viernes, 20 de febrero de 2009

Blasphemia in loco sanctior

Esto es nuevo. Si no en la intención, por lo menos según el "formato". Un ataque de la judería al corazón de la Cristiandad. Y todo a poco del incidente magnificado de la salida de tono de un obispo tocante a las estadísticas de la shoáh, con el Papa acosado y los rabinos rabiando. Israel, otra vez Israel. O, por lo menos, en Israel:



Volvemos a lo mismo: Contra Mahoma ni una risita porque los moros tiran a matar. Pero contra Dios y su Iglesia, sí, que tienen mandado poner la otra mejilla.

A veces me tienta la imaginación deseando que salga un comando de vengadores que metan miedo. Ni falta que diga ni explique que la tentación también incluye ser tan comprensivo y protector y sensible con los activistas como los son los curas etarritarris vascuences y el Uriarte u el Setién con los asesinos de la eta. Con una maitzación: Simpatizar siquiera un átomo con un vasco asesino es ser tan asesino (en el alma) como el asesino etarra; pero mostrar viscerales simpatías por uno que le pone las peras a cuarto a los blasfemos (que total y al fin y al cabo van a arder en las llamas vivas muy bien ardidos), eso es corregir al que yerra y promover la atrición (sobre contricciones no digo, que eso es de internis y no me toca). Y sería por su bien, para que se arrepientan. Pero ya digo que es tentación: Lo de poner la mejilla y rezar por los que injurian y calumnian es Evangelio, nuestro Evangelio . Pero no se olvide que también es Evangelio que existe un infierno para los réprobos, socios del diablo y los suyos.

Ahora vuelvo también a pensar en el Papa y la peregrinación de Mayo, cuánto trabajito le va a costar y qué penoso le están poniendo el caminito, unos y otros y todos juntos contra él.

Israel es un caso que raya el absurdo en y desde muchos ángulos y perspectivas. Por lo pronto, el pueblo más "teológico" de la historia ha llegado a la post-modernidad siendo uno de los reductos del ateísmo y el secularismo más notables. Y sin embargo, se acoge al remoto Pentatéuco cuando tiene que justificar la invención del estado de Israel. Cosas veredes.

El programita ese, sea lo que haya sido, es un botón de muestra, pero no el único. También es sintomático que los marigaytas pupulen en Tell-Aviv, que un travesti represente a Israel en Eurovisión, o que la degeneranza reivindicante se organice un desfile-carrousel en Jerusalén, para lucirse (por cierto, ahora que sale, cada vez estoy más convencido: tres cuartas partes del invento de los gays y demás perrerías anejas es sólo por lucimiento, que es notorio lo que gusta a la especie lucirse en pasarelas, las que sean).

En España y Europa y Occidente, pitorrearse de los creyentes se considera ya tan "normal" que esta anécdota de la tele israelí no sería noticia. Espero y deseo que, siendo en Oriente, el episodio tenga otras consecuencias.

Soy pro-inquistorial confeso, también lo he dicho alguna vez. Y me alegraría mucho que volvieran los tremores inquisitoriales. Para algunas cosas, especialmente, como estas, verbigracia. Ni de lejos creo en el terrorismo religioso, tan contradictorio con el Credo, si se diera. Pero sí impondría penas muy duras, muy severas, a toda esa canalla infame que se rie de lo más santo.

Ya llorarán, que esos pecados si no se lloran en la tierra se lloran más allá. Fijo.

&.

8 comentarios:

Tumbaíto dijo...

Sí, Don Jose, tiene toda la razón que los judíos tengan más presente y de peor manera a los cristianos que los cristianos a los dioses de la literatura clásica es patético.

Deberían darse cabezasos contra el muro de las lamentaciones hasta abrirse la cabeza.

¡Cómo se nota que Spinoza era sefardí!

Nidixinipixi dijo...

