viernes, 30 de diciembre de 2011

Intelectuales des-católicos, un par de


No son teólogos, sino gente de ciencias y letras, doctos, con acreditaciones suficientes, con cátedra en la universidad, con prestigio, respetados en su ambiente. Pero son sacerdotes, religiosos de congregaciones muy tocadas por el post-concilio, decrépitas y desvirtuadas hoy, sin eje, sin referencias fundacionales activas. Sólo conservan un cierto barniz, un eco de lo que originalmente fueron.

El perfil es tópico, muy repetido entre los de su género: ca. 70 años, aseglarados, look profesional liberal/solterón, bien conservados físicamente, con ese toque beato que todavía les aflora en algunos momentos, tics profundos de la muy buena educación/formación que tuvieron en sus postulantados y noviciados pre-conciliares. Es un misterio que hayan perseverado en la vocación; se sospecha que los motivos de su permanencia sean más naturales que sobrenaturales (salva siempre la Providencia).

Uno es jesuíta. En la breve entrevista que le han hecho, J.M. Alemany s.j. dice cosas como estas:

- "Creo que hay razones para que todos temamos una radicalización negativa de la religión. Pero eso lo podemos encontrar en el islam o en el cristianismo o en el judaísmo o cualquier otro tipo de sentimiento religioso. Hay razones para que tengamos sumo cuidado en vivir un valor, como es la religión, de una forma abierta, que no nos haga enfrentarnos a otras personas sino al revés, crear lazos solidarios ante los gravísimos problemas que tiene hoy la humanidad."

Habla, curiosa y llamativamente, tratándose de un religioso, un hijo de San Ignacio, de 'religión', valorando al Cristianismo entre las religiones, una más entre las demás. En sus respuestas a las preguntas del periodista no nombra a la Iglesia. Ni a Cristo. Sí cita, sin embargo, a Hans Küng:

-"...Como dijo Hans Küng, si no hay paz entre las religiones no habrá paz en el mundo."

Como se ve (y no son fijaciones ni manías de este blog), las raíces de Asís afloran, passim, por doquier. Resulta inquietante entender cuántas contradicciones anidan en el juanpablismo, incluso estas de compartir tesis con autores justamente censurados por el mismo JP2º. O que Hans Küng convenga con lo de Asís y el comisario para la nuevangelización, Fisichella, casi repita la formulación del famoso heterodoxo: "En Asís recordamos que la paz es el primer objetivo de las religiones". Inquietantes, muy preocupantes estas concordancias.

El otro intelectual des-católico que saco a colación es también religioso, escolapio. La entrevista a R. M. Nogués es más extensa; el que pregunta es J.M. Vidal, buen periodista y feroz contra-católico que dirige la mira de su escopeta a las dianas más sensibles, las que le interesan. Al final, extrae un resumen de lo conversado, una especie de lista de titulares; entresaco algunos:

"La experiencia religiosa es un fenómeno central de la conducta humana"

"La neuroreligión es el intento de observar experimentalmente el rastro de la experiencia religiosa en el funcionamiento cerebral"

"El lenguaje religioso representa siempre un territorio minado por el que hay que andar con gran precaución"

"Las religiones, que son construcciones humanas, han caído en el maltrato misógino"

"La marginación eclesiástica por razón de sexo resulta especialmente escandalosa"

"La Iglesia Católica tendrá que pedir perdón por su falta de equidad entre géneros"

"Las prohibiciones de anticonceptivos químicos en la regulación responsable de la paternidad no tiene justificación alguna"

"La religión no tiene competencias especiales en la descripción del mundo"

"La ciencia ha desbancado a la religión en las viejas explicaciones cosmológicas"

"A muchas personas religiosas no les vendría mal una dosis de agnosticismo de calidad cuando pretenden saber cómo es Dios o cuál es su voluntad respecto de las conductas humanas concretas"

"La opinión oficial eclesiástica católica nunca ha definido que desde la fecundación exista persona humana"

"La Iglesia ha vivido una involución por parte de los que equivocadamente han atribuido la crisis eclesial europea al Vaticano II, procediendo a su neutralización"

Excepto las afirmaciones que se refieren a su competencia, las otras son las opiniones tópicas de un religioso típico de su espectro (cfr. supra: 70 años, aseglarado, look profesional liberal, etc.). Desgraciadamente son la mayoría entre los miembros de las congregaciones religiosas católicas, un cáncer que devora y debilita a la Iglesia actual.

