viernes, 18 de noviembre de 2011

Al ritmo de la Nueva Evangelización



Lo ví esta mañana y he dudado si ponerlo, pero me he decidido, para que conste, como prueba.

Es asiático, como el 'cardenable' Tagle. No sé ni el sitio, ni el por qué, ni más circunstanciales. Ni falta que hace.


p.s. El nombre del clérigo neo-evangelizador se comenta por sí mismo (y califica su propia actuación).


&.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Adversus Haereses dijo:

El cura viejo que participa en el video no se queda atrás...

Para mí que están ilustrando el concepto de "Tradición Viva"....

Católico (uno más) dijo...

El verdadero subprograma que debería tener una buena "nueva evangelización", ¿no debería ser justamente una identificación de lo que decía Chesterton de que la modernidad son ideas cristianas que se han vuelto locas? (Ahora aumentado exponencialmente por la "post-modernidad", que ya implica el mismo reconocimiento, aunque solapado, por parte de los epígonos modernos y posmod, del fracaso del proyecto que alumbraron hace unos siglos).

Y las que no se han vuelto locas, mostrar cuando son cristianas.
Y a las dementes, quitarles esa autonomía de creerse fundadoras, sin dejar de sugerir que por zafarse de la organicidad de la cual provienen, van de mal en peor (por caso, el derechohumanismo ampliado a cada vez más cosas, sin obligaciones concomitantes).

Digo, algo en la línea de un libro de un tal Thomas Woods, que no leí, pero entiendo es de buen línea, y cuyo título, foreando, conversando, o leyendo de estos temas culturales/”civilizacionales” fuí comprobando pertinente: "Cómo la Iglesia Católica construyó la civilización Occidental".

Si la misma actualidad, por lo menos en visión aún de algunos modernos, reconoce tal fracaso (por caso, léase a la fenecida Oriana Fallaci como putea contra el progrerío en Europa, cómo se sorprendía de que tenía tantas coincidencia, siendo atea, con Ratzinger Cardinal. Uno de sus últimos libros se llama El Apocalipsis, casualmente).

¿Porqué recular ahora?

Más que estos boludeos como el de este cura, o hacer una discoteca o pub (no me quedó claro) para "ir a la noche", o los otros curitas que tienen una "banda de rock", ¿la cosa no pasa por retomar esclarecidamente todo el bien que hizo la civilización cristiana, que perdió el centro con el relativismo y "progresismo" actual?
Hay instituciones: hospitales, universidades, defensor de pobres y ausentes, corporaciones decaídas en gremios en general rapiñeros, instituciones que vienen de sociedades cristianas, aunque se fueron deformando (como con el igualitarismo antinatural, para dar un extremo).
En última instancia, la idea que se qusieron volver loca del cristianismo, tal vez sea la defensa de los débiles, haciendo de ello un modo de hacerse con la fuerza (las minorías valen más que las mayorías, a eso tendemos...).

En fin, no sé, chau

(El problema debe ser la falta de criterios comunes en la misma Iglesia y pensamiento católico)

Pioquinto dijo...

Clergyman, no sotana, para comenzar. Cuando encuentro alguien vestido así, 50% de las veces es católico, las otras veces "cristiano". Que no les llamen "cristianos", dice el obispo Ochoa de Tijuana, se llaman protestantes, ellos escogieron ése nombre. El canto insulso, ñoño, es de corte carisrmático pentecostal. A falta de sustancia y sana doctrina, nos ponen cancioncitas tontas de pésima calidad. Por lo menos los protestantes tienen buena música. Estos quieren hacer una copia, y malita.
Los llamadas "megachurches" de los EEUU, con consorcios de entretenimiento, contratan oradores, músicos profesionales y expertos de Broadway para montar un gran espectáculo tipo Las Vegas, pero reciben donaciones millonarias. Según el espectáculo de luz y sonido, así es la ganancia y todo se vuelve marketing. Tristemente. Y todo se lo debemos al cardenal Suenens, belga, de triste memoria, también con la comunión en la mano y sospechoso de abusos sexuales, pero se murió muy oportunamente. Hasta profanaron su tumba para buscar archivos de los abusos. Saludos, páter.

Javierrequerre dijo...

Sentimentalismo, protestantización, pérdida de la doctrina y de la inteligencia de la fe... gilipollismo. El apellido suena a japonés, lo cuales se pirran por el karaoke y sus variantes -que de hecho es palabra nipona-. Anécdota parecida, en esto del nombre, fue la de un embajador de Japón en Madrid que tuvo que modificar su apellido porque éste aludía de manera directa a la primera persona del pretérito imperfecto de indicativo, lo mismo que el cura karaoke alude a la tercera persona del presente de indicativo del verbo imaginado.

Miles Dei dijo...

A mi se me ha venido a la mente esta escena:

http://www.youtube.com/watch?v=MOhnq235kQU

Conde de Monforte dijo...

Al fondo del escenario pone ¡TAIWAN TOUR!

Anónimo dijo...

El padre Caga me ha recordado al olvidado Leonardo Danté, aquel fenómeno telebasuriento que salía siempre junto a la inefable Tamara, la chiquilla de Margarita Seisdedo. El mismo duende, mire usted.


@ Torrijitas

La Anacoreta dijo...

No lo tenia visto!
:/ pero no es la onda JMJ? (por lo que me comentaron los que fueron...)

Santi dijo...

¿Cómo se compagina ésto con la preocupación del Papa por la deriva pentecostal de la Iglesia? Por otro lado, no hay pastoral juvenil o grupo "movimientario" que al son de guitarras o bailes. Desde "neocons" (no me gusta el nombre) hasta parroquias regidas por órdenes religiosas con siglos de historia cargadas de TL

Blogger: Perdona, Santi, pero he quitado los enlaces a la web del p. Arreburro; no me gusta que aparezcan en este blog. Disculpa.

Jordi Morrós dijo...

Pues después de ver el vídeo y al venerable sacerdote del clergyman bailando en medio de los marchosos jóvenes he pensado aquello del profeta Isaías: "los caminos del Señor son inescrutables".

Puestos a ser originales en la expresión de la fe y del seguimiento de Jesucristo yo me quedo antes con los monjes estilitas del oriente cristiano.