Estoy precisamente en Tierra Santa de peregrinacion familiar y aunque esta noticia no ha trascendido entre los peregrinos, si que he ido notando como muchos han pasado de su pro-sionismo derechil a mostrar simpatia por los palestinos, especialmente por los cristianos que son las inocentes victimas.

Mendrugo dijo...

Cada vez que pasan estas cosas, que es tan a menudo, se oyen muchas quejas por los sentimientos ofendidos de los cristianos. También van en esta línea las de la jerarquía de la Iglesia. Pero yo echo de menos, en el debate público y en las leyes, que se defienda el honor de Dios, que es el mayor bien ofendido por los blasfemos.

MBA dijo...

Wow. Como está el patio. De atrás a adelante. Que yo sepa, la Inquisición sólo puede actuar contra los bautizados, cosa que deja a los judíos fuera de su área de alcance, con lo que no se yo si una inquisición vale el propósito aquí apuntado. Los cachondeos contra los cristianos, como bien dices, están a la orden del día en todas partes y lo de canal 10 es parte del mal gusto propio de la tele de todas partes; ojalá Israel fuera una excepción. Lo curioso es que menciones lo de Or Yehuda. La desafortunada quema de evangelios por parte de estudiantes de Shaas es de evangelios traducidos al hebreo a partir de las ediciones protestantes, regados por todas partes por esa extraña secta de los mesiánicos, que dicen no ser cristianos, pero veo que de pronto cuentan como tales a la hora de hacer ataques. Ecumenismo de enemigo común. ¿no? Por supuesto que es una barbaridad quemar un libro, sea el que sea, y no tener el valor de enfrentarse a su contenido para refutarlo de una forma lógica, de raíz, es una forma de cobardía. Y es algo inquisitorial, por cierto. Hay mucho mosqueo de los dos lados y no se yo quien está calentando más motores para la visita del papa. No se yo quien, en contra de conspiraciones imaginarias, da el paso de convertirse en un conspirador real. De acuerdo a esta lógica, creo estar en disposición de avanzarte el siguiente asalto, o que vais a tomaros como tal: "Vals with Bashir", la película de Ari Folman que probablemente gane el oscar a la mejor película de habla no inglesa, que criticaréis sin ver, pero es una maravilla. Una película de animación en la que el director hace un viaje real y personal para saber por qué todos sus recuerdos de la guerra de El Líbano en 1982 se han borrado, y sólo estaba a 100 metros de la matanza de Sabra y Chatila. Que se mencione que sean los cristianos maronitas los que acabaron con la población indefensa, con el conocimiento previo y por tanto la complicidad de Sharon (que perdió el puesto), supongo que parecerá anti-cristiano. Pero es la verdad. A ver ahora qué decís. ¿Qué no fueron ellos?

Y no se dónde está vuestra furia cuando le meten un RPG a una iglesia en Gaza - vuestros amigos de Hamas, quiero decir - o se ataca a los coptos en Egipto.

Terzio dijo...

Yes. El patio de Oriente Medio está que arde, con bombas por ahí y gente con mecha en la mano.

La inquisición era para los cristianos en particular pero también para los herejes y blasfemos en general, conque cabría ad casum.

Lo de la peli de animación, ya estaba en ello, muy fina la propaganada al desviar el objetivo de la cámara, un recurso muy efectista. Pero el que a estas alturas no se haya percibido de que todo lo del Líbano es inseparable del problema problematizdor de Israel, es que no se entera una papa de lo que pasa. Israel fue la mente y la mano y los libaneses de las falanges "cristianas" el arma, podría decirse. Con la salvedad de que Israel tiene medios para desdecirse y publicitarse y contar la historia en una peli de comics, pero los libaneses no: Bastante tienen con recuperarse de las guerras periódicas tramadas por su vecino Israel.

De los libros quemados, que protesten los herejes protestantes que difunden libros. A mi me afecta lo católico, lo demás, relativamente y, en ese caso, le tengo más simpatías a los rabinos celosos que a los sectarios protestantes de las "sociedades bíblicas" y demás.

