miércoles, 3 de agosto de 2011

Viejos corruptores


Me revuelven el estómago nada más verlos. En especial ese de la barba cadavérica, el viejo verde asqueroso que escribía historias indecentes, un aprovechado bien nutrido en los años de Franco que después (el repugnante sujeto estaba bien informado) protagonizó un currículum-tipo desde el azul al rojo. Estas piezas son así.

Ahora, con una pata en la tierra (o en el crematorio), resurge con la cochambre de los pseudo-indignados porque tuvo el ojo (la buena información, otra vez) de prologar el panfletucho del francés ese, el inventor de la indignación. Escoria podrida de la infecta izquierda que se resiste. Vivir para ver: Unos se suicidaban y se quitaban de enmedio con prisa, y esta galería de momias rijoso-impotentes se aferran al reloj (viven muy bien, muy cómodos) a la vez que postulan y promueven eutanasia para todos.

Son de la mala ralea del infame aquel, el alcalde de Madrid, el de los bandos repulidos, el que se apuntó a la movida de los degenerados de los '80, el bocapodrida socialista que alentaba a la canalla drogadicta. Socialista, y ya está dicho todo.

Ahora, cuando el sistema parece que estertora y supura pus por todos sus hediondos poros, ahora emergen otra vez, los corruptibles corrompidos corruptores. No les da vergüenza haber estado y volver a estar porque el pudor es incompatible con las siniestras, las izquierdas nunca tuvieron vergüenza, cuando esconden sus culpas es porque les amenaza la justicia, no la conciencia.

Ya no piden tierra y libertad, como antes. Pero están pidiendo tierra, patéticamente, no sé si son conscientes.

Qué ridículo ver a la decrepitud pidiendo la vez en la orgía de la juventud (¡y esa juventud!).

&.

12 comentarios:

Antonius dijo...

[Perdón páter porque se me ha alargado el escrito, no era mi intención inicial, pero es posible que alguien vea algunas verdades, de esas buenas, las que escuecen. Con su permiso si lo tiene a bien.]

No debe extrañarnos que el trabajador haga el trabajo para el que ha sido contratado. Así Satanás hace el mal y sus hijos, que son estos intelectuales de izquierdas y son hijos de las tinieblas, hacen lo mismo que su padre, que también lo es de la mentira.

Por lo que a menudo veo cuando salgo y hablo con este y el otro, cuando leo eso y aquello, en mi humilde opinión creo que seguimos equivocando el objetivo, con demasiada frecuencia, y se nos van las fuerzas y el tiempo en ello.

Estos izquierdosos hacen lo suyo, que es lo que se espera de ellos y no debería extrañarnos y opino que deberíamos pasar menos tiempo despotricando contra ellos.

Empleemos mejor el tiempo y los esfuerzos. Podríamos preguntarnos, por ejemplo, ¿donde estamos los católicos hoy?, ¿qué es lo que estamos haciendo? Yo diría que poco, o que podemos hacer mucho mas.

Y fíjense bien que para contraponer a los intelectuales de izquierda yo no hablo de los intelectuales de derecha, porque el sistema ha conseguido convertir este concepto en una especie de azucarillo que se disuelve fácilmente y queda en la nada, dejando un sabor medio dulzón y nada mas. La derecha en todas las vías de actuación no nos interesa en lo mas mínimo si no es católica, del mismo modo que una España que no es católica nos debe importar un pimiento y no debemos considerarla como patria nuestra (personalmente yo hoy me considero apátrida, fugitivo y rebelde); y está claro que hoy (¿ayer?) ni la derecha ni la propia España son católicas. La derecha y la propia España de hoy, la pomposamente democrática y constitucional, se convierte así, también, en enemiga de los católicos: porque no se puede servir a dos señores y quién no está con El está contra El.

No se trata de la confrontación izquierda-derecha, eso debemos desterrarlo a partir de ya (de ayer) de nuestra mente y de la forma en que contemplamos el escenario del campo de batalla, si no lo hacemos perderemos una y mil veces. Si queremos mantener el frente en la guerra debemos comprender bien la situación real, y la situación real es la confrontación izquierda-Cristo, derecha-Cristo, socialismo-Cristo, liberalismo-Cristo, masonería-Cristo, judaísmo-Cristo, mahometismo-Cristo, etc... y en definitiva la confrontación mundo-Cristo. O somos de Cristo o somos del mundo, y el de izquierdas es del mundo, no de Cristo, y hoy (quizás ayer también) el de derechas también es del mundo, no de Cristo, etc...

