martes, 24 de noviembre de 2009

Un neo-arriano en lo más alto (y reeditado)


Este de arriba, el de la la foto-ilustración, es un jesuíta; este otro no debería ser jesuíta. Pero lo es: No solum jesuita sed etiam rector de Comillas. Ahí lo tienen con su look de gerente de empresa, chaqueta bien cortada, corbata, buena camisa, escudito en la solapa, etc. Es un estilo del "jesuíta de nivel". En las residencias de padres jesuítas languidecen ancianos mal vestidos, sin sotana (una sotana vieja, aunque sea vieja, es digna-dignísima); pero como tiraron el hábito y ya no lo usan más que unos cuantos "señalados" - ni siquiera el prepósito p. Nicolás lo lleva - los jesuítas viejos visten look ropero de Cáritas. Los de "nivel" visten como el de la foto, el de Comillas. Pero dejemos la anécdota y vayamos al caso.

El caso es que el jesuíta (poco jesuíta) de Comillas ha reeditado un libro no-cristiano de anti-cristología des-católica des-cristiana. Sale la reedición - dicen que sale - con correcciones, no sé cuales, ni siquiera si caben, porque el libro apesta a hereje desde el título a la contraportada (y la editorial, tan "proclive"). No sé si ya no dice lo que decía y que a mí me da escalofríos siquiera recordar y no quiero, no me da la gana, citar ni media frase. No sé. Pero para que un librucho como ese saliera "corregido" debería salir impreso en negro sobre negro o en blanco sobre blanco, que fuera ilegible y se tirara al cubo de la basura directamente.

Los peores de los malos no son los malos de primera fila, que ya no venden porque nadie publica a Arrio o a Nestorio, y si se publicaran serían accesibles sólo a ciertos círculos, solamente. Los peores son estas cuadrillas de "teólogos de actualidad". En España, el anti-cristólogo que ha hecho "escuela" es el nefasto González Faus; este de Comillas y otros como el filo-etarritarri Pagola son, diríamos, sus "sucesores".

Unos sucesores con mucho "eco". Primero por sus puestos, por sus reconocimientos, por su "nivel" su "curriculum" y sus "círculos" de contactos, amistades y relaciones. Están en la cresta de la ola, son la "jet" de la Iglesia Española. Tienen influencia, foros, cátedras, anfiteatros y hasta estadio olímpico. Tienen medios.

Se leen en las facultades de teología y centros académicos eclesiásticos de España y de Hispanoamérica. Causan estragos especialmente en los Seminarios, donde se forman futuros sacerdotes que saldrán desde el principio des-cristianizados y negando el Credo que van a rezar en las Misas y que luego destrozarán y desvirtuarán en sus homilías, porque predicarán lo que han mal-leído, lo que han mal-aprendido, lo que les han mal-enseñado.

También son los "teólogos" que leen esa "clase media" intelectual que se matricula en "centros de formación para seglares", bien los que dependen de alguna facultad o los otros que organizan comunidades y congregaciones religiosas como "oferta de formación" entre sus "actividades pastorales". Como sus libruchos son "de bolsillo", una "teología de divulgación", también los leen los incautos, los curas despistados, los universitarios descaminados, las catequistas con recomendación de su cura. Y, por supuesto, las monjas "promovidas", las monjas "intelectuales", las monjas "al día", etc. etc. etc.

Este de Comillas y sus compinches, en su "nivel", desde su cáncana, miran a los creyentes fieles, a los curas católicos, a la gente piadosa, por encima del hombro, con despectiva suficiencia doctoral. Lo dice el mismo de Comillas en su librucho:

"...Existe un enorme desfase entre el saber cristológico de los "expertos" (al corriente de los innumerables avances producidos en la exégeis y en otras ciencias durante las últimas décadas) y los escasos conocimientos sobre el tema -más piadosos que otra cosa, por lo general- de que hacen gala los cristianos "de a pie". Con el agravante de que aquéllos no se atraven a hacer partícipes a éstos de su saber, por temor a escandalizarlos o a que no puedan digerirlo."


Un sujeto como este de Comillas en el sillón de rector de Comillas descalifica a la Iglesia que le mantiene/tolera en ese sitio. Primero a la desacreditada Compañía de Jesús, tan degenerada, tan infectada. Segundo a la Jerarquía, que hace la vista gorda. ¿Y Roma? preguntarán algunos. Roma, en este caso y en casos como este es, más que nada, víctima. Roma está secuestrada y con una jauría de fieras como este de Comillas a su alrededor.

