lunes, 28 de septiembre de 2009

Mi admirado Hilarión


Hasta hace unos años, en mi lista de Hilariones - aparte del Santo - estaban el eximio Don Hilarión Eslava y el simpático Don Hilarión, el boticario de la Verbena de la Paloma; dos Hilariones musicales, podría decir. Hasta que conocí a este mi tercer Hilarión: Hilarión Alfeyev, obispo ruso-ortodoxo, representante del patriaracado de Moscú ante los organismos de la Unión Europea y una de las figuras más notables y emergentes de la Rusia ortodoxa actual.

El tipo somático es eslavo-ruso 100%. Incluso, desde que ví sus primeras fotos, le encontré un más que notable parecido físico con el anterior Patriarca de Moscú, Alexis. Ha cumplido 44 ó 45 años, se mueve por todo el mundo Ortodoxo, ha tenido una excelente formación con el aval de las mejores universidades y tiene publicadas en varios idiomas sus obras sobre temas de teología, espiritualidad y liturgia. Un currículum de primera. Es natural que haya contado con sus "padrinos", porque en el mundo cerrado y tradicional del clero ortodoxo no se hace carrera tan joven; pero es evidente que tiene méritos sobrados por lo mismo: Una trayectoria tan reconocida y brillante no es casualidad ni sólo cosa de padrinazgos.

El colofón que corona al personaje es este, sorprendente: Es músico y compone. Pero no compone bagatelas, rock, copletas de autor o charangas pseudo-litúrgicas, no. Dentro de la mejor tradición litúrgico musical de la ortodoxia rusa compone piezas de canto eclesiástico-coral, magníficas. Y el summum: Compone oratorios; tiene estrenados una Pasión según San Mateo y un Oratorio de Navidad. ¿Que suena troppo bachiano? Sí, pero suena tan armoniosamente bello que eriza el vello. Escuchen dos muestras:

Este es el preludio-comienzo de la Pasión ; el texto, conmovedoramente ruso, es una convocatoria a la compasión con la Virgen:
"Venid, cantemos una lamentación santa a Cristo. Aleluya. Oh, Señor, Dios mío, voy a cantar un himno a tu muerte. Aleluya. Tu Madre toda santa llora por ti con lamento. Aleluya":




 y esta es la fuga-coral del final:

En algunos momentos me recuerda a Zelenka, el 'Miserere'. Verdaderamente suena a las pasiones de Bach, obviamente. Y a los grandes rusos del XIX, desde Mussorgsky a Prokofiev y todos los demás; y a Morricone, y a música de cine, y a música tradicional-popular rusa. Cuando se escucha, por momentos, a retazos, se van recordando fragmentos, pinceladas, ecos de todo esto. Pero suena admirablemente bien, es emocionante. Emociona religiosamente y es música religiosa de primerísima calidad, quasi sin rival (de su nivel) en la actualidad. ¿Quién se atreve hoy día a componer este tipo de música, un oratorio bachiano?

 Al final del segundo youtube, cuando empiezan los aplausos, sale a saludar al proscenio el personaje, el obispo compositor Hilarión Alfeyev. Discreto, natural; yo diría que "humilde". Recoje las flores, recibe los aplausos, sin gestos triunfales o ensayados, ni siquiera de "simpatía" con el público, ni con los músicos ni el director; simplemente comparece, está, con unas muy distinguibles maneras "monacales", tan apreciablemente distintas.
.


