lunes, 8 de junio de 2009

Quam pauci !

Mi Tía está feliz porque "hemos ganado". Mi Tía es ottantenne (y un poco más) y vota al PP en la firme creencia de que está votando a Pilar Primo, poco más o menos. Y yo no le quito la ilusión a mi Tía, faltaría más. A esas alturas vitales, ni siquiera se me ocurre "aconsejar" porque puede ser lesivo-traumático. Además soy pro-senectute profeso, filo-gerontócrata incluso.

Pero la veneración no quita el jucio, y por eso el titulillo: ¡Qué pocos! Iba a poner "qué pocos somos", pero yo soy autócrata y no reconozco otro Orden sino el Sagrado (con alguna reserva jerárquica), y no me sumo a ningún círculo. Aunque aliento a los que puedo a que se in-circulen, que para están. Yo no.

Qué pocos son, decía, los buenos. Porque es evidente que los pprros no lo son. Y los otros no tienen (no encuentro) un descalificativo suficiente, piara inmunda de excreciones marxistas y demás pestes. En fin.

Lo que pasa es que 56 coma no sé cuánto de abstención son muchos abstinentes para que los pprros canten victoria, porque pueden ser más los serviles psoeros cabreados que no han votado por despecho que los domesticados pperros que han ido a las urnas en plan revancha. Posiblemente, no digo que probablemente, ni tampoco que realmente.

Yo, personalmente, por ver hocicar en el fango a Zp y su piara y que se partan los piños (también), soy capaz de sonreir condescendiente al entusiasmo de mi Tia. Pero sólo a mi Tía y por ella y sus circunstancias, aclaro y proclamo. Pero que conste que es sólo y nada más que eso: Una condescendiente sonrisa a mi Tía.

Por lo demás, confirmo el título: ¡Qué pocos! Qué pocos son los buenos y cuántos malos sueltos creyéndose que son buenos y votando mal y a los malos.

&.

15 comentarios:

ELIAS dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que no hay otro orden más que el Sagrado. Veremos a ver cómo rigen a las naciones de Europa y qué decisiones tomarán en aspectos como la moral y la libertad religiosa. Ntra. Sra. de Europa, ruega por nosotros.

Tumbaíto dijo...

Tenemos piara hasta el día del Juicio Final.

Miserere mei Domine dijo...

Pocos somos estimado Ex Orbe. Pocos pero con la conciencia limpia de malminorismos y conformismos pragmáticos.

Nada sucede fuera de su momento y el momento no ha llegado todavía. Leyendo el Apocalipsis se da uno cuenta de que los justos solo se ven reconcidos por Dios mismo... nunca por los demás hombres.

Mendrugo dijo...

Me tiene algo perplejo este pasaje que cita don Enrique Monasterio en su blog:
http://pensarporlibre.blogspot.com/2009/06/jornada-de-reflexion.html

Ojo con darle una aplicación demasiado apresurada al caso concreto.

anco marcio dijo...

Ayer ganaron todos. Menos nosotros. La "dulce derrota" de los psoeros, el "triunfo" indudable del "primerizo" "Arenas movedizas" en Andalucía (PSOE 47,68%, PP 39,63%), ¡Más de ocho puntos de ventaja, tras 30 años en el poder!y dice que ha ganado.
Engañabobos. Pocos son conscientes de que el sistema vigente no da para más. Quam pauci. ¿Alguno de los elegidos renunciara siquiera a uno de sus muchos privilegios en favor de un necesitado? ¿saben que un eurodiputado puede llevarse a casa todos los meses 17.000 euros? Calculen al año. Momios aparte. Ya, ya sé que es el chocolate del loro, pero esto es una auténtica plaga de loros.

anco marcio dijo...

Pido perdón por reiterarme, pero estoy convencido de que asistimos a un episodio de locura colectiva, parecida a la de la Europa de los 30, que habría de ser el germen de una gran tragedia. ¿Nadie se da cuenta de que detruyendo los cimientos, la sociedad se hunde? Unos y otros, ya me entienden, son cómplices de lo que está ocurriendo. Please, que no hablen más, los unos de "progresismo" y los otros de "valores cristianos"

Seneka dijo...

Mendrugo: esa entrada del blog de D. Enrique está tomada literalmente de esta otra de la web de la COPE:

http://www.cope.es/05-06-09--ratzinger-politica-resistir-seduccion-grandilocuentes-realizar-lo-posible-8174-opinion

... y no tengo acceso al libro del entonces Card. Ratzinger, pero estoy totalmente convencido de que se trata de una cita perfectamente acotada y descontextualizada.

Perdón por el off-topic, Terzio. Aunque no comento, le sigo con interés. Sursum Corda!

JL Martínez Hens dijo...

