martes, 14 de junio de 2011

Entusiasmos, excesos y nuevas formas de culto



Me han enviado este youtube con el que abro el articulete. Ni sabia que existía el movimiento que organiza esas movidas ni tampoco que hubiera algo como esos actos llamados 'cielo abierto'. Echen ustedes un vistazo al youtube, y háganse algún juicio.

Aparte la estrámbotica introducción que hace el 'predicador' al comenzar el video, con gestos y expresiones bastante estudiados (no sé si ritualizados) el reportaje que sigue es de por sí elocuente: Escenario, músicos, cantantes, fieles-espectadores, obispo y sacerdotes celebrantes, animadores. Parece ser en torno a la celebración de una Misa, y luego la custodia con el Santísimo expuesto. Hasta aquí, lo que llevo apuntado podría valer como resumen de una Hora Santa, un turno de Adoración Nocturna o un Jubileo de las Cuarenta Horas. Sin embargo, la composición de lugar, las formas y la estructura, digamos, celebrativa del 'cielo abierto' difiere tanto del culto tradicional católico que no es exageración si deducimos que estamos ante una nueva forma de culto.

Si es una nueva forma de culto, ¿implica también un nuevo concepto de fe? Me refiero a la aplicación del principio lex orandi-lex credendi, se reza lo que se cree y se cree lo que se reza. ¿La fe y la doctrina sobre el Santísimo Sacramento se ven alterados por esas formas que suponen una apreciable variación de la forma tradicional del Culto Eucarístico?

Desde su aparición la Iglesia distinguió muy claramente el culto al Santísimo Sacramento de otras manifestaciones cúltico-devocionales: El Sacramento expuesto tiene un ritual propio, con cantos, preces y rúbricas que distinguen este culto de otros.

Contrastando con lo que se ve en el youtube del 'cielo abierto', en la exposición del Santísimo Sacramento se enfatiza la centralidad atractiva del Corpus Domini expuesto en la Custodia (o contenido en el Copón, si se trata de exposición menor), de tal manera que el ministro (sacerdote o diácono) apenas tienen otro 'protagonismo' que el de servir al acto de culto en sí, como ministros, en su cometido estrictamente litúrgico. A lo sumo, en caso de celebrarse el Manifiesto en o durante un acto de culto 'marco' (una novena, un octavario, una rogativa, un turno de Adoración Nocturna, etc.), el sacerdote podrá predicar o platicar o dirigir una meditación, pero todo ello con la contención devocional que impone el Sacramento expuesto y siempre en referencia a la Presencia del Señor Sacramentado.

Sin embargo, en ese acto del 'cielo abierto' intervienen personas que 'descentralizan' el culto al Santísimo al imponer de forma muy destacada su participación en el acto, ya sea cantando, ya tocando instrumentos, ya animando a los fieles presentes.

El silencio y el recogimiento adorante que tradicionalmente caracteriza a los actos de exposición del Santísimo Sacramento se han transformado en una explosión sentimental, con ambietación musical y efectos escenográficos. ¿Qué se imita, en qué modelos se inspiran? Obviamente no en las formas litúrgicas católicas.

El escenario, la música, la iluminación, el ambiente, la misma estructura del recinto y su espacio entorno, todo se asemeja a modelos no-litúrgicos. El efecto es el mismo que el que podemos encontrar en una sala de espectáculos, un auditorio de música pop, incluso uno de esos llamados 'conciertos' rock. Viendo la grabación, casi se espera que los presentes enciendan sus mecheros y se balanceen al ritmo estupefaciente de la música, con las llamitas encendidas. ¿Esas formas son compatibles con ese culto, un culto al Sacramento?

Una dimensión inherente a todo culto religioso es su intencionada y deliberada separación de las formas profanas, no sagradas, para demarcar y resaltar el hecho sagrado en sí, que no debe confundirse con los elementos de la vida y el mundo profanos. Adoptar formas, maneras, elementos, estructuras que previamente se identifican con actos muy determinados y reconocibles (espectáculos, música, artistas) inducen a la confusión. Una confusión que incluye ciertos mensajes implícitos que devaluan lo sagrado al degradarlo al plano de lo profano.

Todo vale y todo es apto. Este es uno de los postulados que fundamenta gran parte de las desviaciones y abusos litúrgicos del post-concilio, con la consecuencia de la adopción/aceptación de cualquier cosa, medio, circunstancia, ocasión, etc. y su incorporación a la liturgia católica. Nada se excluye, todo sirve.

