martes, 3 de julio de 2012

Elegimus, creamus ac confundimus


Esa triple fórmula vendría muy bien para la bula de nombramiento de Monseñor Müller, el bombazo de esta jornada (victoria europea de la Selección Española de futbol aparte). Un bombazo o un petardazo o una explosión de gas lacrimógeno, no se bien como definirlo (no la victoria europea de la Selección Española, sino el nombramiento de Müller).

Como no soy episcopologoadicto como algunos de esos frikis clientes de los estercoleros de la blogosfera, no supe rien de rien del tal Müller hasta que se dió la voz de alarma, a comienzos de curso, allá por Octubre, cuando empezó a correr la especie de que era uno de los posibles sucesores de Levada en DF. Para suceder a Levada, dado su poco notable currículum en DF, cualquier prelado ortodoxo podría haber valido. Lo inquietante era que el tal Müller no sobresalía por ortodoxo, sino que tenía sombras.

¿Quién no fue revolucionario en la mocedad, cuando las efervescencias de la adolescencia exaltan y entusiasman etc. etc. etc.? La primavera que la sangre altera en la edad del sturm und drang, cuando afectaba a los clérigos de los años '60-'70, les provocaba las efervescencias correspondientes a la moda de aquella agitada temorada. Este Müller, con 21 juveniles primaveras cuando el Mayo del 68, tuvo que verse afectado por todo aquello. ¿Algún dato, algún documento que lo pruebe? Sí, su tesis doctoral en teología, que versaba (muy típico en aquella época) sobre Dietricht Bonhoeffer (Kirche und Sakramente im religionslosen Christentum. Bonhoeffers Beitrag zu einer ökumenischen Sakramententheologie).

Huelgan comentarios (se imponen deducciones).

Desde entonces, yendo y viniendo, ha sido profesor visitante en Madrid, Santiago de Compostela, Cuzco , Roma, Filadelfia, Kerala, Salamanca, Lugano, y São Paulo. Fue asesor teológico del Sínodo de los Obispso, y de 1998 a 2002 miembro de la Comisión Teológica Internacional. En 2002, cuando lo nombran obispo de Ratisbona, escoge para su escudo el lema 'Dominus Iesus', muy significativamente elocuente dado el impacto del documento homónimo de la S.C.D.F del año 2000.

Pero las proclividades demostradas hasta entonces no se tapan, no se cubren con un lema. Su fama como simpatizante de la teología y los teólogos de la liberación le dotaba de una suficiente caracterización, de un perfil bastante definido. Ser amigo de Gustavo Gutierrez confiere - velis, nolis - un sello, una etiqueta.

El juanpablismo, con un par de medidas, con unos cuantos gestos mediáticos, dio la impresiòn de haber domado y hasta erradicado la teología de la liberación. Cuando Leonardo Boff colgó los hábitos, algunos pensaron que la T.L. era ya un dragón vencido, un incendio apagado. Pero la influencia en todo el medio eclesiástico iberoamericano era y es muy grande. En Roma, en el Angélicum y la Gregoriana, los estudiantes hispanos y brasileños traían grabados los nombres de Gutierrez, Jon Sobrino, Boff, con Oscar Romero y Ellacuría como mártires extra-canonizados y el estrambote de Pablo Freire como complemento. Todo un continente impresionado por unos nombres y una doctrina. Y todo un continente en trance acelerado de des-evangelización y des-catolización. No se entiende la historia reciente de Iberoamérica sin la teología de la liberación. Desde Allende al depuesto ex-obispo y ex-presidente Lugo pasando por los aun figurantes Chaves, Morales y Correa, en todos se puede rastrear, más o menos remotamente, la huella de la teología de la liberación.

¿Una influencia para bien o para mal? Para el Catolismo, una ideología letal.

¿Cómo se explican, pues, las simpatías? O por afinidad o por oportunidad. Quizá las dos razones puedan confluir, a la vez, en Müller. En sus años de currículum eclesiástico, para ser tenido en cuenta, para ser promovido, un docto intelectual católico no podía dedicarse a cultivar la ortodoxia; estudiar - p. ej. - a Franzelin era una excentricidad. Por eso se entiende la simpatía de Müller por Bonhoeffer, por eso la inmersión en la T.L. Por eso Müller ha llegado a ser algo-alguien (salva Providentia).


