miércoles, 17 de diciembre de 2008

De Gigantes y Cabezudos

Más de una vez y de dos y de tres he tenido que replegar velas, y volverme a puerto cuando he comprobado que la escuadra no iba a ninguna parte, y que sólo era escuadra, sin ánimo de batalla, y encima pactando con el enemigo y repartiendo botín sin batalla naval previa.

Para que me entiendan, por ejemplo: Yo decía que Rosa D. era enemiga, porque esa sarna que tuvo todavía le pica y le picará, y cumplirá (o no) ciento veinte y será socialista, feminista y abortista. Ahora lo dan como noticia, cuando siempre ha sido así: Rosa Díez coincide con el PSOE en ampliar la ley del aborto. Yes. ¿O pensaba alguien sensato que iba a defender los derechos inviolables del nonato? Esa es Rosa, con el capullo de rosa en su puño cerrado, aunque el despecho político le haya alejado del partiducho que fue su primer amor (que nunca se olvida).
.
Por cierto, un detallito: La noticia en el ABC es quasi mínima, un par de parrafitos. Sin embargo aparece en el recuadro de las más leídas, para desencanto de los lectores abcdaristas, que se encuentran con un titular y apenas diez líneas de texto. Muy elocuente. Pero tampoco, pensarán, el asunto da para más, ni conviene alarmar.

Pues (no lo he olvidado) pasó que hace una temporada o dos la ciudadanía responsable y activa de los del HazteHuir le dieron un premio con bombo y platillos y chinchines a la Rosabortera. En HazteHuir le dieron premio también al emboscado protestante blasfemo de la Cope, el fantoche del tupé teñido que encandila a incautos. No imagino a quién darán los del HazteHuir el próximo premio que den, pero puede ser a cualquiera semejante a estos. Penoso-oso. Patético-ético.

Y así están las plebes que votan pperio, sin querer mirar a la cara a los Gigantes y Cabezudos del ppartidete, y buscando gurús en el Rastro. Hoy es un actor con peli recién estrenada, ayer fue otro que dijo no se qué, anteayer una que parece que se dice que no se cuánto. Y mañana el primero que le tire un zapato a Zapatero (todos, por cierto, candidatos a premio HazteHuir, probablemente).

El próximo número, la IIª Manifamilia del 28 Diciembre. Allí estarán todos, con ansias de desencantados y expectación de liderados sin líderes. Un dolor de ver, aunque el entusiasmo tape la patética realidad, por unas horas, una mañana fría madrileña, una vez al año. Y ya van dos.

No quisiera desanimar, pero con casi cincuenta primaveras no quiero hacerme colaborador de castillos en el aire. Cimentar sobre arena es mal fundamento. Y eso es, más o menos, eso. No sé hasta cuándo.

¿Soluciones? Sí: Sólidas y "ad intra", porque los "ad extra" son tiros al aire, sólo tiros al aire (con peligro de que den plomazo a algún pichón depistado).

Y los fantoches de turno, monigotes de feria con su comparsa detrás.

&.

8 comentarios:

Ignacio dijo...

Ad primum:

replegar velas, y volverme a puerto cuando he comprobado que la escuadra no iba a ninguna parte, y que sólo era escuadra, sin ánimo de batalla, y encima pactando con el enemigo y repartiendo botín sin batalla naval previa.


El mejor retrato de la derecha española actual, de los hombres, de los católicos y de este momento de la historia leído por mi hasta la fecha.

Ad Secundum:

Para que me entiendan, por ejemplo: Yo decía que Rosa D. era enemiga,


Grave error, Deán, grave error que aun no asumes, no sé si por tu condición de católico, por bondad o por esperanza: y eso como la caridad mal entendida ha abierto la puerta a la peste: no es ella el enemigo; el enemigo, ahora aqui es gente como yo, escritos como el tuyo, y nuestra capacidad de poder decirlo: somos el enemigo nosotros para los que deberían ser los nuestros.

Si no empezamos por asumir eso, no podremos comprender el complejo y plástico sistema de interrelaciones que dan la actualidad inmediata pero predecible.

San Isidoro dijo...

La noticia es para mear y no echar gota: una, abortista, los otros, partidarios de dejarlo como está, quicir, 100.000 abortos/año.

Pienso que no es una cuestión de preferencias, si concentrar esfuerzos hacia dentro o hacia fuera, sino hacer las dos cosas con firmeza ¿no?

Tumbaíto dijo...

Dejé de leer cada mañana el ABC después del panegírico que le dedicaron a Arafat (¡oh, quién fuese Dante!), aunque es muy cierto que ya estaba hasta las narices del diario ese hacía mucho.

Cuando ganó Aznar llevé el ABC al instituto y lo tuve toda la clase de literatura catalana encima de la mesa.

¿Los panegírico por un difunto tienen un nombre propio, verdad, Don Jose?

(Tengan caridad con este analfabeto que fue del "curso piloto" de la E.S.O.)

Terzio dijo...

Oración fúnebre. Bossuet fue un consumado maestro, brillantísimo, rutilante y efectista como los espejos de Versalles.

Pero no entiendo bien: ¿El PP está pidiendo tierra?

'

Tumbaíto dijo...

¿Sí? Pero... No sé... Oración fúnebre se me figura así como una oración exclusiva para los entierros, invariable y común para todos; aunque la oratio clásica da para mucho.

Terzio dijo...

El difunto es el que marca la calidad, el que postula la dignidad mayor o menor del elogio fúnebre.

La piara, por ejemplo, con un r.i.p. va que chuta (y el otro bando del "centro", poquito más, pero nada más).

'

Ignacio dijo...

.........¿llego a HSTL?

Terzio dijo...

Veremos...

'