domingo, 14 de junio de 2009

Un "Corpus" (?) irreverente y otros abusos tolerados

Es desagradable de ver, y el montaje del video tampoco ayuda a comprender del todo. Pero es bueno que se vea para que se comprenda hasta dónde están llegando las cosas en Linz, y hasta dónde se están dejando llegar:






Aquí las fotos, en la web diocesana de Linz

Esta estaba puesta en esa página hasta ayer; hoy la han quitado

(por cierto, fíjense, al fondo de la foto, en los "cálices" y la cesta de mimbre (¿adivinan para qué?) sobre el "altar", todo muy "descripitivo" del tipo de "celebración" y conceptos litúrgicos subyacentes)

En las fotitos, el cura celebrante con esa extraña estola sobre la hopa blanca, y a su lado una especie de "diácono" ataviado con una dalmática tipo slabbinck, el mismo que aparece luego en el video llevando en un palo con una tenaza el "Pan", que es la Hostia que han consagrado para la "procesión". En vez de misal parece que usan unas fotocopias en una carpeta de plástico negro, o algo así, un recurso improvisado que a más de un cura des-católico le he visto usar.

Cuando uno se atreve a mirar con más atención, deduce que todo está pensado, nada improvisado, incluso "diseñado". Vean, por ejemplo, que la "pértiga" sobre la que llevan el "Pan" es de acero inoxidable, una especie de "pinza" diseño ikea, con una mano negra (no sé de qué material será) que hace de soporte-sujección. Y el mentecato con tipo de loco del diácono o lo que sea: Siempre hay un váina para una chuflería. Verbigracia.

Como estas especies de mal clero no suelen respetar las oraciones del Misal y suelen improvisar anáforas y plegarias eucarísticas que no contienen el mínimo indispensable para que la "acción" sea Misa y haya "consagración", yo me atrevería a decir que lo que llevan levantado en el palo es "pan sólo pan" (sin transubstanciar). Un detalle para ellos apenas significante, porque como no creen, tampoco adoran (ni comulgan). Solo es una "fiesta", una "kermesse" post-conciliar con unas pinceladas minimalistas de liturgia. Y nada más. Y nada menos.

En Linz fue donde no quisieron al cura decente que el Papa tenía previsto nombrar Obispo auxiliar. Porque en Linz funcionan con otro clero, un clero que organiza y protagoniza una "procesión del Corpus" tan anómala, "contra-litúrgica" e irreverente como esta.

Lo peor de lo peor es que hay gente que "comprende" y hasta "aprueba" e incluso "sintoniza" con "acciones" como esta, al borde de la blasfemia (si no blasfemia patente).

Hace mucho que estoy convencido de la "fractura" gravísima que se ha operado en la Iglesia post-conciliar. Por la irresponsable gestión de los malos pastores y la aberrante formación de un clero des-catolizado, existe una iglesia "nominalmente" católica que realmente ha dejado de ser "católica" y se desliza por un resbaladero des-indentificador. Y no hay autoridad que le ponga freno.

Vaya otro ejemplo de otro caso, casi de lo mismo pero en otro ambiente: Una celebración de grupos carismáticos, más o menos "juveniles", en Salzburgo. Vean el vídeo y adelanten hasta el minuto 14'06 y contemplen:





Es una iglesia transformada deliberadamente en discoteca, luces y sonido y el presbiterio como escenario. Unos chuflas con guitarritas electricas, en camiseta, repiten la mascarada ridícula de un "concierto rock": Pataditas, saltitos, golpe de mástil de la guitarrita, y todo el repertorio de movimientos remedados. El "público" corresponde también con las respuestas estereotipadas de una piara de concierto: Levantan brazos, menean manos, mueven cabecitas y encienden mecheritos. Sólo les falta el porro, porque todo lo demás ya está, ya lo tienen. En una iglesia.

Vuelvo a repetir que lo peor de lo peor es que hay gente a la que eso les "gusta". Gente (clero incluído) que sufren tal degeneración-deformación de fe que confunden lo sacro con lo profano y lo profano con lo santo. Y prefiern lo profano porque nunca han sido formados en la reverencia a lo Sagrado, en lo que conforma el Misterio. Y si un día tuvieron una fe mejor formada, se les ha maleado y malinflueciado hasta caer en ese "estado" quasi alucinógeno.

