lunes, 11 de febrero de 2013

El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios

Lc 9, 57