sábado, 28 de marzo de 2009

Menos manifestaciones, ya no más, por fa...


Desde que la despenalización del aborto se planteó en España, se confundió lo moral con lo político (supongo que lo mismo que en otros sitios, con las salvedades propias de cada sitio). Unos y otros confundieron moral con ideología política o programa de partido. Y seguimos igual, confundidos y confundiendo.

Las manifestaciones (la que viene y las pasadas) contra el aborto, son más políticas que morales. Reconozco que puedan ambientar cierta "campaña moral" y que se entienda la necesidad de hacer propaganda del bien en un mundo/una sociedad en la que el mal tiene tantos medios, altavoces y publicidad. Pero la movilización y sus gestores son políticos, lo reconozcan o no.

Son políticos usando el "tirón" cristiano como "base" política. Una motivación cristiana como fuerza política. No son el PP ni el peperío, cada vez más reticentes a identificarse con principios cristianos. Son los que votan al PP como "mal menor" los que movilizan. Gente y plataformas tan equívocas y mal identificadas como HO, que nadie sabe bien (aunque todos sospechan quien).
Pienso que es inútil, otro alarde para contentar (distraer?) a unos y poner de mal humor a otros. Sin efecto. Porque se trata de algo que se dirimirá en el Parlamento, donde hay tan pocos cristianos en activo, muchos menos de los que se pueda imaginar, y casi todos con un "cristianismo hipotecado" al partido (el que sea).

A esa clase política, a sus partidos, habría que darles una lección. Muy merecida. Incluso como medida "higiénica", ya que la única censura posible que un "ciudadano" puede hacer al sistema es el que el sistema le concede (1 vez cada 4 años) para luego inmovilizarlo practicamente hasta las siguientes urnas.

Lo efectivo sería que hubiera una voz que articulara una respuesta cristiana moral efectiva y contundente. Lesiva. Que doliera y dejara tráuma. ¿Un comando bomba-católico? No, en absoluto (no somos islamo-terroristas, gracias). Algo más temible: Una restricción del voto católico, una movilización de la abstención. Una re-versión actualizada y versátil del famoso "non expedit". Por lo menos probarlo, a ver qué tal.

Pero quizá se tema evidenciar el poco calado social de una decisión así. De todas formas, insisto, yo probaría. Por lo menos para saber cuánta fuerza se tiene y cuántos escaños se pueden poner en juego. Un experimento muy interesante. Y muy comprometido. Y arriesgado.

¿A que no? ¿A que no hay "mitras" para eso? Pues que se dejen de pancartas y bullas por Madrid y se recojan, que es Cuaresma y no es tiempo de mojigangas por la calle. Que ya llevamos demasiadas.

En Sevilla, las Cofradías (tan pragmáticas y contemporizadoras) se han salido por la tagente, muy discretamente. Hay que vivir, convivir y sobrevivir (y llevarse bien con los caciques).

Una Iglesia con cañonería (sin balas) y el castillo interior descuidado, jugando a guerras urbanas, es un despropósito en los tiempos que estamos. O nos hacemos fuertes ad intra, en el centro, o somos un tiovivo girando según el mundo y sus volteretas. Para nada, y encima sufriendo desgaste.

Hay que reconocer con claridad y predicar más claro todavía que tenemos enemigos: Enemigos implacables, suicidas sociales con ideas, planes y leyes en mente. Y un absoluto desamparo político, sin ninguna formación política efectiva capaz de representar y defender el punto de vista cristiano en el escenario clave de la política, donde se hacen las leyes y se legaliza el crímen.

Si no lo ven, malo. Y cuanto más tarden, peor.

Son obispos, "supervisores", y se les debiera exigir que hagan honor a su nombre: Que vean más, mejor, más profundo y más largo.
&.

30 comentarios:

Ignacio dijo...

Es de rigor, independientemente de la fe, que la tibieza y la santurroneria aparente estan haciendo demasiado daño: pero es demasiado evidente ¿porque la gente sigue siendo borregos? esa es la cuestión: la acomodación en general de todos al panarteo y la consigna es lo sospechoso.

Esta algarabía no es casual: responde a algo; algo se oculta y es una trama para taparlo,aunque sea paranoico es demasiado evidente.

Embajador en el Infierno dijo...