¿Saben por qué? Porque no creen ni quieren hacer el esfuerzo de creer. La fe es un acto de inteligencia y voluntad que implica cierto esfuerzo, movido por la gracia (a la que se debe estar atento y "abierto", tendente a ella y su acción). Si ese "esfuerzo de fe" que es personal, individual e intransferible, no se quiere hacer (por defecto de formación o de verdadera motivación y/o estímulo religioso respondiendo a la "gracia") y se ofrece, en cambio, un sucedáneo espiritualoide con el se "conecta" y se desencadena un fácil "entusiamo religioso" (en este caso "arropado" por la masa y el "ambiente" de discoteca y concierto rock, tan conectados con la impresionable sensibilidad de los jóvenes), entonces suceden cosas como esta del video. ¿Qué queda después? Yo pienso que apenas nada. Y si queda, todo disuelto en una vaga conciencia que aleja del Misterio porque prefiere la facilidad de la "emoción" edulcorada. Eso también llega un día que cansa, y se abandona. Y no quedan sino restos. Sólo el vacío de una fe insuficiente, deformada, e incapaz de vida espiritual.

Estas cosa no ocurren sólo en Austria, en Salzburgo, o en Linz. También en Italia, en México, en los EEUU, en Canadá y en Pernambuco. Y en España, también. Por desgracia.

Que el Señor nos libre.

+T.

15 comentarios:

Ángel Ruiz dijo...

En las fotos de la diócesis de Linz no sale nada de la 'custodia' (sic), pero el vídeo es tremendo.
En cambio, mira qué procesión en Oxford.

Terzio dijo...

La han quitado. Ayer noche estaba. A mí me da cierto escrúpulo ponerla, pero la pondré como "acusacion".

También ayer remití a uno a esa página de de NLM para que comparara "estilo" y "ambiente" católico con el des-católico de Linz.

Lo que más me escandaliza es la nula voluntd de los Obispos para cortar radicalmente con cosas tan nocivas. En el fondo, opino que es por falta de fe: No creen, y por eso les da lo mismo.

Crudo, pero tristemente real.

Y, como imaginarás, no vale mirar para otro lado y dejar de hacer lo que corresponda.

'

anco marcio dijo...

No quiero hacer comentario. Basta Lope.

Cuando en mis manos, Rey eterno, os miro,
y la cándida víctima levanto,
de mi atrevida indignidad me espanto
y la piedad de vuestro pecho admiro.
Tal vez el alma con temor retiro,
tal vez la doy al amoroso llanto;
que arrepentido de ofenderos tanto,
con ansias temo y con dolor suspiro.
Volved los ojos, a mirarme, humanos,
que por las sendas de mi error siniestras
me despeñaron pensamientos vanos;
no sean tantas las miserias nuestras
que a quien os tuvo en sus indignas manos
vos le dejéis de las divinas vuestras.

Mendrugo dijo...

Es espantoso lo de Linz y hace Vd. muy bien en denunciarlo. Para que desagraviemos, y para que aprendamos. Nos enseña adónde van a parar esos abusos que pasamos por alto cuando son veniales.

El más grave y más frecuente sacrilegio contra el Stmo. Sacramento es el que se comete por recibirlo sin estar en Gracia de Dios. Pero este abuso tiene mucho que ver con el ejemplo nefasto de un clero irreverente.

Terzio dijo...

Te contexto, Mendruo, con Stº Tomás, a propósito de lo mismo. En la Suma, IIIª parte q. 80 art. 5, que trata de la gravedad de recibir la Eucaristía en pecado y sin las debidas disposiciones, en la Respuesta, dice S. Tomás:

