sábado, 8 de agosto de 2009

Tanquam moscas


En Sevilla - y en Andalucía - con tantos parados por metro cuadrado (y tanta corrupción por centímetro cúbico), la canalla pesoera caciquera no nos priva de adelantos. Ya estamos teniendo unos cuantos kilómetros de metro (el más caro del mundo; muy especial porque se esconde y asoma en superficie y se vuelve a soterrar etc.). Y un "mobiliario" urbano y una "arquitortura" de ciencia ficción de primerísima globalización. Y hembras políticas en todos sitios (exportamos ministresas incompetentísimas de primerísima calidad, muy solicitadas (por pperos también)).

Bueno pues entre las modernuras de la Sevilla del Menteserrín (cualquier sub-calabazo puede ser alcalde) está la del "canal bus", que es un come-cocos que hay en los autobuses (no en todos) y que van poniendo imágenes-consignas durante el trayecto. Dos monitores en cada vehículo (el que los lleva).

La emisión del canal-bus es marujonera infra-cultural proletaria, para que la entiendan parados, jubilados, maltratadas y demás votantes, sin mucha complejidad. Es como una tele ztapera pero en envase barato de oferta. O peor. Si hablan de cine te cuentan cosas de Almodóvar y si toca cocina te repiten lo del aceite y la dieta mediterránea (muy originales); también ponen cosas de salud, hipertensión y ejercicio etc. De la gripe-a todavía no dicen mucho para no alarmar (y para no provocar la estampía de las vacunas, que se va a armar (y yo que me alegro que se arme con tal de que la estampía se lleve por delante a Zp (y si se llevara también, por ventura, al Donmariano, mejor))).

Pues resulta que esta tarde me subo a un autobús y procuro no mirar el monitor del canal-bus. Misión imposible porque mi ojo izquierdo tiene visión-movimiento autónomo y mira defectuosamente de soslayo, libre de toda sujección de intención (un viejo problema oftalmológico). ¿Y qué ve-lee mi ojo insurrecto en la pantalla del canal-bus??? Un horror. Un horreur de tal malignidad infecta que tuve que aplicar el otro ojo (el derecho, más sano, como corresponde) y mirar-leer para cerciorarme. En pantalla decía un letrero-titular-consigna:

- "LA PROMISCUIDAD ES SANA" -

Debajo del titular, la foto de una mosca. Y más abajo el texto un poco más explicitado:

"La mosca mantiene relaciones con tres o más parejas para asegurar una variedad genética que asegure el crecimiento sano de las crías".

Yo, que tengo mente de juez de la Santa Inquisición (¡ viva !), inmediatamente hice la traducción in-moral de la promiscuidad de la mosca: -"Señoras, caballeros: Promiscuen como moscas y tendrán hijos sanos. Lo que es bueno para las moscas es bueno para usted".

Que es poco más o menos incitarles a ser moscas. O moscardones (moscardonas no, porque no hay, me parece, y no me consta que la re-putada ministresa igualadora esa tenga proyecto de clonar moscardonas y fijar cuota; o lo que sea). Moscas, decía: Que sean moscas y vivan y se reproduzcan promiscuamente (genéticamente muy sanos) en basureros, estercoleros, vertederos, letrinas...etc. No importa la caca del entorno; importa la variada promiscuídad (sexual) que asegure una prole sana (que viva y "piense" como moscas). Poco más o menos. Una nueva forma de incitar al sexo omnímodo sin obligaciones familiares y promocionando, de camino, la reproducción (que está por los suelos).

Claro que yo me hacía también la reflexión: Si no quieren niños vivos ni madres gestantes y lo que les entusiasma son abortos y hembras abortantes, ¿a quién dirigen la consigna de la mosca-promíscua? ¿...Hmm...?

Ahora la pregunta: ¿El canal-bus es un invento zpero para programar el coco sub-pensante del proletariado urbano? O ¿el canal-bus es la emanación socio-cultural de la infra-inteligencia que se vehicula en el medio del transporte urbano como una realidad de presencia compactadora de la escato-ciudadanía? O la tercera: ¿Estará el canal-bus diseñado como una arma psicológica letal cuyo objetivo es la alteración-enervación de la gente consciente/pensante/moral ???

Y me temo que es la tercera. Por lo menos a mí me afecta así.

Conclusión: Hay días que uno tiene tentaciones de hacerse terrorista-bomba y admira a Obama (el original del turbante, no el sucedáneo made in USA (no sé si me explico)).