Esta tesis hace que la muy problemática reforma litúrgica post-vaticano2º no cese y continue activa, con las desgraciadas consecuencias que se pueden comprobar en escenas y actos como el del youtube que comento. Item más: En cuanto tales supuestos se han asumido y son el santo y seña de los liturgistas en acción, la expansión de la degradación se ha quasi institucionalizado, como una de esos demenciales partidos que se definen institucionalmente revolucionarios.

El otro mal que acompaña a esta demodelora tendencia es el protagonismo patológico que suele afectar a nuestros obispos, quizá otra mala influencia del juanpablismo: Un obispo católico del siglo XXI necesita darse baños de multitud, de juventud, de escenario. Si no, no se ven 'realizados' como obispos. Y por eso la complacencia episcopal para este tipo de actos de culto-espectáculo de masas, y su propagación.

De la parte logística, de lo material, de lo financiero, de costos y gastos y cuentas y esponsors y demás, no hablaré. No hablo porque no sé. Pero me imagino horrores tras los escenarios, sordideces y enredos de folletín negro. Muy oscuro, quiero decir.

Para rematar el articulete con una muestra autóctona, made in Spain, les atormento (con la venia) con otra muestra JMJ, para que vean ustedes el concepto de 'parroquia ideal' que late en las mentes pastorales de nuestros obispos:



Es el ensayo parroquial de una 'propuesta de himno jmj'. Miren al de la guitarra, miren al cura, miren al coro, miren a los niños, a sus papás y sus mamás, a la abuelita de la silla de ruedas. Miren qué ambiente, miren qué comunidad, miren qué espiritualidad, miren qué Iglesia.

Y búsquense un hombro para llorar un buen llanto católico (preferiblemente el hombro de un cura-cura con sotana, fajín y birreta, si tienen ustedes esta gracia a su alcance (y si no, ¡¡¡búsquenla!!!!)).


+T.

19 comentarios:

Juan Eduardo Ighini dijo...

No pude terminar de ver el vídeo. No lo toleré. Se siguen impostando formas extrañas (profanas) al culto católico con fines pastorales/masificadores.

La Iglesia, con su Obispo a la cabeza, presenta manifestaciones defectuosas y poco creíbles de expresiones populares alejadísimas de la liturgia. Se impone a la fuerza por sobre la objetividad noble, la emotividad contenida, la embriaguez sobria, de la ltiurgia católica, una sentimentalidad particular.

Daría risa, si no diera pena.

YORCH dijo...

Como efecto del Vaticano II hay numerosos grupos aprotestantados dentro de la Iglesia: una anécdota, hace unos 2 años, mi mamá y yo fuimos de vacaciones a Zacatecas, aqui en México, una hermosa ciudad colonial con numerosos monumentos de los siglos XVI a XVIII y llegamos a visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima, una joya neogótica de cantera rosa, iniciada su construcción hacia 1880 (como el parlamento inglés) y terminada en 2004; cual sería la sorpresa al abrir la puerta para entrar con encontrarnos a tan hermoso y en apariencia solemne templo para encontrarnos las bancas llenas de jóvenes de 18-25 años cantando al son de guitarras y echando porras ¡Cristo! ¡Cristo! o ¡María! ¡María! o ¡el Papa! ¡el Papa! mi mamá incluso se espantó ante lo que creía era un templo de secta evangélica. La verdad, una tristeza ver un templo tan hermoso convertido en sede de un show ridículo e irrespetuoso, propio de Testigos de Jehová, Pare de Sufrir y demás grupos made in USA que lucran con la fe.

Anónimo dijo...

Semper Fidelis dixit:
Y allí parara, páter. El paradigma de los progresaurios es que todo evoluciona. No puede haber parálisis, para ellos, la inactividad es la muerte, como los tiburones, para poder respirar, necesitan avanzar. Lo que comenzó con una puntada del cardenal belga Suenens, de hacer una cruza híbrida entre el pentecostalismo y el catolicismo, lo que resultó en el engendro que vemos hoy día. A ciencia, conciencia y paciencia de las jerarquías, que incluso parecían fomentar inexplicablemente estas mojigangas. Como en los abusos sexuales, en los cuales , las autoridades tuvieron que exhumar la tumba de Suenens, que Dios lo haya perdonado.

