viernes, 5 de marzo de 2010

La fantochada de los pro-vida anti-monárquicos


La Monarquía Hispánica hodierna tiene muy pocos adeptos, cabales monárquicos "fundamentalistas" de pura cepa y aceite de oliva virgen. Entre otras cosas porque no se generó querencia en ningún bando de los de entonces, que son los mismos que han perdurado diversificados, los que hoy parten el bacalao. Ninguno siente ni ama a nuestra Monarquía. Ni siquiera haciendo ejercicio de abstracción de sujetos representantes y dinastía reinante, ni siquiera así.

Unos porque son tardo-franquistas, absurdamente; otros porque son de la peste marxista o la hediondez comunista, todos ellos aferrados al capullo en el puño, la hoz y el martillo, la momia agusanada de Lenin y el estrafalario recuerdo del viejo de la gorrilla (alias no sé quién Iglesias (que tiene gracia el apellido del carcamal)); después está la tropa turbia afecta a la criminal 2ª republica-ca, y el remate de la trupe son los neo-liberales y los neo-cons y demás impresentables de la impresentabilidad vigente y políticamente correcta. Conque muerto Don José María Pemán y la Reina Federica, Doña María de las Mercedes y el Marqués de Mondéjar, aquí no quedamos monárquicos más que un servidor y otros cuantos bizarros, raza rara, como el brandy añejo de barrica de bodega jerezana. Esencias de las esencias, que se dice (que digo yo, quiero decir).

Rizando el rizo, estoy convencido que ni la neé asturiana y desposada en segundas nupcias con Principés de la Patria Querida, ni ella misma es monárquica-monárquica.

Algunos mentecatos de la cretinidad militante, gente de HO y otros pagos de eriales, han movilizado esa campaña contra el Rey, su Majestad. Su Majestad que se las tiene que ver con duras y maduras día sí, día no; ya le toque lidiar con el papá de las dos nenas góticas de la Moncloa, ya tenga que sacar pecho, genio y figura para mandar a callar a los fantoches insolentes estilo gorila caribeño; un día toreando al moro de Marruecos, otro dando pases al príncipe saudí de turno, la semana siguiente alternando con la créme politique que no recibe al Zp pero sí al Rey de España. Y así, un día sí y otro también.

La absurdidad movilizada, en vez de mandar al carámbano al pperío que acepta sin escrúpulos abortos y que va a dejar tal cual la aberrante legalidad vigente que dejen los zetaperistas (como dejaron estar quieta y tranquila la perversa legislación que dejaron los felipistas); esa gente movilizada, en vez de emprenderla a contra-voto limpio contra los responsables, se revuelve contra el firmante. No dan el tomatazo en la cara a sus excelencias y sus señorías, sino a su Majestad. Porque es el último, porque es el que firma, porque es el que pone el nombre en lo que está hecho y consumado. Por eso.

Según esa lógica de rebotica, de mesa camilla y tertulia de peña de pueblo, con aguardiente y dominó, carajillo y puro barato, según esa brillante conclusión que apunta con el trabuco naranjero al Rey, el Rey es el factotum, el consumador, el ejecutor, el hiper-abortista causa causans omnium abortorum regnorum Hispaniae y el Ultramar. El plus ultra de los abortadores, vamos; con corona y cetro y trono en el Palacio de Oriente.

A mí me dicen que deliro cuando digo que la alcantarilla sociata tiene en la libretilla de los recados a cumplir acabar con todo. No sólo la desestructuración de la España Una Grande y Libre, sino la liquidación de todo-todo. Ellos, esta gente, aunque vayan de post-revolucionarios del 68, llevan el virus españolero del marxistón comunistón rojo matacuras-violamonjas-quemaiglesias. Son eso, los nietos de los que odiaban los reales por ser del rey, la Corona en las pesetas y la roja y gualda en los balcones de los ayuntamientos. Nos des-gobierna un nieto de esos. Y no cejarán hasta que finiquiten toda la "herencia franquista". La Monarquía inclusive, que también es un "regalito" del Caudillo, como el Valle de los Caídos.

