viernes, 28 de diciembre de 2007

Matar la inocencia


Lo de Belén es historia, historia sagrada; la más triste, quizá, de todas las escenas del Evangelio, como una sangrienta mecha entre los misterios de la Navidad de Cristo, un punto desgarrado entre el Pesebre, la Estrella y los Magos.
El 28 de Diciembre, el día de los Inocentes que antes se celebraba con inocentadas (con grado diverso desde la "simpática" a la "desagradable" pasando por la "maleducada" o la "pesada", según quién y cómo), hoy ya no se dan apenas bromas.
.
Pero la ocasión sigue siendo significativa, ahora más cercana a la memoria de la matanza de los Inocentes de Belén por la masacre perversa que las legislaciones "progresistas" reconocen, amparan, y promueven bajo el falso y pervertido concepto de "derecho" de la mujer (nunca estuvo tan envilecida la mujer).

Hoy, en algunos sitios, alguna gente con una conciencia distinta a la de los que propician y sostienen esas aberrantes leyes, saldrán a la calle y protestarán, clamando por los inocentes de cada dia (siempre es 28D?). Pero las mayorías mirarán a estas minorias pro-vida como extraños, extravagantes, incluso como "enemigos", casi siempre con la consideración de "ultras", "integristas", o "fundamentalistas" (conceptos que deberían estar inseparable y positivamente vinculados al de "vida").

Pero, para llegar a esta situación, para "tolerar" y disimular la matanza diaria de inocentes, antes se ha matado la inocencia.

Ayer aparecían en prensa unas declaraciones del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, que han "escandalizado". Es el hipócrita escándalo farisáico, ese que repugna falsamente a quienes están al tanto de lo que se denuncia, pero no se quieren enterar. Es más: Los que están detrás del caso, los que por acción u omisión son sus responsables, pero se horrorizan si se cuenta, y claman contra quien pone el dedo en la llaga.

Don Bernardo, desde Tenerife, a propósito del tema de los "abusos sexuales" comentaba que


- "...Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece. "


¿No es verdad? ¿No hay niños que en una temporada se revelan extraños adolescentes, con toda esa carga prematuramente de-formada por los medios, por lo que ven, por lo que oyen, por lo que presencian, y hasta por lo que se les enseña?

Son víctimas. Se les ha matado la inocencia, eso que hace niño a los niños, y que cuando se pierde nos tiñe de mundo, nos impresiona y marca maliciosamente, clausurando el tiempo de la infancia con una sórdida huella.

Hoy también es su día, tan triste. Después, estos niños con la inocencia asesinada serán los que entiendan como un "derecho" atentar contra la vida concebida y no nacida, y causarán más muertes de más inocentes. Hoy víctimas, mañana criminales.


¿Siempre es/será 28 de Diciembre?


&.

4 comentarios:

Tumbaíto dijo...

¡Cuánto durará el engaño!

AE dijo...

¡Matar la inocencia!

Pues es verdad, si es el pecado de escándalo, :( muchas veces más grave que matar el cuerpo de los inocentes

Juanan dijo...

Ayer estuve en la manifestación. Estimo unas 50 personas... un fracaso. ¿Hasta cuándo será 28D?

San Isidoro dijo...

Hay que resistir. Hay que luchar contra los asesinatos masivos de niños.