Y parieron el escándalo, que a hoy día se ve así, en Charismania:

http://www.youtube.com/watch?v=a5CwBeeoGi0

Es prácticamente una forma de sugestión hipnótica, que puede atrapar hasta el mas pintado. Los ritmos, los aplausos cincopados y la voz del animador, fríamente estudiada y bien utilizada, deja a los fieles como zombies. Se le dió alas al movimiento carismático nacido en California , USA, a principios del siglo XX. Y se les creó la universidad "franciscana" de Steubenville, donde entrenan en todas las técnicas para marear incautos y captarlos. Son más fáciles de manipular. Lo mismo que hacen los protestantes. Todo lo que se aleje de la sana doctrina, esta histeria colectiva, esta sugestión hipnótica está apoyada desde arriba. Mientras más ritos, mejor, entre más bizarros, mejor. Alguien quiere rap "católico"? De todo hay en el valle posconciliar y de mí se acuerdan en las jornadas ésas de la jumentud. Un saludo, dom W+.

Anónimo dijo...

El cura hace de animador girl-leader haciendo la coreografía con las palmas. Casi se me saltan las lágrimas. El Via Crucis infantil del templo es para resucitar a la Santa Inquisición y procesarlos a todos por irrespetuosos. Aunque con tanta guitarra (obsérvese que la primera banca esta llena) y pachanga eso se ha convertido en pecata minuta. El umbral de "abuso liturgico" va a acabar siendo algún acto sacrílego, y ni siquiera así, se considerará como una creatividad audaz y sincera.

Rafael dijo...

Francamente, me gusta más el canto gregoriano y la ceremonia litúrgica que se puede ver en el Valle de los Caídos, por ejemplo. Por cierto, a los monjes de este lugar los persiguen, los acosan, los quieren echar. Hasta ahora no lo han conseguido, dada su tenaz resistencia. Espero que no sean ciertos los siniestros rumores de que Rouco está dispuesto a sacrificar el Valle de los Caídos en favor de la JMJ. Y si estos siniestros rumores fueran ciertos, espero que el Sr. Rouco no se salga con la suya. Yo no pierdo la esperanza.

ELIAS dijo...

La verdad es que sí, es para echarse a llorar. "Dichosos los que lloran porque serán consolados". Sobre los curas de sotana, fajín y birrete, los de toda la vida, habrá que pedirle al dueño de la mies que nos envíe muchos y santos. Un saludo muy especial.

Jordi Morrós dijo...

Sobre el primer vídeo me abstengo, entre otros motivos porque me imagino que es fruto de unos parámetros culturales muy diferentes de los que me acostumbro a mover.

El segundo, de Torrevieja (vamos de aquí al lado), me podría preocupar un poco más.

Me considero un progresaurio como dice "Semper fidelis", pero a lo último que me apuntaría es a un show de estos (con perdón, ya que se trata de una liturgia). Antes me apunto a una misa toda entera cantada en gregoriano, o a una misa en latín en la Cartuja que cayera más cercana.

Revio dijo...

Mejor bonete que birrete, y tal vez mejor sin fajín,... conforme a lo que ha sido costumbre en nuestra España.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Todo esto es un signo elocuentísimo de la decadencia de la Iglesia Católica que es urgente rectificar. Porque no hay institución en el mundo que tenga un patrimonio musical semejante al de la Iglesia como para caer ahora en estas vulgaridades.

Capuchino de Silos dijo...

Me ha pasado exactamente igual que a Juan Eduardo. No he podido ver los vídeos en la totalidad.

Si esta es la iglesia de los pequeños y de los jóvenes de hoy, no puedo con ella.Me pone de los mismos nervios.

Recuerdo hace poco una Misa en latín con guitarreo y por poco me hago budista.

¿Por qué no escribe escenas costumbristas de su pueblo? Yo, personalmente, se lo agradecería.

Anónimo dijo...

Semper Fidelis dixit:
Las denuncias hechas por bloggers valientes han tenido algo de efecto en los que toman las decisiones. Antes todo era caso juzgado, a callar y obedecer. Ahora Roma hasta ha hecho una conferencia para blogueros católicos, consciente de la importancia de este medio de ahora en más.

Y veo muchos jóvenes que se están incorporando a la lucha por la restauración de la Iglesia, seminaristas incluso.

Hay una ofensiva el día de hoy, mal llamada la "nueva evangelización", ad intra, enfocada a los fieles para convertirlos en kikos, carismáticos, focolares , capitaneados creo por el inefable msr. Fisichella, todo ello muy poco ortodoxo, en lugar de enfocar las baterías a retener a católicos fríos, a traer de vuelta a casa a los alejados y porqué no, a llevar la verdad de la salvación a los protestantes, musulmanes y judíos. Saludos, páter W+.

Anónimo dijo...

Sin palabras.

Así va la Iglesia Católica, para espermentos protestantes los originales, con sus danzas, músicas y payasadas.

Como diría Trillo, manda huev..s!

