martes, 25 de octubre de 2011

Asís 3º: Un aperitivo servido por el 'cocinero' del 1er.Asís



El 'cocinero' del 1er. Asis inter-religioso, ese es el mote que se le adjudica al Cardenal Roger Etchegaray en este yoyube de Rome-news. Cocinero, dicen, y digo yo por qué no gurú, brujo, hechicero, medium, chamán o rabino o imán o lama, y así se queda más poli-perfilado en su multi-cromatismo espiritualista pan-religioso, menos reducido a su simple, estrecha (y enojosa?) dignidad sagrada de obispo católico y cardenal romano.

Escuchar esas declaraciones pronunciadas por un anciano que debería demostrarse venerable y sabio sacerdote produce una desasosegante inquietud, puesto que un católico no espera oir de uno de sus más encumbrados representantes tales afirmaciones, tan reñidas con la fe y la doctrina mantenidas tradicionalmente por la Iglesia.

Una fe que, por otra parte, según se extracta de lo que dice Etchegaray, queda tan indefinida como vagas son las estructuras que dejan entrever las palabras del eminentísimo prelado.

¿En qué se sostuvo aquel Asís primero, el del Beato JP2º, cuales fueron sus fundamentos? Por mi parte no sé todavía qué responder, a pesar de las reflexiones que me hago sobre aquella lamentable ocasión. ¿Diré que todo fue un conato de buena voluntad, una corriente de buenvoluntarismo generosamente (temerariamente?) conciliador/conciliarista? No sé. Sí tengo claro que fue - más que nada - obra de la tenaz ('terca', he estado a punto de escribir) voluntad del entonces Pontífice: Un fuerte voluntarismo unido a un marcado personalismo, muy determinados en la decisión y peligrosamente indefinidos en la intención y la valoración de sus consecuencias. Podré equivocarme en algo, pero estimo que intuyo bien.

Insistir en aquello (se insitió en Asís-2 y ahora una tercera vez) me parece un error, la confirmación de una desacertada iniciativa preñada de confusionismo e indiferentismo.

Precisamente, hace unos días, leí con estupor la referencia de un artículo de Monseñor Nicola Bux, en concreto su reflexión a propósito de la inscripción en bronce conmemorativa del Asís 1º:

"...Es emblemático, al respecto, el ejemplo asombroso del cual habla: “una placa de bronce en el pórtico frente a la basílica inferior de San Francisco de Asís dice: «Joannes Paulus II cunctis in orbis Dei cultoribus in spiritu et veritate convocatis…» (Juan Pablo II con todos los que en el mundo rinden culto a Dios en espíritu y verdad...); pensaba que conmemoraba una reunión mundial de cristianos. El culto «en espíritu y en verdad» debería ser el que está fundado en el reconocimiento de Jesucristo, el Hijo en el cual Dios se ha revelado plenamente, ha hecho conocer su rostro… En cambio, la placa de Asís no se refiere a los cristianos sino a los representantes de las religiones reunidos en el 2002 para la oración por la paz. Algo ha cambiado. Esa placa muestra una opinión muy difundida (hoy día) entre los católicos: que todas las religiones reconocen, en el fondo, al mismo Dios, y lo adoran en espíritu y en verdad".
(aquí el original, en italiano ; y aquí en español)

Esta equívoca y generalizada impresión - grabada en bronce - que critica Mons. Bux aparece, sin embargo, implícita en las palabras del Cardenal Etchegaray, tan confusas al respecto como puedan estarlo las de cualquier católico influenciado por la confusa recepción del significado de aquel Asís 1º y sus sucesivas reediciones.

Todos los católicos conscientes estamos en preocupada expectación: ¿Corregirá Benedicto XVI, de forma patente y definitiva, la deriva indiferentista del Asís juanpablista? ¿Se cerrará definitivamente con Asís 3º la serie de estos confusos encuentros? ¿Por lo menos, el Papa se desentenderá/desmarcará de ellos?

Aunque vamos asumiendo todos estos 'avisos' pre-assisinos (el youtube de Etchegaray es una estupenda piedra de molino para quienes dispongan de tragaderas capaces), aun mantenemos un puñadito de buena esperanza.

El Jueves - D. m. - veremos en qué paran nuestras expectativas.

Oremus!


+T.

10 comentarios:

Católico (uno más) dijo...

Pregunta el que no sabe, el concepto de Jornada Mundial Interreligiosa de Oración por la Paz (el concepto, aunque el título sea otro) ¿no es un tomar el guante que arroja el pensamiento moderno a las religiones como las que llevaron a la violencia, la falta de paz, la guerra?(con la coronita de la vergüenza en el cristianismo, y más para el catolicismo)

Véase que se pretende (en algunas descripciones) poner como ejemplar que "estamos/están todos rezando por la paz", "no nos peleamos" o "no se pelean (como antes)"...
Como que está el trasfondo que digo, recuérdese el sonsonete de "las guerras de religión".

Aunque por ahí mi sospecha es apresurada.
Lo que sí creo, es que el factor de violencia y guerra en el mundo no es la religión (salvo los islamílocos, y algunos casos étnicos), pero la religión obedientemente ante el mundo, asume la acusación que sonó por los altavoces modernos.

Hermenegildo dijo...

Por mucho que rectifique Benedicto XVI respecto de Asís 1, la mera convocatoria de Asís 3 es ya difícilmente justificable.

Terzio dijo...

