viernes, 27 de diciembre de 2013

Ni se respeta ni nos respeta


Sigue igual, no mejora. Desprecia y no respeta al Papa (que es él) y nos desprecia y no nos respeta a nosotros (que somos nosotros, los papistas).

El Papa no es un invento del pre-concilio. El Papa es la cabeza visible de la Iglesia, Vicario de Cristo. El Papa no es un atavismo pesadamente heredado. Entonces ¿por qué el Papa se encuentra incómodo con el Papa? Perdón, repito, concretando, la pregunta: ¿Por qué este Papa se encuentra incómodo siendo el Papa? ¿Acaso no comprende, no distingue, no asume, no asimila?

¿Qué tiene en contra de ser el Papa como debe ser?

¿Le traumatiza, quizá, añadir al Francisco las dos PP? ¿Eso le resulta molesto, enojoso? ¿Por qué?

En la tarjeta de felicitación de Navidad ha firmado un escueto 'Franciscus', solamente. Lo paradójico es que así, con esa fórmula, se firmaban y todavía se firman los reyes, los monarcas. ¿Acaso no se da cuenta de que, además de faltarse el respeto como Papa, trasluce un perfil muy poco humilde? Un perfil muy poco humilde si es que pretende 'humildear' con su firma.



Si no lo percibe, malo. Si lo hace conscientemente, muy malo.

E igualmente con la bendición Urbi et Orbi del día de Navidad, su primera Navidad siendo Papa. Velit nolit, el marco es impresionante, porque el balcón central de la fachada de San Pedro engrandece al más chico, velis nolis. ¿Por qué entonces repetir el desaire del 13 de Marzo (¡ay!) cuando alardeó ante todo el mundo de humildad no actuando con humildad.

Las rúbricas litúrgicas y ceremoniales son pautas de humildad: Que el sacerdote no olvide que está obligado, que no se considere dueño de lo que celebra sino servidor del Misterio, del Santuario y de sus Misterios, de la Iglesia y de sus ritos, los ritos mayores y los pequeños ritos. No respetar las rúbricas, despreciar los ritos, pasar de lo prescrito, pisar y pasar por encima de lo acostumbrado, es engallarse, empinar la cresta como el gallo y desentonar cantando un kikirikí indiscreto, importuno, molesto, desafiante, orgulloso, vanidoso.

¿A quién desafía? ¿Al pobre monseñor Guido Marini? ¿A los ceremonieros? ¿A la Curia Vaticana?...¿A su predecesor Benedicto, quizá? ¿A todos los Papas que le han precedido?

Y ¿a quién contenta? ¿A la prensa, a los des-católicos, a los periféricos?

Las fotos de Franciscus PP sin muceta y sin estolón no son humildes. La estola barata puesta ad casum, al punto de la bendición, como si fuera alérgico al roce de los ornamentos papales, resulta patético. La bendición sin solemnidad gestual, con descuidada pronunciación, con la mano desganada y el trazo de la triple cruz, minimalista, deslavazado, poco definido, de pena.

Eso no es `humildear'.

Si no se da cuenta, malo. Si lo hace queriendo, muy malo.


+T.

22 comentarios:

bettyna borda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

210. Los migrantes me plantean un desafío particular por ser Pastor de una Iglesia sin fronteras que se siente madre de todos. Por ello, exhorto a los países a una generosa apertura, que en lugar de temer la destrucción de la identidad local sea capaz de crear nuevas síntesis culturales. ¡Qué hermosas son las ciudades que superan la desconfianza enfermiza e integran a los diferentes, y que hacen de esa integración un nuevo factor de desarrollo! ¡Qué lindas son las ciudades que, aun en su diseño arquitectónico, están llenas de espacios que conectan, relacionan, favorecen el reconocimiento del otro!”

Lo gravísimo de este punto, aunque no parece ser evidente para muchos, radica en el peligro de la pérdida de identidad de los pueblos sometidos a constante cambios culturales por la inmigración. Bergoglio llama a no tener miedo a la destrucción de la identidad para crear nuevas síntesis culturales. Sin ahondar en el tema, tenemos que mencionar el famoso plan Kalergi que fue elaborado con la masonería en 1923 para lograr que Europa acepte la inmigración masiva de musulmanes, asiáticos, mestizos latinoamericanos y negros de África, con el fin de conseguir una raza sin identidad ni tradición que sea pasiva, predecible y manipulable por la plutocracia judía, que como sabemos es una raza que promueve estas prácticas pero nunca aplicándola a su propio pueblo, ya que las tienen prohibidas por su cabalística religión. (Más información en Metapedia).http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.com.ar/2013/12/evangelii-gaudium-el-sincretismo-y-el.html

Anónimo dijo...

El problema no es que un Papa, de todos los sucesores de San Pedro, haga lo que le venga en gana (dicho con todos los respetos). El problema es que el sucesor de Francisco se verá obligado a seguir con una "tradición" innovada si es que de verdad quiere ser tan "humilde" como su amado predecesor.
Pensemos en el caso de la tiara tras Pablo VI, o la que le cayó al entonces Papa Benedicto XVI cuando la incorporó a su escudo, aunque solo fuera en el jardín.