Lo del "non expedit" es una idea, pero antes de eso podrían simplemente ponerse a recordar la doctrina católica respecto al aborto y la excomunión. Es un asunto sumamente sencillo y cuyo resultado ya se conoce: kaña al obispo. Que de todas maneras ya reciben.

Terzio dijo...

Ja!

¿Y a quién excomulgan primero?

O más propiamente: ¿A quién le recuerdan que ya está excomulgado?

Este tema se ha vuelto de género ficción: Excomunión-ficción.

'

airfoil dijo...

En el cementerio catolico de la ciudad de Butte, Montana,hay un monumento al los que no les dejaron nacer, a los abortados, donde la gente se reunen a rezar el rosario por sus almas.
La semana pasada,un avion cayo alli en medio, matando los 14 ocupantes, y a pocos metros del monumento.
El propietario del avion es Irvin Feldkamp, un multimillonario propietario tambien de la cadena de clinicas abortivas mas grande de EEUU.
Entre los ocupantes del avion iban sus dos hijas, sus maridos y cinco nietos del mencionado Feldkamp.Este ultimo, no se encontraba entre los pasajeros.

Justicia de Dios?. El destino?
Sea lo que sea, mas vale que los politicos que fabrican leyes gratis pro aborto para matar a inocentes, tomen nota de que sus leyes tarde o temprano tienen precio.

irichc dijo...

Airfoil, ¿y sabes cómo se llamaba el avión? Pilatus, que no es Pilato (tampoco en inglés) pero se aproxima inquietantemente.

Joaquín dijo...

Son datos inquietantes, que no parecen ser mera fábula:

Some of you may have seen the major news story of the private plane that crashed into a Montana cemetery, killing 7 children and 7 adults. But what the news sources fail to mention is that the Catholic Holy Cross Cemetery owned by Resurrection Cemetery Association in Butte - contains a memorial for local residents to pray the rosary, at the 'Tomb of the Unborn'. This memorial, located a short distance west of the church, was erected as a dedication to all babies who have died because of abortion. What else is the mainstream news not telling you? The family who died in the crash near the location of the abortion victim's memorial, is the family of Irving 'Bud' Feldkamp, owner of the largest for-profit abortion chain in the nation.

Montana Plane Crash

Tumbaíto dijo...

¿La vida sí importa? Mal lema (muy malo y, además, la estética del letrero fea fea).

Con ese lema, deberían entrar los prelados a explicar porque el desollamiento que implica el parto es deseable. Que no digo yo que no pudiesen salir victoriosos pero por ahora pierden por goleada.

Quizá mejor decir: tú vida no importa tanto (¿ve? Soy muy comedido).

Por ejemplo, supongamos una chica de esas que abortan que ni siquiera han acabado los estudios primarios y se le dice: ¡Niña! Si vas a matar a esa criaturica para no faltar a tu curro de la cadena de producción.

Eso sí que sembraría la duda.

Y siguiendo con el cartel: tiene algo como de prostíbulo.

Terzio dijo...

Tienes razón, "Consulta fraterna"; si quieres, mejor me escribes mail y seguimos--> japsys1@hotmail.com

1 saludo

Terzio dijo...

Un poco confuso el comentario, me temo. De carteles y estéticas no opino, pero conviene valorar la intención sobre la expresión.

Importa toda vida, y en el caso del aborto se parcializa la vida por la sobre-valoración de un falso derecho que antepone a la maternidad lo femenino entendido erróneamente como "libertad" (?). Una ideologización perversamente postulada por el letal feminismo y las izquierdas anti-humanistas. Estan vacios, no tienen nada, y han vaciado hasta el concepto de vida, el de mujer, y el de madre.

Esas ideologías, grupos y partidos deben desaparecer, por necesario bien de la humanidad.

'

Tumbaíto dijo...

No me extraña que aborten si les sueltan esas parrafadas sobre humanismo, feminismos, unicornios, derechos fantasmas y demás.

Sólo falta que les obliguen a decidir borrachas.

Terzio dijo...

Te equivocas (y tú lo sabes) y hablas obtuso y ofuscado (y tú lo sabes). Lo que no sé bien es de dónde el error empecinado y por qué (quizá tú tampoco).

Parte podría derivar de no querer dar la razón a quien la lleva...aunque no es perfecto (el que la lleva) ni íntegramente bueno (los que predicamos y mantenemos).

