sábado, 11 de diciembre de 2010

Las poco claras clarisas de Lerma


Hoy ya no son clarisas, conque debería haber titulado "ex-clarisas". Una pérdida de identidad que estimo lamentable. Y que sospecho (y no sé más, sólo intuyo) habrá estado oculta/latente desde hará algún tiempo, el que hayan necesitado para desconfigurarse y pasar a conceptuarse otra cosa, un algo nuevo que no quiere ser reconocido según el estilo espiritual de Stª Clara.

El año pasado me chocó bastante este youtube con la escena de la visita del p. Cantalamessa a las clarisas de Lerma:




Ni me cae en gracia fr. Rainiero Cantalamessa, ni me gustó el ambiente de las monjas. Da capo: Desde el ósculo entre la monja y el fraile, hasta el ridículo saludo de despedida del fraile a las monjas.

Mantengo relación con monjas y conventos de clausura desde los años de seminario. Admiro tantas cosas y lamento algunas. Las virtudes de un convento trasminan con la sencillez encantadora de lo sobrenatural en lo más natural. Cuando late la Gracia, lo más simple se transfigura y refleja santidad, sin artificio, sin relumbrón. No flash.

Lo contrario se nota mucho. Soy enemigo del entusiasmo, cada vez más convencido. No me refiero a la exaltación del momento, el clamor de la fe viva o el golpe repentino que exulta incontenible, que tiene tanto valor por ser espontáneo, no estudiado, no replicable. A lo que me resisto, lo que detesto, es el estado de entusiasmo perpetuo, el estallido contínuo, la exultación en serie: El "estado de magníficat". No sé si me explico.

Estos estados tienen y promueven admiradores, entusiasmados que van y se dejan envolver por las chispas de la cohetería espiritual. Y quedan prendidos y se vuelven propagandistas, fans del invento, asíduos (adictos?) de locutorio. Con toda la buena voluntad que suele acompañar a la gran ingenuidad y la poca profundidad.

El carisma de la segunda orden franciscana, la de Stª Clara, ha valido tanto que, después de ocho siglos, sigue siendo atractivo y se mantiene vivo. Recuerdo la primera vez que etuve en Asís, en el Protomonasterio de Stª Clara; no olvido la impresión que me causó la monja con el rostro velado que nos contaba cosas de la Santa Fundadora como si la acabara de dejar en el claustro, tan viva era su semblanza. Traslucía un verdadero estilo espiritual. Cambiarlo (por no se sabe qué) resulta (para quienes no sabemos qué) bastante intranquilizador. Porque lo que se sabe, lo que cuentan, es, más o menos, eso que se ve en el youtube. Y poco más.

Bueno, lo más, siempre que se cuenta algo de las de Lerma, es la reverenda sor Verónica Berzosa, la madre de Lerma.

¿Estamos siendo testigos de una renovación de la vida conventual como la que enriqueció a la Iglesia en otras épocas? No sé qué decir, no soy profeta ni tengo la gracia extraordinaria del discernimiento de espíritus. Pero sé que desde hace siglos las reformas más ricas y fructíferas se han hecho dentro de las órdenes o han surgido como algo nuevo desde el principio. Empezar clarisa y derivar una novedad, no es frecuente.

Aunque hay casos, porque la Iglesia, con tanta historia, tiene un muestrario muy variado, con numerosas excepciones y hasta rarezas. Sin ir más lejos, aquí mismo, en España, recuerdo la historia, relativamente reciente, de las Mercedarias de Berriz, que pasaron de ser monjas de clausura a ser misioneras (hoy, las que quedan, son unas señoras mayores, bien arregladas, sin hábito, con ese look de monja-laica tan des-identificativo).

La historia admirable de Madre Teresa de Calcuta también empezó siendo algo que cambió después. Pero esa es otra historia, tan distinta de esta de Lerma, pienso.

Por otra parte, tengo la impresión de que esta metamorfosis de Lerma es un capítulo más de eso que yo llamo "juanpablismo" (neologismo que uso sin ánimo de descalificar, sólo con intención de describir o categorizar).

¿El futuro de las ex-clarisas de Lerma? ¡Dios dirá!

Pero ayer, cuando dieron la noticia y leí que decían que "...uno de los principales elementos de su carisma será la evangelización de los jóvenes", al punto yo me preguntaba que cómo sería eso, si la juventud que ahora brilla en Lerma será dentro de nada madurez cuarentona y, poco más tarde, edad provecta e irrefrenable senectud. ¿Qué ilusión anima ese proyecto evangelizador-juvenil?

