martes, 15 de febrero de 2011

Tontorrino se pregunta


Mis antipatías son intuitivas, viscerales, profundas, sintomáticas; como las de todo quisque. Por eso no son razonables ni susceptibles de explicación. Sirva esto de aperitivo para lo que sigue sobre Fisichella, Rino.

El monsignorino (y va que que se las pela en la carrerita para ganar capelo y saya púrpura) anda suelto por España. En una de esas comparecencias ad casum que parecen que se traman para lucir al elemento en cuestión, va y suelta esta preguntita (retórica, presumo):

“¿Por qué sólo los musulmanes pueden decir que su religión es la verdadera?”
Por tu culpa y la de todos los monsiñorinos como tú, desde que renunciásteis (os negásteis) a proclamar que sólo hay una Salvación y un Salvador. Dejásteis la cátedra vacante y ahora os quejais porque la ocupa un muláh con bomba para explotar y cuchillo para degollar (con quien - por otra parte - estais dispuestos a sentarse y tomar tés con yerbabuena, a visitar sus mezquitas, y a darles besitos al Corán, para que quede claro-clarito-claro lo poquito que creeis en lo que hay que creer).

¡Mentecato Tontorrino! Arlequino de la pantomima curialesca, artista de la cuerda floja y el paonazzo. Tan suelto de ademanes, tan resuelto en los decires, tan explicado y bien gesticulado. Tan anillado, tan mitrado, tan romanesco, tan compuesto con sabor italiano a tartuffo, tuttifrutti y tiramisú.

Dice, polichineleando, cachiporreando, amagando puños en su tabladillo titeril que:
¡Basta ya de lo religiosamente correcto y del control del lenguaje!
Él, precisamente él, Fisichella en carne mortal y lengua parlotera.

¡Madonna!!!  (acompáñese la pía exclamación con gracioso meneo de la mano articulando la muñeca con movimiento arriba-abajo a la vez que se juntan las yemas de los cinco dedos formando piña; hágase con las dos manos a la vez, sincronizadamente, para conseguir el efecto).

Y no digo más.

¡Qué más voy a decir!

+T.

13 comentarios:

Madri leño dijo...

A semejante ignorante, y en función de las "sólidas bases" de sus creencias que se traslucen con semejante cuestión habría que preguntarle ¿Por qué no continúa su fulgurante carrera como doctor de la ley coránica?
Enemigo que huye, puente de plata. ¡Ale! ¡Ale! Tanta gloria lleve, como paz deja.
Muy bueno lo de tontorrino, Páter.

El Espectador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

No comprendo a estos sujetos que se rasgan las vestiduras, como Pablo VI cuando hablaba de la autodemolición de la Iglesia pero al NO igual lo dejó avanzar...veian el mal pero no actuaban, sencillamente a estos no les creo nada.

Antonio Rivero dijo...

De acuerdo Don Terzio aunque tengo ciertas objeciones. Que sea la única religión verdadera el catolicismo no significa que sea la única forma de salvación por medios humanos.

No me imagino a Dios juzgando en función de un bautizo formal para adjudicar la pena eterna. Hay que tener en cuenta que la fe es un don, no una elección simplemente y como tal no solo depende de nuestras instancias terrenales.

A pesar de todo comparto con usted la idea de que esto se ha vuelto un desmadre que ha dado ciertamente un empujón al relativismo cultural y religioso.

Un Saludo

Terzio dijo...

Estimado A. Rivero: Me dejas patidifuso con el pedazo de herejía que acabas de decir!!!

¿Hay, existe, es posible algún tipo de salvación que sea por medios humanos? Lo que insinuas estaría cerca del antiguo pelagianismo, o incluso más allá.

El final de S. Marcos es muy claro: "...el que crea y se bautice se salvará", dijo el Señor. Los medios sobrenaturales (no humanos, ni dependientes de factores, voluntades y/o capacidades humanas) por los que Dios puede salvar a los hombres pueden, teóricamente, ser infinitos, pero, de hecho, la única salvación prevista ab aeterno y consumada en la historia es la de Cristo, cuya dispensación sacramenal ha sido confiada por Cristo mismo a la Iglesia.

'

genjo dijo...

Una pregunta. ¿Podría, entonces, decirse que, aún salvando Dios a los hombres por los medios que El tenga a bien, el único medio de salvación que nos es conocido y propuesto es la fe y el Bautismo?

genjo dijo...

