viernes, 2 de marzo de 2012

Parole, parole, parole...



Fue un éxito de Mina, allá por los 60-70, yo era un chiquillo, pero me acuerdo, después entendí la canción aquella, cuando fuí ya mayor: Era un diálogo de sordos, presuntamente enamorados, cada uno diciendo una retahíla de frases acostumbradas, él recita y ella canta, hasta que Mina rompe con su ¡...parole, parole, parole...! palabras, palabras, palabras...Se podría traducir también, más vulgarmente, estilo quasi bocadillo de comic, como 'bla-bla-bla'.

Ayer estuvo Mons. Fisichella en Sevilla, hablando. Dijo que si tal, que si cual, que si aquello, que si lo otro; un discurso mil veces repetido, mil veces oído. Le preguntarían preguntas otras mil veces preguntadas y respondería con respuestas mil veces respondidas. Como la copla de Mina, que él debe recordar mejor que yo, parole, parole parole...

El presidente del Pontificio Consejo alertó de que esta “nueva evangelización” pueda quedar reducida a una “fórmula abstracta”, por lo que habría que clarificarla desde el contenido, que radica en la persona de Jesucristo, “el mismo ayer, hoy y siempre”, y desde el método, que es el de la fe, traducida en vida sacramental, liturgia y vida de cariad.
(aquí)


Por ejemplo, el que estaba a su diestra en el estrado de conferenciantes era el rector del CET (Centro de Estudios Teológicos,de Sevilla), de chaqueta y corbata, un salesiano, liturgista, que obligaba a sus alumnos (seminaristas a punto de ordenarse diáconos o presbíteros) a asistir a una "misa" en la que explicaba la institución de la Eucaristía en el contexto de la cena de pascua judía (séder) celebrando una cena de pascua judía, tal cual, con cordero asado, lechugas con salsa agridulce y pan ázimo, todo ello preparado por unas monjas salesianas que estaban acostumbradas a preparar en su convento-residencia ese tipo de cenas-eucaristías: Se comenzaba con las oraciones, las lecturas como una misa, y se servía el cordero con los panes ázimos y las lechugas, se bendecían las copas de vino, y en el transcurso (comiendo cordero, pan y lechuga, y bebiendo vino) el profe consagraba el pan y el vino, y se comulgaba. Impresionante.

Lo estoy escribiendo y me está dando horror cuando lo escribo. No sé si el entonces profesor de liturgia, hoy rector del CET, que se sentaba en la conferencia de Fisichella a la diestra de Don Rino, seguirá celebrabdo ese rito, esa aberración litúrgica de su invento al que obligaba a sus alumnos. Tampoco lo sabrá Monseñor Fisichella, ajeno a estas cosas. Pero en la mesa, presidiendo, estaban los dos. Parole, parole, parole...

Por eso todo lo que se dijera me suena tan insustancial, tan desvalorizado, tan delicuescente...

Don Fisichella, además, clavó un rejón de castigo al clero sevillano y católico en general: Los fieles no van a Misa y se escapan de las iglesias por causa de los sermones y homilías tan malos, insoportables, mediocres, descomprometidos y mal pergeñados que predican los curas en las misas de los domingos. Eso dijo Don Fisichella. Y se quedó tan tranquilo. Y nadie le dijo mú.

¡Cómo le iban a decir mú, ni a poner un pero, siendo el comisario de la Nuevangelización! A un señor así, a un monseñor (perdón) se le dice amén por triplicado. Of course.

Como el discursete de Monseñor Salvatore Fisichella fue el jueves por la mañana, no sé si estaría en Sevilla el lunes y vería el Viacrucis del Consejo de Hermandades, con tantísimo público asistente, de toda edad y condición social, toda la tarde, hasta casi las dos de la madrugada, con Sevilla entera acompañando la imagen del Señor de la Salud, de la Hermandad de la Candelaria, que ha presidido el Viacrucis este año.