Y recordé los versos de Bécquer, el del himno de Todos los Santos, que canta a las Santas Vírgenes consagradas con estos versos:

"...Vírgenes semejantes a azucenas
que el verano vistió de nieve y oro,
al que es fuente de vida y hermosura
¡rogadle por nosotros!..."

Agostadas, níveas, doradas, consumidas en la contemplación, nutriéndose interiormente de vida y hermosura en los veneros de un Corazón, fuente de gracias que trasciende el entusiamo de una pasajera juventud.

También se me vino a la cabeza un relato breve de José Mª Pemán, no recuerdo el título, que narra la intimidad del tiempo interior de una anciana monja de clausura.

Tuve la impresión de que lo de Lerma - sea lo que sea y lo que vaya a ser - se parecerá, pero no será ya eso.

Tampoco sé si durará 8 siglos, como la regla de Stª Clara que han abandonado.


+T.

34 comentarios:

francisco dijo...

le recomiendo que vea en youtube y en ewtn los conventos de las clarisas pobres que han sido revitalizadas por la Madre Angelica.
Es realmente increible pero ya son varios los lugares en Estados Unidos y otros paises en los que las clarisas tienen numerosas vocaciones.

Josefina dijo...

Pues no sé qué pasará... pero no me gustó ¡nada!

Anónimo dijo...

A mí me pasa con estas cosas que siempre me pregunto, ¿algo que llevaba tanto tiempo sirviendo y funcionando, ya no sirve?, ¡qué raro!, resulta que ha tenido que venir esta persona para que después de tantísimo tiempo lo descubriera.

Pero al final, lo mejor es adoptar su actitud, es decir, la de Gamaiel.

Juvenal

Museros dijo...

¡Uf! "Revitalizar".

Otra de esas palabras tan en boga que me hacen ponerme en guardia en cuanto las oigo...

ELIAS dijo...

El horario de unas autenticas monjas son: 8h. dormir, 8h. rezar y 8h. hacer dulces.

Outsider friar dijo...

Está claro que no eran claramente clarisas, desde el mismo momento en que la misma CIVCSVA pidió que clarificaran la forma de vida a la que se sentían llamadas.

Pablo Pomar dijo...

Las veroniquesas de Lerma...

Jordi Morrós dijo...

Felicitaciones por el post tan ponderado en un tema nada fácil.

Comparto las mismas prevenciones respecto al video exaltado con el franciscano-capuchino Rainiero Cantalamessa. Los caminos del Señor son inescrutables, pero tampoco lo que se desprende del video no es mi estilo.

Y una última reflexión. En Lerma habrá alguna hermana septuagenaria u octogenaria aunque sean pocas. ¿Qué les habrá parecido a todas ellas eso de acostarse clarisas y levantarse "iesu comunistas" (con perdón y con todo el respeto, pero supongo que con el tiempo será la demoninación oportuna al caso).

Soy plenamente consciente que el proceso anterior no habrá sido de la noche a la mañana, pero ha sido lo primero que he pensado al leer la noticia.

Esperanza dijo...

“Empezar clarisa y derivar y transmutarse en una novedad, no es frecuente”. Sí, y si es una deriva de 130 monjas "en bloque" es menos frecuente todavía. ¿Es que todas entraron en el convento pensando seguir a la Hna Verónica hasta la nueva congregación? ¿No prometen las monjas seguir una regla? Y esas 130 ¿prometieron cumplir algo de lo que no estaban muy convencidas? (como cuando los niños prometen algo y esconden una mano con los dedos cruzados a la espalda)…

¿cómo estarán pasando estos días (y los previos) las auténticas clarisas de Lerma?

San Isidoro dijo...

Estimado Terzio:

A mí el vídeo también me chocó - efectivamente, si una monja quiere bailar sevillanas en el convento, yo, personalmente, prefiero no saberlo -. A la vista de los derroteros que ha tomado la situación, yo, como laico católico me pregunto:

- ¿Puede una niña de 19 años discernir su vocación correctamente? Ahora no estamos en los tiempos de Santa Clara. Las personas maduran después, porque nuestra sociedad infantiliza, luego, ¿no se tendría que tomar más en serio el tema de la vocación? Eso nos ahorraría muchísimas frustraciones.