Tampoco (en otro orden) son íntegramente malos los abortistas ni perfectamente perversas las abortadoras. Aparte de que en el mal no cabe perfección, porque hasta en la más abyecta abortante o abortador se está buscando en el crímen un bien--> el bien propio y personal (por encima del bien anteponible y deseable del nasciturus y su vida). Como en tantas situaciones morales, el aborto supone una elección que enfrenta los derechos de la madre (y circunstantes anejos) al derecho del concebido que se encuentra sólo y en desamparo, ni siquiera con el mínimo legal que garantice su primordial bien que es la vida y el derecho a perfeccionarse humanamente desde esa vida que los otros (no él mismo) han iniciado (y Dios ha confirmado).

Sabrás que hay actos que una vez consumados escapan de nuestras manos; decidir absolutamente sobre ellos prescindiendo de las circunstancias y de los efectos que nuestra acción ha producido y derivado es a una acción moralmente mala, en el caso del aborto una acción criminal.

El caso del aborto que es tan grave porque supone una lesión al principio de la vida, y una cesión de los derechos del concebido no nacido en favor de la madre irresponsable, renuente (por lo que sea) a ser lo que debiera ser. Es uno de esos actos en que una voluntad desordenada se impone por fuerza a la naturaleza y sus derechos (que los tiene) y los del concebido (que los tiene positivamente desde el momento de su concepción, al margen de que las leyes humanas se lo reconozcan o no). Siendo la naturaleza humana, con más respetabilidad todavía.

Con estas razones (y más, que ni puedo ni pretendo agotar) y otras de índole sobrenatural (que sospecho te sobran porque sólo "cuentas" "naturalmente") el debate de feministas y abortistas se define aún más perverso. También sabes que naturalmente se está absolutamente seguro que lo concebido es otro ser, hasta con constitución genética individualizada y desarrollable/perfeccionable.

Hasta el paganismo pre-cristiano recogía estos conceptos (y eso que no sabían tanto ni tan constratado científicamente) en el juramento hipocrático un documento ético-deontológico de altísimo valor (logoi spermatikoi, que diríamos los cristianos).

¿Qué más? Porque no sé qué decirte, más sabiendo que no eres abortista.

¿Te enervan estas "parrafadas"? Ignóralas, pero no las desprecies con argumentos tan displicentes y poco razonables (incluso a un punto de ser soeces). La Iglesia lleva siglos luchando contra el aborto; incluso con fundaciones religiosas destinadas a amparar a madre y a crios (y hasta eso nos critican, como perros rabiosos que muerden todo lo que se les arrima o deja en evidencia).

¿Quizá eres víctima de prejuicios? ¿De qué tipo? ¿sociales, personales, ideológicos? ¿o simplemente reactivos-ocasionales-caprichosos-veleidosos?

Me gustaría que te aclararas y que intervinieras en estas discusiones con ponderada y clara razón, porque hacerlo y no comentar/opinar confusamente también es un acto pro-vida (o una munición frívolamente entregada al enemigo, el cruel y perverso enemigo).

Cordiáliter, of course (no tendré que recordarte lo de amicus Plato etc.)

'

Marl dijo...

Tengo entendido que la Iglesia, como rechazo al aborto, excomulga a los abortistas y abortantas.

Pero aparte de excomulgarles (lo cual es muy coherente) ¿por qué no los elimina de su censo?

Para que luego nadie hable como católico, no siendo católico y otros menesteres.

Terzio dijo...

El concepto "borrar del censo" es una novedad desconocida por la Iglesia hasta que hace unos años surgió por la polémica de los apóstatas que pretendían que se destruyeran sus registros sacramentales. La Iglesia no tiene "censo" de fieles, sólo tiene registros sacramentales con las inscripciones de los que se han bautizado, para su constancia.

La excomunión es una pena canónica que se puede comprender como relativa disciplina penitencial; a pesar de su gravedad extrema, no existe ni la Iglesia contempla ninguna excomunión irreversible, al contrario, supone que una conversión, arrepetimiento o retractación del excomulgado puede ocurrir en cualquier momento; en este sentido, la Iglesia espera hasta el último instante y faculta a cualquier sacerdote a absolver la pena y levantar la excomunión in artículo mortis ante cualquier mínimo signo que pueda entenderse como expresión de voluntad enmendada del excomulgado.