Si hay algo peor y más vulgar que un ordinario jefe de estado que sea presidente con señora esposa "primera dama", es uno de esos que encima de todo eso sea sociata post-marxista emparejado con first lady post-moderna (o "gótica").

Invoco a la Historia, más allá de los símbolos y un millón de veces por encima del estiércol de la post-modernidad orgiásticamente triunfante, y digo y afirmo que mejor un Rey de España como el que hay que toda la nómina presidencialista republicaquera que puedan parir militancias de carné, ya sean de centro-izquierda, de centro-derecha o de sus respectivos extremos (incluído en el extremo del extremo el patético Sixto, con pinta de matón de club de alterne, sostenido por el insostenible teorema de este Borbón y no ese Borbón).



Con estas babiecadas en campaña temporera están preparando la guillotina al que tenia que estar "preservado" en razón de la incolumidad que conviene a la Institución Monárquica, que es lo que está en juego.

Los imbéciles piensan que disparan al Borbón firmante y no se dan cuenta de que hacen (otra vez) el juego al enemigo y se equivocan de enemigo.

¡Panda de energúmenos! (unos y otros, los efectivos y los movilizados).


p.s. Iba a poner "con perdón", pero no. Mejor el cañazo en crudo, sin cortesía.

&.

19 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Sólo una pregunta: ¿Es que el Rey no puede, ni siquiera, expresar su criterio ante los miles de crímenes que se van a ir cometiendo a través del tiempo?

Capuchino de Silos dijo...

Vuelvo de nuevo. Me ha irritado usted un poco ¿eh?
Yo no le hago el juego ni a mi padre,(que en paz descanse). Tengo un grave problema de conciencia cuando haya que votar en las próximas elecciones. Porque digo yo: habrá que votar de lo malo, al menos malo.¿no?
¡QUE YO AL PP NO LO QUIERO TAMPOCO!
que son los mismos con diferentes collares. Que firman lo que haya que firmar con tal de...vivir en la Moncloa.
Pues eso.

Terzio dijo...

Una de las principales obligaciones del rey en cuanto rey es transmitir la sucesión y mantener la institución. Las monarquias occidentales que han sobrevivido a las revoluciones y el liberalismo deben preservarse porque son el entronque del presente con la Historia. Absorbidas por los regímenes "democráticos" se ven obligadas (con más o menos consciencia) a seguir la páuta "demócrata-popular" con sujección a constituciones y parlamentos, pero el valor de la Monarquía susbiste, aun entre las contradicciones del sistema.

Desgastar la institución atacando al rey es un error, porque el dia que suceda otro destronamiento ya no volverá a haber restauración monárquica y se habrá perdido la institución. Siempre puede regenerarse una institución desde la reasunción de su identidad; una monarquía que ha sido católica puede volver a ser. Es una esperanza supeditada a tantas circunstancias, pero es un esperanza que se identifica con conceptos católicos, algo que nunca ocurrirá con una republica: En Occidente, todas las repúblicas se enraizan en el más perverso anti-catolicismo.

Por esas y más razones digo y escribo eso. Que tampoco es que tenga más valor, pero que conste ya que otros hacen constar su desvarío.

Lo del voto del "mal menor" hay que explicarlo cada vez: La elección moral del mal menor es una excepción para un determinado caso; pero constituir en "norma" o "costumbre" la elección del mal menor es una obcecación culpable en el mal. Un mal menor entre un bien constante es una excepción que se puede hacer; pero una suma continuada de males menores es un mal que crece y se afianza por la persistencia voluntaria de los males menores. Una barbaridad, como se demuestra en este caso de nuestra España (y en todos los demás por el estilo).

'

Embajador en el Infierno dijo...

Yo pensaba que era usted tronovacantista, pero observo preocupado su juancolatría rampante. Supongo que siendo coherente conmigo mismo le perdonaré pues no considero que el sujeto sea rey de nada.