Si lo hubiera visto, Don Rino, razonable y teólogico, se cuestionaría (digo yo) qué tendrán los viacrucis que llenan las calles mientras las iglesias se quedan vacías (dice él) por los malos sermones de los curas.

Parole, parole, parole...¿No, Monseñor Fisichella?


+T.

10 comentarios:

Jordi Morrós Ribera dijo...

Pues padre Terzio yo le envidio poder vivir en una capital donde se puede rememorar nuestra Pascua cristiana desde sus innegables raíces judias, y al mismo tiempo poder asistir a un Via crucis de la más rancia tradición católica.

En mi cosmopolita Barcelona hay mucha menos variación, aunque en los últimos años se oyen hablar de "procesiones laicas" de Semana Santa. Ahí va una de muestra sacando el paso de lo que parece ser una nave industrial, y que en el texto que acompaña el video dicen que es la sede de la cofradía:

http://www.youtube.com/watch?v=R2B9G0lzRIg

Terzio dijo...

El catalanismo político y el liturgicismo postconciliar engendraron al combinarse el clero-mosén típico que ha asolado a la Iglesia en Cataluña. Contra lo que pudiera parecer, lo popular fue víctima también de los liturgicistas catalanes, capaces de rastrear raices en el judaísmo a la vez que enterraban sus propias señas de identidad católica, las más tradicionales y ancestrales (excepto aquellas que tuvieran para ellos valor étnico-cultural, que fueron conservadas y exaltadas como emblemas del hecho diferencial).

A la vez y junto con todo esto, la caridad pastoral de los mosenes catalanistas se impermeabilizó contra cualquier elemento de piedad popular extra-catalana, cerrando las puertas de las iglesias a la devoción de andaluces y gente del sur, que tuvieron que refugiarse en capillas improvisadas en garages y barracones, porque no tenían sitio en la posada de la Iglesia nacionalista de los mosenes catalanes.

Los efectos de esta lejanía son los mismos que pueda haber entre la gente del Liceu y los aficionados de El Español, poco más o menos. El desprecio es de arriba abajo y la decepción de abajo a arriba. Se disimula como se puede y se sobrevive bajo mínimos, con clero alto catalán refinadamente liturgista (more Vat.2º radical) y pueblo bajo de romería y semanasanta, displicentemente soportado como una lacra underground de arrabal y suburbio.

No sé cómo aguantan, pero son, en suma, más realmente católicos que la ficción sub-católica de la iglesia catalana con sus bisbes, sus expertos litúrgicos y sus cuatro neo-modernistas de taller parroquial.

'

Genjo dijo...

Morrós: Parece mentira, hombre. La rememoración de Nuestra Pascua cristiana es completa y perfecta cuando se celebra la Misa como la Iglesia quiere. La rememoración a la que tú pareces referirte, "desde sus innegables raíces judías" que D. Terzio describe más, es un adefesio, una horterada y, sobre todo, un sacrilegio.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Sin negar lo que pueda haber de verdad en las parole de Suseñor Fisichella en lo referente al abandono de las iglesias(porque "mon" no lo es, que decía el difunto Vizcaino Casas refiriéndose a otro prelado nacido en la noble villa de Burriana)este triste fenómeno se debe también en gran medida al descrédito de la Institución provocado por individuos como él que desautorizó en las ediciones de diversas lenguas del Osservatore Romano la correcta conducta del Sr.Arzobispo de Recife (Brasil) sin que posteriormente ni él ni el director del Osservatore fueran puestos de patitas en la calle sino que a él se le creó un nuevo dicasterio y el director del Osservatore sigue tan perenne.
Un individuo como ese sólo merece que se le haga el vacío vaya a Sevilla o vaya donde vaya.

MIGUEL25 dijo...

¿Que invento es ese de la "nueva evangelización"?