A quienes pensamos que la Iglesia del desgraciado post-concilio es una Iglesia rota y fragmentada, con elementos irreconciliables con la Fe y con instituciones pervertidas, nos dicen que exageramos, que deliramos, que fanatizamos. No quieren darse cuenta de que solamente nos limitamos a poner el dedo en la llaga o a clamar como el niño del cuento que gritó a los espectadores "ciegos" que el rey estaba desnudo, que el rey iba en cueros, que el rey no llevaba ningún traje nuevo.

Lamento que ese no-jesuíta esté en la cúspide de Comillas, y lamento la reedición del librucho impío y anti-cristiano. Pero lamento más la obtusa ceguera de los que no quieren ver y la omisión culpable de los que dejan hacer.

p.s. El librucho está on line, no pongo el link porque no me gusta contribuir al contagio. No sé cómo puede estar publicado y encima reeditado, la verdad. En resumen, niega la Divinidad de Jesucristo, niega la Resurrección, niega la Redención, y descalifica toda la Cristología y la Teología católicas. Claro que lo hace con esa proverbial "media-lengua" tan característica de los herejes, una de las "formas" clásicas del modernismo, que es la matriz de este de Comillas y de los de su bando (se irritan especialmente cuando se dice o se nombra "modernismo/modernista").

n.b. Si quieren una recensión del librucho, en Opus Libros tienen una muy buena; si la pueden leer, leanla, pero adviertan que es muy "técnica" y exige, también, cierto "nivel". Para mi gusto le falta una "calificación" más terminante del librucho y su desafortunado autor, el no-jesuíta rector de Comillas.


&.

11 comentarios:

brigante dijo...

Este tipo de libros, que niegan con toda la ligereza del mundo la divinidad de Cristo y otras verdades reveladas, no son un caso aislado en Sal Terrae. A mí me tocó como libro de cabecera en la asignatura de Religión (colegio católico) uno de esa editorial que decía auténticas barbaridades. Una de las formas de mostrar mi desacuerdo era llenar el libro de anotaciones -en lenguaje estudiantil pintarrajear- para señalar los errores, acompañadas en ocasiones de algún exabrupto dirigido al autor; por esta razón era amonestado por el sacerdote encargado de la asignatura.

No estoy de acuerdo en que Roma sea sólo víctima. Puesto que la Iglesia es un institución jerárquica, por fuerza le ha de tocar parte de responsabilidad, y no ciertamente una parte menor. Si alguien comete un error grave, además de forma reiterada, y su superior no lo enmienda, la responsabilidad va ascendiendo de al siguiente superior en la jerarquía, hasta llegar a la cúspide. Entiendo que en la actualidad hay circunstancias que mitigan esa parte de responsabilidad, pero en ningún modo pueden anularla.

Por cierto, fenomenal el blog y la labor que reliza.

Jorge dijo...

En la misma línea que el comentarista que me precede, también yo discrepo de usted en esta ocasión porque creo que Roma si podría hacer más de lo que hace en este tipo de desafueros. Creo que muchos de los males derivados del postconcilio podrían y hubieran debido pararse antes pero inexplicablemente, Roma optó por una especie de "laissez faire, laissez passer" y ahora ya es demasiado tarde para frenar el daño.

párvulo dijo...

D. Terzio:

Estas cosas pasan todos los días. TODOS. La cuestión es si la Iglesia es una jerarquía o si no lo es. Si no lo es, ya está todo dicho, pero entonces nada justifica la obediencia. Si lo es, que me expliquen por qué cálculo permite en su seno toda suerte de herejías. Los herejes han de ser excomulgados. Punto. Y si de esa limpieza quedan cuatro católicos, cuatro, no hacen falta más. Y como me conoce algo, añado: y si entre esos cuatro no estoy yo, bendito sea Dios, porque no importa si yo voy al infierno, en tanto en cuanto haya cielo. Como dice brigante, la responsabilidad se propaga hacia arriba, y tras cuarenta años de herejía constante hace ya mucho, mucho, que la responsabilidad tocó a la cabeza de la Iglesia. Y si la cabeza de la Iglesia es condescendiente durante décadas con quienes pretenden destruirla, LEGITIMAMENTE uno puede preguntarse por el grado de connivencia entre la cabeza y los demoledores. Porque una cosa es que la brigada de demolición sea imparable, y otra muy distinta que el Papa no haga valer su autoridad, aunque tenga la certeza de que esa autoridad será vencida por el enemigo. El Papa tiene que salir a la puerta de la catedral y oponerse a los bárbaros, aunque sepa que los bárbaros le pasarán por encima con sus caballos. Aunque todavía eso es discutible. Igual, no es que el Papa esté paralizado por el poder de la birgada, sino que ésta avanza porque el pastor está dormido. Un largo sueño de más de 40 años.

párvulo dijo...