La condición de "católico" es la misma que la de "cristiano", se recibe como gracia absoluta en el Bautismo, y no se deja de ser cristiano ni en el caso de apostasía, porque cristianos nos hace Dios (por la Iglesia), y una vez hechos no depende de nosotros (ni siquiera de la Iglesia) dejar de serlo. La apostasía o la excomunión deja al culpable en una situación extrema e irregular, pero "canónica" en cuanto que es una pena/estado impuesto por la Iglesia.

Lo que un excomulgado hable o declare, no tiene apenas valor, porque su situación misma lo desautoriza, precisamente. Pero repito que sigue en relación con la Iglesia, una relación de especial índole, pero de orden eclesial y canónico.

'

airfoil dijo...

A veces, muchas,muchisimas, la culpa de matar al no nacido, se genera en el hombre: el marido, el novio, o el querido, que bajo amenazas y presion de cualquier clase , obliga a la madre ,aun ella no queriendolo,a tal desgraciado fin.

Por desgracia, los promotores de tal abyectas leyes nunca mencionan este hecho.

Irichc: Ya sabia que fue un Pilatus PC12, pero no puse "two and two together".Gracias.

o s a k a dijo...

nadie puede encontrar el "bien propio y personal" a través del mal, a través del error o la acción convencida.

resulta que hasta para ser malos somos imperfectos

resulta que incluso cuando buscamos el bien somos imperfectos

¡estupendo!

pues las personas que AHORA salimos a la calle contra una reforma que la moral y la historia calificarán de asesina, llevamos años oponiéndonos a la ley de la que trae causa

pero vamos, que ya veo por dónde van los tiros: les conviene a todos llamarnos borregos

en mi familia no queda ninguno, llevamos años empeñados en ser libres. Iperfectos seres libres, si se me permite

n a c o
almaestroarmero

Terzio dijo...

Felicidades! Pero no es suficiente.

Una cosa es la resistencia moral y otra la acción social y políticamente eficaz.

Hacen falta una voz y una acción. Algo hoy por hoy impensable y que sólo una Jerarquía sólida, unida y bien avenida podría (sin protagonizar) arbitrar.

Lo demás (manifestaciones incluídas) son aguas de borrajas y vacío de cántaro.

Y la abstención, lo mismo. Ya lo sabemos. Y el desencanto desencanta, eso lo sabemos también. Lo que no se puede es seguir sacando pancartas a la calle tres veces al año al ritmo de convocantes indefinidos y carismáticos...para conseguir nada: Una foto con banderas y pancartas y un titular en la prensa (la prensa que publique un titular).

Lo peor es que hay gente que se siente contenta y triunfante con la manifestación. Seguro que alguno hasta habrá brindado con champán. Pero la ley del hiper-aborto está en trámite. Y va a salir. Y una vez promulgada, se dejará estar sin problemas.

Si con la legislación actual España se ha convertido en uno de los antros del aborto europeo, da espanto pensar lo que pasará con nueva ley del hiper-aborto-Zp.

Y eso no se arregla con 500.000 banderitas en la calle.

Lo dicho: Una voz y una acción. Algo imposible...quizá porque se nos van las fuerzas organizando manifestaciones. Una manifestación puede ser un clamor, pero también el encubrimiento de una incapacidad para actuar competente y eficazmente.

¿O es que los organizadores de manifestaciones no saben/no pueden hacer más?

¿O será que no quieren?

Se distrae al personal con manifestaciones, y por la puerta de atrás nos meten goles.

'

Anónimo dijo...

la organización de la sociedad civil, que es uno de los pilares de las verdaderas sociedades democráticas,requiere salir a la calle con pancartas y entrar a formar parte, por derecho propio, del escenario público. Para mí es claro que tanto la democracia como la sociedad civil están en una fase embrionaria en España. Si confundimos la escasa relevancia de un movimiento con su inviabilidad, cerramos los ojos a la única oportunidad de convertirnos en una sociedad madura.

Los aquí llamados "borregos" no tenemos prácticamente nada más a lo que agarrarnos que a la voluntad de resistir. Ese gesto definitivo demuestra nuestra valentía y calidad personal, que es la única escala válida en la vida. Borregos son los otros, los que callan o siguen complacientes el dictado de los poderes públicos y grupos mediáticos liberticidas.