Sería interesante (labor de inquisición) estudiar más a fondo, examinar, comparar y dilucidar en qué grado de la 'escala modernista' se encuentran hombres de iglesia como estos dos. Aproximadamente, intuyo que están al nivel de Loisy y Tyrrell, por lo menos; incluso con esa imprecisa vaguedad tan característica del modernismo que fue y que hoy día (sin ser reconocido ni asumido formalmente) vive y reína en estos ambientes eclesiásticos degenerados .

En las respectivas entrevistas, ambos denotan un grado de escepticismo/agnosticismo muy extendido entre los de su generación, unas tendencias tanto más acusadas cuanto se fueron abandonando las formas y los contenidos de la piedad tradicional y la sólida formación doctrinal. Los devaneos con las novedades, el relativismo como postulado axial, el impacto de la post-modernidad y su agresividad contra toda forma de trascendencia (el credo cristiano-católico muy especialmente), han erosionado y desmoronado lo que un día fueron selectas vocaciones con una formación de excelente nivel, religiosos-sacerdotes aptos entonces para la misión católica que ahora son la contrafigura de lo que ellos mismos eligieron ser.

Han arruinado a sus congregaciones y son un terrible, quasi invencible handicap para la Iglesia.

Son los entusiastas del Concilio que les deformó, y los boicoteadores de toda tentativa de regeneración y recuperación.

Acaparan mucha influencia.

Son tropa enemiga dentro del castillo.


+T.

28 comentarios:

Milkus Maximus dijo...

Si me perdona los argentinismos pater, por estos lares decimos que siempre un boludo es mucho más peligroso que un hijo de puta. El hijo de puta hace el mal pero se preserva y preserva a los suyos. El boludo aprieta el botón de autodestrucción pensando que es la alarma para incendios ... no me animo a decir dónde poner a esta gente.

Antonius dijo...

Vamos a ver, que yo creo que no estamos poniendo el énfasis en lo verdaderamente importante. El que haya semejantes MI-SE-RA-BLES dentro de la Iglesia (como parte del clero, y encima con reputación... ) no es aquí lo mas grave, la madre del cordero es: ¿por qué la Iglesia no toma medidas contra estos MI-SE-RA-BLES para salvaguardar las almas de los fieles de semejante veneno, sino que al contrario, los mantienen en sus cátedras dándoles legitimidad y reputación? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ?

O dicho de otro modo: ¿por qué el castillo no expulsa a la tropa enemiga? No me sirve como respuesta un "no puedo", o un "por estrategia".

tic-tac... tic-tac... tic-tac... espero respuestas... tic-tac... tic-tac...

A mi me parece que ahí está el tema.

Antonius dijo...

¡Cachis! Se me olvidaba: ¡Y Mons. Lefebvre excomulgado! ¡JUAS, JUAS, JUAS! Entiéndase que me río por no llorar y que la risa por supuesto es fingida y teatral, mas bien dramática.

Antonius dijo...

¡Recachis y ya termino! Que se me ha olvidado preguntar también si no parece que lo que se está haciendo es seguir preparando el camino... para la demolición final, para la culminación de la obra de la gran apostasía, algo que será (¿sería? ¿será?... ya veremos...) espectacular.