Anónimo valenciano.

Alfredo Enrique Vazquez Loureda dijo...

El descalabro litúrgico se notó también en la misa del Gallo pasada: latín mal pronunciado de escolar, los cardenales concelebrantes enredados en la recitación del Canon Romano (uno de ellos ni sabía las líneas que le tocaba recitar).
Aparte de echar en falta el digno y sobrio ars celebrandi de Benedicto XVI, creo que se les nota a leguas a los cardenales de la Santa Iglesia Romana que tanto el latín como el venerable Canon Romano les son tan extraños como el sánskrito, ya se les olvidó cualquier traza de ellos.
De nada valió que el novus ordo missae preserve el canon romano en la versión retocada de Juan XXIII con el académico mote de "plegaria eucarística I", que va, décadas de conformarse con la celebración en vernáculo y de resolverse con las minimalistas anáforas II, III, IV más las inventadas ad hoc, muestran el empobrecimiento cultural y litúrgico.
Además, ahora los sacerdotes que por pura pereza nunca han querido aprender a cantar antífonas ni saber nada de modos gregorianos ya tienen la excusa perfecta, y es que el Papa no canta nada de nada, ni siquiera la frase Gloria in excelsis Deo. Asi nos va

Augusto TorchSon dijo...

Excelente Padre, lo he compartido en mi blog con mucho éxito.
http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.com.ar/2013/12/ni-se-respeta-ni-nos-respeta-por-terzio.html
Saludos en Cristo y María.

Anónimo dijo...

Si a sabiendas o no, Dios lo sabe. De interniis necque Ecclesia... Pero que es malo, es malo.
Oremus pro Pontifice Nostro
Mario Caponnetto

Anónimo dijo...

Que lo que es, yo domingo a verlo asì ho llorado.Anonymous.

www.http://bensonians.blogspot.com dijo...

Querido don Terzio:
Primeramente ¡Feliz Navidad!. En segundo lugar, lo primero que se me vino a la mente cuando vi la imagen de la bendición Urbi et Orde, (no quise verla por t.v porque sabía a lo que iba) fue la de un cura progre, con su estola de arco iris. No sé qué pretende demostrar con lo que hace, ¿sentirá que se disfraza al ponerse los ornamentos papales? En fin, es una pena y al menos a mí, me produce un profundo dolor cada una de estas manifestaciones de desprecio.
Un abrazo para usted desde Chile,
Beatrice Atherton

Andrey Fallas dijo...

La Iglesia necesita guerreros con la fiereza como en Lepanto, y la lealtad cual fue en los tiempos de San Atanasio. Recemos para que la luz de Dios guíe la catolicidad.

Gece dijo...

Muy agradecido por estas palabras. son un gran consuelo en tiempos de tribulación. Es muy incómodo vivir siempre rodeado de palmeros que en realidad desprecian al que pretenden adular.

Ottaviani dijo...

Pues yo seguiré amando mi sacerdocio y lo que representa... Y los signos que lo definen...

Anónimo dijo...

http://naturaboni.blogspot.com.ar/2013/10/extractos-del-libro-la-ultima-batalla.html

Riba dijo...

Soy incapaz de ver las celebraciones y apariciones públicas del Papa. No me llena , no me dice nada. No quiero ofender pero no me eleva mi espíritu. Y todo esto desde su primera aparición pública. No noto sencillez.

Anónimo dijo...

http://www.unavocesevilla.info/reformaliturgia.pdf

P. Mateo dijo...

"Cuando acabara esta pesadilla ... "

Esperanza dijo...

Siento que seguir F. por televisión, es superior a mis fuerzas. El otro día, fue verlo aparecer para la 'urbi et orbe' y cambiar de canal.
Como es algo que me ven hacer a menudo cuando sale F. por la pantalla, en mi casa comentaron: "jo, vamos a parecer protestantes"
A lo que respondí: " dejaríamos de parecer eso que dices, cuando F. empiece a parecer un Papa"

Anónimo dijo...

Tal cual P. Mateo......

Anónimo dijo...

Bueno, cada vez está más claro que Benedicto XVI terminó abdicando porque le plantaron un motín a bordo de la Nave de San Pedro. Y que se ha planificado, urdido y tapado con la discreción propia del lugar y el grave momento.

Situación inédita. Wait and see, que dicen los ingleses, pero todo indica que el Papado tal y como lo conocemos, la Iglesia católica tal y como la conocemos, tiene los días contados.

Juanes

alberto dijo...

Es un papa, que nunca habla de Cristo.Muy grave.Llega la Navidad, y en vez de hablar, instruir a los fieles, del sentido, de la encarnación del Verbo; dice "que todo el mundo tenga casa".Llega la cuaresma, habla de Siria, con la Pascua, del papel de las mujeres, en la Iglesia.Con Pentecostés, de los niños explotados; con la Ascensión, de los abusos los bancos.
Si no es cristiano, sino sólo un socialista disfrazado¿por qué no lo deja?.