No queremos entenderlo y perdemos el tiempo con el discurso de siempre y las quejas de siempre. La cosa está bien sencilla, a la lucha se presenta uno con la bandera de Cristo enarbolada con orgullo y determinación o lo que está haciendo en realidad es luchar a favor del enemigo, quizás como espía, como infiltrado, aunque el sujeto no se esté dando cuenta, ¡oh terror! Pero eso es lo que hay.

... sigue ...

Antonius dijo...

... continúa ...

Lo que pasa es que tenemos MIEEEEEEDO y estamos paralizados por el terror (pero... ¿no nos dijo Cristo que no tuviéramos miedo?), y nos rendimos y dejamos pasar el tiempo y las oportunidades esperando que se precipiten los acontecimientos y que nos arrolle el tren mientras nos quedamos sentados (idiotizados) con los brazos cruzados. Esa parte de sangre de mártires, semilla de cristianos la queremos olvidar, mientras que al contrario hubo HOMBRES entre nuestros padres y no ha mucho de eso, pero por alguna razón o esta generación hemos salido medio invertidos o quizás nos han educado así, no lo se, pero lo que si se es que hoy ya no quedan HOMBRES en España, y tampoco entre los católicos. Nos hemos vuelto amanerados, unos calzonazos, nos mandan nuestras mujeres, nos ponemos crema en la carita, nos ponemos pendientes y nos tatuamos la piel, nos compramos ropa y aparatos electrónicos de todo tipo, y esas son las cosas que nos preocupan hoy. Y que siga rodando el mundo, y otra de gambas que aquí no pasa nada.

Esta es una de las razones por las que YA hemos sido derrotados, y la derrota empezó hace 40 años si no mas, y ahora... ¿seguiremos engañándonos en la ilusión de que algo va a cambiar haciendo lo que el tirano nos deja hacer para que nos quedemos conformes, a saber dar ladriditos impotentes de perrito chihuhua? Estoy harto de ver todos los días como gente que se autroproclama muy de derechas no para de despotricar lo malos que son los suziatas políticos, intelectuales, votantes... y al día siguiente si hubiera elecciones votarían ciegamente al supuesto partido de derechas, como autómatas. Y entre estos que digo los hay no creyentes, los que se creen católicos (cual pedigrí) pero tienen "sus propias ideas", y hasta católicos muy devotos que están muy metidos en la Iglesia. ¡BRAVO!

Yo lo que veo es que no somos mas que una canalla de cobardes y traidores. Los católicos vivimos hoy en España metidos hasta la barbilla y hasta la coronilla en la charca del detritus democrático, mientras nuestros verdugos nos amenazan con hundirnos hasta el fondo del pozo ciego con la suela de su botas estampadas en nuestros morros, presionando con tanto vigor que nos aplastan los mofletes y las narices, y mientras ellos nos dicen: "¡Ladrad, perritos, ladrad!", nosotros ladramos, "¡guau, guau!", y mientras otros (y esos si que tienen lo suyo...) nos arengan alegremente: "¡Hermanos, ladrad, ladrad! ¡Bendita y alabada sea la democracia! ¡Ah, y no se os olvide votar a los que ya sabeis, que son los nuestros!". Y entre ladrido y ladrido, entre voto y voto, no dejamos de pedir perdón, clemencia, piedad y misericordia a la bota que nos tiene justo en el lugar donde el mundo, enemigo de Cristo, nos quiere a los católicos: le pedimos perdón, piedad, y misericordia al mundo, ¡y no a Dios Padre!

Pues aquí es donde estamos hoy los católicos españoles, y esto es lo que estamos haciendo: tragando detritus democrático a toneladas, traicionando a Cristo entre chorretes de impiedad.

¿Hace falta un cambio o no? ¿O debemos seguir trangando detritus mansamente? ¿Ustedes que opinan? Yo opino que es mejor morir con dignidad antes que pasarse la vida viviendo como un cerdo, o dicho de otro modo, es preferible entregar la vida sirviendo a Cristo antes que vivir cobardemente y engañándose a si mismo, traicionando a la Verdad, traicionando a Cristo.

Dedíquemos a reinstaurar todas las cosas en Cristo para que Cristo reine en nuestros corazones, en nuestras familias, en nuestras iglesias y en nuestras patrias, y como buenos y fieles soldados de Cristo entreguemos para ello todo lo que podamos entregar, y si fuera preciso nuestra propia vida terrenal.

¡MUERTE A ESTA DEMOCRACIA ASESINA Y SATÁNICA!
¡ARRIBA ESPAÑA CATÓLICA!
¡VIVA CRISTO REY!

