domingo, 13 de noviembre de 2011

juanpablismo corporal (sorprendente reedición)


A veces las cosas vienen en una secuencia que no puede ser casual sino de otro orden donde lo causal se concatene de tal manera que deja a la realidad en evidencia. Y digo todo esto por este youtube de Roma News que me han mandado esta tarde via mail, como un oportuno complemento a los dos articuletes precedentes sobre la crisis moral & pederasty:





¿Qué les parece? La supervivencia de lo peor del juanpablismo (Asís 3º) se refuerza con esta patética reedición monográfica de 'la teología del cuerpo' del beato JP2º. En vez de cubrir con un tupido velo y pasar página con discreto pudor sobre el tema, en vez de archivar y guardar para material de soporíferas tesis académicas, se saca a relucir.

Pero lo sacan a relucir - rubor teneatis!!! - quienes deberían estar velando y llorando internas vergüenzas, ¡¡los legionarios del Pontificio Ateneo Regina Apostolorum !! Ellos mismos, los hijos del muy 'corporal' fundador Don Marcial Maciel Degollado. Increíble, pero cierto. O es inconsciencia, o es descaro, o será alguna técnica psicodramática y/o catárquico-experimentalista.

Completa el cuadro (diremos surrealista? diremos dalianiano? diremos freudiano? o simplemente juanpablista?) el legionario 'pluridimensional' que habla y hace muecas, entona y parlotea, charla y se desliza sobre el resbaloso asunto.

Como dice el texto de RomaNews, "...Para muchos fue una sorpresa escuchar a un Papa hablar abiertamente sobre sexualidad."

Y para mí lo sigue siendo. Me parece una escandalosa sorpresa que se hable de lo que aquel Papa habló y que sean los L.C. quienes hablen de aquello en estos momentos en que la Iglesia sufre las consecuencias de, precisamente, una hiper-valoración de lo sexual y una exaltación de lo corporal.

Una desafortunada, imprudente, temeraria e indiscreta 'doctrina'. Aunque haya sido 'doctrina' del beato (acelerado y prematuro) JP2º.


+T.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Adversus Haereses dijo:

Tiene toda la razón , Padre.
Decir que todo esto es "vergonzoso", no alcanza. Parece una burla.

Si llegara un día en que se pidiera al simple cristiano esa "Profesión de Fe" redactada por Ratzinger, yo no podría hacerla: al llegar al párrafo que pide el "religioso obsequio" al magisterio auténtico, inmediatamente agregaría "en tanto y en cuanto coincidan con la Tradición de la Iglesia"...

Miles Dei dijo...

La teología de Juan Pablo II... Creo que con eso ya está todo dicho. Un Papa no debe interesarnos como teólogo.

Me quedo con la doctrina revelada que el Papa tiene obligación de confirmar: nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo. No sólo mera unidades pluridimensionales de la persona, sino receptáculos de la gracia que han de ser tratados con la misma unción y respeto que las cosas sagradas. Entre otras, de ahí viene el respeto a los cadáveres (hoy casi inexistente en una cultura que aparta el cadáver y la muerte de la vista de los hombres y de la misma liturgia)

Eso resume toda la teología al respecto y no hace falta historietas de "teología pajera" (si quieren saber lo que es la "teología pajera" se lo cuento. Es un término tomado de Santo Tomás)

Lo más avanzado y audaz que he leído una vez a un buen sacerdote filósofo experto en Santo Tomás ha sido que ¿Donde está escrito o definido que la inhabitación de la Santísima Trinidad es sólo del alma? Con eso le da mil vueltas a la teología juanpablista (apta para diletantes) con una sola frase y se subraya la enormidad y gravedad de esos pecados donde antaño se decía no existir parvedad de materia.

Le podían unir el tema bíblico por excelencia para la gracia, que es el de "vestido". Pero es mejor hablar de "gimnasias sexuales", da más morbo y así los neotantristas católicos pueden sonreir entre bambalinas con los aplausos de los demonios encarnados.

azahar dijo...

Yo es que me pierdo entre tantos nuevos palabros: la teología del cuerpo, la nueva evangelización (¿qué significa exactamente esto?), el happy hour....

La explicación de Ramón Lucas en el vídeo hablando de unidimensiones y pluridimensiones, me ha dejado a cuadros. De ahí a una paranormal activity, hay un paso.