D. Terzio, le ruego me indique si es acorde con la doctrina lo que sigue.
La única forma de salvarse es en Cristo.
La única forma conocida y que nos es propuesta de incorporarnos a Cristo es en la Iglesia Católica.
De otros medios que Dios pueda utilizar no tenemos conocimiento cierto.

Terzio dijo...

Si, Genjo: Esa es la fe de la Iglesia, consecuencia del Dogma de la Redención. Una fe proclamada sin ambages hasta el Vaticano IIº y después "tamizada" hasta la confusión más desconcertante (el Asís juanpablista fue su hito más señalado, de hecho; pero circulan mil y una pseudo-doctrinas, passim, en tantos otros documentos de distinto nivel, procedencia y valor).

'

Anónimo dijo...

Magisterium vacantes? Generalmente hoy día podemos encontrar algún teólogo que desmienta lo que otro afirma. Igual en sacerdotes, obispos , cardenales. En qué o en quién podemos creer ahora?
La nueva ola posconciliar ha sido un desastre ininterrumpido. O si se interrumpe, es para agarrar más fuerza y arrementer con renovados bríos. Fisichella o comquiera que se llame , es un cartucho quemado. Ya debería estar en un psiquiátrico o tomando el sol en alguna playa, desfrutando de un retiro temprano y forzoso , para no hacer más daño.
Dom W+, me parece mejor que se haya hecho su blog independiente, que no le amordace alguno de esos testaferros mercenarios. Un saludo, páter.

Antonio Rivero dijo...

Si estoy de acuerdo Don Terzio, lo único que pasa es que he dado a entender mal los términos. Cuando digo medios humanos me refiero a una vida moral sana, es decir acorde a la ley natural. De todas maneras yo también lo veo así, ¿De que sirve proclamar la ley natural a los no creyentes si el cumplirla no te da la garantía (entienda el termino tosco) al menos de cierta benevolencia?

Yo, aunque también será que me da pena no encontrarme en el cielo con aquellos amigos no creyentes (o encontrarme con ellos en el infierno), pienso que aunque la salvación es una, admite una cierta gradación (entiéndase) y aunque Jesús sea el camino, pienso que hay modos sin estar en comunión con la Iglesia, que nos permite ser virtuosos y ser al menos dignos de ser admitidos en la Iglesia triunfante por vencer al demonio y al pecado a efectos naturales. Estoy de acuerdo, el único medio conocido es la cruz, pero a la vez hay que dejar una puerta abierta a aquellos no creyentes que pudiendo ir al abismo, puedan por lo menos vivir acorde a la ley natural (excluyendo los tres primeros mandamientos). Por eso, aunque estoy en contra del ecumenismo-relativismo, promovido por ciertas instancias de la iglesia, también veo cierta apertura ante los no creyentes. Y después hay un problema gordo, pues Dios que juzga el bien o la bondad de las acciones, pues al igual que un loco mata y se le exime de culpa, un enfermo de la conciencia ¿como se le juzgarán sus pecados?; el ateo que cree que hace lo verdadero ¿como se le podrá imputar la maldad de sus acciones si honradamente creyó que no había nada después de la muerte?

Le pregunto todo esto porque en verdad, en torno al tema de la exclusividad de la salvación yo veo muchos problemas y virtudes que convergen en el plano de la buena intención y divergen en el resultado objetivo de dicha acción.

Un Saludo y corríjame la herejía, que no me importa para nada ver el error de mis planteamientos.

Terzio dijo...

Antonio, me da la impresión de que tienes un lote de cuestiones, pero el blog no es lugar para contestarlas; espero lo comprendas.
La voluntad salvífica universal de Dios es también dogma de fe : Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Los medios son muchos, pero todos se concentran y convergen en Cristo el Señor; y en dependencia de Cristo, la Iglesia.

Desvalorizar u obviar estos principios es una de las sin-razones de la falsa teología que pulula en la obras de muchos autores (y en el silencio de muchos pastores).

'

berta dijo...

Me emocionan y me llenan de mucho gozo las respuestas que da a Genjo y Antonio., solo el que sabe puede responder de esa manera....La voluntad salvifica de Dios tambien es un Dogma de fe, me encanta. El Señor le siga bendiciendo.

Joaco dijo...

Pues yo su antipatía en este caso la veo razonable y razonada, no sé por qué dice Vd. que es intuitiva y visceral.