viernes, 12 de febrero de 2010

Un sacrilegio a cámara lenta, con testigos y youtube

No exagero, vean Uds. y horripílense (si tienen sentimientos católicos (o les quedan)):





Hace un par de días supe del episodio: El arzobispo de San José de Costa Rica celebra Misa con/para los candidatos que se presentan a las elecciones presidenciales. Dicen que es "costumbre" celebrar esa Misa (lamentable "costumbre" y mentecato el arzobispo, digo yo).

Uno de los presentes, un tal Otto Guevara que se presentaba a la elección, no podía comulgar por ser divorciado y estar "emparejado" con una. Esa "una" es la que se acerca a comulgar, con todo el desvergonzado desparpajo de una "una", y entabla ese "diálogo" (supongo que "explicativo") con el arzobispo. La "escena" termina con la "una" tomando la Sagrada Forma, y el obispo que "cede", consiente y la deja (¿para no escandalizar"???).

Con ademanes, poses y actitudes quasi de hembra de lupanar, hace con la Forma Consagrada todo eso que ustedes pueden ver en el youtube; la secuencia sacrílega "culmina" cuando la "una" pone media Forma en el bolsillo de la camisa roja de su querido, el político, que "devotamente" parece conmoverse por el gesto.

El sacrilegio (o los sacrilegios (¿cuántos son???)) se ha consumado, casi a cámara lenta.

Telón.

Dicen que "inmediatamente" se "subsanó" el espisodio y el Arzobispo mandó recoger "inmediatamente" la Forma profanada del bolsillo de la camisa de Otto Guevara. Eso no sale en el youtube, conque no consta cómo se desarrollaría ese "epílogo".

¿Y ahora qué?

¿Algún excomulgado?

¿El arzobispo presente, testigo y hasta yo diría que "cómplice", quedará impune, sin mónitum que le amoneste su mentecatez?

La "ella" no merece ni que la escupan; el pelele del politicucho, lo mismo. Y los presentes que no reacccionaron (todos) casi idem de idem.

La "causa", sin embargo, es más remota y tiene otros responsables: ¡Desgraciado el día y la hora en que el Papa de Roma consintió que la Sagrada Comunión se diera de forma irreverente! Desgraciado el Papa que consintió y los obispos (?) que lo pidieron, y los demás obispos y sacerdotes que promovieron, impusieron, fomentaron esa lamentable "práctica", tan "des-significativa". Si algunos "agentes" de dentro, cizaña del enemigo, prentendían con eso "desvalorizar" el Sacramento, lo han conseguido plenamente, con las consecuencias que se pueden ver en este horrendo vídeo, un ejemplo más escandaloso por tratarse de esos "protagonistas", pero una "anécdota", una más entre las cientos de miles de Comuniones irreverentes-sacrílegas que se consuman en tantas y tantas iglesias del Orbe Católico.

Hela aquí, nuestra Iglesia, des-catolizándose paso a paso, hoy más que ayer pero menos que mañana.


+T.

18 comentarios:

San Isidoro dijo...

Es dolorosísimo, por lo sucedido y el trasfondo, que no es otro que la falta de Fe en la presencia del Señor bajo las especies eucarísticas.

Cuenta Romano Amerio en Iota Unum un hecho extraído de un coetáneo de Berengario, Guitmondo di Aversa. Según Guitmondo, cuando Berengario enunció sus tesis heréticas, pasó lo siguiente:

«Los criminales acudían solícitos a Berengario y se congratulaban con él de haber sido liberados de un gran temor, ya que comprendían que la Eucaristía no era aquella cosa tan divina que les hacía abstenerse de los delitos y las infamias para poder recibirla»

Lo más terrible de todo, es que a esta lamentable situación hemos llegado gracias a los sacerdotes del Señor, que son los que administran el Sacramento.

Dios castiga a su pueblo con malos sacerdotes.

Terzio dijo...