Un personaje distinto y distinguido. Decía que le sigo hace unos años. Hace tres publicaban en Zenith esta entrevista en dos partes 1 y 2. Si la leen, verán cuán lejos estamos de la "plena comunión" tocante a artículos tan fundamentales de la Eclesiología como el Primado del Papa, histórica piedra de escándalo para las Iglesias ortodoxas de la tradición bizantina. Respecto a otros particulares del dogma, también recuerdo haber leído algunas opiniones de Alfeyev sobre algunos puntos de Escatología (Purgatorio, principalmente) que contradicen o silencian lo que confiesa y enseña la Iglesia Católica. Son las naturales (sobrenaturales!) distancias; comprensibles a pesar de no ser aceptables. Pero cuando aparece un personaje como Hilarión Alfeyev parece como si el milenio que separa a la Rusia cristiana de la Roma Eterna se acortara. Por comprensión, por sintonía, con esperanza. Admiro la cultura rusa, la historia de Rusia, y a la Iglesia Ortodoxa rusa desde niño. Por una atracción que primero fue "visual-estética". Admiré todo el rutilante mundo de belleza formal-espiritual en que se desenvolvía la liturgia ortodoxa rusa; precisamente cuando yo mismo he sido testigo del despojamiento y aniquilación de nuestra Liturgia Romana, bajo el insuficiente pretexto de la "simplificación" y la "renovación" que encubría una aberrante desacralización, acompañada la mayoría de las veces por un vacío de fe y una devaluación cultural. Hace unos días, el obispo Hilarión Alfeyev era recibido en audiencia por el Papa Benedicto. Las notas de las agencias de noticias comentaban la "sintonía" cordial entre dos hombres de Iglesia (salvando las distancias) que además comparten su amor/vocación también musical. Seguro que fue una ocasión digna de ser compartida en directo. Me hubiera gustado estar. Y como no estuve, me conformo con una frase de Hilarión Alfeyev recogida en una entrevista que le hicieron con motivo de ese encuentro con el Papa:
 
"A los quince años, entré por primera vez en el santuario del Señor, el Santo de los Santos de la Iglesia ortodoxa. Pero fue solo después de mi entrada en el altar cuando comenzaron la 'teourgia', el misterio que continúa hasta el día de hoy"..."Después de mi ordenación, ví mi destino y mi principal llamada al servicio de la Liturgia Divina. De hecho, todo lo demás, como los sermones, la atención pastoral y la erudición teológica, se centra en el punto de interés principal de mi vida, la liturgia".
Y yo quedo su complacido admirador, ya les digo (y espero me comprendan).


 +T.

13 comentarios:

Tumbaíto dijo...

No me suena a Bach (aunque eso no implica que no me guste, claro).

San Isidoro dijo...

Impresionante.

San Isidoro dijo...

Nuestro Papa, en su libro sobre Escatología, cuenta como con la condena de las tesis origenistas se abandonaron otras ortodoxas, que posiblemente hubiesen derivado en una comprensión del purgatorio acorde con la tradición occidental.

Los griegos oran por los difuntos, pero no consideran el purgatorio como un lugar donde el encuentro con Cristo nos quitará las "adherencias" del pecado, lo que me recuerda al salmo 50"Asperges me hyssopo, et mundabor: * lavabis me et super nivem dealbabor". Es como una tierra de nadie a la espera de la resurrección de los muertos.

San Isidoro dijo...

Por cierto, es curioso que todo lo que hoy provoca horror a las iglesias griegas, en Calcedonia fue júbilo y aclamación cuando dijeron los padres, ¡Hoy Pedro ha hablado por boca de León!

Terzio dijo...

Bueno, todavía no se habian enrarecido del todo la relaciones entre Constantinopla y Roma; en la base hay un yerro cesaropapista: Considerar que es la capitalidad del Impero la que concede la diginidad de sede y no la sucesión de Pedro; item más, en los primeros concilios resalta sobre todo la figura del emperador-basileus, que es el que convoca (y preside o delega presidencia). Pero Roma tuvo y mantuvo la "conciencia primacial", p. ej. en ese mismo Conc. de Calcedonia, el Papa León Magno recibe y confirma todo el texto del concilio excepto los cánones que se referían a la sede de Bizancio como de igual dignidad que Roma etc.

A mi muy dilecto Tumabíto: Sí tiene una marcada impronta de Bach y es bachiana toda la concepción-estructura del Oratorio (coros, recitativos, arias, textos evangélicos y proféticos alternando con otros oracionales o piadosos etc.).

'

'

Miserere mei Domine dijo...

Cierto que la unidad está lejos.. pero no está tan lejos la sintonía ante los múltiples desafíos del mundo contemporáneo.

Luchando juntos, seguro que nos llegamos a comprender mejor... lo que ayudará a una futura y deseable unidad.

Enhorabuena por la entrada :)

párvulo dijo...