"Hijos míos: ha pasado esto y esto y esto desde el concilio. Y esto, eso y aquello va contra la fe católica. Y este señor, este, este y aquél no pueden llamarse más católicos. Y yo, como cabeza de la Iglesia, como sucesor de Pedro, os pido que os unáis en torno a mí, como tal cabeza, y abominemos de toda herejía, y os apartéis de los falsos pastores, lobos que vienen bajo piel de cordero"

Algo así, más o menos, es lo que procede en estas circunstancias. Y católicos de todo el mundo se arrodillarían y darían gracias, gracias y más gracias a Dios por haber iluminado al Pastor.

ELIAS dijo...

Querido maestro Terzio: ¿Cuántas veces hemos hablado de los jesuitas? ¿cuántos asuntos le he contado yo de ellos y de sus teologuchos? A mí no me extraña nada, más bien, me apena el que vayan como van de aseglarados, de progresistas y pseudocuras, de todo menos de lo que son: La Compañía de Jesús. En la Facultad distinguia entre jesuitas y jesuitones (S.I.= soy idiota) y tristemente viví episodios relacionados con herejías y herejes, como vd. recordará y así siguen. Al Padre E. Royón, como a Roma Vaticana, todo ésto se le ha ido de las manos y de la autoridad eclesiástica que representan, en consecuencia nocivo, tóxico y mortal para la formación de los fieles y no digo si de futuros curas. Recuerde para mañana, que sé que las reza, aquellas preces del Jueves Sacerdotal que nos dice: Para extirpar las herejías y los errores de la fe cristiana, dadnos sacerdotes santos.

Maestro Gelimer dijo...

Hace años que visité la Universidad de Comillas... En sus pasillos pude ver un departamento dedicado a la Masonería y el Krausismo. Sabiendo quiénes estaban al frente de ese departamento era como hacerse cruces.

Este tipo de católicos se ve que son católicos de/entre "comillas".

Esos libros plagados de herejías tienen su mejor destino en la hoguera -un buen auto de fe.

Un saludo

anco marcio dijo...

Curas de las provincias vascongadas (Léase Euskadi para los curas peneuvistas) han negado un responso a las víctimas del terrorismo; ¡Y no ha pasado nada! Yo quiero ver que se le niegue la comunión a aquellos políticos que por acción promueven el aborto (Véanse los votantes de la nueva ley) o a aquellos otros que, por omisión, la consintieron y no derogaron la vigente (Véanse los que durante años transigieron con una legislación inmoral y se dicen católicos). Confróntese igualmente la teoría Opus Dei sobre el mal menor y el PP.
Dómine Terzio, con todo afecto, esta historia, quiero decir la que vuesa reverencia denuncia en la entrada de hoy, no tiene arreglo. La Iglesia no es una democracia. La opinión de una mayoría “progre” no hace cierta la mentira. Falta “potestas” y sobre todo, falta “auctoritas”. Si la jerarquía es complaciente con el PP, mientras éste considera válida la ley vigente del aborto; si la jerarquía no niega la comunión a cuantos promueven la guerra, el divorcio, el aborto, la eutanasia (esto último, según los casos), los herejes (eso sí, según sean de Comillas o Nicaragua), vamos mal; y peor nos va a ir. ¿Qué pinta un obispo en una manifestación junto a los dirigentes del PP? ¿Hablamos de las negociaciones de la participación de la Iglesia en la recaudación del IRPF? ¿Hablamos de la cesión de San Telmo a la Junta de Andalucía? Demasiada complacencia con el PSOE. Demasiada subvención. No nos quejemos. La jerarquía no ejerce sus funciones, ni en materia moral ni en materia de doctrina. Que alguien vuelva al arrianismo o al nestorianismo, no es extraño. Nadie lo impide.

Embajador en el Infierno dijo...

Perdoneme que ante tanto y tan docto comentario uno agarre el rábano por las hojas. El traje del rector de marras es malo y está mal cortado, y además le queda ancho de hombros. La camisa es demasiado grande para su cuello y la corbata está más pasada que el cuplé.

Como las monjas que se visten de mesa camilla. Lo mismito.

Terzio dijo...

Lo que no te perdono es que le des ideas al de Comillas para que se torne un hereje dandy-elegante bien vestido.

Seguro que está más dispuesto a cambíar de look y de sastre que a corregir maladoctrina y heterodoxia, ¿qué apuestas?

'

AMDG dijo...

La verdad, no parece un cura.

Yo leí hace tres años, casi entero, La Humanidad Nueva (Ensayo de Cristología), de Gonzalez Faus. Me dejó en suspenso.

Visto desde ahora, solo el título ya me hace dar un respingo.

Juan Carlos Galvis dijo...

el de la foto es el padre francisco felipe parda doctrinero jesuita su foto permanece en el museo de arte religioso de Giron