domingo, 26 de abril de 2009

Un Santo antipático (por lo menos)

Supongo que no tendré que explicarme y que los que visitan este blog se hacen concepto de mis coordenadas referenciales. Digo esto porque voy a quejarme de un Santo, recién canonizado, esta mañana, en Roma, por S.S. Benedicto XVI, a quien no le aplaudo la canonización (sin que S.S. Benedicto XVI me desmerezca en tanto cual). Pero lo cortés no quita lo valiente, ni lo católico me priva de la vis crítica (ni mi concepto de catolismo me la censura, ni mucho menos).

Que los Santos son Santos, por supuesto. Pero que hay Santos y Santos y grados de Santidad, también. Y no es lo mismo un Mártir que una Virgen o un Confesor. Ni San Pedro Apóstol es lo mismo que los Santos Pedros Pascual, Nolasco o Regalado, que todos tres sumados no valen ni un juanete del San Pedro original. ¿Me explico? Pues entiéndaseme bien, y no me salgan replicando pacatos timoratos ni beatas re-pías, please.

El Santo recién canonizado que critico es Nuño Álvarez Pereira, un portugués, Condestable de Portugal, que capitaneó las huestes portuguesas en la formidable batalla de Aljubarrota, donde Catilla fue vencida y humillada sin contemplaciones. Un batalla cruenta y fiera como las de aquella época, inserta, en cierta sentido, en la trama mayor de la Guerra de los Cien Años, con típicos personajes del momento, reyes, nobles y caballeros, ambiciosos, belicosos y altaneros. En Aljubarrota los muertos fueron tantos, que los rios se estancaron por la de cadáveres que arrastraban. Y eso que era en pleno verano, un inolvidable 14 de Agosto (fecha para mejor recordación) de 1385. Un horror.


Por supuesto que no han hecho Santo a Nuño por vencer y matar a miles de castellanos en Aljubarrota, faltaría más. Ha llegado a Santo porque después de su hazaña guerrera Don Nuño se convirtió y se metió fraile carmelita y se llevó hasta que se murió haciendo vida devota y penitente (que falta le hacía). Tuvo este acierto, sin duda inspirado por mejor espíritu que le que le llevó a ser tan terrible vencedor en Aljubarrota.

Ha dado la casualidad que le ha tocado a Benedicto XVI canonizarle y fue Benedicto XV el que le beatificó. Da también la casualidad que fue Benedicto XV el que canonizó a Juana de Arco, contemporánea de Don Nuño (murieron los dos en 1431) muy batalladora también ella (Juana de Arco). Casualidades que no supongo vayan más allá de la mera coincidencia.

Lo que no me convence es que en pleno siglo XXI se canonice a un Don Nuño (ni tampoco una Juana en el XX, la verdad). Y no digo que no sean Santos, que lo son porque están canonizados y la Iglesia en eso no yerra. Lo que digo es que no van con los tiempos esos modelos de santidades que incluyen batallas en el "currículum" del Santo (aunque se hayan arrepentido a tiempo de las batallas aquellas y hayan hecho penitencia, verbigracia. Pero que les quiten lo bailao). Que no, señores, que no.
.
¿O sería de recibo en el Santoral - pongo por ejemplo - un Bush jr. reconvertido con, digamos, unos 10 añitos de cartujo? Yo no me lo trago, lo digo con toda sinceridad.

Hermanos mios, hay Santos que si son Santos mejor que se queden en el común de Todos los Santos y no salgan a relucir individualmente, con fecha en el Santoral y altares en las iglesias. Que no estamos en el siglo catapúm que admiraba santidades guerreras, sino en el XXI y el Tercer Milenio encima, y no son tiempos para Santos que hayan tenido que ver con tanto derramamiento de sangre, aunque después se conviertan de sus yerros.

Como lo pienso lo digo. Y esto también: Que me hace muy poca gracia ese Condestable portugués canonizado. ¿Que si le voy a rezar? ¡Que rece él por nosotros, que con bastantes muertos nos afligió! Y que se acuerde San Nuño cuando interceda: Que está en obligación antes con Castilla que con Portugal.