Las personas sencillas que ayer salimos a la calle formamos parte de la última línea de defensa. Si nos dedicamos a bombardearla desde dentro cuando hay cosas más graves y urgentes, estaremos cometiendo un error fatal.

Lo lamento, pero ni se me pasa por la cabeza que ayer me metieran un gol por salir a la calle y pedir que dejen de matar a 30.000 seres humanos al año en mi país.

n a c o
esloquehay

Terzio dijo...

Pues ya te lo han metido: Hace casi 25 años que hay abortos y abortorios sin problema y sin oposición...y con manifestaciones, muy bonitas, con pancartas y banderitas, y entusiasmados iluminados y aplaudidores ilusos de carismáticos ineficaces.

(por cierto, los "borregos" los dices tú, no sé por qué)

esloquehay

o s a k a dijo...

viene del primer comentario

un saludo

Jesús T.A. dijo...

Terzio, corríjame si me equivoco pero creo que la pretensión de Marl sería inviable porque, además de todo lo expuesto, la pena contemplada en el canon (creo recordar que era el 1.398) es una pena latae sententiae.

Me gustaría añadir algo sobre la manifestación de ayer, dirigido a Anónimo: creo que nadie quería decir que la asistencia a una manifestación por la vida "per se" fuera algo malo. Con que una persona se haya cuestionado matar a su hijo, ya habría merecido la pena.

No obstante, sí que sería perverso que se hubiera concebido esta convocatoria como oportuna coartada a un partido abortista (PP) que remite una pía comisión a fin de lavar la sangre de su omisión culpable y de seguir gobernando en connivencia con la Cultura de la Muerte. Y más perverso sería si esa pía comisión aparece en todos los medios, mientras que las opciones políticas que defienden los Principios no negociables, son previamente "advertidas" y consecuentemente preteridas. En tal caso, las mejores intenciones de los manifestantes habrían servido para la castración de la potencia regeneradora, habrían servido para el placaje de cualquier acción política eficaz (la que lleva al Parlamento legisladores coherentes con la Cultura de la Vida).

Jesús T.A. dijo...

Por cierto, que o no entendido bien a anónimo o hay un error cuantitativo importante: los asesinados por aborto en España según las últimas cifras oficiales (2007) no son 30.000 sino 112.138. Y durante los 8 años del gobierno de Aznar fueron unos 500.000 como nos ha recordado el primo de Dolly

Terzio dijo...

Sí, Jesús: La pena de excomunión es latae sententiae para los que procuran o intervienen directamente en el aborto, es decir que se está excomulgado - como decía el antiguo códex - "ipso facto", en el mismo momento en que se consuma el acto abortista, sin necesidad de incoar causa en tribunal eclesiástico ni declaración formal de la pena.

Y como bien adviertes mi indignación y fastidio va en ese sentido: Encubrir con una manifestación la inhibición de hecho de quienes deberían bloquear como fuera esas leyes abortistas (la primera que se articuló y esta que se prepara); si fueran presupuestos o sueldos de diputados-putadas habrían sido más expeditos y efectivos.

El escándalo no es que las izquierdas sean criminales, sino que no existan diputados pro-vida en el número y proporción de esos manifestantes que salen a la calle.

Me repito: Menos manifestaciones y más movilizaciones efectivas y contundentes, donde más les duela y descomponga.

Con la vida de los inocentes no se juega a la política, ni se disimula la ausencia de voluntad real detrás de una pancarta y una banderita.

'

Anónimo dijo...

Decidles a todos esos que se autoproclaman como "la última línea de trinchera" que dejen de votar al PP, ya veréis lo que os responden. Bla, Bla, Bla, y después, votito en la urna. Pues tenéis lo que os merecéis. La´verdadera última línea está en el Tradicionalismo, que lucha por la España Católica desde hace doscientos años. Y cuando no quede nada, ahí seguirá, para que aquel que quiera se sume.

Terzio dijo...

Anónimo sin señas de identidad (será timidez, será otra cosa???):

Muy alto os estimais para ser, como sois, de tan cortos resultados. Para ser efectivamente válidos no sirve mantenerse como frasquito de esencias en museo decimonónico, no sé si me explico. Tampoco vale sostener pretensiones de pretendientes y borbonizar, vistos los frutos que da esa casta, ya sean reinantes ya frustrados pretendientes.

