miércoles, 27 de agosto de 2014

Repugnante (y amenazante) presencia


Veo poca televisión, apenas algunos informativos, documentales y algún episodio de algunas series. Pero hace unos días hice este desagradable y repugnante descubrimiento televisivo, este engendro:

Cordoba Int. Tv

El enemigo en casa. Emiten en abierto, en un canal llamado Nacional-5. La programación es íntegramente islamista, e islamismo integrista. Tienen hasta algún presentador español, uno que presentaba hace unos años un programa-concurso, un tal Alonso Caparrós.

Golpeado por la criminal fantochada del neo-Califato del EI, con imágenes y noticias traumatizantes, cada día, saber que tenemos al enemigo operativo en medio de nosotros, es sumamente inquietante.

El Islam es una víbora en el seno de Occidente. Los yijadistas-terroristas made in England son la contundente prueba de que el Islam no es compatible con ningún medio social-cultural que no sea el propio Islam (aunque entre ellos se devoren también como fieras).

Recuerdo la ponderada opinión del entonces Cardenal Ratzinger cuando se oponía a la incorporación de Turquía a la UE. Y vuelvo a recordar el todavía fresco discurso polémico de Ratisbona, el del añorado Benedicto XVI.

Ante la ambigüedad francisquista, insuficiente y equívoca (este articulete opina al respecto), por la gravedad del momento, por el futuro amenazador de un islam en las venas de Occidente, es necesario un sólido discurso que promueva una clara conciencia que posibilite una reacción. Con hechos.

Escribo esto con el temor de que el vacío espiritual de Europa (vacío de cristiandad) incapacite para luchar en esta contienda, que parece se limita al Oriente Medio pero, de hecho, está activa dentro de nuestras fronteras, de muchas y sutiles formas.

La repugnante televisión esa es sólo una (cercanísima) prueba.


+T.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Don Terzio, non so se da voi in Spagna arriva Al Jazeera, la tv araba in lingua inglese, ebbene, passano video in arabo sottotitolati che inneggiano alla riconquista a partire da Fatima, fa impressione vedere che hanno già tinto di nero tutta l'Europa mediterranea, vista la inettitudine e stupidità dei governi europei e ci metto pure gli ambigui silenzi-assensi della cc,secondo lei,quanto tempo ci metteranno ad occuparci con tutte le armi che noi occidentali vendiamo loro? Io penso molto poco, e la gente continua a credere nel dialogo. Non si dialoga mai con uomini armati che non vedono l'ora di tagliarti la testa o farsi imbottire di tnt e ammazzare un sacco di infedeli, per i martiri islamici doppio paradiso e 26 Urì invece delle 13 abituali; io non sono guerrafondaio, ma calare le braghe così mi pare francamente troppo,anche in merito al comportamento del vdr, avrei ben più di un dubbio. Ratzinger andava difeso e sostenuto da Ratisbona in poi, invece l'hanno mandato da solo in mezzo all'arena con leoni, lupi, e serpi velenose,questa è la verità.Anonymous.

Anónimo dijo...

A pesar de mi deficiente inglés he conseguido entender el sentido del articulo cuyo enlace ha dejado usted en su última entrada, a cerca de la ambigüedad de las palabras del Santo Padre.
Estoy de acuerdo en la ambigüedad de las declaraciones papales. Una vez más, como es ya habitual, ha sido necesaria la salida al paso de unos cuantos exégetas que intentan arrojar algo de luz a las confusas palabras de Franciscus.
Igualmente estoy totalmente de acuerdo con usted en las consideraciones que hace a cerca de la amenaza que el Islam supone para Occidente (muy acertado su artículo "El problema del Islam es el Islam").
Ahora me interesa saber su opinión, ya que yo no tengo una formada. ¿es procedente y conforme al Evangelio apoyar la guerra, o como dice Franciscus "detener al agresor ilícito" por medios violentos? o ¿los cristianos debemos estar a favor de la Paz a toda costa?.
El Papa dice se escurre a la hora de definir estos medios. Los últimos pontífices han abogado a favor de la Paz. ¿es legítima la violencia, un bombardeo, en definitiva una guerra? o lo que es lo mismo ¿en este caso, el fin justifica los medios?.
Damián Lampérez

Alberto dijo...

Pues es evidente como suspiran ellos por recuperar al-andalus. Uds necesitarían unos nuevos Reyes Católicos y la Cristiandad un nuevo San Pio V...pero hay lo que hay así que solo rogar al buen Dios y a su Madre que nos preserve de la media luna

Anónimo dijo...

Necesitamos otro Urbano II.


Ihering.

Anónimo dijo...