En Cristo y Su bendita Madre.

P. Albrit dijo...

Don Terzio, la santa ira nos lleve a ser santos, no airados...
Seguro que le doy la razón en todo, pero... ¿a cuento de qué? Ponga algún enlace o refiera someramente el hecho, porque es que mi "indigna" juventud no reconoce al barbas...

Jordi Morrós dijo...

A Terzio no le gusta José luis Sampedro.

A este señor yo le tengo que agradecer un manual de Estructura Económica Mundial que para la época en que yo estudiaba la asignatura al menos era bastante digno.

Sobre el tema político y literario prefiero no opinar en este blog.

Hyeronimus dijo...

Amén, Antonius, estoy 150% de acuerdo en todo lo que dice.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Antonius. El único problema que él no menciona es que una de las principales causas de la situación del catolicismo en España son los obispos que sufre. Y los movimientos primaverales en los que se apoyan.

Quien se enfrente al PP se ha de enfrentar al Opus Dei y a media conferencia episcopal. El que se enfrente a CiU, el PNV, el PAR, Coalición Canaria, se enfrentará al resto de la CEE y al resto de movimientos primaverales.

No hay ningún movimiento primaveral que cuestione la legitimidad de esta democracia defensora del divorcio y del aborto.

¿Qué es la JMJ? La apoteósis de la democracia española: ¡Mirad qué buena es y cómo permite que los católicos se reúnan! ¡Loor y gloria al consenso de 1978...!

¿No es fantástico? (Vds. disculpen: me voy a vomitar...)

PS: el tipo de la "afoto" es José Luis Sanpedro.

Antonius dijo...

Anónimo 12:38

El único problema que él no menciona es que una de las principales causas de la situación del catolicismo en España son los obispos que sufre.

Si lo he dicho aunque en esta ocasión de modo velado (son los que nos arengan a ladrar en democracia). De todas formas en otras ocasiones lo he dicho así de claro como usted lo dice e incluso mas todavía.

Saludos.

P. Albrit dijo...

En fín, gracias a Jordi y al anónimo de las 12:38.
A Antonius no le leo que se alarga mucho...

(cómo está el tema!)

Rafael dijo...

J.L. Sampedro forma parte del coro de los deformadores y falsificadores de la Historia reciente de España. Que si los franquistas eran unos señoritos criminales que durante la guerra fusilaban a los pobres obreros etc. Hay que decir que gracias a majaderos como Sampedro, se ha hecho después de la muerte de Franco lo que no se hizo antes: una investigación y demostración seria de la barbarie y el terror rojo al amparo de la II República. Si no hubiese sido por las mentiras y las majaderías del coro de Sampedro y cía, yo no me habría enterado de lo que no se difundía durante el franquismo: las atrocidades cometidas por el Frente Popular en los años 1.936-39, con un sadismo y una crueldad nunca vista, desencadenando una brutal persecución religiosa que batió récords de la época de Diocleciano. Repito: estas cosas, durante el “franquismo”, se ocultaban pudorosamente. Ahora, gracias a estos sinvergüenzas, cada vez salen más a la luz pública.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice a ANONIMO de las 12,38:Tiene Vd. más razón que un santo. Y de las JMJ saldrán unos obispos aún más dependientes y sumisos a los políticos sin cuya ayuda no hubieran podido montar este castillo de fuegos artificiales. Y los problemas de verdad -los de día a dia, los de la reforma interna de la Curia romana y la Iglesia en general- quedarán intactos.

Pioquinto dijo...

Las nuevas salamandras, pero con veneno.

Pioquinto dijo...

Los corruptores viven, porque los que están al cargo los dejan vivir, por los motivos de siempre. Lo que se ventila en este blog, no lo van a leer en "El Pa'ìs" o en el "ABC". Esta es la oportunidad dorada para airear nuestras querellas. No va a venir ningún Moisés a sacarnos de la esclavitud. Esta basura zapateril , que es la misma, llámese Felipe Calderón en Méjico o Barck Obama en EEUU, son hijos de lo mismo. No hay vuelta de hoja. Antonius tiene razón.
Queda el último recurso de trabajar con nuestro entorno, con nuestras familias y en nuestra iglesia , que debe ser tradicional, porque si es novusordo, es lo mismo que la protestante, peor, si se quiere. La Santa Misa y la sana doctrina son las armas de elección. Está visto que no podemos salvar al mundo, sino que debemos buscar nuestra salvación con temor y temblando, como prescribe San Pablo. Un saludo, páter Terzio.