Que yo sepa habría que hablar de la evangelización tradicional o de siempre

y esta evangelización consta de tres partes inseparables:

Evangelización visual y auditiva: que se produce por imágenes, arte sacro y arquitectura, liturgia, oraciones, cantos y actos de devoción tradicionales.

Evangelización por testimonio:
cuando se practica la doctrina y los sacramentos y se lleva una
vida virtuosa y ejemplar.

Evangelización por predicación:
y publicación de la palabra de Dios, tanto de los clérigos como de los simples fieles:

2ªTimoteo, 4,1-4

1 Yo te conjuro delante de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, y en nombre de su Manifestación y de su Reino:

2 proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar.

3 Porque llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina; por el contrario, llevados por sus inclinaciones, se procurarán una multitud de maestros

4 que les halaguen los oídos, y se apartarán de la verdad para escuchar cosas fantasiosas.


Pero esto último no quiere decir que andemos de puerta en puerta biblia en mano como los Testigos de Jehová y los protestantes.

En el Catolicismo hay un NECESARIO ORDEN y JERARQUIA EN LOS CARISMAS Y MINISTERIOS

Efesios, 4,11-14
11 El comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros.

12 Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo,

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo.

14 Así dejaremos de ser niños, sacudidos por las olas y arrastrados por el viento de cualquier doctrina, a merced de la malicia de los hombres y de su astucia para enseñar el error.


Esto creo yo que es la verdadera y necesaria evangelización,

Ahora bien, los espectáculos, movimientos de masas, encuentros "ecuménicos" de Asís y similares, JMJs y varios del juanpablismo..

me parace a mí que son:

AIRE, SOMBRA, RUIDO Y HUMO.

Martin Ellingham dijo...

D. Terzio:

Cigoña lo cita sin mencionarlo expresamente. Es Ud. un proscrito en los blogs oficialistas... :)

Saludos.

Terzio dijo...

Cigoña es un horror que mejor que nunca hubiera publicado nada; mancha desde lejos y ensucia todo lo que toca. Mantiene contra mí una inquina ya antigua, por unas cuantas veces que le contradije y le enmendé la plana. No merece crédito, y lamento que gente digna y buena se presten a seguirle. Están en un error, y dañan a la Iglesia en cuanto apoyan esa lamentable página.

Pioquinto dijo...

De los muchos horrores que se escenificaron despúes del Concilio, fué aquél cacareado de la "opción por los pobres". Se hizo demasiado énfasis en dejar lo doctrinal por lo corporal y acabaron convirtiendo en aquellos "pobres" en pentecostales.

Msr. Fisichella ha hecho mucho daño y lo seguirá haciendo. No van a descubrir el hilo negro ni el agua tibia este par de la fotografía. El rector de la CT, con marcado desprecio hacia el traje eclesiástico, seguirá envenenando las mentes de los seminaristas. Es mejor que estos le sigan la corriente y estudien la verdadera doctrina católica en sus horas muertas.

Lo que hay es lo que hay, seguimos a la cuesta abajo, no lo digo por mí, si no por la iglesia como un todo. Yo he visitado una nueva misa y sigo viendo abusos litúrgicos sin cuento. Monaguillas retozando con monaguillos, frailes de mostacho, etc. Y la gente común en tinieblas. No todos podemos acceder a estos medios a enterarnos de la situación y a la inmensa mayoría no interesa. Pero seguiremos, con el favor de Dios. Un saludo, páter W+.

Miles Dei dijo...

Lo de la eucaristía-cena pascual judía era la moda de los seminarios y centros de formación de religiosos y religiosas de España allá por los tiempos de máximo apogeo de Juan Pablo II.

Según lo atrevido del momento unos se atrevían a consagrar y otros no. Algunos la hacían justo antes del triduo pascual para ambientar la fiesta.

Santi dijo...

Habrá que agradecer el legado de Mons. Amigo con semejante salesianada judaizante... tan querido por Sevilla él e hijo predilecto de Andalucía (manda webs)