jueves, 28 de julio de 2011

Un escenario efímero


Desde los 15-16 años sigo cada verano (en cuanto puedo) las retransmisiones por radio del Festival de Bayreuth. No recuerdo (no sé) qué año empezaron a realizarse los montajes y escenografías aberrantes, pero rara es la temporada que no ocupa un primer plano de atención el tal o el cual mamarracho al que se le ha consentido (encargado y pagado) plasmar su corrompida comprensión del fascinante mundo wagneriano. Una heterodoxia escenográfica afecta y descompone la obra que concibió el maestro Wagner con todo detalle, incluyendo el montaje. Comparando, es como poner a Las Meninas sobre una plataforma móvil con un marco de neón azul; o iluminar un Greco con focos de discoteca y efectos tridimensionales. Muy ocurrente (muy gay, generalmente) pero muy falso tocante al referente principal (sea Wagner, Las Meninas o el Greco), su presentación y su resultado. No sé por qué los abusos que jamás se consentirían perpetrar contra un Velázquez sí se consienten (por encargo y bien pagado) contra una ópera de Wagner.

Mutatis mutandis, pienso eso de esto:



Esto es el escenario principal de la JMJ, en Cuatrovientos. Lo están montando y es horrible. Cuando esté montado será horrible.

Cuentan que será una especie de paisaje blanco con un árbol dorado. Pienso en los escenarios de las pelis de Marisol, las pelis musicales de los '60 que metían un chirriante decorado surrealista en mitad de una peli de flamencas, guitarras y España cañí.

Pero de los sesenta al 2011 las ciencias han adelantado una barbaridad - Don Hilarión dixit - y el escenario de Cuatrovientos dispondrá de microclima gracias a unos artilugios micro-pulverizadores de agua, para templar unos pocos grados el tórrido Agosto mesetario.

Si todo fuera para un des-concierto de pop-rock y una noche de drogas-sexo-alcohol, me importaría un pito, total un horror para otro horror. Pero ese escenario será donde se celebre la Misa, la Misa del Papa. Austeros y vanguardistas, así dicen que serán los espacios, los decorados y los estrados.

Y debajo la turba. Debajo del escenario (y fuera de su alcance) una masa contenida, relativamente móvil, con la emoción teledirigida y el entusiasmo hiper-motivado, con una semana de cansancio encima, más una noche católico-fiestera de pre-ambientación en directo. Juanpablismo puro y duro en acción.

En la justificación razonable del mega-escenario, el arquitecto autor (o el comentarista publicador) saca a relucir el concepto 'arquitectura efímera', muy a propósito. Pero muy significativo (consciente o inconscientemente) también.

Arquitecturas efímeras eran también los arcos triunfales que se erigían para los recibimientos de pompa y circunstancia, y también eran construcciones efímeras los catafalcos y túmulos monumentales que se instalaban para las pompas fúnebres de reyes y príncipes. Si el fenómeno de
las fantasías de telón y cartón es universal, ciertamente nuestra época ha ideado una nueva expresión de la tectónica efímera con los montajes de escenarios litúrgicos papales, algo poco visto antes de la época de los viajes apostolicos y sus masivas celebraciones.

¿Podría decirse que corresponden a una imagen, una auto-imagen de la Iglesia? ¿Una arquitectura efímera para una 'iglesia efímera'? No me refiero a la Iglesia Una Santa, no: Me refiero a esa iglesia que convoca y celebra en esos escenarios y que se desmonta también con el escenario, ¿me explico?

La iglesia juvenil de juventudes, entusiasta, exultante, híper-animada, súper-motivada...¿dónde queda, a dónde va, dónde se encuentra después del escenario? Yo imagino que se desmonta con el escenario, se enrolla con los telones y los cables, se empaqueta con los tubos y los cartones, y se almacena en una oscura y fría nave. Hasta el próximo escenario.

Es una alegoría, tan irónica como el soneto de Cervantes al túmulo sevillano de Felipe II.

Después, recogido el escenario, desmontado el castillo de arena, la torre efímera, volvemos perezosamente a la Iglesia sin escenario inventado, la Iglesia de la profunda crisis post-conciliar, la actualidad problemática, los nombres que dan miedo, Irlanda, Maciel, Somalia, Europa.

Yo no digo que si somos como niños no necesitemos un rato de tiovivo, de noria, de feria, parque de atracciones y chucherías. Yo no digo eso, todo eso me parece bien.

Lo que digo es que no se puede mantener una iglesia de jmjs, terminando una y empezando otra.

El juanpablismo fue una perpetua fiesta de puertas adentro y un desierto puertas afuera. Perpetuar una iglesia-disney es un error que se pagará caro. Como se están pagando ahora las cosas que la arquitectura efímera juanpablista no dejaba ver.

Espero que no se les ocurra poner en el escenario blanco del árbol dorado con agua pulverizada un letrero que diga "...et super hanc petra edificabo Ecclesiam meam".

