sábado, 22 de noviembre de 2008

Desconcierto litúrgico

Nos hemos acostumbrado a presenciar sin resistencia cosas que no debieran ser y nunca debieron consentirse. Cuando empezaron a suceder provocaron reacciones, por lo menos de extrañeza. Ahora se han vuelto tan habituales, que apenas suscitan comentarios. Lo peor es que a algunos les gusta, y a otros no les molesta.

Este vídeo es un horror (para el que tenga fe y temor de Dios):



Pero el colmo de lo desconcertante es esto:




Siendo uno y el mismo el celebrante, el Emmo. y Revmo. Sr. Arzobispo de Viena, Cardenal Cristoph Schönborn. El Sr. Cardenal debe ser Géminis compulsivo o sufrir un gravísimo trastorno litúrgico-bipolar, y un día se viste con mitra y ornamentos arcoirisados y suelta globitos en una misa "ambientada" extravagante y abusiva (por no decir más, que se merece que se diga más); y otro día se reviste de pontifical, con mitra y ornamentos tradicionalmente católicos, monjes, clérigos asistentes, salmodia coral y pueblo cantando las Letanías de los Santos, como debe ser.

Me surge la duda, me brota la pregunta: ¿En cual de las dos celebraciones se siente más "cómodo", más "en sintonía"? ¿En la primera, en la segunda, en las dos...o en una posible tercera o cuarta o quinta según la oportunidad o la ocurrencia litúrgico-formal que se le presente, no problem? ¿Es un "todoterreno" litúrgico? ¿Un "omnívoro" ritual? ¿Un "politonos" ceremonial?

El primer vídeo es de una Misa celebrada por el Card. Schönborn el Domingo 16 de Noviembre en Wolfsthal, Lower. El segundo es del 15 de Noviembre en el Monasterio cisterciense de Heiligenkreuz, incoando el proceso de beatificación del Abad Karl Braunstorfer. En el 1er. video, se aprecia como Schönborn sigue el rito y celebra según las rúbricas litúrgicas; pero está celebrando condicionado por un "montaje" ajeno al rito, que distorsiona la celebración y se desenvuelve "paralelo" a la liturgia, afectándola hasta desvirtuarla (no entro a comentar "pormenores" como los vasos sagrados, la Comunión, los cánticos, los papelitos escritos, los globos, la música, las pantallas, la iluminación, y el "movimiento" de los fieles).

Desgraciadamente, esa es la disparatada situación litúrgica que se vive cada día dentro de la Iglesia Católica, por todo su universo orbe. Con el extremo aun más acusado de las celebraciones secundum formam extra-ordinariam del Rito Romano, la histórica y tradicional celebrada ordinariamente hasta el 69-70 reconocida plenamente en vigor y uso por el motu proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI el pasado 7-VII-'07.

¿Nos aclaramos? Pero lo peor es que el Rito Extraordinario ha estado discutido-perseguido-escondido mientras las misas con globos, guitarreos y comuniones quasi-sacrílegas (véase con escalofríos el vídeo 1º) han sido las preferidas, favorecidas y aplaudidas, siendo legión los que se prestan sin escrúpulos a cosas como las del vídeo 1º, y se sienten más bien "extraños" en cuanto se aproximan a las formas del vídeo 2º (y sufren espasmos generales si se les nombra siquiera el Rito Extraordinario).

No piense nadie que Schönborn sea moderno y/o post-moderno, que tiene fama y pasa por ser un "conservador" (risum teneatis...o échense a llorar sin vergüenza, que las dos reacciones caben).

Y así estamos.

Y no sé (no se sabe) hasta cuando estaremos así.

Tu autem, Domine, miserere!

+T.

14 comentarios:

Ignacio dijo...

Yo, por meterme con un Cardenal y ciertas formas, me llevé una bronca!!!!!!!

Terzio dijo...

Oh!

Qué susceptible!

Ni aquello fue bronca ni nada. Simple calorazo agosteño, si acaso.

Además, como comprenderás, no es lo mismo.

p.s. Espero que no te gusten los globos en Misa, ni las liturgias "circenses-rockeras".

'

Ignacio dijo...

Solo voy a misa en Santiago
Salgo desde Roncsvalles.

No creo que cuando muera nadie haga ni un padrenuestro por mi, la verdad.

Terzio dijo...

Deja encargadas unas Gregorianas por tu eterno descanso, es lo mejor.

'

Diego Laínez dijo...

Por todo ello creo que Benedicto XVI ha iniciado con paso firme y sin complejos el rescate de la Liturgia Católica. Ante estas imágenes entiendo que muchos no entiendan porque nos arrodillamos y rezamos ante el Santísimo. Le indico un artículo muy bueno, quizás ya lo conozca, titulado: Proceso de Protestancización del Catolicismo. Por cierto de un jesuita, el Padre Horacio Bojorge S.J.
http://www.arbil.org/101bojo.htm

ELIAS dijo...

Es increíble el espectáculo: todo un show,desvirtuando y ridiculizando la Santa Misa. Yo he visto cosas parecidas en celebraciones de religiosos, que ciertamente claman al cielo. Se ve que los ministros del altar que aparecen en el video les trae sin cuidado las celebraciones eucarísticas;toda una pena. Un buen repaso con la Redemptionis Sacramentum de Juan Pablo II no les vendría nada mal y sálvese el que pueda.

Terzio dijo...

Dilecto mio Elias: Tú mantente íntegro y fiel, que no espero menos de su caridad.

Sí, Laínez, es eso, desgraciadamente. Y me cuestiono si irreversible ya, en algunos sitios y aspectos.

'

untradicionalista dijo...

Leo con fervor su blog. Enhorabuena.

Esta entrada es una señal inequívoca de por qué me gusta tanto.

Esto me pone los pelos de punta, lo peor es que, como ya he dicho tantas veces, aquí en España también, poco a poco (mucho menos estrepitosamente, pero es el principio) se están extendiendo cosas parecidas; me he llevado siempre muchos palos por decir esto, así que no voy a decir quiénes contribuyen a ello. Pero es que a mí, todo lo que sea desvirtuar lo tradicional, no me gusta un pelo. Y si es con la Liturgia, peor.

Ignacio dijo...

Laliturgia es demasiado importante.

Por eso la quieren destruir.


Solo valoran sus propias pateticas liturgias cotidianas, pero olvidan que las cosas no son por capricho.
La liturgia es lo que conforma.

El_capullo dijo...

Bueno, no hay que irse muy lejos para ver cardenales haciendo cosas raras:
http://www.youtube.com/watch?v=P8L7Llf8oPU

El_capullo dijo...

Otro cardenal (bueno, ya nos suena) con "pan ácimo"

http://www.youtube.com/watch?v=znESqh_gNDQ&feature=related

Agus Alonso-G. dijo...

Yo, lo siento, soy de los del "risam teneatis".

Grotesco el espectáculo. Pobre hombre el cardenal que se presta a ello.

Hay un plano estremecedor que retrata lo patético del tema: el cúmulo de globos multicolor apiñados en el techo de la cúpula.

La entrada, brillante.

Terzio dijo...

Oh! Mister Agus, es la primera vez que escribes (en este blog, al menos) una crítica "cardenalicia".

¿Estais biem, Sir? ¿alguna alteración oxoniense, quizá?

Oh!

'

Agus Alonso-G. dijo...

Debe de ser el otoño. Aquí donde me ve, soy muy anticlerical, pero sólo me explayo en confianza. :)