No me gusta lo de buenos y malos y en cuanto a política y a pesar de considerarme una persona religiosa, he votado por un partido laico, UPyD. Pienso que al Cesar lo que es del Cesar y que la religión es parte de nuestra intimidad y no debe entrometerse en las cosas de Estado. Probablemente disienta de mi pensamiento pero como señor profundamente respetuoso quería confiarle mi opinión sobre política ya que por primera vez en 36 años me he dado cuenta que la política si importa y mucho.

Álvaro dijo...

Seneka - Aún tratándose "de una cita perfectamente acotada y descontextualizada", el texto del cardenal Ratzinger se ajusta perfectamente al perfil clásico de liberales, marxistas y demás "redentores" de la humanidad y no se ajusta nada al perfil de los que plantean opciones políticas que defienden los principios no negociables que él mismo -ya como Papa- ha señalado.

Eso sí, da la impresión de que los autores de los blogs que han citado el texto del cardenal Ratzinger lo han utilizado como arma arrojadiza contra los partidos minoritarios (y de voto "inútil") que recogen los principios no negociables.

Espero estar equivocado en esta última impresión mía, of course.

Álvaro dijo...

JL Martínez Hens - Sin ánimo de polemizar (más de lo necesario), a los católicos amantes de las sentencias evangélicas tipo "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", les recordaría yo, que es la Iglesia en régimen de monopolio, la única interprete válida de la Sagrada Escritura (no uno mismo) y que hay un abundantísimo Magisterio sobre doctrina política y social que desarrolla esa y otras sentencias evangélicas. Sin el conocimiento y la adhesión personal a ese Magisterio es imposible formar un criterio político personal coherente con la Fe Católica que se dice profesar.

Le animo a conocerlo para rectificar ideas y pensamientos (v.gr. "que la religión es parte de nuestra intimidad y no debe entrometerse en las cosas de Estado") que están en manifiesta contradicción con lo que enseña el Magisterio católico.

PD: Respecto a UPyD, el problema no es que sean laicos, sino que son laicistas y aborteros.

Mendrugo dijo...

Respecto a la cita del Card. Ratzinger, creo que no afina mucho Álvaro cuando la achaca al tipo de liberales, marxistas, etc. En todo caso, si estuviese en contradicción con la doctrina de los Principios No Negociables, la que "manda" es ésta última, que BXVI ha proclamado "ya como Papa", como bien recuerda el mismo Álvaro.

Yo más bien pienso que los PNN se entienden en el contexto de la cita del Cardenal que recomienda, en política, tener cintura para llegar a conciliaciones (léase transacciones, negociaciones...). Después el Papa limita el ámbito de lo negociable definiendo los PNN (que no son cuestiones políticas sino "prepolíticas").

Yo no sé con qué intención habrá citado ese texto tal o cuál blógger. La supongo siempre buena. Pero si alguno hubiera pretendido disuadir a sus lectores de defender los PNN con "santa intransigencia"... estaría falsificando el pensamiento de Ratzinger.

Álvaro dijo...

Mendrugo - Quizás no haya estado afinado en mi interpretación de la cita del Cardenal Ratzinger, pero por más que la leo siempre llego a la misma conclusión. Y me explico.

Como dijo Seneka es una cita descontextualizada y no es fácil interpretar el sentido exacto que le dio su autor, aunque está claro que podría responder perfectamente a la explicación que usted mismo da.

Y es muy posible que la misma no la hiciera el Cardenal refiriéndose a liberales, marxistas y etcéteras pero es que yo no he dicho que fuera así. Sino que la cita -casualmente o no- sí que se ajusta al perfil de este tipo de "redentores" de la humanidad, más que nada por aquello de los "mitos políticos", "el grito irracional", "la seducción de los grandilocuentes", "realizar por sí mismo lo que es de Dios" ... que tan poco tienen que ver no sólo con las opciones políticas que se limitan a defender los Principios No Negociables sino con cualquier opción política que además de defender estas cuestiones "pre"-políticas, defienda muy legítimamente otras cuestiones "más" políticas.

Respecto a la intención de los autores al traerla a colación, procuro no juzgarla (por eso digo que "me da la impresión"), aunque nada más lejos de mi que suponerla siempre buena, porque la experiencia enseña que en muchas ocasiones no es así. Como bien demuestra +Q. en esta entrada con relación a esta noticia y las citas que trae.

En cualquier caso es sólo un parecer. Mientras en las elecciones importantes de la vida -religión, mujer y peluquero- esté acertado, lo demás no me importa errarlo.

Un cordial saludo.

Terzio dijo...

Muy perspicaz Mr. Álvaro.

:)

Mendrugo dijo...

¡Vaya! Por fin caigo en la cuenta de que había entendido mal el primer comentario de Álvaro. Lo siento. (La costumbre de ver al Papa atacado por todos lados le hace a uno susceptible). Por supuesto, tiene Vd. toda la razón en que esa cita del Cardenal (aun sin contexto) constituye una crítica de las ideologías redentoras y míticas como el Liberalismo y el Marxismo.

Álvaro dijo...

Mendrugo - Genial, ¡todos de acuerdo!

Terzio - ; )