El "pueblo" no es inocente; ni Dios "castiga" de esa forma, tan "lesiva" para la fe. Se trata de una deliberada elección de ciertos sacerdotes (obispos y presbíteros) y "fieles" que consienten y acceden de buen grado.

El "Sacramento de la Fe" es el "herido" por esas prácticas irreverentes, que deforman y degeneran la fe, la piedad y la vida espiritual, alejándo a todos (sacerdote y seglares) de la conciencia sacramental de la Presencia que exige/reclama adoración y profunda reverencia.

Son, en suma, "síntomas" de la degradación sufrida por la Iglesia desde el post-concilio hasta el presente.

Y son "males" y desviaciones que han "arraigado" en pocos años, que costará mucho suprimir, más que nada porque los obispos y los sacerdotes están conformes con esas prácticas y no tienen intención de actuar en contra.

En el fondo - cada vez estoy más convencido - se esconde una dañosa falta de fe (capite et in membris).

'

San Isidoro dijo...

El pueblo no es inocente, pero no es el causante. Toda situación tiene su desarrollo, su historia.

El pueblo es miembro del Cuerpo Místico, pero el que actúa como Cristo - Cabeza es el sacerdote.

Para muestra, un botón, las lamentables declaraciones del Obispo, diciendo una cosa y la contraria:

"MONSEÑOR HUGO BARRANTES UREÑA

ARZOBISPO METROPOLITANO DE SAN JOSÉ

MANIFIESTA A LA OPINIÓN PÚBLICA LO SIGUIENTE



Ante las dudas y el malestar de feligreses católicos, en todo el país, de cara a ciertos hechos ocurridos en la Eucaristía presidida por este servidor y con la presencia de algunos candidatos presidenciales el pasado domingo 07 de febrero de 2010, aclaramos lo siguiente:



1. Ante el trato no respetuoso e indebido que se diera a la Sagrada Eucaristía , recordamos que “el sacrilegio consiste en profanar o tratar indignamente los sacramentos y las otras acciones litúrgicas, así como las personas, las cosas y los lugares consagrados a Dios”. (Catecismo de la Iglesia Católica N. 2120).



2. Advertidos sobre la irregularidad, los sacerdotes presentes solicitaron al señor Guevara la devolución del trozo de la hostia en su poder; y éste accedió a entregarla. La hostia consagrada fue consumida inmediatamente por un sacerdote concelebrante.



3. El canon número 1367 del Derecho Canónico establece que quien arroja por tierra las Especies consagradas o las lleva o retiene con una finalidad sacrílega, comete el delito de sacrilegio, situación que no se dio, de modo que descartamos el sacrilegio en este caso.



4. En conclusión, se dio un trato no respetuoso e indebido, pero no hubo sacrilegio.



Dado en San José, 8 de febrero, 2010."

http://iglesiacr.org/principal/component/option,com_frontpage/Itemid,1/

Esperanza dijo...

Qué mujer más siniestra con su expresión de "non serviam"... y digo yo que si la excomunión no es para estos casos.
Y si ella* no es católica debe una disculpa en toda regla. Seguro que no se pone a dibujar la cara de Mahoma en la pared de una mezquita...

*su pareja de deshecho también debe una disculpa pública. Y si en ese país son medianamente normales no votarán a ese tipo.

Seneka dijo...

El primer sacrilegio es el teatrillo criptopietista de todos los candidatos.

Seneka dijo...

Perdón, pseudopietista. O quizá pietista pero impío ... bueno, eso.

Escandalizado dijo...

IMPRESENTABLE EL ARZOBISPO. Permite el sacrilegio tras ese diálgo absurdo antes de dar la Comunión a esa tipa, y luego se limita a llamarlo "conducta indebida". ¿Pero qué clase de cobardía es ésta? No entiendo anda, ¿por qué esta actitud pacata?

Dios mío, qué pastores tenemos

azahar dijo...

Al ver estas cosas, más que indignación, me produce dolor.

