martes, 6 de noviembre de 2007

Die Grosse Stille ~ El Gran Silencio


Debería haber esperado a Navidad y pedirlo de regalo de Reyes, pero no me he resistido y he actuado tan impaciente como tantas veces: Esta tarde me he comprado el vídeo de Die Grosse Stille-El Gran Silencio. Espero que la adquisición de una peli virtuosa compense la impaciencia que no he mortificado (lo apunto para la consulta con el dire spiritalis).

La película la pude ver en cine de verdad, en Enero de este año, poco después de Navidad. Fue una rareza que la exhibieran desde Noviembre hasta Marzo, en un cine especializado en pelis no dobladas en v.o. con subtítulos. Me comentaron que en las dos sesiones diarias, la sala de unas 60 butacas se medio llenaba en cada pase. Durante las primeras semanas tuvo aun más público, y hubo gente que repitió y volvió a verla. Yo no pude re-verla, me quedé con las ganas, que espero satisfacer ahora con el vídeo...aunque una peli en casa no es lo mismo que una peli en pantalla, claro.
La pureza de imágenes y sonidos es asombrosa, así como el extraordinario y original planteamiento de toda la película: Sin sonido/música adicional, sin iluminación extra, sin comentarios en off, sin apenas subtítulos. La intención de mostrar la Grande Chartreuse sin aditamentos, en la escueta y elocuente realidad de su silencio cartujano se logra admirablemente por ese extraordinario cineasta, Philip Gröning, que debe ser una especie de condensado de la especie: Director-productor-realizador-fotógrafo-cámara en un sólo tomo.

Me llamó la atención que los rostros de los cartujos que salen en la peli-documental son parecidísimos a los de los cartujos de los cuadros de Zurbarán; me refiero a los grandes lienzos de la sevillana Cartuja de las Cuevas que hoy se conservan y exponen en nuestro Museo de Bellas Artes, en especial los de La Virgen de las Cuevas y el de San Hugo en el refectorio, con esos cartujos que casi son un trasunto de los de la peli, como si se transmitieran a través del tiempo no sólo la regla estable, sino también los tipos monacales.

El lema cartujano "Stat Crux dum volvítur Orbis", se ilustra suficientemente en esta extraordinaria película. Merece la pena gastarse 21€ en un documento que guardará toda su validez, belleza, y elocuencia espiritual dentro de tres siglos, tal y como un lienzo de Zurbarán.

El mundo habrá girado vertiginoso, pero los cartujos seguirán quasi inmóviles en el eje de la Cruz.

&.


19 comentarios:

Tumbaíto dijo...

Si no fuese por la cartuja no sé como me las habría apañado para saber qué es la vida y que son las pamplinas vivarachas.

Terzio dijo...

¿Y qué te frena?

'

Tumbaíto dijo...

No soy socrático.

Terzio dijo...

Hmmm...

Insuficiente excusa...que tú sabrás qué excusa.

Pero si has sentido la atracción...

Hasta los 45 tienes plazo.

+T.

Alfaraz dijo...

Magnífica de principio a fin.
Me contaron una curiosidad: uno de los cartujos jóvenes es un sevillano exclaustrado de La Defensión de Jerez.
En una de las imágenes se le ve en su celda, escribiendo en castellano y creo que con un diccionario encima del cuaderno.

Hay una versión muy buena descargable en internet a trote de Mula.

.

Terzio dijo...

Sí: Sabía que alguno de los de la Defensión había acabado en Grenoble; por cierto que no sé cómo habrá llevado el cambio de clima, porque viendo la peli te salen sabañones con sólo imaginar el frío. Pobrecito: Un Ave, para que persevere!

'

Tumbaíto dijo...

Lo díficil es imaginarse un cartujo en un clima cálido.

Terzio dijo...

Pero los hay!

No sé cuantas Cartujas existen en Italia del Sur, pero una de las primeras que se fundó es la de Calbria; en Sevilla, la de Stª María de las Cuevas estuvo pujante hasta la exclaustración en 1835-36; y la de Ntrª Srª de la Defensión de Jerez estuvo abierta hasta hace diex o menos años (y se cerró por problemas muy particulares, no por estar en en Xerez).

'

San Isidoro dijo...

En Andalucía también estaba la de Granada.

Terzio dijo...

Yes! Y es una pena verla sin monjes, sólo con turistas. Curiosamente, en la peli se nota la "diferencia" estético-artística de las Cartujas del sur y las del norte: La belleza exterior del paisaje y los volúmenes de los edificios de la Grande Chartreuse, contrasta con la austeridad de los interiores de claustros-iglesia-capillas(aunque haya sufrido incendios, expolios, etc.); las nuestras y las italianas...son un delirio en decoraciones desde las fachadas a los retablos, Sagrarios, sacristías, capillas...etc.

Aquí, una breve relación de las Cartujas actuales

'

Tumbaíto dijo...

Fotografías de lás cartujas actuales.

Tumbaíto dijo...

Seleccionen del menú vertical de la izquierda "Direcciones y Fotos de las casas".

Terzio dijo...

¿A cual te vas?

¿Cuándo te vas?

'

Tumbaíto dijo...

Mi cartuja soy yo.

Terzio dijo...

¿Y el Grosse Stille?

Eso no admite dispensas.

...ni auto-dispensas.

'

Tumbaíto dijo...

Omnia actio habet exceptio.

Terzio dijo...

De rebus substantiálibus?

Nunquam!

'

Carlos RM dijo...

Siento escribir en castellano y romper la magia... Tienes razón, Terzio, en la semejanza entre los monjes de la película y los de Zurbarán. Es, supongo, una coincidencia espiritual. A mí El gran silencio me encantó, me impresionó. Recuerdo aquel monje ciego de cejas pobladísimas, la luz del sagrario... Pero no sé si resistiría verla en casa de un tirón.

Coeli dijo...

Tenía pendiente comprar la película y espero poderlo hacer en breve. Tus comentarios han resultado ser los que "colman el vaso" para que adquiera el film. Gracias