En cualquier caso si es cierto (que muy posiblemente lo sea) que "la alcantarilla sociata tiene en la libretilla de los recados a cumplir acabar con todo.", lo es porque Juan Carlos les abrió las puertas.

Y digo esto sin tener problema ninguno en darle a usted la razón que en los ataques a Juan Carlos hay mucho de desviar la mirada del personal de sujetos bastante más responsables. Que para que el otro firme, estos tienen que ponerle el papel en la mesa. No se olvide.

Terzio dijo...

¡Hombre! No vayas a confundir una cuchufleta de faceboomm con las cosas serias; las cosas son las cosas.

Lo cierto es que por aprecio de la institución estoy dispuesto a guardar el trono para mejores tiempos conservando al que se siente en él; incluso me hago cargo ya del Principés casado con la asturiana del telediario, y hasta espero a Doña Leonor (que si Dios me guarda me pillará muy mayor o en mejor vida). Yes.

Y a pesar de los pesares, me confirmo en la expectación de mejorías posibles antes que renunciar al mínimo bien real existente. Porque lo demás monárquico es fantasma, no existe (salvo en el facebooomm, donde cabe cualquier ocurrencia de cualquiera (un Luis XX, par exemple; y por el estilo).

Cordialiter, of course.

'

Capuchino de Silos dijo...

La obligación primordial del rey ya la ha cumplido. Tiene sucesión; (la futura reina, doñª Leticia, está cansada por estrés y quiere descansar ¿?). Nuestro rey sigue la pauta "democrática". Calladito, bien calladito. Habría que preguntarle a él si es monárquico.
Yo no quiero desgastar la institución, es sólo decir lo que se vive y se ve. Habría que hacerse otra pregunta: ¿nuestra monarquía es católica? ¿?
Ya sabemos que la república es anti-católica, pero estamos otra vez con lo mismo de siempre.
Nos quedamos, de nuevo, con lo menos malo.
Que me voy del país y me condeno. No tengo arreglo.
Lo siento, esta vez, no me convence.
No quiero abortos, ¿está claro?
Pues eso. Aquí están "pringados" TODOS, con monarquía "democrática".
¡¡¡Valientemente!!!.

Jacobita dijo...

Vaya, así que Juanca no firmó esta ley del aborto, la anterior de 1985, la del divorcio, la del gaynomio, la del destripamiento de embriones, etc, etc, etc... para seguir disfrutando de palacios, yates y demás prebendas cortesía del erario. No. Lo hizo por los más altos motivos de fidelidad a la institución monárquica.

1- Monarquía/república, ¿qué más da si están al servicio del Príncipe de este mundo? ¿Un Católico puede apoyar a un rey reducido al estado de un pelele que pone su sello en todas las leyes inicuas que le presentan?

2- Incluso considerando esto desde el punto de vista monárquico, prescindiendo de cualquier connotación moral, ¿qué es mejor: un rey que convierte en republicanos a los monárquicos o ningún rey? ¿Que un niño cuando oye la palabra "rey" piense en Cristo, Rey de Reyes, en San Fernando, en San Luis y en los reyes de los cuentos de hadas o que piense en el actual inquilino de la Zarzuela?

3- Salvando la distancia con los que critican a Juanca, ¿los profetas del AT tenían que haberse quedado en silencio ante las iniquidades de sus reyes? ¿Con sus denuncias no les estaban haciendo el juego a los asirios, filisteos y demás enemigos del pueblo de Israel?

Natalio Ruiz dijo...

No, mi estamidísimo Don Terzio. En esta no estoy con ud. ni un poquito.

Y si bien coincido en guardar al Rey como Institución (y le aclaro que como argentino tengo al rey de España como propio) su rey no es Rey ni un poquito. Porque si un rey no tiene autoridad para no refrendar una ley que ordena matar a su pueblo no es rey. Y lo que está haciendo es peor de lo que ud. dice, está vaciando la cáscara. Lo que heredará el que siga es una cáscara vacía. Que está vaciando este cobarde. Su monarquía, ahora más que nunca, será un sepulcro blanqueado. Si el rey tiene que firmar y no puede no firmar entonces no hay rey.