- Tras lo sucedido con Maciel, no me creo ningún "milagro de Lerma".

- La que entró clarisa, ¿cómo saldrá pertenciendo a Iesu Communio? ¿Acaso se puede trocar la vocación? ¿La vocación se escoge?

- Ahora son contemplativas, ¿cómo van a evangelizar entonces?

Que se desprecie una orden tradicional, con frutos innumerables, por un invento conservador no me convence. Las órdenes religiosas se han reformado endureciendo la regla, no convirtiéndose en otra cosa.

Espero que todo esto acabe bien.

Terzio dijo...

Una vocación puede estar en sazón a los 19 años, perfectamente; incluso antes. Ahora, en estos tiempos, también. Personalmente, prefiero probarlas según como sea el caso y sus circunstancias, pero las vocaciones verdaderas se reconocen, siendo la edad un condicionante más, pero no un obstáculo a priori.

Nada más gracioso (con gracia) y simpático que un costurero de monjas a la hora de la recreación. En nuestras clausuras se bailan sevillanas, y las hnas. de la Cruz bailan sevillanas, y en los conventos alemanes bailarán polkas o lo que bailen por allí, eso siempre se ha hecho y son expansiones muy recomendables. Pero no se hacen para la galería (como ese youtube) ni trasciende más allá de las propias paredes del convento. Lo que me hace mala impresión es ese "juego" de manos con ritmo-canto que vale para un fuego de campamento (campamento chic-guay de pavitas pijas catoliquitas) pero deja en evidencia - entiendo yo - a las monjas de Lerma. Cuando te dan más datos sobre procedencia, ambiente, relaciones etc. uno comprende que aquello no haya soportado el estilo más severo de las verdaderas clausuras, que no son, precisamente, una peli Walt Disney de princesitas con toca.

¿Enamoradas? No digo que no. Pero el enamoramiento - también el sacro - es algo pasajero, ¿o es que eso no se les advierte? Una cosa es enamorarse y otra amar con amor consagrado, que es distinto.

La impresión que dan las de Lerma es muy simpática, pero muy light.

Sobre el cambio-metamorfosis, ya digo que eso no es cosa espontánea. Ahí tiene que haber habido mucha deliberación, determinación (impícita y/o expelícita); y consejeros, adelantadores, embajadores, procuradores, acompañantes, deslindadores, avisadores...etc.

Así que valga lo que digo, que las cosas no se han hecho a las claras. ¿Que podrá ser un invento excelente para chicas con vocación de ese estilo? No digo que no. Lo que digo es que la impresión que dan es que dejan una orden sólida (que siempre se puede reformar sin dejarla) y escojen ser una novedad que no se sabe qué pueda ser (aunque, evidentemente, algo tendrán en mente sus ideadoras; o la ideadora única, si es que todo depende de la reverenda sor Verónica).

Una última cosa: Lo de Maciel es una anécdota y un caso típico de pecador/pecado intra eclesial; cada época ha tenido el suyo y hay que reconocerle la gravedad que le corresponda pero sin darle más peso que el que tiene, porque la Iglesia no depende tocante a la santidad de sus vocacionados de ningún Maciel, y ni un batallón por el estilo le puede mermar entidad sobrenatural y sustancia sagrada a una verdadera vocación eclesiástica.

'

Javier de Navascués dijo...

Tengo una hermana en Lerma desde hace doce años. Al ingresar era una persona normal. Desde que está allá, es una persona normal con un añadido: es, además, una de las personas más rotundamente felices que conozco.
Dicho esto, entiendo las prevenciones que suscita un cambio de esta naturaleza. Más aún: por razones obvias, me siento más cercano que la mayoría en la inquietud que pueda provocar. No se trata sólo de una preocupación por las clarisas (a las que conocí y aprendí a querer)o por una iniciativa de la Iglesia. El futuro de la nueva orden es también el de la felicidad de mi hermana.
No obstante, me gustaría destacar que, si no nos fiamos de unas monjas (a las que algunos de los que aquí han opinado reconocen no haber visto más que en video), al menos fiémonos del Vaticano. La historia de la Iglesia es muy complicada. Cierto que ha habido malos fundadores, pero también muchos otros muy santos. Siempre ha habido desencuentros y, por cierto, siempre ha habido contradicciones, críticas y prejuicios dentro de los católicos (y buenos católicos, además)ante una nueva iniciativa.
Las observaciones sobre un paralelo con Maciel son tan hechas a la ligera que no vale la pena comentarlas.
Por último, el vídeo de you tube: A mí también hay cosas que no me van de ese vídeo. Pero eso no quiere decir que uno no pueda aceptar que haya muchas formas de acercarse a Dios dentro de la Iglesia. Quisiera puntualizar, además, que la madre Verónica no sabía nada de que se iba a grabar.

anco marcio dijo...