&.

8 comentarios:

anco marcio dijo...

Qué expresiva y clara es la entrada de hoy para explicar lo que está ocurriendo. En su Teoría de la democracia, Giovanni Sartori dice que, en las democracias actuales, el papel principal en la formación de la opinión pública lo desempeñan los medios de comunicación. Ciertas nociones, como las de selección de noticias y el establecimiento del orden de prioridades se aplican fundamentalmente a la actuación de los medios de comunicación y su impacto. “El mundo es –para el público en general– el mensaje de los medios de comunicación”. Todo lo que no está iluminado por el foco de los medios de comunicación no existe para la mayoría de la gente y eso lo sabe bien el Poder; de ahí que en el canal bus no se haga referencia a la burricie, el mal gusto o la corrupción; claro que ese Poder no es tonto y después recoge sus frutos electorales. ¿Tendrán algo que ver "canal bus" y "canal sur"?

Terzio dijo...

Son pulgas del mismo perro; o aguijones del mismo escorpión: Armas en manos del mismo asesino.

'

Catalina dijo...

Uy, qué bárbaro está usted hoy.
En fin que a lo que dice usted que predican ahora en el canalBus, que si la promiscuidad es buena para la mosca, es buena para la especie humana, digo yo que si la M, no la de panal, la de la r, también debe de ser buenísimo para el ser humano... pero será para el geneticamente variadito socialista de pro, pues eso que se pueden ir a la M, ellos y sus moscas C., de mi parte.

Catalina dijo...

Y por si las moscas, les ponemos el refrán de Samaniego.

A un panal de rica miel
dos mil Moscas acudieron,
que por golosas murieron,
presas de patas en él.
Otras dentro de un pastel
enterró su golosina.
Así, si bien se examina,
los humanos corazones
perecen en las prisiones
del vicio que los domina.

Natalio Ruiz dijo...

Como me hace reir don Terzio con cosas que son para llorar.

Deben rezar mucho para que no les llegue la peste, no tanto por ella misma sino por las locuras litúrgicas que genera (o las disputas "acerca de" como ocurre en mi blog y en el que esperaba su filoso razonar....).

Respetos engripados.

Natalio

Bloggofrénico dijo...

Me quedo con la tercera. Si.Es la más dañina.

Ruy dijo...

Hubo un tiempo en que la gente de vida ligera que pululaba por los medios de comunicación, por las televisiones y las radios, se cuidaba mucho de que no saliese a la luz pública ninguna de sus deleznables andanzas, conducta que se expresaba en el ejercicio de lo que llamamos “doble moral”. Se rieron siempre del pueblo llano y sencillo (¡nosotros a fornicar y ellos a tener hijos!), al que odiaban no por su simpleza, sino por su recta vida y fuerza moral, que ellos, en su debilidad, no podían si quiera soñar con alcanzar algún día (me viene a la memoria la dura vida de mi padre, que no entró jamás en un bar ni para comer en el trabajo, ya que mi madre le preparaba la comida a primera hora de la mañana, comida que él se llevaba tan contento). Desde entonces, el principal esfuerzo de estos gusanos y gusanas responsables de NUESTROS medios, viene a ser como el de todos los puercos llenos de debilidades y faltas, que no consiste precisamente acercarse a la virtud, sino el intentar atraer a la gente a su asqueroso modo de vida. La promiscuidad produce bastardos. Recordemos como los definía el Arcipreste de Talavera en épocas lejanas ya:

“……los hijos habidos en fornicación y en dañado coito, abortivos, llamados espurios en derecho y bastardos en lengua común, y en lenguaje vulgar y en mala costumbre, hijos de mala puta. Donde se siguen tres males: difamación del que lo engendró, vituperio de la que lo concibió y denuesto del engendrado. Y es capilla que hasta después de su muerte nunca se le cae. Y además que tal hijo es privado de todas las honras temporales, y aún la Iglesia nunca le permite le sean dados beneficios, si no es con licencia del papa o del prelado. Y aún la Santa Escritura dice que los hijos de los adúlteros muy abominables son a Dios.”

Por sus acciones les conoceréis, y si no mirad como envidian a las moscas.

Pablo dijo...

HOLA soy admirador de su blog y espero que visite el mío TRADITIO ET FIDES a ver si le gusta, lo acabo de crear, y si es tan amable ayudeme a colocar el reloj de pendulo, me gusta...gracias.