Como decían sus propios bandos: eres rey si cumples la ley y si no la cumples pues ya no lo eres. Y este se lleva puesta toda la ley natural hecha y derecha. Si tenía legitimidad de orígen (no me meto y menos a discutirlo con españoles) perdió la de ejercicio.

Y escupirlo a él (que lo haría sin asco porque ya no es rey ni representa a la corona ni a nadie más que al estiercol en tanto rubrique esa canallada) no implica dejar de escupir y aporrear a todos los de abajo que crearon el engendro.

No, estimado Terzio. Aquí no lo sigo.

REspetos.
Natalio

Anónimo dijo...

No entiendo lo de Sixto. ¿Quién es?

LFU dijo...

Una cosa es que, vista la calaña que abunda hoy en la sociedad española sea conveniente mantener la Corona para que Peces Barba no acceda a la más alta institución del Estado y otra muy distinta declararla Bien de Interés Cultural. No olvidemos que lo que estamos viviendo es responsabilidad de Juan Carlos, cuya principal obsesión no ha sido garantizar la continuidad de la dinastía, sino procurar evitar a toda costa irse al exilio sin un duro como se fue su abuelo. Hablando se entiende la gente.....

Terzio dijo...

Ustedes, estimados comentadores, no reconocen que su juicio depende de un prejuicio personal anterior, que negarán, obviamente, pero que existe, patentemente. Por una razón y/o por otra.

El problema es la malquerencia juancarlista, que se engendra antes y primeramente, y que es característica de los círculos en los que nos movemos y de donde procedemos (et in Arcadia ego; yes)

El segundo es la falta de discernimiento para construir el silogismo adecuado; quiero decir que no es el caso del rey soberano pre-democrático, con más o menos poder (ni siquiera digo "absoluto"); sino que se trata del monarca-jefe de estado constitucional, que se sujeta y está limitado, con muy determinadas funciones.

Podrían apelar al concepto "responsabilidad moral individual" obviando el "colectivo", pero estoy absolutamente convencido de que el más circunspecto moralista absolvería al firmante en cuestión por mil razones concomitamtes relativas a conciencia-libertad-deliberación-necesidad-oportunidad-dependencia y otra tantas más, todas circunstancialmente modificadoras del acto de la firma (no se olvide que es una firma).

Precisamente hoy se preguntaba un cura (mal formado en moral, obviamente) que dónde habían estudiado moral los Obispos españoles, que tan correctamente han DISTINGUIDO el caso concreto del rey firmante; el cura en cuestión se pregunta incorrectamente. El Papa contestaría algo parecido a lo dicho por el portavoz de nuestros Obispos si le preguntaran.

En fin, razones tantas que comprendo sean insuficientes cuando el cimiento de la reacción es el prejucio más o menos alimentado por otras animadversiones; no digo que "impropias" incluso puedo conceder que sean "dignas" pero insisto en que se trata de una sentencia emitida desde la previa animadversión, prejuiciosa.

Conque eso es. Aunque Uds. digan otra cosa. Era de esperar. No somos perfectos. Y en este particular, ustedes menos. Yo lo comprendo; compréndanlo(?).

No espero que cambien, al fin la cuestión es relativamente de tercer orden, no fundamental (sic).

Finalmente es siempre triste probar cómo se desgastan fuerzas atacando el castillo equivocado, mientras el enemigo toma más plazas y arrasa más bastiones.

El firmante, lo reconozcan o no, no es el enemigo en esta guerra (aunque ustedes le tengan declarada otra guerra, no por firmar sino por ser).

'

Terzio dijo...

One please: No olviden que esto es un blog, no un foro.

'

Esperanza dijo...

Antes de que se me vaya a olvidar ¿quién es Sixto?