Muy estimado Dómine: Antes que cualquier otra cosa quiero decirle que le deseo toda la felicidad y la Gracia ante su nueva responsabilidad pastoral. En mis oraciones siempre estará presente. Hablando de Lerma: a mí toda esta historia de un grupo “entusiasmado” me da un poquito de de miedo; tengo la sensación de que se puede haber producido un fenómeno colectivo de exaltación que puede tener poco que ver con la realidad. Desde luego a mis admirados cartujos (tengo dos amigos en esa orden) no les pasan estas cosas tan raras y no cantan moviendo los brazos como los fans de un cantante pop; a ellos les basta seguir la regla de San Bruno, la meditación, la oración, trabajo y silencio. Que una regla, que ha funcionado durante siglos, se cambie de la noche a la mañana me parece, como poco, una “frivolité”.

San Isidoro dijo...

Querido Terzio:

¡Claro que una vocación se puede tener con 19 años! ¡Es Dios el que la da! Pero vivimos en este tiempo, tan confuso, donde se problematizado hasta la misma sexualidad. Si la vocación es tan distinguible, tan limpia, ¿cómo es posible que se troque a capón la vocación de clarisa a la de Iesu Communio?

Y lo de Maciel no es un sólo un ¿típico? caso de pecador/pecado, no, es mucho más. Todavía se está buscando el carisma con el zahorí "instrumento fallido". Y los votos, ¿no se hacen a Cristo?

Además, ¿cómo se puede tener el carisma de clarisa - regla que profesaron las monjas de Lerma - y no tenerlo?

Todo es posible en el universon neo-con.

¡Qué el Señor tenga piedad de nosotros e ilumine las tinieblas de nuestra inteligencia, con la gracia de Su visita!

Anónimo dijo...

Yo lo único que sé después de haber estado en Lerma es que todas esas monjas tan "rotundamente felices", cuando se acercaban a comulgar lo hacían de pie y en la mano, de forma sistemática. Es decir, no es que lo hicieran una o dos, es que lo hacían el 90 %.

Sinceramente, me pareció un gesto como mínimo chocante, y que me dice mucho más que todos sus bailes de alegría celestial o mundana.

Sergei

Javier de Navascués dijo...

Tal vez no es una garantía absoluta de felicidad el comulgar directamente en la boca. Y viceversa: tal vez no es una garantía lo contrario. No sé, quizá la felicidad está algo más que en eso, ¿no le parece, amigo Serguei?

Anónimo dijo...

Tengo dos sobrinas en ese convento desde hace 6 años, las dos con carreras universitarias, con trabajo, con buenas perspectivas, deportistas, una incluso gano 3 años consecutivos el premio a la mejor deportista de una ciudad de + de 60.000 habitantes...
Las múltiples veces que las he visitado familiarmente o con motivos de dar testimonio a otras personas he quedado muy lleno de Dios. Tengo que decir que no perdono un día sin asistir a la Santa Misa y rezar el Santo Rosario, así como rezar con mis 5 hijos...
Creo que el hecho de que el Santo Padre Benedicto XVI las apruebe y encomiende una misión muy concreta debería bastar para aquellos que se sienten hijos de la Iglesia...
No obstante el enorme crecimiento y abundancia de vocaciones creo que también debe decir algo (por sus frutos los conocereis...)
Ah! por si no le he dicho: no han rebajado ni un ápice el nivel de oración y sacrificio de las clarisas (descalzas, oración de madrugada, etc...)
Un abrazo y mi oración con cariño para todos.
Esteban

Josefina dijo...