En el otoño pasado ya anticiparon de su elevación a DF: Un teólogo de la liberación en el Santo Oficio (no como encausado, sino como prefecto (!!!???) En el articulete aparecían estas declaraciones de Müller:

"...Yo no hablo de la teología de la liberación de forma abstracta y teórica, ni mucho menos ideológica, para halagar al grupo eclesial progresista. De igual modo tampoco temo que ello pueda interpretarse como falta de ortodoxia. La teología de Gustavo Gutiérrez, independiente del ángulo desde el que se mire, es ortodoxa porque es ortopráctica y nos enseña el adecuado actuar cristiano, porque procede de la verdadera fe."

Como en Ratisbona se mostró bastante contundente contra los des-católicos del 'somos-iglesia', algunos le criticaban su progresismo aperturista hismanoamericano y su conservadurismo pastoral germano. Ahora, con su nombramiento como prefecto de DF se está diciendo de todo. También se conjetura que el nombramiendo de Di Noia como vice-presidente de Ecclesia Dei fue el prólogo equilibrante (?) de este sorprendente nombramiento. Todo muy agudo, muy sutilmente vaticanesco.

Los neocon, leales y cerriles, aplauden, se animan, asienten, y se tragan la enorme píldora. Los católicos conscientes nos inquietamos, nos removemos, nos alarmamos, nos tememos, nos vemos venir, nos remontamos. Y miramos (sin tragar) la indigerible novedad.

En estos casos, sólo se estima una opción adecuada: Oremus!

Aunque confieso que no sé cual debería ser la intención de la oración.

Custos, qui de nocte?


+T.

18 comentarios:

Miles Dei dijo...

Es impresentable. Ya no es solo la teología de la liberación o sus años juveniles... es su explicación del dogma de la transubstanciación, de la virginidad de Nuestra Señora, de la osadía de afirmar que católicos, protestantes y evangélicos somos ya uno en la Iglesia visible...

Aparte su obrar pastoral, que deja mucho que desear y muestra que es un hombre capaz de moverse con varias caras sin importarle la contradicción.

Todo está explicado al detalle. He puesto un granito de arena en el tema Eucarístico donde niega la presencia substancial real de la Humanidad de Nuestro Señor y la disuelve en mera fenomenología. Pero ahora nadie se va a atrever a decirlo bien alto y claro y, sobre todo, a la cara del que le ha elegido.

Ya hay que escuchar comentarios como que es mejor tener cerca al que se quiere corregir y no se piensa que el puesto que tiene es seguramente el más delicado en estos momentos de la Iglesia y que no es para ir jugando a la política.

En fin, que a no ser que veamos un milagro, Nuestro querido Pontífice a quien Dios guarde muchos años nos va a dejar un buen legado. Un toro mirando a las tablas de la Parusía y presto a recibir la estocada del matador.

Jordi Morrós Ribera dijo...

Muy agradecido por la presentación de un obispo al que un servidor desconocía por completo, a parte de alguna rápida presentación que he podido leer recientemente en Internet.

Sobre las querencias de este obispo respecto a la teología de liberación no voy a opinar, pero no sé si como católico puedo ser devoto de Dietrich Bonhoeffer, pero aunque me tuviera que confesar por ello me declaro convicto y confeso de dicho pecado de admiración.

Y no creo que sólo sea admirador de Bonhoeffer porque estuvo de pastor en la iglesia luterana de mi ciudad por allí el lejano 1928.

sofronio dijo...

Antaño había un rito de degradación de clérigos, que bien vendría recuperar, porque aunque ya no se practica, no parece que está abrogado:

Para Müller el contenido del dogma de la Virginidad perpetua de María no tiene nada que ver ni se refiere a detalles somáticos fisiológicos y empíricamente verificables.

No sé si Lutero se atrevió a tanto

http://www.e-consulta.com/blogs/sacroyprofano/?p=1886

Para Müller “Cuerpo y sangre de Cristo no significan las partes físicas del hombre Jesús durante su vida o en su cuerpo glorificado”, pues para él “Cuerpo y sangre significan aquí específicamente una presencia de Cristo en el signo mediato del pan y del vino”.

Esto ya supera a Melacton

Fuente: “La Misa, fuente de la vida cristiana” (St. Ulrich Verlag, Ausburg)


Dice Müler: "Nosotros como cristianos, católicos y protestantes, estamos por lo tanto ya unidos en aquello que llamamos la Iglesia visible. En un sentido estricto existen, por lo tanto, no muchas Iglesias, es decir una junto a la otra, más bien existen divisiones y desuniones al interior de un único pueblo y de una única casa de Dios”.