Buenas noches don Terzio:

Impresionante. Y después de la impresión, tristeza de no poder encontrar algo parecido en una Iglesia que lleva más de cuarenta años de auto-demolición. Es cierto que en todas las iglesias ortodoxas la liturgia no va a ser tan deslumbrante como aparece Hilarión en algunas de las fotos. Pero también es cierto que, por lo que sé, en casi todas las iglesias católicas suena la guitarra. ¿Comprende mis arrebatos don Terzio? Acabo de llegar y encuentro así la casa... Tengo que rezar más.

Joaquín dijo...

Amo la música de Bach, y la música religiosa en sus distintas variantes (escribo mientras escucho las misas de Bruckner). Pero... ¿qué tiene de malo la guitarra, en una iglesia?

Terzio dijo...

El problema no es el instrumento: Es la música y cierta "intención musical".

'

conde de monforte dijo...

Le doy las gracias sinceramente,don Terzio,por darme a conocer a tan interesante personaje,sobre todo en su faceta de compositor;de la poca música verdaderamente religiosa y de calidad que se compone en el último medio siglo.Un autor al que tendré que seguir la pista.
Por cierto,si no los conoce aún,permítame recomendearle un par de compositores contemporaneos,aunque de estética bien diferente:
entre los ortodoxos el estonio Arvo Pärt (y su Passio Domini Nostri Jesu Christi secundum Joannem),y entre los católicos los polacos Henryk Górecki y,por supuesto el genial Krzysztof Penderecki(impresionante su Pasión según san Lucas).
Un abrazo.

Perlimplín dijo...

Deberías leer esto sobre Don Hilarión:

http://aspa.mforos.com/670103/5931354-ecumenismo-con-ortodoxos-lento-y-tortuoso-camino-hacia-la-plena-comunion-i/?pag=3#79609067

Terzio dijo...

Deberías, Pamplinim, leer mejor lo que digo sobre Alfeyev; decía que mil años de cisma no se van a resolver en media semana. Sé qué dice Alfeyev, le vengo "siguiendo" hace unos años, y es un prelado ruso con todos los atavismos de la jerarquía rusa. Pero se acerca a Roma con otra actitud.

La historia de la Iglesia no es todo trigo y ha habido (y hay) cizaña; lo mismo que el tráuma de la maldita IV cruzada pesa sobre los griegos como una losa, las cosas de los caballeros teutones y sus agresiones (y otros capítulos de la historia) forman parte de la tradición anti-romana de la Rusia Ortodoxa, con tanto valor que Alexander Nevsky es héroe nacional ruso y santo de la Iglesia Ortodoxa. Y cómo el tantos. Por ejemplo.

La jerarquía actual es heredera no culpable de todo aquello; como nosotros los católicos del siglo XXI no somos herederos culpables de los cruzados del siglo XIII; no sé si comprenderás esto, pero deberías intentarlo.

Mirar a las Iglesias orientales con lentes del siglo XII, es lamentable y culpable: La historia existe, las lentes las escogemos nosotros.

El recto ecumenismo que desea la unidad de todos los cristianos en la única Iglesia con la vuelta-conversión de cismáticos y herejes no puede mirar con aversión rabiosa a los creyentes de otras iglesias y/o confesiones cristianas; supondría un pecado de lesa ecclesia, tan herida y maltratada ya.

Ese "catolicismo" que asoma en tantos comentarios y comentaristas de ese foro-link que has puesto, es tan peligrosamente "cismático" que casi bordea los justos límites católicos.

Os soñais "tradicionales" y "antiguos" y no os dais cuenta que adoptais una dirección regresiva que no es tradición, pues la tradición supone ex sese movimiento y avance con sentido de la historia y la Providencia. Sois tan reactivamente post-modernos como una banda de skins se figuran ser nazis (o por el estilo).

Concluyendo: ¿Por qué no te dedicas al foro ese y dejas el blog este? Aunque reconozco que un repasito como el que aquí recibes te viene muy bien para tu instrucción y corrección: Tómalo así, como una correctio ad enmendationem, si me explico.

Cordialiter (aunque no te lo parezca).

'

Mendrugo dijo...

Hermosa música. ¡Qué bien aúna lo fúnebre y lo triunfal!