¿Y qué más? Advierte que la noticia del pitorreo blasfemo de los israelistas del canal 10 israelí lo cuento según fuentes católicas, no otras. Y la cosa tuvo que haber sido bastante chocante y molesta para que hayan protestado así.

Si la mala voluntad se excita, la poca buena voluntad que quede será incapaz del bien tan necesario y tan urgente. Qué lástima que no se entienda y se obre en consecuencia.

'

MBA dijo...

Lo malo de los prejuicios, Terzio, es que son resistentes a los hechos. Dices que los libaneses: "Con la salvedad de que Israel tiene medios para desdecirse y publicitarse y contar la historia en una peli de comics, pero los libaneses no: Bastante tienen con recuperarse de las guerras periódicas tramadas por su vecino Israel". Los libaneses controlan, porque son los mejores, las distribuidoras en el mundo árabe. Se producen telenovelas en Egipto, películas "históricas" en Siria, cosas "raras" en Turquía. Pero son curiosamente los libaneses los que llevan todo ese asunto. Como libanés era el intermediario de Antonio Banderas en su caza y captura de una insultante y delirante cantidad de dinero en los EAU y Arabia Saudí para llevar a cabo su "Boabdil". El sistema de financiación de una película libanesa y una israelí es el mismo y los dos países necesitan a un co-productor europeo para llevar a cabo una producción que no sea sólo para consumo local. España no participa porque no existe acuerdo de co-producción con ninguno de los dos países, así que se suele articular a través de Francia y Alemania con fondos del programa Media de la UE. En el caso de "Vals con Bashir", se trata de una co-producción. El verano pasado estuve trabajando en París, curiosamente, con un francés, judío, que co-produjo en Líbano una película/documental/docudrama muy interesante rodado durante los ataques israelíes en Beirut. Las sensaciones de caos y orden dependen del observador, y si insistes en meter todo dentro del esquema de una gran "plan", tienes todo el derecho. Lo malo es que no tiene que ver mucho con la realidad. "Vals con Bashir" es una película "propagandística" si crees que "Apocalypse Now" es una película propagandística de Vietnam. Porque ese sería la analogía que mejor define la peli lo que es "Vals" en la cinematografía israelí. Te veo poco fino en esta ocasión, querido Terzio.

MBA dijo...

Tumbaito, no entiendo muy bien aquello de "¡Cómo se nota que Spinoza era sefardí!".

Terzio dijo...

Oh! No puede estar uno perpetuamente afinado, estimado MBA; hasta el mejor Stradivarius necesita un diapasón que le entone las cuerdas de vez en cuando. Lo que te discuto es que me veas desafinado en eso que tanto chirría se mire como se mire...si se quiere mirar rectamente.

Como supondrás, no tengo ni remota idea de audiovisuales ni jerigonzas legales de productoras y distribudoras de pelis y/o documentales. No se una j. Pero si sé que el Líbano está hecho una ruína y en peligro perpetuo de arruinarse otra vez en cuanto Israel salga de razzia castigadora, como acostumbra.

Por lo demás, me parece notorio que el Líbano y todos sus libaneses tienen en Occidente una reperesentación mediática ínfima si se mide con la del estado Israel y sus recursos y sus gestores y sus agentes. Sin discusión.

Sobre la peli esa digo lo mismo: ¿Merece una peli formato cómic estar entre las nominadas para un oscar? Pues me parece que no, aun considerando que cada vez significa menos un oscar. Si esa peli está, es por otras cosas que no son netamente cinematográficas sino de otra índole. Verbigracia, la larga mano de la propaganda israelí (también para vender una "autocrítica" de ese estilo, que al final también es promoción).

p.s. Por cierto: Hubiera preferido mil veces el oscar para la peli del Waltz con Bashir antes que ver a la gran P con su idolillo en la mano. No te quepa duda.

'