San Pío X le excomulgaría en el primer asalto

http://www.kath-akademie-bayern.de/tl_files/Kath_Akademie_Bayern/Veroeffentlichungen/zur_debatte/pdf/2011/Vortrag_Mueller.pdf

Anónimo dijo...

Hegel genuit Heidegger, Heidegger genuit Rahner, Rahner mit Heidegger genuerunt Lehman, Lehman genuit Muller. Rahner vincit. La sombra de Rahner es alargada, vaga, general y mui, muy confusa.
Karl Rahner: Strukturwandel der Kirche als Aufgabe und Chance Cambio estructural de la Iglesia como tarea(deber, responsabilidad y desafío) y como oportunidad. Eso, eso, reformas estructurales, reformas estructurales que dicen en todos los medios.
Qué el Gross Gott nos pille bien confesados!

ivan

Santi dijo...

la zorra cuidando el gallinero..

Anónimo dijo...

Don Terzio: hay una cosa que me maravilla de usted, y es que puede identificar enseguida el mal, y denunciarlo con contundencia, pero nunca se atreve a señalar el sitio de donde procede. A Müller, que no cree ni en la virginidad de la Santa Virgen María ni en la Transubstanciación, lo ha nombrado Benedicto XVI. ¿Por qué? Ya lo expliqué no hace mucho, pero mi explicación fue a la papelera de reciclaje. No me quejo por ello, le hubiese pasado igual a R. Williamson, que ha escrito hace nada que "... Los obispos tienen tan lamentable comprensión de estas verdades salvíficas porque, entre otras cosas, el Obispo de los obispos solamente cree en ellas a medias. El Papa solamente cree en ellas a medias porque la otra mitad de él cree en el Vaticano II. El Vaticano II socava toda la verdadera religión de Dios por sus ambigüedades mortales sembradas en todas partes de sus documentos..." Et caetera.

Anónimo dijo...

Correctísimo lo que dice el anónimo que termina en: Et CAETERA. Lean lo de Radio Cristiandad...que aunque sea muy criticada creo que al final termina teniendo razón.

Muy buen artículo. Mas claro agua..

Pioquinto dijo...

Se ha dado un brusco viraje del timón a la izquierda con los últimos nombramientos. (Efecto de los vatileaks o de las patadas bajo la mesa en la curia?)

Y la noticia más grave , es que este luterano va a quedar en una posición envidiable para ser el próximo papa. (Toco madera). No me parece descabellado.

El pronóstico meteorológico de la Iglesia, es que continúa el clima invernal, o mejor dicho, la glaciación del conciliovaticanosegundo y que esperemos que la SSPX lo piense dos veces , antes de ponerse en las garras de este individuo.

A pelear por la sana doctrina y la Santa Misa, sin descanso, porque el diablo nunca duerme.

Un abrazo, páter.

Don Eñe dijo...

"Los neocon, leales y cerriles, aplauden, se animan, asienten, y se tragan la enorme píldora. Los católicos conscientes nos inquietamos, nos removemos, nos alarmamos, nos tememos, nos vemos venir, nos remontamos. Y miramos (sin tragar) la indigerible novedad."
Totalitariamente de acuerdo con usted pater. ¿Y sabe porque creo yo que "se animan, asienten, y se tragan..."? Porque saben muy bien que con este sapo la vuelta de la FSSPX es imposible y, en el fondo, era lo que ellos querían. Todo el movimiento neocon está muy comodo con este catolicismo de boquilla y salón, de pocos hijos, de playa y chancletas, del sí pero no, del que dirán. Y encima, sin nadie por arriba haciendo sombra, ellos quedarán como los buenos, los salvadores, los tradicionales, los íntegros. "Raza de víboras".

Genjo dijo...

He leído algunos de los textos "dudosos" de mons. Muller, publicados el año pasado, cuando empezó el run-run sobre su posible nombramiento: Los que tratan sobre la virginidad de la Madre de Dios, sobre la Eucaristía y sobre la Iglesia. Son efectivamente inquietantes. Producen sosiego en la "razón" que se satisface con una interpretación digerible del dogma; pero desazonan la fe, que se siente descafeinada, desalada, como acomodada al gusto de nuestra inteligencia. Las proposiciones de mons. Muller, tal como las vemos formuladas, no "humillan" nuestra "dignidad" racional. Todas las aristas del dogma, que rayaban los circuitos de nuestra lógica adolescente han sido limadas en las propuestas do mons. Muller, pero esas expresiones de la verdad religiosa no coinciden con las que dolorosamente aprendimos .