El problema es que este virus se contagie...

párvulo dijo...

Y la nave va... y la inercia parece irresistible. LA CONFUSIÓN ES ESPANTOSA. Sobre todo la de quienes confiando en el timonel no saben si, cuando éste da una de cal y una de arena, lo hace porque es coaccionado por fuerzas que no puede controlar (y eso es un horror) o porque ha dirigido motu propio el timón hacia las rocas (y eso es un horror mayor). Hoy sin ir más lejos leo que la fundación Vaticana Joseph Ratzinger ha premiado al archi-hereje Olegario González de Cardedal. Hay en infocaótica un par de artículos de nuestro amigo J. M. Iraburu, donde pone a caldo al premiado, y habla incluso de "terrorismo verbal". Hoy sin embargo dan la noticia de forma aséptica y los comentarios son todos elogiosos. El mismo gordo orondo (Terzio dixit), que en su día se apuntó a las críticas, hoy está perfectamente mudo.

Lo siento pero cada vez me considero más radical, más intransigente, más pre-conciliar y más católico. Y si no llego al nivel de la Iglesia que quiero, que el Señor se apiade de mí. Pero esta "Iglesia" a medida de pijos, progres, herejes, liberales y masones no la soporto ya.

Anónimo dijo...

Para Párvulo, que dice...

"LA CONFUSIÓN ES ESPANTOSA. Sobre todo la de quienes confiando en el timonel no saben si, cuando éste da una de cal y una de arena, lo hace porque es coaccionado por fuerzas que no puede controlar (y eso es un horror) o porque ha dirigido motu propio el timón hacia las rocas (y eso es un horror mayor)."

El apellido TAUBER, ¿no le dice nada?

Mino Pecorelli.

Anónimo dijo...

Esta no es la iglesia que yo necesito para enjuagar mis lágrimas y mis pecados, la que me dé el aliento para seguir,
yo quiero encontrame con la que parió en el pasado a músicos gloriosos como el sevillano Guerrero, Tomás luís de Victoria o Cristobal de Morales para mayor honrar a Dios.

Con su permiso, padre, le dejo esta música que serena el espíritu.
Que falta nos hace.

Lamentabatur Jacob


@ Torrijitas

Hermenegildo dijo...

En España, los sacerdotes no usaban fajín.

Terzio dijo...

He dicho fajín, no he dicho España.

He dicho birreta, no bonete.

De todas maneras, en España, por ejemplo, jesuítas y claretianos llevaban fajín.

-

Mendrugo dijo...

«La Eucaristía es ante todo una exultación, una respuesta a Dios [...]. La aparición de Dios provoca inmediatamente en el hombre una respuesta. Esta respuesta es la Eucaristía. La palabra Eucaristía, para la mentalidad común y en la práctica, es solo un sinónimo de las especies eucarísticas: el pan y el vino, y en particular la Hostia reservada en el Tabernáculo. Pero esa acepción del término es incorrecta: eso son solo las especies eucarísticas. No es ese el sentido original de la palabra Eucaristía, el que tenía como veremos para la Iglesia primitiva. Para ellos, Eucaristía era principalmente lo que expresa la palabra hebrea berakàh. Eucaristía es esencialmente la respuesta a la intervención de Dios. La intervención de Dios provoca inmediatamente una respuesta exultante, una fiesta. El corazón de la Eucaristía es la exultación, la alegría, la fiesta, un gozo impresionante. La intervención de Dios en María se traduce en Ella en el Magníficat (cfr. Lc I, 46-55). El Magníficat es una berakàh, una verdadera Eucaristía: una respuesta de júbilo. [...] La Eucaristía es esencialmente una respuesta, una proclamación, una confesión y una acción de gracias a Dios por Su Palabra, que es acción, realizada en una acción sagrada.»

Directrices para los equipos de catequistas del C.N., vol. I. Fuente (vía).

Anónimo dijo...

Mendrugo, gracias por tu aporte. Porque pone el dedo en la llaga. No se trata de "parámetros culturales diferentes" como dice ingenuamente Jordi u otros como él. Esto es muy grave, se trata de un auténtico cambio en la teología. Y el movimiento neocatecumenal es una expresión de este cambio no tan lejano. Todos aquellos que no pudieron terminar de ver el video sepan que lo tienen incrustado en sus parroquias. Lo han visto y quizá lo han soportado ya, en otra modalidad menos manifiesta. Da igual. El virus está latente, solo tiene que desatarse.

Alea iacta est.

Celebren la misa según el rito de San Pío V. Es el único antiviral a su alcance. Su salud espiritual está en peligro, no escatime en medios.