Pero lo que sí me indigna es el miedo que existe a corregir, a exponer de forma pública cualquier sacrilegio. Se deja hacer y se calla ante las tropelías que se cometen. Y ello desemboca en confusión en los fieles. Quienes sólo hemos conocido el post-concilio, salvo que uno se pregunte y se extrañe o se informe (que es lo que debiera ser), es difícil darse cuenta de lo que ocurre.

Anónimo dijo...

Recuerdo lo que sentí en su momento al leer novelas como "El Amo del Mundo", o "Juana Tabor". Mucho peor me siento ahora, comprobando que fueron proféticas, ya que estamos viviendo lo que en ellas se describía. Como dijo alguien más arriba: ¡dolor! ¡cuanto dolor! Y ¿santa? ira porque los que deben hablar no llaman al pan, pan y al vino, vino. Y su lenguaje no es "sí, sí, no, no".Nuestra falta (o la mía al menos): pecado de omisión. Falta mucha más oración y mortificacion.

Constantino dijo...

"La "causa", sin embargo, es más remota y tiene otros responsables: ¡Desgraciado el día y la hora en que el Papa de Roma consintió que la Sagrada Comunión se diera de forma irreverente! Desgraciado el Papa que consintió y los obispos (?) que lo pidieron, y los demás obispos y sacerdotes que promovieron, impusieron, fomentaron esa lamentable "práctica", tan "des-significativa"."

Que verdad! El "t-t-t-t-texto" mismo, al decir de Castellani, apunta certeramente (y dispara oportunamente) a la "c-c-c-causa"...
¿Hay algún libro dónde se pueda rubricar con la firma (y letra-por-letra) la adhesión a este párrafo?

anco marcio dijo...

Dómine: ¿No sería bueno enseñar a los fieles la preferencia de tomar la Sagrada Forma sin tocarla con la mano o la imposibilidad de hacerlo así?
Creo que muchos que actualmente comulgan en la mano desconocen la doctrina y la traditio.
Gracias siempre por su defensa de la Fe y su amor y adoración al Santísimo Sacramento.

Capuchino de Silos dijo...

Me he quedado din habla.
¿Hasta dónde vamos a llegar Dios mío?
En mi blog han dejado de visitarme por defender A Monseñor Munilla.
Esto es lo que ayer me comentaron en un blog
"Amén.
A veceds no tenemos idea de los efectos que pueden tener unos comentarios, unas palabras, unas notas de periodico, un poema; ni un insulto... o un grito...
Buen viernes!!"
Lo de este post es intolerable.
Dios los habrá perdonado, pero yo no.

Jorge dijo...

No entiendo tanto silencio cómplice ante estos sacrilegios, don Terzio, no comprendo que valga todo y que nadie sea siquiera amonestado.

ELIAS dijo...

si vieras la exposición tan blasfema que han puesto en Granada sobre Jesucristo es una asquerosidad

Airfoil dijo...

A la tiparraca esa no se la deberia dejar que pise una iglesia catolica en toda su asquerosa vida, marcandola en la frente con un hierro como se hace con las reses.
Respecto al obispo, no es mas que un obispo-adorno,obispo-inutil y en definitiva ex-obispo por permitir lo que se venia venir: un sacrilegio en toda regla.

AMDG dijo...

En efecto es un escándalo que esto haya sucedido sin mayores consecuencias. ¿Pero no es capaz de ver el obispo que una individua con esa pinta y maneras es una ramera?

Uno a veces se pregunta si esta clerigalla cree en lo que dice y hace. Yo a veces los oigo durante la consagración y lo dudo. Y pensar que después va a recibir la comunión la gente piadosa repitiendo la jaculatoria "Señor. no soy digno..."

Adaldrida dijo...

Tremendo. Tremendo y tremendo. Cuánto hay que desagraviar.

Anónimo dijo...

Al anonimo de 13 de febrero de 2010 03:38 le comento que no puede llamar pan al pan y vino al vino pues el pan es EL CUERPO y el vino LA SANGRE DE NSJCRISTO.