miércoles, 21 de enero de 2009

Despropositada "fraternalidad"

Esta mañana me topé con este peregrino articulete. Su autor, por la foto, parece un bienintencionado católico, diría yo. Pero digo también que más liado que una madeja. Por lo que dice.
.
No me merece la pena comentarle parrafito a parrafito. Me da pereza. Y cierta indignación, tambiné. ¿Tanto se ha perdido entre los católicos la ciencia y conciencia sobre estas cosas?

Israel - el actual estado de Israel - no es el Pueblo Judío. Lo he dicho unas cuantas veces estos últimos dias, a propósito de la barbarie de Gaza: Israel no es el Pueblo Judío. Item más: Los más ortodoxos de la ortodoxia judía están en contra del estado de Israel y sus circunstancias, desde que se concibió como tal.

El bienintencionado del articulete escribe una sarta de despropósitos, uno tras otro, partiendo de esta inexcusable e imperdonable confusión. Empezando por ese pretérito imperfecto al referirse a Cristo (que vive y reina y es más presente actual que todos los que vivimos sujetos a la mutabilidad caduca de nuestras temporalidades), lo que sigue me suena a herejía de esas que antes se quemaban sin preguntar, porque la primera impresión bastaba.

Para des-argumentar la sarta, yo le recomendaría al bienitencionado que se leyera de un tirón el Evangelio de San Juan, donde el Evangelista Juan hijo de Zebedeo se pasa todo el tiempo diciendo "...los judios...". Tenía claro, muy claro, lo que el bienintencionado tiene confuso: Que los Apóstoles y discípulos de Cristo ya no son "judios". Un tema, una verdad, que San Pablo proclama desde otras perspectivas, pero igual de rotundo, incluso tratando el tema del pueblo judio como un "apéndice" venerable que se resolverá según providencia de Dios, poco más o menos.

El tráuma de la shoah ha sido un tráuma para Occidente, pero no debe serlo para la Iglesia ni puede ser un "supuesto" que modere extrañamente lo que los cristianos (los católicos) pensemos a propósito de Israel.

El Pueblo Judío - mal que le pese al rabino de Venecia de marras y a todos sus colegas en el rabinato internacional - está llamado a la conversión, a creer en nuestro Señor Jesucristo y a confesarle Mesías Salvador, Hijo de Dios encarnado, prometido y anunciado por los Profetas. Y la Iglesia (Católica) reza por esa conversión.

Por su parte, el estado de Israel es una problemática institución, que, si quiere ser dignamente reconocido como estado, debe sujetarse al derecho internacional y dejar de ser el principal y más peligroso problema de Occidente en Oriente, problema que afecta a la seguridad y estabilidad del orden internacional. En este sentido, a Israel no se le debe exculpar ninguna de sus injustificables y bárbaras acciones contra los palestinos de Gaza y el Líbano. El terrorismo de Hamás no es pretexto para desencadenar el horror del híper-agresivo militarismo israelí.

Me extraña que el bienintencionado no lea las noticias sobre lo que dice el Papa, y la diplomacia de la Santa Sede, y la Jerarquía de Tierra Santa.

Y más me extraña que sostenga tan aberrante tesis "fraternalista", como si por ser hermano de alguno, uno tuviera que cerrar los ojos y pasar por alto los crímenes que el hermano de uno cometiera. Con ese argumento se han multiplicado las adhesiones - por ejemplo - al terrorismo canalla de nuestros vascos, con los "hermanos" de los etarras haciendo piña, todos fraternalmente unidos, juntos como hermanos. Como canta la copla.

Y es que hay bienintencionados con cara de bienintencionados que...vaya, vaya, vaya!!!

&.

4 comentarios:

MBA dijo...

Vaya, la cosa está caliente, Terzio. Pues lo de siempre; dices que el Estado de Israel no es el Pueblo Judío. El Estado de Israel es una creación del Pueblo Judío, y esos jaredim anti-sionistas de los que hablas componen una minoría, como esos gropúsculos que se quedan fuera de la Iglesia tras los concilios. ¿Dirías que son los más cristianos?

Todo esto apesta (y digo todo) así que para no entrar en una discusión que ya es circular y dejar de jugar a las damas con la reglas del ajedrez, me limito a compartir parte de un poema de Judah Amijai (perdón por el destrozo de traducción):

"Una vez cometí un terrible error
a mi y a otros.

Pero el mundo está hermosamente compuesto para hacer el bien
y para descansar, como un banco en el parque.

Y tarde en la vida descubrí
una felicidad silenciosa
como una grave enfermedad que se descubre demasiado tarde:
ahora queda ya sólo poco tiempo para la felicidad silenciosa".

La conversión de la que hablas, es una quimera. El Judaísmo es el Sistema Operativo, el Cristianismo, un Software actualizado. Cosas distintas.

La comparación con el Holocausto es grosera, simplista e imprecisa.

El Estado de Israel, con favor de Dios, está ahí para quedarse. Las críticas son legítimas, la violencia asquerosa. Todas.

MBA dijo...

Y me permito compartir algo que escribió un amigo mío, a raíz de una serie de incidentes que tuve esta semana :

"Pero estáis haciendo como los medios en todo el mundo: acorralando al judío. Le insultáis, le llamáis fascista y demás. Desde luego que el genocidio y la violencia no tienen justificación, pero tampoco se puede hablar desde la distancia y la seguridad de España (¿realmente estamos seguros?) y decir: Los Palestinos son buenos, los Israelitas son malos... (cuando lo que son para este gobierno es "clientes"). Desde luego, si mañana El Ejido o alguna zona del sur de España con proliferación musulmana por la inmigración, se convirtiese en un territorio integrista que atacase de continuo a los Españoles y ZP dijese: "arriba las armas", entonces diríais: es que no podemos más... ha sido el último recurso.