Amén.
.
p.s. Por cierto: Que hoy es San Isidoro de Sevilla, que se me olvidaba, ¡vaya por Dios! Ni punto de comparación, como comprenderán, con San Nuño. Que como decía aquel "¡Cuanto va de Alfonso a Alfonso!, eso mismo digo yo: ¡Cuánto va de Santo a Santo!
.
&.

8 comentarios:

ELIAS dijo...

¡Qué le vamos a hacer! y a los que tienen que canonizar no les llega la hora como al bendito Fray Leopoldo y otros "olvidados" por el Vaticano II. En fin, seamos todos santos.

Natalio Ruiz dijo...

Querido amigo Tezio:

En esta no estoy de acuerdo.

La verdad que no conozco el santo en cuestión ni sus antecedentes por lo que poco puedo hablar al respecto.

Tampoco es por cuestiones pías acerca de la santidad del canonizado por ser canonizado. De hecho, por lo menos me cuestiono bastante más que ud. los alcances de la "infalibilidad" en materia de canonizaciones.

En lo que estoy en desacuerdo es en los "modelos que el siglo necesita". Justamente, en estos tiempos de guerras sucias e injustas se necesitan modelos de hombres justos y probos en las armas. En tiempos de desvalorización de la "vida" hombres que supieron ponerla en juego por "valores" más altos. En tiempos de salvaje egoísmo e individualismo, hombres que eran capaces de combatir hasta la muerte por su tierra, sus amigos o su Dios.

En fin, es una opinión que, por el mero hecho de no coincidir con la suya está siendo replanteada en honor a su honra y sabiduría.

Respetos.

Natalio

Terzio dijo...

Estimado Elias: Lo de Fray Leopoldo es un caso lamentable. Ignoro qué es lo que tiene bloqueado el proceso, pero resulta extraño que una de las devociones populares más extendidas de Andalucía entera sea un causa dilata en la Congr. de los Santos. Supongo que la mala gestión (y el poco interés) de los capuchinos tiene algo/mucho que ver.

Estimado Natalio: Nuño no es un Fernando III luchando contra la infame y canallesca morisma invasora ni un Luis IX peleando en una Cruzada para liberar los Santos Lugares, sino un noble en armas por los derechos de uno de los aspirantes al trono de Portugal (y no el que tenía mejores derechos) enfrentándose en guerra contra cristianos y matándolos (ya comenté que el caso de Juana de Arco es otro "extraño").

Y no digo que no sea Santo, lo que discuto absolutamente es la idoneidad de su canonización en 2009 que estamos.

'

Tente dijo...

De acuerdo, Terzio: Es una canonización "antipática". En otros tiempos no hubiera prosperado.

anco marcio dijo...

Esta historia de las canonizaciones tiene mucho de burocracia, si no, recuerden la velocidad con que se han llevado a cabo algunas recientes, en tanto que la de S.S. Juan XIII (de feliz e imperecedera memoria)está estancada. ¿Los fieles rasos no podriamos opinar sobre algunos de los aspirantes? ¿De cuantos podríamos decir: "Pasó por el mundo haciendo el bien"?
Estoy de acuerdo con Terzio en que este santo no es un buen aspirante a ingresar en la Escuela Diplomática. (y además poco le importa)

Terzio dijo...

Mi querido Tente (y todos los demás cometaristas, muy estimados mios de mi mejor consideración):

Sabes que tampoco me gustan estas canonizaciones "extemporáneas". Como hemos comentado alguna vez a propósito: Si cuando las causas de los Santos se llevaban con más rigor (antes, digamos, de la "reforma" de la Congregación) estas causas antiguas no prosperaron, por algo sería. No soy el único que tiene la impresión de que el "listón" se ha rebajado mucho. La mayor parte (?) de los recientemente beatificados y/o canonizados no hubieran superado las objecciones de los "promotores fidei" (los ya legendarios "abogados del diablo").

Pienso que para desmérito de todo (a parte ya del comentario sobre San Nuño ex-condestable).

'

San Isidoro dijo...

Y entre tanto santo, hoy es San Pablo de la Cruz.

D. Terzio, ¿los pasionistas están en declive como otras congregaciones?

Terzio dijo...

Bueno, no se debe generalizar, ya sabes. Pero entra en la web de los Pasionistas y échale un vistazo, a ver qué impresión sacas (la galería fotográfica es muy "ilustrativa").

Preghiamo!

'