Estuve leyendo algunas cosas más de estas Clarisas; como por ejemplo ésto:
"En el convento manda Dios y, después, sor Blanca, la madre abadesa, elegida cada cuatro años por las monjas profesas. La campana es, para ellas, la voz de Dios. Y se levantan de un brinco cuando suena a las dos y media de la madrugada para rezar maitines.Vuelven a la cama y se levantan de nuevo a las seis y media.El día está repleto de oración (seis horas), trabajo (cinco horas), estudio y algo de recreo. Una vida al ritmo de las horas del salterio y muy austera: sandalias y hábito negro con cíngulo blanco. Pequeñas celdas con cama, armario y un banquito. Las postulantes, por ser tantas, duermen en literas. Comen y trabajan en silencio, con la mente siempre puesta en su amado: «Todo por Cristo y para Cristo».
Y las he visto con hábito, con velo, con sandalias aún en invierno.
El video es de un momento de distensión. En la Liturgia no parecen demasiado modernas...
¿No habrá que esperar un poco? Como dije en otro comentario: somos (soy) rápidos para prejuzgar.

Anónimo dijo...

Después de haber conocido la verdadera clausura del carmelo descalzo ver el video de las "neo-comunales" me da un poquito de vergüenza ajena. Nadie duda, que quieran ser santas... Pues a poner medios. Cuáles son las constutuciones? (nadie las sabe...) ¿cuál es su carisma?? (no se ha dicho con claridad diáfana? Cómo vivirán su clausura? Qué es eso de que van a llevar dirección espiritual de jóvenes? Y las que quieran vivir según lo que han profesado?? a la p... calle?? POr qué no han ayudado a conventos realmente necesitados de vocaciones?? Santa Teresa con 20 era capaz de mandar 5 a fundar (véase M. Maravillas), y estas que son 160?? (demasiadas preguntas sin contestar...).
El número, señor Esteban, no lo es todo. Que tienen muchas cosas buenas en indiscutible, pero hay algunas cosas que chirrían. Y que a nadie se le ocurra comparar a la M. Abadesa con Sta. Teresa o similares porque ni de casualidad (Y seguro que es muy santa, ojo...).

El ejemplo de comulgar en la mano es un dato a tener en cuenta para aquellas que buscan el estado de perfección. Sólo hay que ver la voluntad del Papa, aquellas que son de derecho pontificio.
En resumen, que ni las sandalias, ni el levantarse a las tantas para rezar maitines son, para mi, un signo de renacimiento espiritual. He visto muchas comunidades así venirse abajo....


Terzio, firmo como si fuera mío el artículo y sus comentarios. Diana!

Terzio dijo...

Un imbecilóide entusiasmado que firma Mauricio Navonosequé está dando la lata con una pertinaz fijación filo-lermista que da náuseas. Si tuviera un mínimo de lucidez, el muy cretino comprendería que al blog no llega y entra el que quiera sino el que es admitido. Dado el grado de higiene que procuro mantener, ni de lejos soportaría publicar un comentario neocón como el del capullo Mauricio, que debe ser el tonto sin paga de su círculo. Conque váyase con viento fresco el mamarracho y, si tanto quiere a las de Lerma, que les pida toca y hábito y profese en la novedad, que como es un invento nuevo a lo peor hasta tienen sitio para petardos como él y termina siendo un Sor Mauricio Navonosequé.

¿Se ha enterado el mequetrefe???

Pues ya está.

'

Josefina dijo...

Jajaja! No se enoje, Don Terzio, quedó claro!
Veremos, veremos dijo un ciego... y se tragó una pared.
Qué se yo, dan ganas, realmente, de que algo funcione hoy día, entre tanta miseria. Pero, en fin, recemos por este Instituto pensando que a lo mejor a muchos contemporáneos de Santa Clara o de Santa Teresa les hicieron cosquillas sus "renovaciones" que después resultaron bien.

Anónimo dijo...

En estos se ve con + definición:

http://www.youtube.com/watch?v=XcNf-W5cWFw

http://www.youtube.com/watch?v=b5S4xpax_CE

Original de la RAI con - def.:

http://www.rai.tv/dl/RaiTV/programmi/media/ContentItem-5dbc3e3c-21be-45e3-9452-2125f56c8acc.html

Anónimo dijo...

Pater:
Como le gustan los videos musicales y a modo de felicitación navideña anticipada (esta noche empieza en Sta. Cruz de la Palma "Lo Divino" (villancicos de madrugada del 15 al 24)) le enlazo dos versiones, a cual más bonita:

http://www.youtube.com/watch?v=SXh7JR9oKVE&hd=1

http://www.youtube.com/watch?v=C3TUWU_yg4s

Anónimo dijo...