Entiendo que la historia puede contradecir esto, y mostrar que el estado Israelí no ha sido un ejemplo de paz... pero ser tan radical nunca es bueno, y pensar que entre los israelitas solo hay "asesinos hijosdeputa", como he llegado a leer es no ver más alla... Es como si decimos que TODOS los españoles somos gilipollas especuladores y usureros porque España está en crisis con este gobierno... Supongo que habrá Isrealitas que no estén de acuerdo, pero tb te digo que si un israelita te insultara por dejar a familias en la quiebra y en la calle (continuamente salen imágenes de aquí con madres y niños llorando porque les echan de sus casas los bancos o los ayuntamientos, apoyados por el gobierno) defenderias a los tuyos, no aprobándolo, pero sí explicándolo... Y te jodería que el otro te replicase: NADA, NADA, PESETERO, COMIDA, HOGAR Y JUGUETES PARA LOS NIÑOS, CAPITALISTA. Porque no es un asesinato literal, pero sí un asesinato de la dignidad, sin la cual tampoco hay vida.

Así que igual ,en lugar de manifestarse por Palestina y sus hijos, deberían hacerse más manifestaciones por los de hijos de aquí, que tienen ante sí un futuro muy negro (y hablo de hijos de entre 0 y 35 años)...

Ah, no, que el que gobierna es el cejitas simpático que hace planes A, B, C, D, E para salir de la crisis. Lo solucionará en la Z, que para eso es ZP... allá por 2012. Si fuera el del bigotito, ya estarían muchos subidos a las farolas... pero como a los actores les va bien... Así que nada, mejor sigamos mirando lo que ocurre en palestina y no miremos lo que ocurre en África cada tarde, total, esos interesan que se maten para venderles armas (y no salen tanto en la tele). Vale, vale... ya me callo que se me ha calentado el pico :D"

Terzio dijo...

Gracias por el vídeo (aunque no he podido verlo, problemas "técnicos"). Y gracias por tus comentarios que considero especialmente valiosos, de verdad.

No sé cómo explicarte y dejarte constancia de mis simpatías pro-israelíes. Si te digo que entre judios me encuentro en sintonía (en casa?) y que nunca he estado (ni estaría) entre moros (cuya cultura me resulta a penas interesante), no sé si te sería suficiente. Pero es así, y tocante a mis empatías pro-judías, especialmente.

Pero referente al caso del estado de Israel y sus "errores", no me convences. Los hechos son los hechos, y los palestinos tan respetables como los israelíes que "ocupan" su estado, con los mismos derechos (y la misma sensibilidad ante el dolor y el horror).

Los 1400 palestinos muertos frente a los 14 israelíes caídos en esta nueva guerra, no son una anécdota.

'

MBA dijo...

Prueba a mirarlo de esta manera. ¿Por qué se produce la desproporción en las víctimas? Si fuera este caso, de acuerdo. Pero desde siempre la ratio es cómo mínimo de 10 a 1 (en este caso, de 100 a 1). En el 48, cuando nacía el Estado y 11 ejércitos árabes vinieron a saco, y por lo tanto no había en realidad "medios", lo mismo. La ratio en el 67 es todavía más brutal. No tiene que ver con la tecnología, sino con el valor a la vida. Israel no arriesga un hombre. Las facciones radicales de los palestinos utilizan los civiles y enmarcan sus objetivos en aquellos lugares que pueden provocar más daño. El problema se llama "pobreza", no sionismo. "Injusticia", no Judaismo/Cristianismo/Islam. Si no se atacan esas causas, el drama está servido y la religión es la más barata de las consignas. "Papa; ¿por qué no hay escuelas? Porque los judíos..." "Papá; ¿por qué no hay universidad? Porque los judíos...". La radicalización sirve de cortina de humo para enmascarar las causas profundas e inmediatas: la corrupción, la falsedad y la miseria. Un poco como aquí, que esto ha servido para poner una cortina de humo de buena conciencia sobre los muy graves problemas que tenemos.

Lo más repugnante de todo este asunto, es que va suponer a Gaza lo que supuso el 67 para Cisjordania: la asunción definitiva de que por el camino de las armas no se llega a nada y que se tienen que sentar a negociar con Israel y adquirir compromisos que estén dispuestos a cumplir. Dice Mailer en "La canción del verdugo" que en las guerras se da un extraño proceso por el que el vencedor termina adquiriendo los modos del vencido (lo que en efecto fue así para USA tras la victoria sobre los alemanes). Aplica en esto. La "palestinización" de ciertos sectores del Estado de Israel es muy preocupante (para mi, en primera persona).

Mi "esperanza" deviene de una paradoja: son los halcones, y no las palomas, los que firman las paces duraderas. Los que renuncian a la guerra porque la conocen. Fue Sharon el que se retiró del Líbano, Begin y Sadat firmaron la paz entre Israel y Egipto. Arafat y Rabin. Me parece menos descabellado, aunque parezca una locura hoy, la firma de una paz definitiva con Siria y con los líderes de Hamas, que no con el buenrollismo hipócrita de los sucesores de Arafat. Te invito a no perder de vista un detalle: el listado de empresas que van a llevar a cabo la re-construcción, y si habrá empresas españolas entre ellas. Y cuales.

Que esto se acabe, por Dios, que esto se acabe. Nadie gana, sólo la muerte.