Resultaría patético.


+T.

19 comentarios:

Un ronin católico dijo...

Sería bueno comparar el escenario con aquella escena de la Misa comunión del congreso eucarístico en Buenos Aires que nos ponía Hugo Wast en el Kahal. Así vemos como distintas épocas han visto y vivido sus actos multitudinarios y la unción que se respira en cada una, aunque aquella fuera en fantasía novelada de una realidad y esta en realidad que sueña una fantasía.

Anónimo dijo...

Semper Fidelis dixit:

Despúes de las bacanales juveniles del universo mundo Madrid, sólo va a quedar la montaña de basura y detritus como recuerdo. Espiritualidad? Vocaciones? O la promesa de agarrar novia? Qué pobre vendedor es el señor cardenal Rouco , si tiene que echar mano de esos pobres argumentos para su vendernos su "pet project". Y encima, las componendas inconfesables con el régimen sociata para allanar el camino. Valdrá la pena? Unos cuantos días de gritos, tamborazos, guitarrazos desafinados, misas descafeinadas, bailes frenéticos y quizás no pocas doncelleces perdidas en el campamento.

Los jóvenes no tienen ninguna culpa. A la jerarquía se le acaban los argumentos del neocatecismo vaticanosegundista (modelo fracasado y exhausto) y está dejando la alternativa para que los inmaduros jóvenes decidan lo que quieran hacer, porque msr. Fisichella ha perdido la pista. O séa , que los patos les tiran ahora a las escopetas. Y todo por no querer abrir el empolvado arcón de la sana doctrina del desván.

Tiemblo al pensar en la Misa papal, con miles y miles de desvelados jóvenes, que no se arrodillarán, estarán distraídos, y de la misa, ni quien se acuerde. Y de la comunión colectiva, ya me imagino con horror a los sacerdotes agarrando las Sagradas Formas a dos manos, a puñadas para despachar rápido a los jóvenes, con comunión en la mano. Pero no hay porqué alarmarse. Eso pasa hasta en la iglesia de la esquina. O sea, más de lo mismo , hermenéutica delanoséqué, o la "deforma de la deforma". Más Juanpablismo galopante.

Anónimo dijo...

Habría que hacer una manifestación-sentada en Bayreuth por aquello que vd. dice. Desde hace ya unos cuantos años la puesta en escena es post-moderna; intuyo que para evitar una escenografía demasiado "germánica" de infausto recuerdo. En una ocasión pusieron a Wotan con gafas, estando uno de los cristales ahumados, como si tuviese alguna dolencia óptica. Y al final del gotterdamerung, personajes con vestimentas actuales paseando en corro , intuyo que deambulando sin rumbo o algo así. Pero lo mejor fue la cabalgata de las walkyrias tirándose por un tobogán.
Paradójicamente, si se quieren encontrar buenas escenografías para Wagner hay que ir a los espectáculos useños.
Y lo de la JMJ, quid magis addenda...

Fr. Juan de Inn Fok Otik

Jordi Morrós dijo...

Insisto en lo que ya he dicho en alguna otra ocasión: ahí hay madera de escritor.

Me atrevo temerariamente a emular al autor. Quizás podríamos llamar a la escenografía de estos encuentros: "Iglesia de quita y pon" o "Iglesia de pinypon", con Web y todo http://www.pinypon.es/

Me duele sin duda escribir esto, pero la realidad de los tiempos es la que es, y las JMJ empezaron en 1986 y parece que de momento aún hay cuerda para un cierto tiempo.

Anónimo dijo...

Absolutamente brillante el artículo, debo decir. Suena convincente, pero es, en un sentido, falso. Como todas las romerías bien montadas, esta se inserta en procesos pastorales de mayor alcance: grupos juveniles, movimientos, etc. La inmensa mayoría de los asistentes serán jóvenes católicos que pertenecen a organizaciones.
Luego esos jóvenes se van haciendo mayores, y van asumiendo desde la fe los aspectos más profundos y oscuros de la vida. La fiesta adolescente les sirvió cuando eran adolescentes. Después tendrán que aprender otra teología para otras responsabilidades.

Terzio dijo...

Inteligente el comentario, debo decir. Suena convincente. Salvo por la extrapolación de minimos y máximos: La juventud vinculada seriamente (algunos con vocación) a determinados grupos católicos representa un porcentaje mínimo cuya perseverancia se garantiza fuera y aparte de las jmjs; la mayoría, sin embargo, de la juventud asistente recibe un 'flash' deslumbrador y desmontado el escenario siguen desacarriados como ovejas sin pastor.

La JMJ es un montaje supérfluo para los buenos y un despiste peligroso para los regulares. Por su parte, los circunstancialmente asistentes serán circunstancialmente impactados, con un efecto que les durará lo que tarden en recibir otro fogonazo qie les impresione, a veces contradictoriamente, con disolución de las impresiones anteriores (jmj incluída).

'

Antonius dijo...

