa el paralelo "Dei"). El lapsus seguramente está influido por Laus Deo Virginique Matri, donde efectivamente sí es dativo. Un saludo.

Terzio dijo...

Sí, si era eso, precisamente.

'

CabildoAbierto dijo...

San Pío XII, ruega por nosotros.
...que falta nos hace.

Anónimo dijo...

Al rabino Cohen, que al parecer está en posesión de la verdad absoluta, le pregunto: ¿durante los años del holocausto qué dijo su dios Yavé? ¿Hizo algo? ¿No guardó silencio?... Sí, por tanto debe figurar en el Museo del Hococausto de Jerusalén por no haber hecho suficiente... J. H.