Parece que nos van lubricando el camino para que recibamos de la forma menos dolorosa posible el gran pepinazo de la negación del dogma y el advenimiento de la nueva era sincretista apadrinada por un nuevo orden mundial auspiciado por la bestia que nos dará de comer y nos salvará de todas las pestes, ya que el objetivo de la religión será la paz... del mundo... y para ello tan solo debemos aceptar su número, el número de la bestia, en nuestras frentes y nuestras manos derechas... y si esto no lo vemos literalmente al menos figurativamente... la marca de la bestia en nuestro pensamiento y en nuestro comportamiento...

Signo a signo, cada vez veo menos posibilidades de interpretar todo lo que está pasando de un modo no apocalíptico, es que pareciera que se está cumpliendo con precisión matemática versículo a versículo...

¡Que tiempos!

Isaac García Expósito dijo...

D. Terzio, Loisy & Tyrrel tenían nivel, estos ni eso.

Andrew dijo...

interesante disección de arquetipos clericales de nuestro tiempo. Los tiene ud. formidablemente bien calados.

Miles Dei dijo...

Uno de ellos, como Caifás, profetiza por su cargo sacerdotal sin darse cuenta de la tremenda verdad que dice más allá de sus anteojeras:

“Haber neutralizado el Concilio no soluciona la crisis eclesial, que tiene causas de mucho más calado”

Porque la JMJtización de la Iglesia no tiene nada que ver con el Concilio, todo lo contrario, es fruto de una cadencia interna cuyos inicios están mucho más atrás de los concilios vaticanos.

Coronel Kurtz dijo...

No son teólogos, sino gente de ciencias y letras, doctos, con acreditaciones suficientes, con cátedra en la universidad, con prestigio, respetados en su ambiente. Pero son sacerdotes, religiosos [...] Sólo conservan un cierto barniz, un eco de lo que originalmente fueron.

A decir verdad, este tipo de personajes existen hace siglos, quizá desde el Renacimiento. Sin irnos más allá del s. XX, en tiempos preconciliares, por ejemplo, abundaban los sacerdotes astrónomos y los naturalistas, especialmente entre los jesuitas pero no sólo.

Terzio dijo...

Yes. Pero Athanasius Kircher, por ejemplo, no era hereje, ni nocivo para su congregación, ni venenoso para la Iglesia; ni fr. Gregor Mendel; ni el p. Barandiarán. Ni tampoco los otros que hubo como él, al contrario: Daban lustre a la Iglesia y cooperaban, desde sus cátedras, a la evangelización.

Estos, en cambio, son dañosos, han abandonado el Credo católico y se suman, de facto, a los enemigos de la Iglesia.

'

Aurioles de Gorostiza dijo...

Y juntamente con el enemigo de la herejía y del cisma en el seno de la Iglesia, añadir a los "buenos". Termino de ver la Misa en Madrid, y estoy espantado. Aplausos al terminar la homilía, aplausos cuando concluye un canto, gritos, silvidos, ¿quizá la ola?, CERO recogimiento a la hora de la Sgda. Comunión, ¿pero esto que es Sres. Obispos? ¡Vale ya de maltratar la Misa, que quien la maltrataba era Lutero y Calvino. Que lejos de las celebraciones de Benedicto XVI, solemnes, bellísimas, austeras, elegantes, que llevan a los asistentes a gustar lo Eterno y lo Santo, aquí en la tierra, Si los pastores no tienen celo por hacer que los fieles recuperen el maltratado y desaparecido sentido de lo sagrado, de lo sobrenatural, de la adoración, ya pueden organizar saraos como el de este tarde, que todo es VANIDAD DE VANIDADES Y TODO VANIDAD

Jordi Morrós Ribera dijo...

Acabo de leer las dos entrevistas, y al menos las he encontrado dignas de ser leídas.