Respondo: Como ya se manifestó en la Segunda Parte, un pecado puede ser más grave que otro de dos maneras. Una, por sí mismo; otra, por las circunstancias. Por sí mismo, en razón de su especie, especie que viene designada por el objeto. Y, en este sentido, cuanto más importante es aquello contra lo cual se peca, tanto más grave es el pecado. Y puesto que la divinidad de Cristo es más importante que su humanidad, y puesto que la misma humanidad es más importante también que el sacramento de la humanidad, los pecados más graves son los que se cometen contra la misma divinidad, como es el pecado de la incredulidad y el de la blasfemia. Por orden de gravedad vienen, en segundo lugar, los pecados que se cometen contra la humanidad de Cristo. Por lo que en Mt 12,32 se dice: Al que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará. Pero al que la diga contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este mundo ni en el otro. En tercer lugar están los pecados que se cometen contra los sacramentos que pertenecen a la humanidad de Cristo. Y, por último, están los pecados contra las criaturas.
Por las circunstancias, un pecado es más grave que otro por parte de quien peca: un pecado de ignorancia, por ejemplo, o de debilidad es más leve que un pecado de desprecio o cometido con pleno conocimiento. Y dígase lo mismo de otras circunstancias. En este sentido, el pecado de que hablamos en algunos puede ser más grave: por ej., en aquellos que por puro desprecio se acercan a este sacramento con conciencia de pecado. En otros, sin embargo, es menos grave: por ej., en aquellos que reciben este sacramento con conciencia de pecado por miedo a pasar ante los demás como pecadores.
Por todo lo cual, es evidente que este pecado es específicamente más grave que otros muchos, pero no es el más grave de todos.


Es la falta de fe, la infidelidad, la perfidia. Que es lo que trasluce esa escena de Linz: No tienen fe, y por eso hacen eso. Y mucho peor porque son sacerdotes los responsables, precisamente ellos que son los ministros y custodios del Sacramento. Al hacer cosas como esta escandalizan y llevan a los fieles a la increencia, a la conducta irreverente, a la blasfemia incluso.

Es muy grave. Y los obispos que lo consienten pecan por omisión con semejante gravedad.

'

Miserere mei Domine dijo...

¿Qué nos pasa a los católicos? Parece que hubiéramos perdido el norte y la mínima verguenza.

Solo puedo pedir perdón a Dios por tanta locura de quienes se dicen católicos. Dios nos perdone.

Anónimo dijo...

El Papa mencionó el Epiousion en la homilía de la misa de Corpus. Un comentario que unsted me había hecho del SUPERSUBSTANTIALEM del Pater Noster.

ARCENDO dijo...

Penosas imágenes, hemos de rezar mucho para cambiar esto.
Off top. Por casualidad he dado con tu blog, me ha encantado, está lleno de sabiduria de la buena y buen criterio. Con tu permiso paso a enlazarte entre los blogs que sigo para leerte más a menudo. Y con tu permiso también (y abusando de tu amabilidad) te "robo" para mi blog, la alusión filatelica.
UN CORDIAL SALUDO.

párvulo dijo...

Los frutos del Concilio. No es nada extraño que los enemigos de la Iglesia estén encantados con él, y acusen inmediatamente de pre-conciliar a cualquier intento de corrección. Y me asombra que cosas así no reciban condena inmediata y ejemplar de la cabeza de la Iglesia. Aunque es obra muy conocida, no dejaré de recomendar "Iota Unum".

Embajador en el Infierno dijo...

El Papa ha estado reunido hoy con los obispos austriacos, y la reunión continua mañana. Y no es una visita ad limina. Más aquí. Parece que les está dando estopa precisamente por estas cosas.

Terzio dijo...

Yes.

Y hoy, 16, parece que tendrán otra "sesión".


'

Mendrugo dijo...

Ya que Párvulo lo ha citado, me gustaría saber, don Terzio, qué opina sobre el libro "Iota Unum" y si le parece lectura aconsejable para el público "general".

Laus Deo! dijo...

Bendito sea Dios... el caso es que es el pan nuestro de cada día. si en España no pasa más es por no se qué que yo achaco a la Virgen, porque la actitud de fondo -sobre el video de discochurch- está en muchos delegados de pastoral juvenil. Suerte que a muchos sólo les da por Taizé, y eso es gloria.

Un saludo admirado

Terzio dijo...

Romano Amerio es un "grande" que emerge clarividente (y póstumo) gracias - entre otras - a la sensibilidad y perspicacia del Papa Ratzinger.

No sólo Iota Unum, sino toda la obra de Amerio debería conocerse y estudiarse, como una especie de antídoto contra el veneno de los pseudo-teólogos de la des-catolización.

'

Mendrugo dijo...

Gracias. Lo leeré.