Jack Tollers dijo...

Tampoco yo sé nada de este Müeller.

Ni quiero saberlo, porque me malicio de él las peores cosas...

Ahora, una cosa es una cosa y otra, otra.

Respecto de Dietrich Bonhoeffer, hay que andar despacio. Es cierto que era luterano, y también que los progresistas lo usaron de bandera, siendo tan políticamente correcto por haber sido liquidado por los nazis.

Ahora... él... sus escritos... su vida... su ejemplo... eso es otra cosa.

He leído dos biografías de él y uno solo de sus libros, que parece poca cosa para hablar con autoridad. Sin embargo, estoy segurísimo de que el tipo debe estar indignado con las mangas y capirotes que los progres hacen con sus escritos.

No. No era progresista, ni muchísimo menos. Era un alemán de alcurnia, elegante, de fino humor, estudioso, preocupado por el estado de la iglesia luterana a la que pertenecía. Que quería a Jesucristo con locura y que buscaba la verdad con locura. Y que murió como un loco que era.

Un loco lindo, de esos que uno querría en la propia trinchera (aunque, a veces, parece estar en la de enfrente).

Falta un buen estudio (católico) de su obra. Aunque los breves apuntes de Malcolm Muggeridge son un buen lugar para empezar...

En fin, por lo menos un poco de respeto: cuando lo fueron a buscar a la celda antes de su ejecución, uno de los soldados le dijo: "Hoy es tu último día". Y él contestó lo más campante: "No. Al contrario. Hoy es el primero."

Jack Tollers.

Walter E. Kurtz dijo...

Parece que las cosas son aún peores. Y cuando esto salga a la luz, el Papa va a verse nuevamente muy golpeado. Cr. aquí.

Terzio dijo...

Müller en Doctrina de la Fe es un desatino benedictino.

La teología de Müller es como la de muchos de sus contemporáneos, alérgicos al dogma, displicentes con el lenguaje y el contenido de la teología tradicional, y ansiosos por inventar nuevas expresiones que re-formulen la fe en sintonía con el nefasto leit-motiv ecumenicista. Desde estos supuestos se explican esos textos de Müller, indigeribles para un recto catolicismo. Un personaje como él jamás debería haber sido candidato a D.F.

Bonhoeffer es un personaje admirable, un cristiano con una muy alta conciencia de lo que supone la fe. Pero la admiración no debe soslayar que su pensamiento y su teología no son católicos. En la época en que Müller elabora su tesis, la simpatía por la obra de Bonhoeffer significaba algo más que un mero interés; era común aquella asociación de "nuevos santos contemporáneos", una galería que sumaba en un santoral común a Bonhoeffer, M.Luther King, Gandhi y Juan XXIII. En la simpatía de Müller por Bonhoeffer laten muchas cosas más, no es aventurado suponerlo.

Lo del dossier de Krammer que saca a relucir Colafemmina no es un asunto menor, todo lo contrario. Si en Roma no han sopesado el particular a la hora del nombramiento o si a su pesar se ha procedido a la nómina, todo ello, sea o no sea, recarga con objecciones nuevas este injustificable nombramiento.

Müller llega desacreditado antes de tomar posesión de un cargo históricamente emblemático de la Curia Romana. Si Ratzinger Cardenal Prefecto de DF dignificó el período juanpablista, Müller en DF es un baldón para el pontificado de B16.

'

Pioquinto dijo...

Alemania me parece el único país donde se glorifica a los traidores. Y Bonhoeffer, para todos los efectos prácticos, fué traidor. Hoy también se le quiere canonizar el el pantheon ecumaníaco.

Y viendo las cosas mil años despúes de la II GM, ni los alemanes fueron unos diablos, ni los aliados unos santos, como nos lo quieren pintar. Alemania dió la mano a la España Católica para derrotar a los comunistas. Eso se tiende a olvidar. E Hiroshima y Nagasaki fueron crímenes de lesa humanidad, que quedaron impunes, sin hablar de la montaña de crímenes soviéticos. Saludos.

Miles Dei dijo...

"Bonhoeffer, un tonto útil" de Michael Poradowski y publicado en Speiro. Breve, consiso y equilibrado sobre el personaje.

http://www.fundacionspeiro.org/verbo/1976/V-141-142-P-101-115.pdf

Nota: "Tonto útil" es un término tomado de Marx, no un insulto.