De la realizada a Ramón M. Nogués destacaría este apartado:

"Hoy las batallas entre ciencia y religión son más bien batallas entre cientifistas que pretenden dar explicaciones de lo que no les compete y clérigos que simplifican ingenuamente el tema religioso o quieren mantener el poder social. La ciencia ha desbancado a la religión en las viejas explicaciones cosmológicas que constituían las formas habituales de explicar la realidad. Cuando la ciencia ha estado en condiciones de explicar la cosmología, pongamos por caso, la religión debe cederle este campo de explicaciones y centrarse en su campo propio (el sentido o la bondad de la realidad), que está más cercano a la filosofía que a la ciencia. Pero esto no es una derrota sino una delimitación de competencias."

A mí me parece una reflexión ponderada y digna de ser tenida en cuenta.

Terzio dijo...

Morrós, has escogido una cita reltivamente poco problemática entre una sarta de afirmaciones muy problemáticas. Examina el texto y explica luego dónde y cómo quedan verdades y doctrinas fundamentales como la Encarnación, la communicatio idiomatum o la analogía fidei.

Y más cosas.

El final de la entrevista también es tenebroso:

"Que supiésemos proponer la memoria de Jesús de Nazaret como una propuesta de esperanza y justicia, como un anuncio convencido de que el Misterio y enigma en los que nos movemos los humanos tienen un sentido radicalmente bondadoso y que ello puede ser comprendido a través de los grandes personajes religiosos de la historia, y en el caso cristiano a través de la revelación de Jesús."

Yo sé que este minimalismo cristológico está de moda, pero resulta escandaloso que un religioso docto desvalorice el Misterio (hay sólo un Misterio: el que expresa el Credo de la Iglesia) y lo empareje con las falsas religiones y sus 'personajes', con la 'revelación de Jesús' (así dice) como una opción más entre todas.

No es yo alucine y vea fantasmas, es que distingo cosas porque están ahí.

'

Miles Dei dijo...

Tan digna de ser... como que confunde el plano de la filosofía de la naturaleza a la cual compete la cosmología con el de la ciencia empírica que es una mera cosmogonía de ecuaciones.

Jordi Morrós Ribera dijo...

Para Terzio.

De todo corazón he de decir que me duele la expresión "falsas religiones". En el tema del pluralismo religioso procuro tener para las demás religiones el mismo respeto que me gusta que tengan hacia la que yo profeso. Y sinceramente mi experiencia vital me indica que el mejor sitio para dilucidar la verdad o la falsedad de cada religión es el fondo del corazón de cada creyente.

Para Miles Dei.

No voy muy fuerte en ciencias naturales, pero hasta donde yo llego la cosmología física hoy en día se considera una ciencia más como lo puede ser la astronomía o la bioquímica.

Terzio dijo...

Más dolorosa es la confusión reinante y el no discernir caridad de error. La benevolencia cristiana para con los otros no transije con sus errores.

La Revelación es una y única, en ese sentido debe entenderse el extra Ecclesia nulla salus, tan olvidado.

'

Antonius dijo...

Y sinceramente mi experiencia vital me indica que el mejor sitio para dilucidar la verdad o la falsedad de cada religión es el fondo del corazón de cada creyente.

Experiencias vitales, dilucidaciones y relativismo, sobre todo relativismo.

Morrós, ¿se da usted cuenta de la gravedad de lo que acaba de decir? Solo hay una Verdad. O la tomas o la dejas, y eso va para usted y para el corazón de todos los "creyentes" o "descreyentes", pues solo es creyente el que cree en la Verdad, que vino a habitar entre nosotros, la que vino a los suyos y por los suyos fue rechazada, no hay otra verdad y no hay otra forma de llegar al Padre. ¿Entiende usted, bendito de Dios? Mire que estrecho es el camino que lleva a la Casa del Padre y ancho el de la perdición. No se equivoque, no siga por ahí, sea humilde, no tome el camino ancho y enderézcase.

Pero usted sabrá...

Antonius dijo...

Más dolorosa es la confusión reinante y el no discernir caridad de error. La benevolencia cristiana para con los otros no transije con sus errores.