Muchas gracias Anónimo por tus dos enlaces. Una nota de frescor y relajación en este debate "burgalés". Por cierto, el Coro del King's College ¿no va un poco acelerado?
Blanca

Anónimo dijo...

jaja...asi que, según un comentario del enlace, hay medio millón de kikas que entraron, jjajjaj ¡con razón ya andan con su activismo-voluntarismo propio de su idiosincracia!! es mas fuerte que ellas la marca kikense....

Agus Alonso-G. dijo...

Así como he puesto un comentario duro en la entrada siguiente porque no me gusta el tono, creo que este post es una muy interesante y matizada reflexión, un análisis acertado y que comparto en buena medida.

Me ha gustado lo del magníficat continuo. Muy agudo. y lo comparto.

Pero confieso que no sospecho de todo lo que no me resulte atractivo.

Anónimo dijo...

No juzguemos... soy una religiosa de vida activa, he estado en Lerma una tarde, al verlas me recordó mi tiempo de noviciado (el mismo año que el de Sor Verónica) donde te manifiestas con esa alegría juvenil y de muchacha sin preocupaciones. Cuando pasen los años y maduren, cuando les lleguen a todas los 40, 50, 60... ese orar bailando se acabe y llegue la edad reposada, vivirán otro estilo de vida. Necesitan que recemos por ellas, han de mantenerse fieles en TODAS LAS EDADES de la vida, ahora están naciendo, pero lo que cuesta mantenerse cuando tras 30, 40 años... se apaguen las luces del escenario y vivan la normalidad de la vida, sin llamar la atención de nadie.
RECEMOS POR ELLAS, son aún muy niñas en la fe y han de dejarse sostener por Dios. Las tormentas les llegarán. ¡¡Como a todos!!
UN saludo de alguien que las quiere y comprende su momento inicial. MARÍA.

Anónimo dijo...

Hay muchas otras congregaciones que han nacido en estos años en España y otras se han reformado(Oblatas María Inmaculada, Trinitarias de Suesa, las del Monasterio de la Conversion en Becerril de Campos, Hermanitas de Belén en Sigena...) en todas trabajan y viven religiosas jóvenes, con una vida sencilla, madura, sin llamar la atención.
En muchisimos conventos viven religiosas ancianas, sacrificadas, entregadas, pacientes y alegres.
Dios sigue llamando. Lo mejor es rezar TODAS ELLAS.
Importante es mantenerse FIEL en el camino emprendido y más cuando sólo hay silencio y anonimato en la vida.
RECEMOS POR TODAS Y SEAMOS FELICES EN NUESTRA VIDA PERSONAL

CON CARIÑO HACIA TODAS LAS RELIGIOSAS. MARÍA

M Paz dijo...

Es muy difícil juzgar un caso tan complejo como éste. Yo no me atrevo a hacer tal cosa, ni para bien ni para mal. Para empezar, diré que tengo muy claro que Dios escribe muy derecho, aunque las líneas estén muy torcidas. Pero también tengo que decir que intuyo cierto dosis de manipulación y de lavado de cerebro. El tener una carrera universitaria, y un buen puesto de trabajo no te inmuniza contra ciertos manipuladores.

El tiempo da y quita razones, y el Espíritu Divino puede enderezar lo torcido, pero el tufillo de manipuladoras de primera que tienen algunas personas canta bastante.

Anónimo dijo...

Ignoro si entrando aquí tanto tiempo después alguien leerá esto (además del aprobador), pero quiero apoyar a la Anónima del 26 de enero, religiosa de vida activa. Desde 2007 he seguido el fenómeno de estas jóvenes de Lerma, y desde entonces ya supe que suscitaban dosis de desconfianza en la familia franciscana (no deseo reproducir lo que me comentó sobre el particular un prelado ofm). Indagué más sobre ellas leyendo su curioso y febril libro "Soy de Cristo", donde un grupo de ex-lermistas relata su vocación, y verifiqué de inmediato que eran, en efecto, "muy niñas en la fe" y en lo que no es la fe. Cuando escuché en dos CDs. sus extravagantes cánticos (eso no es ni será nunca música sacra), tan bien retratados luego en el video del predicador papal, se me cayó el alma a los pies: ñoñas y pueriles, totalmente inmaduras. ¿Serán sostenidas por el Espíritu Santo cuando alcancen algo de sazón? Dejémoslo en manos de Dios. Desde luego, clarisas no eran, y ya veremos si su comunión de Jesús, para Jesús o con Jesús -que de las tres formas puede traducirse Iesu (gen., dat. y ablat.) communio, y ni en eso se han aclarado- hace de ellas una nueva fuente de vida eclesial. Así lo anhelo.

