lunes, 27 de febrero de 2017

Un periodista conservador


Al sujeto se le considera 'conservador', conservador de pensamiento, periodista de pensamiento conservador. Pero es otro degenerado-liberal, de pensiero dèbole, que, al fin, también juega con Dios:

Dios no juega

El articulillo parece màs un monòlogo de esos que hacen en la tv los actores en paro, humoristas con poco chiste, de escenario cutre y aforo con ganas de aplaudir. Pero, de hecho, es otro episodio de burla a/con lo sagrado. Con lo sacro-cristiano, porque se mete con quienes se santiguan, no con los que rezan a la Meca o los que dibujan un mandala con polvos de fuchina. Se rìe de los cristianos y de lo cristiano.

Por todo el articulillo circula también ese aire satisfecho del incrèdulo, si no ateo - que es mucho decir - si muy agnóstico, que es de buen tono (intelectual) presumir, una coquetería de autor.

Reírse de los cristianos sale barato, casi siempre ha sido así, desde los tiempos de Neròn, por lo menos. Salvo cuando la Santa Inquisición (y sus derivados) imponía respeto (...jejeje!!!), la burla de la fe no suele conllevar multa especial.

Sed contra, el Deus non irridetur sigue vigente, aunque a veces se les olvide a todos, hasta a los cristianos. Quizá porque, o por costumbre, o por eso que llaman tolerancia, hemos llegado a la insensible indiferencia.

...Aunque yo pienso que es por causa de la fe, de la poca fe.

Lo peor es que tampoco advertimos la culpa: La del que escribe/publica y la de quienes sonríen y aprueban.

Y sin consciencia de culpa, no hay posibilidad de arrepentimiento.




+T.

5 comentarios:

ANASTASIA dijo...

Y QUÉ TAL ES ESE TAL JUAN MANUEL DE PRADA??

Anónimo dijo...

La culpa no es suya padre. la culpa es del puto woytila no se preocupe. Los enemigos de la iglesia quieren que ud sea culposo, mire sino el puto woytila les hizo el juego pidiendo perdón por lo que estuvo bien hecho en la iglesia. La gente no tiene fe por tantos años de puterío woytiliano S.A.

Gregorio dijo...

¡Qué alegría, Don Terzio, volver a leerle una entrada en el blog después de dos meses!
Aunque el tema no sea grato: La penúltima burla pública de la Fe, de que he tenido noticia. Un encadenamiento de gracietas sin gracia, un desprecio que quiere ser medio benevolente, ridiculizando "supersticiones" sin hacer mucha sangre, desde la superioridad del ¿intelectual? agnóstico. Penoso, pero ligero aperitivo del horrible espectáculo blasfemo de ayer en el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Jaleado, aplaudido ¡y votado como ganador por el público! No sé si lo deseo, pero pienso que el Señor podía enviar un terremoto o maremoto a esa isla e infundir santo temor de Él a unos cuantos. A continuación se me ocurre que si Dios hubiera sido riguroso conmigo, hace muchos años que estaría penando en el infierno. Así que no queda sino reparar. Y -esto cuesta más- rezar por los malvados y los inconscientes.

Josefina dijo...

¡Ah! Estos pobres cretinos que no pueden dejar de creer en Dios, y entonces sienten la necesidad de insultarlo, porque es una molestia para lo que ellos quieren ser, o aparentar ser, ante los demás.

Anónimo dijo...

Anónimo Josefina dijo...
¡Ah! Estos pobres cretinos que no pueden dejar de creer en Dios, y entonces sienten la necesidad de insultarlo, porque es una molestia para lo que ellos quieren ser, o aparentar ser, ante los demás.

miércoles, 01 marzo, 2017

.

¡pero eso es juicio temerario!!
La de cosas que hacen por justificar a los errados que traicionaron a Cristo con apariencia de ortodoxia.