Si lo que buscan es "impresionar" entonces ¿por qué no predican el Evangelio en su totalidad? Por ejemplo, predicar el infierno impacta una barbaridad, eso si que es impresionar, y no estas inútiles tonterías post-modernas. Claro, pero ¿creerán los responsables de todo esto que existe el infierno? ¿Y si creen por qué no hacen lo mismo que hacía Jesucristo? A saber, predicar incansable y casi diriase desesperadamente el peligro de muerte eterna en que se encuentra nuestra alma y cuyo único posible Salvador es Jesucristo Nuestro Señor atendiendo a Su Palabra, creyendo en El y perteneciendo a Su Cuerpo Místico, cumpliendo los Mandamientos del Padre, obedeciendo a la Santa Iglesia y creyendo en el dogma de fe que el Espíritu Santo comunica a la Iglesia. ¿Se hará una sola mención al infierno entre tanta fiesta? LO DUDO.

Anónimo dijo...

con que sustituimos el jmj la juventud esta habida de saber el camino con que lo podemos sustituir que impacte a la juventud CRISTO siempre es atractivo,

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice a ANTONIUS. No LO DUDE puede estar seguro de que no sucederá tal cosa. Aunque casi es mejor porque si lo citaran, que va a ser que no, sería para desvirtuarlo.
Y no sólo por falta de Fe sino también de sentido común, por pensamiento débil. Huyen del misterio -la eternidad de las penas del Infierno- para caer en el absurdo de un mundo en el que el tantas veces repetido triunfo de los malvados se va a prolongar eternamente con la salvación automática que hoy es doctrina común.
Es tristísimo pensar en que si este despliegue oceánico de todo tipo de medios en vez de emplearse en montar ese castillo de fuegos artificiales se orientara a recuperar un Catecismo de verdad o en fomentar la práctica de los Ejercicios de San Ignacio se haría un bien inmenso que al parecer ni se plantean esos eclesiásticos irresponsables que tenemos que padecer.

Esperanza dijo...

A estas alturas (falta menos de un mes), yo sólo pido que la seguridad del encuentro sea más "sólida" que el escenario de marras.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice a RONIN: Me parece que comparar el Congreso Eucarístico de Buenos Aires con la JMJ es una buena idea para mostrar que nadie aquí es opuesto a actos masivos -podíamos también hablar del Congreso E$ucarístico de Barcelona con el Dr. Modrego- sino a este tipo de actos masivos: maquillaje para disimular lo que se debía hacer y no se hace (Entrevías y sus profanaciones, por ejemplo, en el caso de Rouco).

Cesar Augustus dijo...

Hola.

Soy un lector desde hace un par de meses. Este es mi primer comentario.

He ido siguiendo los "post" sobre la JMJ que ha venido escribiendo, y yo como joven, no me siento identificado con tales cosas ni me atraen... es como lo que se vive a veces en los grupos de pastoral juvenil a los que asisto. Será por eso y otras razones que cada vez me intereso más por la Tradición Católica.

Bendiciones.

parvulo dijo...

Creen estos eclesi'asticos desbravados y aguados y desnaturalizados que pueden competir con este mundo en su propio terreno, y ganarle. Y despu'es de asimilar buena parte de las ideas mundanas ahora quieren entusi'asticamente asimilar tambi'en las formas. Es curioso que despu'es de disolver precisamente las formas, las lit'urgicas, se entreguen ahora a esta otra liturgia multitudinarias.

Anónimo dijo...

Un lector dice:

Es mucho más grave que un "escenario efímero"... Se trata de un montaje que llevará CINCO colinas y en la principal, donde estará el altar, pondrán no "un árbol" inocente, sino nada menos que la ACACIA MASÓNICA, y en color dorado...

Toda la simbología es CABALÍSTICA.

A ver si nos entendemos...

Hermenegildo dijo...

El caso es que el arquitecto que ha diseñado el escenario papal de la JMJ es miembro numerario del Opus Dei. Su arquitectura religiosa ya ha sido analizada en este blog:

http://exorbe.blogspot.com/2010/06/algun-gen-mutante-invade-y-transforma.html

Sugerencia dijo...

¿muy gay o muy guay? es que no es lo mismo, precisamente

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a CESAR AUGUSTUS:Da Vd. en el clavo, esa es la respuesta a la crisis: la Tradición católica. Porque como decía según creo San Ireneo: Mi futuro es mi pasado.

Anónimo dijo...

No se ponga así, D. Terzio. Me gustaría ver qué se le ocurriría a usted para ese evento. Sea un poco más positivo y más flexible, hombre! La gente que va a estar allí tiene 40 ó 50 años menos que usted, y probablemente les parecerá bastante bien lo que se ha hecho.

Anónimo dijo...

que tiene que ver que tenga 40 o 50 años menos, una consciencia bien formada tiene sentido común y buen gusto que es atemporal y eso no lo tienen hoy día los jóvenes.