Creo que hay heridas mucho más sangrantes que curar. Aunque, por lo que se ve, importa más la forma que el fondo.

Católico (uno más) dijo...

Oígase en 1´ 20´´ y ss.

"porqué Juan Pablo II se opuso al uso de anticonceptivos"

Hay que reconocer que el modo de presentarlo al tema coincide con el personalismo que se dice era parte del pensamiento/praxis de JP II y que algunos pregonan.

Sería más o menos atendible, si la intención/tendencia fuera que a partir de la promoción de que la persona de JP II (¿o más bien Karol Wojtyla? El libro de la teología del cuerpo es muy anterior a que fuera Papa) concuerda con la impugnación que la moral católica siempre hizo, se llevara a quienes adhirieran a sus explicaciones -si fueran correctas- a adherir más firmemente a la moral y espiritualidad católicas.
Es decir, que el personalismo sirva como estación intermedia para "encarnar" (como gustan decir ciertos franelones que conocí) la Fe.

Pero ese no parece ser el caso, claro. Y/o por lo menos hay derecho, sino deber, de estar en guardia.
(Sin menoscabo de la probable y por mi parte más que sospechable santidad personal de Juan Pablo Segundo, a quien acaso yo no hubiera sido digno de correr las páginas de su papel Biblia mientras leyera)

Salutes

Omnis caro foenum dijo...

Y encima sale el Miles con la teología pajera. Anda, Miles, dinos lo que es, que lo estás deseando, y la explicación será menos fea que la que nos hemos imaginado.

Apolinar dijo...

Hay un estudio de Randy Engel sobre la Teología del Cuerpo de Juan Pablo II, en el que se dice acertadamente que esta teología disparatada, "en lo que tiene de católico, no es nada original; y en lo que tiene de original, no tiene nada de católico". Perfecta definición. Teología original a título privado con muchos, muchos problemas de fondo inconciliables con la doctrina de la tradición. Como dice D. Terzio, el L.C. tan entusiasmado con el cuerpo, debería ser algo más prudente. Lo nunca visto.

Miles Dei dijo...

La culpa de que tengais una imaginación despendolada es de esas teologías del cuerpo que no dejan nada claro. Pajero es el que lleva pajas (como las que hay en el pajar) de un lado a otro.

Anónimo dijo...

Apolinar, ¿dónde está ese estudio de Randy Engel que acaba de citar?

Miguel Serrano Cabeza. dijo...

“John Paul II and the ‘Theology of the Body’ – A Study in Modernism”, By Randy Engel:

http://www.newengelpublishing.com/products.php?product=Theology-of-the-Body

Apolinar dijo...

El estudio de Engel lo tengo en pdf.Es de 2008, pero es difícil encontralo en la red. Procede de Catholic Family News. Si quiere usted, lo puedo enviar a don Terzio y que él se lo envíe. Está en inglés. Muy interesante, frente a los excesos de intérpretes "entusiasmados".

Joaquín dijo...

Bueno, es que cualquier asunto es objeto digno de la teología "sub ratione Dei". Incluso Santo Tomás tiene su propia teología del cuerpo:

corpus nostrum est propinquius animae nostrae quam proximus quantum ad constitutionem propriae naturae. Sed quantum ad participationem beatitudinis maior est consociatio animae proximi ad animam nostram quam etiam corporis proprii.

http://www.corpusthomisticum.org/sth3025.html#40027

Isaac García Expósito dijo...

Husserl estará muy contento.

Pero, ¿de qué nos sorprendemos? El mundo ante el cual se quería abrir la Iglesia, no era el de la antigüedad clásica. No era el mundo de Platón, Aristóteles, Zenón, Cicerón, Séneca, Plotino, etc.; no, era el mundo Marx, Freud, Husserl, Heidegger y demás.

Todo esto se hizo acríticamente; de esos polvos, estos lodos.

Anónimo dijo...

Adversus Haereses dijo:

Apolinar, mándeme, por favor, este estudio de R. Engel vía P. Tercio.

Muchas gracias por adelantado.

Anónimo dijo...

Tanto blablerío con la dignidad del cuerpo (etc) pero después alientan a diestra y sinietra (por ejemplo con los cinerarios) a la cremación.

Anónimo dijo...

en 00:42 aparece otro expositor: Thomas Williams LC, cuya paternidad sera revelada en 2012, en otro escandalo de los legionarios...Se nota que sabia lo de la pluridimensionalidad del cuerpo...