jueves, 8 de noviembre de 2007

Doctor Subtilis, Beatus Johannes

Mis maestros fueron tomistas, dominicos, glorias de su Orden: Les guardo reverente y alta estima, y a alguno, veneración. Me tocó conocer y querer una generación formada en la vieja y sólida escuela de las tradiciones, algunas heredadas con tal pasión que el aula se nos convertía en una Univérsitas, una Facultas o un Studium Generale del XIII o el XIV.
Por eso la Summa del Angélico era la referencia axial casi siempre: Scriptura, Magisterium, Traditio, Tommas; un quattuor indiscutible.

De los franciscanos y su escuela, nos quedábamos con la anécdota de las Fioretti y el providencial encuentro de los Santos Doménico e Francesco en Letrán; un poco de San Buenaventura...y leña a Duns y a Ockham, que con ellos empezó el declive.

Tengo que reconocer, yo que tengo jurado voto de sangre inmaculista, que la argumentación de Santo Tomás es tan sólida y coherente, como ligero y sumario el célebre "Potuit, decuit, ergo fecit" de Duns Scoto. Cinco siglos y pico tardó la Teología en hallar una fórmula que explicitara satisfactoriamente la ocurrencia de Duns y resistiera el formidable sed contra tomista, con un contenido que atiende más a las objeciones del Angélicus , que al voluntarismo entusiasta del Subtilis.

Sin embargo, por esta militancia inmaculista, Duns Scoto me es simpático, precisamente; y también por inglés; y también porque me cupo en suerte estar en San Pedro el dia que fue canónica y definitivamente reconocido Beatus, por Juan Pablo II, el 20 de Marzo de 1993. Yo estuve allí, sul Sagrato della Basílica Vaticana.

Y hoy, 8 de Noviembre, es el dia en que se le celebra, especialmente en su Orden, que le profesó particular veneración, en contra de toda la opinión de la de Predicadores, que se oponía a que Duns tuviera culto (mérito!) reconocido.

Y me he permitido esa ingénua ilustración, porque por ser como las demás, inventada, esta es la más simpática, la más ingénua para ilustrar la sutilidad a la que puede llegar un candor franciscano cuando la razón funciona en una mente brillantemente lúcida. El lema del librito que ostenta es altamente arriesgado "Ora et Cogita ~ Cogita et Ora" ; pocos son capaces de vivirlo.
.
&.


8 comentarios:

San Isidoro dijo...

Poseo las Quaestiones Quodlibetales, publicadas tiempo ha en la BAC.

"Sed homo non potes scire ex naturalibus finem suum distinte; igitur necessaria est sibi de hoc aliqua cognitio supernaturalis".

¿Cómo podría contactar con usted?

Terzio dijo...

Por mail:

japsys1@hotmail.com

Es una pena que la B.A.C esté como está, y no reedite tantas obras que son tan necesarias.

(el problema es que no se las ve necesarias).

'

Tumbaíto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tumbaíto dijo...

Esta tarde estuve hojeando unos volúmenes in folio. Eran del venerable Duns Escoto.

Terzio dijo...

Beato, beato: Ya, Beato!!!

Llevarlo a Santo, eso lo veo más dificil: Tiene que hacer un milagro, por lo menos.

...y no es que a su "potuit decuit" le resulte imposible: Es que me parece que tiene pocos devotos que le recen.

¿A que tú no le has rezado?


'

Tumbaíto dijo...

¡Huy! ¡Aún le tengo como venerable en mi blog! !Voy a enmendarme!

Terzio dijo...

Ecco!

La corrección, pronta y devota.

'

Tumbaíto dijo...

¡Ya me había avisado usted! No leí el comentario hasta ahora mismo; lo siento.