Como se suele decir: no hay mayor falta de caridad que faltar a la Verdad.

Pues he aquí un ejemplo paradigmático de los resultados del vaticanosegundismo, lo vemos en lo dicho por Morrós. Está claro.

Miles Dei dijo...

Ya lo se y yo te digo que esa ciencia no es más que una cosmogonía de ecuaciones que no explica más que la gran habilidad mental de los que se aplican a ella para ir desarrollando ecuaciones superiores a las que luego dan un significado u otro según dependa y convenga.

Miles Dei dijo...

"Y sinceramente mi experiencia vital me indica que el mejor sitio para dilucidar la verdad o la falsedad de cada religión es el fondo del corazón de cada creyente."

---------------------------------

¿Luego no hay una verdad objetiva externa al interior de la persona por la cual esta sea medida?

Ese es el problema, que cuando se lleva a las relaciones entre el magisterio y la verdad revelada produce aberraciones, como el decir que la Tradición es el una Tradición que está viva en el corazón de un sujeto (la comunidad eclesial) prescindiendo de la verdad objetiva revelada que ha de custodiar el magisterio y a la cual no puede cambiar. (Este es el meollo de la crítica de Gherardini y otros al Concilio y supone una inversión de la teología en antropología)

Anónimo dijo...

válgame Dios Milkus esos no son argentinismos.....siempre dando la nota de "color" nos los argentinos. Menos donde está, hay muchos lugares para poner a esa gente. Pero ¿quien le pone el cascabel al gato (entiéndase V II)?.

Genjo dijo...

Morrós:
Una proposión cosmológica fundamental está directamente en el Credo: "Dios, Padre Todopoderoso, Creador y Señor de todas las cosas".
La comprensión científica de la naturaleza es constitutivamente limitada.

Anónimo dijo...

Morros ¿tan difícil es entender que el error ZAHIERE a la VERDAD?
¿serán las altas dosis de juanpablismo lo que les impide ver esta realidad?

Jordi Morrós Ribera dijo...

Os agradezco vuestros comentarios.

Cuando os hablaba de lo que cada creyente vive desde lo más profundo de su corazón tenía presente entre otros a los siguientes autores que en mayor o menor medida me sirven de referencia:

Hugo Enomiya Lasalle (1898 – 1990)
Bede Griffiths (1906 – 1993)
Henri le Saux (1910 – 1973)
Thomas Merton (1915 – 1968)
Raimon Panikkar (1918 – 2010)

Todos ellos han vivido como católicos, y al mismo tiempo como personas abiertas a otras religiones.

Que tengáis todos una buena entrada de Año Nuevo 2012.

Terzio dijo...

Te falta 1 para la media docena: Tony de Melo, que fue también un viviente-católico desde su más pronfunda subjetividad sincrético-panteística-todo-es-lo-mismo-y-lo-mismo-vale-todo.

Cordiáliter, of course.

'

Miles Dei dijo...

Aquí menos los lefebvristas, todos son católicos en su corazón. Bueno, los filolefebvristas son filocatólicos.

Jordi Morrós Ribera dijo...

Para Terzio.

Pues sinceramente no he puesto a Anthony de Mello porque en mi caso particular no es un referente espiritual.

Con la misma "cordialiter" y con mis mejores deseos.

Anónimo dijo...

Para el caso esos autores son lo mismo que si estuviera leyendo a Anthoni De Melo.

Javierrequerre dijo...

Está bien señalar la sana doctrina, Padre Terzio, pero usted sabe también como yo que el Extra eclesiam nulla salus es un falso axioma. Cuidado con reducir la santa religión a un sistema como el de los filósofos, cuidado. Por cierto, acláreme, ¿es usted presbítero?, se lo pregunto para darle el tratamiento adecuado. Y me gustó su alusión al Padre Athanasius Kircher S.I. Gracias.