Y algo debe estar haciéndose mal (muy mal?) cuando la Tradición no levanta cabeza (quizá sea problema de cabeza, de cabezas).

Cordialiter, con todas mis simpatias, pero sin rendir el juicio a la pasión. Espero me entiendas.

'

Embajador en el Infierno dijo...

D. Terzio- Bastante injusto ese último comentario. Resultados ha dado a manos llenas el tradicionalismo en los últimos 200 años, y usted lo sabe.

Y ha habido (no estoy seguro de que ahora los haya) borbones extraordinarios. Que también esas generalizaciones son bastante impropias.

No faltan cabezas (en cuanto a calidad, si en cuanto a cantidad, que duda cabe), ni faltan ánimos, y de hecho hoy mismo hay resultados. Otra cuestión es que por razones de oportunidad no vayamos trompeteándolos por el mundo.

Y si no ha habido más sospecho que algo tendrán que ver tanto los enemigos como los supuestos amigos que aprovechando glorias y resultados ajenos (esto se suele "obviar" demasiado a menudo ¿verdad?) han hecho todo lo posible por cargarse concienzudamente el tradicionalismo.

No es la primera vez que esto pasa, ni será la última. Toca, una vez más (y ya van....) renacer de las cenizas. En eso estamos.

Pero al final, ya sabe usted, la victoria solo es de Dios. Y tanto da si para ello se apoya en el tradicionalismo, en la masonería, o en lo que le plazca.

Terzio dijo...

Oh!

El cura, en la Misa del Quintillo, no dirá eso en el sermón. Pero está convencido de que ciertos atavismos hay que revisarlos...y guardarlos en el venerable baúl de los recuerdos si se quiere que la Tradición tenga futuro (y no sólo pasado).

La clave es catolicismo - familia. Todo lo demás es secundario.

(y mi comentario tenía como intención aplacar al entusiasta, más bien).

'

Anónimo dijo...

Estimado Terzio:

La clave: "catolicismo, familia", que es consustancial al tradicionalismo es, en todo caso, un programa de mínimos. El Tradicionalismo construye, sobre esas bases, mucho más allá. La clave "catolicismo, familia" no es política es, en todo caso, prepolítica. La reconstrucción de la Civilización, parte de esas (y otras) bases esenciales. Pero eso no es un programa político. Y de política hablamos, pues es a eso a lo que se refiere su comentario con lo del aborto y las "manis". Yo voy más allá de un "abstengámosnos". Yo pido "comprometámosnos". Y hagámoslo con quienes tienen una limpia, inmaculada, trayectoria doctrinal que enlaza con el mismo apóstol Santiago, que evangelizó España, a mayor gloria de Dios. No basta rezar y hacerlo en familia. En política hace falta más. Lo que no es necesario, desde luego, es el "Partido Popular". Nunca lo ha sido, y cada vez se hace más evidente que quienes así lo decíamos décadas ha, teníamos razón. En cuanto a lo del "tarro de las esencias", mejor casi llamarlo "cenáculo", o "nueva Covadonga", con o sin hijo de Favila. Siempre mejor "con", porque eso implica otras cuestiones netamente políticas y legales demasiado farragosas para extenderse aquí.

Un anónimo, quizá algo tímido, o celoso de su intimidad, si V. me entiende, pero que le estima.

Ignacio dijo...

Pero está convencido de que ciertos atavismos hay que revisarlos...y guardarlos en el venerable baúl de los recuerdos si se quiere que la Tradición tenga futuro (y no sólo pasado).



Esta frase esencialmente es el asunto tradicional mio; la gente a veces concibe la tradicion como una fosilización de la realidad en vez de que sea un punto de reflexión y apoyo; en vez de estudiar y ver los errores de los que hay que desprenderse, se busca una fosilización pueril de la realidad. Eso es lo que no me gusta.
Tu planteamiento me ha gustado mucho.

Embajador en el Infierno dijo...

Si, yo estoy también bastante a favor de esa frase. Porque una cosa es el tradicionalismo y otra muy distinta la arqueología.

Ignacio dijo...

la arqueologia certifica defunciones pasadas y da fe; nada que ver