El 'pensamiento moderno' (y quienes lo profesen) demuestra ser torpe, reduccionista, incoherente, parcial y superficial si plantea diatriba contra la religión (en general) y el Cristianismo-Catolicismo (en particular) en referencia exclusiva a esos términos (violencia/guerra/no-paz) que la misma civilización que gesta y sostiene el pensamiento moderno está muy lejos de resolver satisfactoriamente ella misma, siendo como es la civilización moderna y post-moderna del XX-XXI la más violenta, real y virtualmente, de todas las que la historia conoce.

Entender así a Asís, por otra parte, demostraría también la pobreza referencial de sus motivaciones y/o participantes, con lo que se sumaría un plus descalificante más al evento.

De todas formas, ello supondría un tono de menor gravedad para la vsloración propiamente doctrinal-cristiana del encuentro, pues no implicaría las consideraciones indiferentistas que se deducen de ese promíscuo, confuso y equívoco escenario.

Concluiría diciendo que los altavoces del mundo moderno han servido casi siempre para amplificar las horrísonas consignas de las ideologías anti-cristianas, nazis y marxistas, que han sojuzgado al mundo. En ese escenario de la modernidad, cuando la Iglesia Católica ha dejado oir su voz se ha distinguido sobre todas las demás por su recta intención, limpia expresión y benéfica influencia.

p.s. El considerarte un 'católico más' no te exime de la obligación de completar, mejorar y elevar tus juicios un par de grados sobre la opinión corriente del común callejero. Plantéatelo.

'

Pioquinto dijo...

DICE MSR. ETCHEGARAY, "Esto nunca se había hecho." Claro, ya me imagino a San Pedro convocando a los paganos romanos y griegos, a los fariseos judaicos, a los saduceos, a los samaritanos y a tantas otras religiones falsas a una reunión a orar por la paz. Suerte que hoy día se acabó la religión azteca, si no hubieran ido sacerdotes a sacrificar víctimas y a sacar corazones para Huichilobos. Porqué no, también es una religión muy respetable, también su dios es "dios".
La fatídica fecha arriva y no hay nada que hacer, más que orar. Un saludo, dom W+.

Católico (uno más) dijo...

Gracias, Terzio, por la respuesta.
Pese a la post data, no lo leo tan en desacuerdo con mi barrunto, dado que alude a algo que en definitiva es funcional, a escala masiva y hacia dentro de la Iglesia, al sincretismo e indiferentismo que usted destaca. El “motto” “las religiones por la paz”, los quichicientos pedidos de perdón (cosa también harto mezcolada) y la relación vergonzante con un pasado escrito por el enemigo que se va asumiendo como sentido común, parece un reaseguro, pensado o no, para seguir alejándose de la tradición y así indiferenciarse, a través del sencillo medio de inducir a los católicos a tomar esa posta.
La opinión corriente del sentido común callejero (y “católico”) a que alude en la post data es la que se vería (o vé) influida por lo que planteo, para lo cual no necesita otra cosa que visiones reduccionistas y parciales, que opino que están en boga, son para el gran público y tienen a montones de epígonos. Después ya quedan enganchados.
La comparación que me hizo con la violencia del siglo XX/XXI es algo en lo que coincido, al punto de en su momento oponer el mismo argumento a quien repetía buena parte de los tópicos de la violencia, la leyenda negra, y las promesas implícitas de la modernidad y el “humanismo”.
Un saludo

Anónimo dijo...

Y aquí tenemos otro aperitivo ofrecido por el representante judío en Asís 3º:

http://www.prensajudia.com/shop/detallenot.asp?notid=26266

Miles Dei dijo...

En Asís hay un error pastoral y un error doctrinal. Quien profese cada uno o ambos, es cosa de Dios el juzgarlo con sus debidas responsabilidades, pero que existen es un hecho.

El error pastoral es el haber dejado de anunciar la Buena Nueva de Cristo y haber dado pie al escándalo del sincretismo y el indiferentismo con estos actos. No se ha tenido en cuenta la acción mediática (Iglesia de la Publicidad expuesta por Julio Meinvielle) ni tampoco las aspiraciones del mundo y la tradición pastoral de la Iglesia al respecto. Es obvio que el error pastoral radica en una línea pastoral superior que arranca del mismo Concilio con sus textos oscuros.

El error doctrinal está claramente expuesto por Pio XI en la Mortalium Animos:

Cosa muy parecida se esfuerzan algunos por conseguir en lo que toca a la ordenación de la nueva ley promulgada por Jesucristo Nuestro Señor. Convencidos de que son rarísimos los hombres privados de todo sentimiento religioso, parecen haber visto en ello esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinas que sean como fundamento común de la vida espiritual. Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias, con no escaso número de oyentes e invitar a discutir allí promiscuamente a todos, a infieles de todo género, de cristianos y hasta a aquellos que apostataron miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión.

Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio.

Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios.

Miles Dei dijo...

A mi modo de ver, Benedicto XVI va a corregir el error doctrinal, pero no el pastoral, salvo que se trate ya no de un acto voluntario sino de un minimizar daños ante algo que no se puede evitar, lo cual trae más problemas de los que resuelve por presentar una Sede parcialmente impedida.

Santi dijo...

Algo que se tiene que explicar tanto, tanto... y al final sus frutos pueden ser malos, o no muy buenos, tiene difícil justificación.

Miles Dei dijo...

La pesadilla de Asís se ha cobrado su precio. Un brujo Yoruba ha hecho sus ritos en pleno acto:

http://divcomedia.blogspot.com/2011/10/no-santo-padre-no-y-mil-veces-no.html