Para una profundización de las implicaciones de la teología de Bonhoeffer en la teología actual pueden leer a Cornelio Fabro en La Aventura de la Teología Progresista, sobre todo en la parte segunda "Raices inmanentísticas de la teología contemporánea:

http://matervictoriadep.altervista.org/Testi/teologia/Fabro_Avventura_Teologia_progressista.pdf

Se entiende bien el divagar de Müller y su relación con la teología de la liberación desde la disolución de la teología en la antropología.

MIGUEL25 dijo...

Totalitariamente de acuerdo con usted pater. ¿Y sabe porque creo yo que "se animan, asienten, y se tragan..."? Porque saben muy bien que con este sapo la vuelta de la FSSPX es imposible y, en el fondo, era lo que ellos querían. Todo el movimiento neocon está muy comodo con este catolicismo de boquilla y salón, de pocos hijos, de playa y chancletas, del sí pero no, del que dirán. Y encima, sin nadie por arriba haciendo sombra, ellos quedarán como los buenos, los salvadores, los tradicionales, los íntegros. "Raza de víboras".


Claro, los conservadores actuales de la Iglesia (neocones), son el brazo ejecutor de los modernistas y neoprotestantes.


LOS MODERNISTAS, siembran la cizaña, la herejía y la apostasía.

LOS CONSERVADORES, obligan a los fieles católicos a la OBEDICENCIA CIEGA, SECTARIA de quien haya sido elegido.

Errores de los conservadores (neocones)

UNA FE GNOSTICA: equiparan al Magisterio vivo, al mismo nivel doctrinal que las fuentes de la Revelación: Tradición y Escritura.

Fallan en el hecho de que la Revelación está ya cerrada y el Magisterio, no puede superar ni disminuir ni corregir a lo ya públicamente revelado y a lo que por Tradición (con mayúscula) nos ha sido transmitido.

El Magisterio vivo, es una herramienta un MEDIO GRACIOSO, dado por Cristo a su Iglesia, PARA CUSTODIAR Y ADMINISTRAR EL DEPOSITO DE LA FE.

Ahora bien, sólo el MAGISTERIO INFALIBLE, es garantía que actua bajo el carisma de INFALIBILIDAD, y sólo bajo éste Magisterio la Iglesia, interpreta, define y produce los Dogmas, que nacen de la Tradición y Escritura.

Del Magisterio no infalible, no tenemos ni la certeza ni la garantía del carisma de la INFALIBILIDAD, el error de los conservadores es proclamar que a pesar de todo sí hay certeza y garantia de verdad, pues la Iglesia produce este magisterio bajo el carisma (según ellos) de la verdad.

Así pues para estos GNOSTICOS, es imposible que el Concilio Vaticano II, contenga algún error y por tanto, para la FSSPX, para su admisión en la Iglesia sería TRAGAR EL CVII, ENTERITO SÍ O SÍ.

Esta nueva Fe y Religión GNOSTICA, basada en el SOLO EJERCICIO MAGISTERIAL, no tiene en cuenta el carácter CONSTANTE O DE SIEMPRE del MAGISTERIO Y TRADICIÓN,

Es decir, LA VERDAD NACE DEL SUJETO Y NO DEL OBJETO.

Con ello queda pervertido el concepto de la OBEDIENCIA, (en el magisterio NO INFALIBLE), con lo que un católico, se limitaría sólo a obedecer, como en una secta, ya no sería una OBEDIENCIA racional iluminada por la FE Y LA GRACIA, por LA TRADICIÓN Y MAGISTERIO CONSTANTES O DE SIEMPRE, sino una obediencia irracional, propia de una secta y de este mundo.

Y para el caso que nos ocupa, pongan a quien pongan, nombren a quien nombren, según estos GNOSTICOS, lo que tendríamos que hacer es OBEDECER A QUIEN SEA, diga lo que diga, y silenciar toda crítica o disidencia.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a MIGUEL25: ¿Tiene Vd. desarrollado en algún sitio lo que dice en su comentario que precede al mio? En ese caso, ¿me podría dar la referencia?

MIGUEL25 dijo...

Para PEDRO HISPANO

No tengo desarrollado en ningún sitio mis comentarios.

Están aquí por permisión de Don
Terzio.. y espero sirvan de provecho
a los buenos católicos que nos leen.