Anónimo dijo...

vanidad de vanidades, no es otra cosa, una monja iluminada mas, traidora con su orden con su carisma con su espiritu, si quiere organizar un tinglao nuevo, ¿por que no empieza desde cero? ademas esto es un descafeinado que yo creo que ni ellas saben lo que quieren.. a parte se han juntado los delirios de grandeza de la niña, el apoyo de su hermano el obispo y la filosofia del liderazgo muy propia de los grupos kikales. Pienso que todo esto es una barbaridad y una traicion y que lo sensato y santo hubiera sido reforzar conventos de clarisas, humilde y felizmente como a ellas les gusta pero la conclusion es la vanidad de vanidades de esta iluminada que no sabe llegar a la santidad desde el camino de la discrecion y el silencio en un claustro que fue a lo que se metio como clarisa, prefiere organizar una movida a bombo y platillo

Anónimo dijo...

Sólo puedo decir que las de Palma de Mallorca son el demonio. Lo único que quieren es poder, llegar a un ¨"cargo" dentro de su estúpida jerarquía...así, te encuentras puñaladas, maldecires, calumnias entre ellas y sobre todo el uso y abuso que hacen de ellas, las personas y el mundo que las rodea. Un submundo que no tiene que ver con Dios, pero al cual ellas usan para todo, eso sí, CUANDO Y CÓMO LES CONVIENE. Si tienen que desapchar a alguien que le han usado hasta dejarlo si un duro: es que "dios me lo pide hijo mío". No veo el día que esto se acabe POR DIOS LO DIGO Y PIDO. Amén

Ana Isabel dijo...

Buenas tardes,

Quisiera comentar mi experiencia con una compañera de trabajo que ingresó hace pocos años en las clarisas de Lerma, se llama(ba) María.
Es una mujer joven, alta y muy guapa. Tenía un trabajo de jefa de departamento en el que ganaba mucho, pero mucho dinero. Era ya entonces una persona muy religiosa.
Un tiempo después de conocer a las clarisas de Lerma, María comunicó en el trabajo que se iba para a ingresar en un convento y muchos se quedaron estupefactos.
Ella y yo habíamos mantenido una relación profesional bastante tensa, no nos llevábamos bien. No obstante, un par de meses antes de irse, yo había observado un cambio enorme en ella, era mucho más cariñosa y amable.
Cuando se despidió de nosotros para mi fué muy emocionante. Me abrazó y me dijo con mucho amor que rezaría por mi. Yo sentí todo ese amor en el corazón y me emocioné tanto que estuve llorando varias horas. Mientras lloraba sentía cómo mi corazón iba sanando, limpiando memorias antiguas, memorias de dolor. Solo me ha pasado eso una vez en la vida y siempre se lo agradeceré a mi ex compañera María. Fué una experiencia espiritual que me impactó y aún la recuerdo con nostalgia. Pocas veces he sido tan feliz.
En mi opinión, creo que si una mujer es capaz de desarrollar un amor tan contagioso después de tomar contacto con Verónica y sus compañeras, algo milagroso debe de ocurrir allí. No me he atrevido a ir a visitarla no sea que me quede... lo digo en serio, pero los compañeros que han ido a verla dicen que es muy feliz, y por cierto los dulces que hacen son deliciosos.
De corazón os sugiero que visitéis a las monjas y no os perdáis la ocasión de tener una experiencia espiritual profunda, pero os advierto que puede ser muy sanador para vuestro corazón y vuestra alma, estáis avisados. Os deseo la misma suerte que tuve yo, que sintáis el amor sanador de lo-que-sea que ha surgido allí y se manifiesta a través de Verónica y sus monjas. No me extraña que sean tan felices.

Un abrazo a todos y todas,

Ana Isabel

Terzio dijo...

Aclárese, no obstante, que las 'Clarisas de Lerma' ya no existen. Lo que actualmente hay es un instituto religioso con mera aprobación diocesana, que, de hecho, es una nueva experiencia de vida religiosa bajo la dirección de la muy carismática Sor Verónica. Conviene dejarlo claro no sea que alguien ande buscando entrar en una orden religiosa de clausura tradicional y se encuentre, en cambio, con la novedad de Sor Verónica y sus neo-monjas de Iesu Communio .

'