Yo tengo ideas encontradas. Que empiece constando que no quise firmar la famosa campaña “Majestad no firme” porque hasta me parecía que estaba mal redactada, y que conste también que en relación con la monarquía tampoco estoy por la “voladura controlada”. Es verdad que vivimos en España tiempos de demolición social y nacional, o de construcción totalitaria si se quiere; y también es cierto que el art. 64.2 CE establece que de los actos del Rey son responsables las personas que los refrendan. Pero entonces, ¿dónde queda eso de Rex eris, si recte facies, si recte non facies, non eris?

Y si es verdad que el Rey es católico, no puedo evitar pensar en lo que dirá Su Majestad cuando dé cuentas el día del Juicio Final ¿citará el art. 64.2 de la Constitución? … Y esta Ley es la segunda de este tenor, porque también firmó sin despeinarse en 1985… En fin, menos mal que el juicio sólo es de Dios.

filosofo rancio dijo...

En el fondo estoy con vd. No soy juancarlista ni de lejos. Ni le reconozco legitimdad de origen ni de ejercicio, yo también soy tronovacantista, soy carlista. Pero, está claro que dedicarse a moverle el trono a D. Juan Carlos, es absurdo si no se tiene, (hoy por hoy, no tenemos) sustituto. Porque lo que viene, la República, será peor. Así que de momento "mejor es no meneallo". Más vale combatir en otros frentes, contra el aborto o lo que sea, que dedicarse a derribar esta monarquía o lo que sea, para que venga algo peor. Eso, independientemente del juicio moral que cada uno tenga de él, porque ahora no toca juzgarlo, yo tengo un juicio muy malo de él, pero ahora eso no es lo que importa, sino pensar en España y el futuro nuestro y de nuestros hijos.

Jorge dijo...

A mí me hubiese gustado un gesto del monarca, algún gesto que dejase claro que no está de acuerdo con esta aberrante ley y creo que podría haberlo hecho, todavía puede, sin negarse a firmar la ley. Sí estoy de acuerdo con el fondo aunque me ha costado llegar a esa certeza; y me ha convencido la posibilidad de una república en manos de estos sinvergüenzas que nos desgobiernan y que pueden llegar a desgobernarnos. Eso sí sería el final de España. Ya no confío en el PP y nunca he confiado en socialistas y comunistas que para mí son los mismos perros con distintos collares.
No me gusta el heredero y mucho menos la consorte divorciada pero lo que está en juego es mucho más serio que todo esto.

Terzio dijo...

Jacobita, reformula el comentario y mantén las distancias; a los habituales del blog los trato con cordialidad, pero a los ocasionales no les reconozco cortesía si no la rinden antes. Tú verás.

Jorge, menos me gustan a mí; la generación siguiente será a peor, y me da escarrapelos imaginarme a la tele-presentadora como reina de España. Pero insisto: La ínfima calidad de los sujetos no quita mérito al objeto, que es la Monarquía, que es lo que peligra y es la que sufre el desgaste de los embates de los "movilizados".

Al final hay más aborto y más fácil, las ministresas del aquelarre se felicitan alborozadas, Zp sonríe satisfecho, el pp dismula, su mamporrero de HO promete...y el que sale abochornado es el Rey de España porque ha firmado y los cañonazos se los tiran a él.

-

Conde de Monforte dijo...

Don Terzio,estoy plenamente de acuerdo con usted.Atacar al rey por firmar la ley del aborto es como culpar a un notario por el hecho del que da fe.
Por cierto,magnifico el grabado de la guillotina ¿de donde lo ha sacado?

Terzio dijo...

Pues no recuerdo de dónde lo habré sacado. Es un grabado inglés, muy alegórico, con ese viejo sabor "jacobita" que no olvida al King Charles, re-impresionado con la novedad del magnicidio del Roi de la France. La lectura que se hace del terrible momento, con la algarabía diabólica sustituyendo a la turba de los jacobinos y los sans-culottes, es tan elocuente como acertada.

'

Josefina dijo...

Todo muy lindo, y estoy de acuerdo... en teoría. ¿Pero eso justifica que el Rey apruebe con su firma el Aborto?
Otra cosa. el "mal menor" no existe. O es mal, o es bien. Si es mal, menor, mayor o mediano, no se vota, y listo.