¿OBAMA ES MUSULMÁN? PROBABLEMENTE



Barack Hussein Dunham Hitler Obama II, el peor presidente norteamericano desde la Segunda Guerra Mundial, es una caja de sorpresas:

En una entrevista realizada en la ABC, declaró abiertamente que es musulmán (aunque aparenta ser protestante), hecho que se confirmaría si analizamos su anillo de bodas, que encubre en su diseño la frase "No hay más dios que Alá" (que es la primera frase de la Shahada, la profesión de fe islámica, que dice "No hay más dios que Alá, y Mahoma es su profeta"). A esta conclusión llegó el estudioso egipcio sobre el islam y escritor Mark A. Gabriel, tras analizar el anillo que porta Obama:
http://caballerodelainmaculada.blogspot.com.ar/2014/08/obama-es-musulman-probablemente.html

interpretatio dijo...

Y ahora Estado Islámico (EI) va a por la cabeza de Francisco.... curioso caso ¿no habrá gustado el gesto con el musulmán porteño?

Terzio dijo...

En el Nuevo Testamento no hay una doctrina explícita acerca de la guerra/paz, aunque el mandato de la caridad define muy bien un signo de identidad cristiana que no se corresponde con la guerra, la violencia o las armas (conceptos que, por otra parte, sí aparecen referidos a la lucha interior, personal, contra el pecado y el mal).

Cuando la Iglesia habla de 'guerra justa' lo hace siempre en referencia a coyunturas particulares y no tanto generales, entiendo. Se aplica el concepto cuando es necesario, pero no es un principio que tenga valor de por sí; así lo entiendo yo.

Aun siendo la misma vieja humanidad sujeta al pecado y sus calamidades de siempre, las circunstancias del siglo XXI se distancian de otros momentos de la Historia y postulan nuevas iniciativas adecuadas. Aunque menos contundente, un embargo-bloqueo económico, tecnológico y armamentístico puede ser tanto o más efectivo que un bombardeo. El problema son los plazos, los tiempos, la urgencia, y la continuidad de efectivos y coactivos recursos de paz internacional.

Personalmente, no dudaría en actuar con efectiva contundencia militar contra formaciones/grupos probadamente criminalizados y desestabilizadores...aunque esta misma razón pueda ser el argumento de los malos (si me explico) de un lado y otro.

Se comprende, pues, que el lenguaje-mensaje de la Iglesia (del Papa) sea tan delicadamente difícil cuando se plantea la oportunidad de una intervención bélica. De todas formas, la tradición de la Iglesia contemporánea ha sido la de abogar siempre por la paz como medio y no por la guerra como remedio, siendo esta la postura muy clara de todos los Papas desde San Pio X hasta el presente.

n.b. Las nostalgias de reyescatólicos, piosquintos, cruzaditas y demás historias mal digeridas, me parecen lamentablemente ridículas: Una cosa es la Historia, otra cosa son las historias y otra más esta historia, la de la actualidad, que en la época cibernética no puede escribirse con tinta de calamar y pluma de oca sobre pergamino. Si me explico y se me entiende.

'

Anónimo dijo...

Padre, estoy de acuerdo con su entrada. La aparición de EI es inquietante. De todos modos, no le veo una larga vida: un Estado requiere cierta estabilidad, cosa que esta manga de brutos no puede sostener jamás. Una cosa es ser una milica, otra cosa es ser gobierno de un Estado. Mantener servicios públicos, una economía mínimamente sostenible, etc., no es cosa que se resuelve con tres suras y dos lanzacohetes. Además del aislamiento público del que goza, más allá de que pueda llegar a haber apoyos secretos, pero que por algo lo son.
El peligro grave es la lenta pero segura "invasión" de las razas medio orientales y musulmanas en Europa. Y aquí, pienso, es donde la solución está del lado de los europeos. En cierto modo es sencilla, aunque en la práctica sea, digamos, de momento impracticable: hay que tener más hijos. El problema demográfico es uno que no se ve del todo hasta que está a las puertas y ya no puede resolverse. Hoy hay una masa laboral, todavía, importante. En 25 años va a ser magra, y recuperarla toma, obviamente, al menos dos décadas. Es una lección repetida en la Historia, y me arriesgo a decir, en la biología: el nicho ecológico es ocupado por alguien.
La realidad es que por el momento, el Islam no es un peligro militar para Europa, más allá de algunas bombas y similares. Son tremendas para las familias de los muertos, sin duda, tragedias gigantes. Pero no amenazan a Europa.
La debilidad política musulmana hace que hoy la baja tasa de natalidad de las razas europeas sea condición necesaria para que ellos crezcan en términos relativos y encuentren motivos y posibilidades para seguir migrando.
Si se corta lo uno, se va a cortar lo otro.

Por lo menos, así, lo veo yo.

Tizona-Nimo.